.INDEX.

TEXTOS Y CITAS

 

 

 

 

 

 

.. .. .... ..La anomía .. Gracia y libertad.. .Advertencias de cardenales y obispos fieles.....Educación sexual.....Explicaciones y desarrollos. Enseñanzas pontificias.... ENCÍCLICAS.. ..Artículos....textos de Historia......Santoral..INDEX.
...
.... ..Textos de Santo Tomás de Aquino.aLa Sábana Santa de Turínt . El rostro de Jesús...Nueva datación del Nuevo Testamento según Robinson...Notas y noticias ..El don de la indulgencia ....Aviso de indulgencias.......ORACIONES
. .. .... ..Textos de santa Margarita María Alacoque. ..Textos de santa Teresa de Lisieux... .Textos del padre Orlandis....Textos de Canals ..Artículos de la revista Cristiandad de Barcelona
.. .. Textos de santa Maravillas de Jesús.. .Textos de san José María Rubio, el Padre Rubio, S. J., (1864-1929), el santo Padre Rubio (pues fue canonizado en 2003)
FÓRMULAS DE DOCTRINA CATÓLICA en el Compendio del Catecismo 2005... .CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA Compendio 2005



«»

«»

-----------------

A los presbíteros entre vosotros, yo, presbítero con ellos, testigo de la pasión de Cristo y participe de la gloria que va a revelar, os exhorto: pastoread el rebaño de Dios que tenéis a vuestro cargo, mirad por él, no a la fuerza, sino de buena gana, como Dios quiere; no por sórdida ganancia, sino con entrega generosa; no como déspotas con quienes os ha tocado en suerte, sino convirtiéndoos en modelos del rebaño.
Y, cuando aparezca el Pastor supremo, recibiréis la corona inmarcesible de la gloría (1Pe 1-4).

------------------

Jesús, el Verbo hecho carne, a santa Faustina el 22 de febrero de 1931:
«Pinta una imagen según el modelo que ves, y firma: Jesús, en Ti confío. Deseo que esta imagen sea venerada primero en vuestra capilla, y en el mundo entero».

"Hace 90 años el Señor Jesús se manifestó a santa Faustina Kowalska, confiándole un mensaje especial de la divina misericordia". "Llegó al mundo entero a través de san Juan Pablo II y no es otro que el Evangelio de Jesucristo, muerto y resucitado, que nos da la misericordia del Padre.
Abramos nuestro corazón diciendo con fe:
«Jesús, confío en ti»".
(
El papa Francisco en el ángelus del 21 02 2021)

Carta del papa Francisco en el 90 aniversario de la primera revelación a santa Faustina el 22 de febrero de 1931 en Plock

 

----------------------

Jesús, el Verbo hecho carne, a santa Faustina el 22 de febrero de 1931:
«Pinta una imagen según el modelo que ves, y firma: Jesús, en Ti confío. Deseo que esta imagen sea venerada primero en vuestra capilla, y en el mundo entero».

Jesús le dice a santa Faustina Kowalska: “De todas Mis Llagas, como de arroyos, fluye la Misericordia para las almas, pero la Herida de Mi Corazón es la Fuente de la Misericordia sin límites, de esta Fuente brotan todas las Gracias para las almas. Me queman las Llamas de Compasión, deseo derramarlas sobre las almas de los hombres. Habla al mundo entero de Mi Misericordia.” (D 1190).

“Deseo que conozcas más profundamente el amor que arde en Mi Corazón por las almas, y tú comprenderás esto cuando medites Mi Pasión. Apela a Mi misericordia para los pecadores, deseo su salvación. Cuando reces esta oración con corazón contrito y con fe por algún pecador, le concederé la gracia de la conversión. Esta oración es la siguiente: 
Oh, Sangre y Agua que brotaste del
Corazón de Jesús como una Fuente de Misericordia para nosotros, en Ti confío” (Diario de santa Faustina, 187).

«Los dos rayos significan la Sangre y el Agua. El rayo pálido simboliza el Agua que justifica a las almas. El rayo rojo simboliza la Sangre que es la vida de las almas. Ambos rayos brotaron de las entrañas más profundas de Mi misericordia cuando Mi Corazón agonizante fue abierto en la cruz por la lanza». (Diario, 299).

“He abierto Mi Corazón como una Fuente viva de Misericordia. Que todas las almas tomen vida de ella. Que se acerquen con gran confianza a este mar de misericordia. Los pecadores obtendrán la justificación y los justos serán fortalecidos en el bien” (Diario, 1520).

“Hoy te envío a ti a toda la humanidad con Mi misericordia. No quiero castigar
a la humanidad doliente, sino deseo sanarla, abrazarla con
Mi Corazón misericordioso (...) Antes del día de la justicia envío el día de la misericordia” (Diario, 1588).

“Prepararás al mundo para mi última venida” (Diario, 429).

Mi reino en la tierra es Mi vida en las almas de los hombres” (Diario, 1784).

 

"Hace 90 años el Señor Jesús se manifestó a santa Faustina Kowalska, confiándole un mensaje especial de la divina misericordia". "Llegó al mundo entero a través de san Juan Pablo II y no es otro que el Evangelio de Jesucristo, muerto y resucitado, que nos da la misericordia del Padre.
Abramos nuestro corazón diciendo con fe:
«Jesús, confío en ti»".
(
El papa Francisco en el ángelus del 21 02 2021)

Carta del papa Francisco en el 90 aniversario de la primera revelación a santa Faustina el 22 de febrero de 1931 en Plock

 

----------------------

"La vida del cristiano, tras las huellas del Señor, es una batalla contra el espíritu del mal"
"Si entablamos diálogo con el diablo seremos derrotados. No se dialoga nunca con el diablo, no hay diálogo posible. Solo la Palabra de Dios".

"En el tiempo de Cuaresma, el Espíritu Santo nos empuja también a nosotros, como a Jesús, a entrar en el desierto... hacer silencio y ponernos a la escucha de la palabra de Dios, «para que se cumpla en nosotros la verdadera conversión»".

"Estamos llamados a caminar por las sendas de Dios, renovando las promesas de nuestro bautismo: renunciar a Satanás, a todas sus obras y a todas sus seducciones. El enemigo está ahí, al acecho, tened cuidado. Pero no dialoguéis nunca con él".
(
El papa Francisco en el ángelus del 21 02 2021)

-------------------

Se llenó de gozo Jesús en el Espíritu Santo, y dijo: «Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre; y quién es el Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar» (Lc 10, 21 Bibl Jeru).

Exultavit Spiritu Sancto et dixit «confiteor tibi Pater Domine caeli et terrae quod abscondisti haec a sapientibus et prudentibus et revelasti ea parvulis etiam Pater quia sic placuit ante te; omnia mihi tradita sunt a Patre meo et nemo scit qui sit Filius nisi Pater et qui sit Pater nisi Filius et cui voluerit Filius revelare» (Lc 10, 21-22 Vulgata)

Se estremeció de gozo en el Espíritu Santo y dijo: Bendígote, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque encubriste esas cosas a los sabios y prudentes y las descubriste a los pequeñuelos. Bien, Padre, que así ha parecido bien en tu acatamiento. Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y ninguno conoce quién es el Hijo sino el Padre, y quién es el Padre sino el Hijo y aquel a quien quisiere el Hijo revelarlo (Lc 10, 21-22. Bover).

 

En aquella misma hora se regocij\'f3 en el Esp\'edritu Santo y dijo: "Doy a ti loor, Padre, Se\'f1or del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas a los sabios y a los entendidos, y las has revelado a los pequeñitos. As\'ed es, Padre, porque as\'ed ha sido de tu agrado. Todas las cosas me son entregadas por mi Padre; y nadie sabe qui\'e9n es el Hijo, sino el Padre, ni qui\'e9n es el Padre, sino el Hijo, y aqu\'e9l a quien lo quiere revelar el Hijo". (Lc 10,21-22)

 

Crisóstomo in Mat. hom. 39\

No se alegra y da gracias porque ocultaba los misterios a los escribas y fariseos (esto en verdad no era motivo de alegr\'eda, sino de tristeza); sino que da gracias porque los peque\'f1os conocieron lo que los sabios hab\'edan ignorado. Por esto da gracias al Padre, con quien hace El esto a la vez, demostrando la excesiva caridad con que nos am\'f3. Manifiesta tambi\'e9n a continuaci\'f3n que la causa de esto es su voluntad y la del Padre, quien hac\'eda todo esto por voluntad propia. Prosigue: "As\'ed es, Padre, porque as\'ed ha sido de tu agrado".

Despu\'e9s de haber dicho: "Yo te doy gracias, porque revelaste estas cosas a los pequeñuelos", para que no se creyese que Cristo, privado de esta virtud, no podr\'eda hacer esto, añadió: "Todas las cosas me son entregadas por mi Padre".

 

-------------------

Jesús autor y consumador de nuestra fe (Heb 12,2), que, movido por excesiva caridad, después de haber tomado la débil naturaleza mortal, se ofreció á Dios en el ara de la cruz corno víctima inmaculada para redimirnos de la afrentosa esclavitud del pecado, no ha tenido más vehemente deseo que el de encender de todos modos en las almas de los hombres las llamas de caridad que abrasan su Corazón, según vemos en el Evangelio que así lo aseguró á sus discípulos, en los siguientes términos:

"He venido a prender fuego a la tierra, ¡y cuánto deseo que ya esté ardiendo!" (Lc 12,49)

Por lo mismo, y á fin de inflamar más y más este fuego de la caridad, ha querido que se estableciese y propagase en la Iglesia la veneración y el culto de su Sagrado Corazón: Y ¿quién habrá tan duro y rebelde que no se sienta movido á volver amor por amor á ese Corazón suavísimo, que fue traspasado y herido por cruel lanzada á fin de ofrecer á nuestra alma un abrigo y un refugio donde pueda estar á cubierto y en seguridad contra los asaltos y las redes del enemigo?

Breve Auctor nostra fidei, de 1864, de beatificación de Margarita María Alacoque por el beato Pío IX, Papa

-------------

 

Hemos creído conveniente excitar la piedad de todos los fieles para ... que llenos de fe acudan siempre a nuestro Señor Jesucristo, que con su sangre nos redimió para Dios, y con mucho empeño y constancia pidan a su dulcísimo Corazón, víctima de su ardentísima caridad para con nosotros, que con los lazos de su amor atraiga a sí todas las cosas a fin de que inflamados los hombres con su santísimo amor, caminen según su Corazón dignamente, agradándole a Dios en todo, fructificando en toda especie de buenas obras.

Quocirca omnium fidelium pietatem excitare existimavimus, ut ... in plenitudine fidei semper confugiant ad Dominum Nostrum Iesum Christum, qui redemit nos Deo in sanguine suo, Eiusque dulcissimum Cor flagrantissimæ erga nos caritatis victimam enixe iugiterque exorent, ut amoris sui vinculis omnia ad seipsum trahat, utque omnes homines, sanctissimo suo amore inflammati, secundum Cor Eius ambulent digne Deo per omnia placentes, in omni bono opere fructificantes.obras

(Beato Pío IX, Papa, Encíclica
Quanta Cura, 1864)

--------------

 

MENSAJE DE MONS. HENRIK HOSER, DADO EN MEDJUGORJE EL 18 DE ENERO DE 2021

-------------------

La madre de Saumaise, concluido el sexenio de su cargo por esas fechas, es decir, en 1678, se retiró de Paray. En sus escritos dejó este testimonio de Margarita María: en los seis años que vivió familiarmente con ella, jamás se enfrió en su propósito, que ciertamente era que Dios reinase en ella en todo, ante todo y sobre todo; no dio gusto alguno ni a su cuerpo ni a su alma; esta constante fidelidad le consiguió de la divina largueza eximias gracias y singulares favores; estas cosas por contra la movían a buscar cruces, aflicciones y menosprecios con todas sus fuerzas; sin que nadie busque con tanta diligencia los honores y los placeres, como ella deseaba con avidez cruces y desprecios; estas eran sus delicias, aunque a su muy delicada naturaleza le repugnaban y pesadamente las llevaba.

Mater de Saumaise, absoluto sexennio sui magisterii, sub eodem fere tempore, idest anno millesimo sexcentésimo septuagesimo octavo, Paraedio decessit: in commentariis suis huiusmodi testimonium reddiderat de Margarita Maria: per sex annos, quibus familiariter ea usa erat, numquam propositum illius refrixisse, quo certum erat, ut in se Deus in omnibus regnaret, ante omnia et prae omnibus; nulli unquam oblectamento aut animi, aut corporis eam induisisse; hac constanti fidelitate, eximias gratias a divina largitate et singularia beneficia sibi conciliasse; haec vicissim, ad cruces, afflictiones, despicientias magno opere persequendas, eam excitasse; exstare neminem, qui tantis studiis honores et voluntates concupiscat, quant a illa aviditate cruces et contemptus appetebat: hac erant eius deliciae, quamquam delicatior natura eius talia stomachabatur et graviter ferebat.

(Bula Ecclesiae consuetudo de canonización por Benedicto XV de santa Margarita María Alacoque de 13 de mayo de 1920, AAS 1920, pág. 495. http://www.vatican.va/archive/aas/documents/AAS-12-1920-ocr.pdf)

----------------

Tres cosas acaecieron a estos santos desposados José y María; conviene a saber: las grandes mercedes que Dios les hizo, la tribulación y prueba en que Dios los metió y el piadoso socorro que en el tiempo de la mayor angustia les envió. Notad bien y sabed considerar estas tres cosas, porque en ellas se encierra lo que nos acaece, no sólo en un día, mes o año, mas en toda la vida que en este destierro vivimos.
No se engañe nadie. Sepan todos que el lugar verdadero del gozo y descanso y prosperidades, el cielo es; mas este destierro es lugar de trabajos, y cuando Dios da alguna consolación o prosperidad, es porque no desmaye en las tribulaciones que tiene o porque cobre fuerzas para vencer las que le quieren venir.
Dios es amigo de tener amigos probados, y no puede haber prueba sino con tribulación, ni pueden entrar en el cielo si no caminan por el desierto, ni celebrar Pascua de Resurrección si no pasan por Viernes Santo, que es día de pasión.
(San Juan de Ávila: Sermón 75).

Dice el Señor: no me hice ángel, sino hombre para abajarme más; de mano de hombre he de recibir lo que he menester, de lo que ganare con su oficio con mucho sudor de su cara. \'A1Oh humildad! \'A1Oh pobreza, cu\'E1n amada sois de este Se\'F1or, pues os santifica, tom\'E1ndoos en su misma persona, para despu\'E9s llamar bienaventurados a los humildes y pobres de esp\'EDritu! (cf. Mt 5,3). Por lo cual convino que la Virgen bendita fuese casada, para que, pues ella no pod\'EDa a solas remediar las necesidades de su Hijo bendito, tuviese esposo que la ayudase. Porque as\'ED como se escribe de Ad\'E1n que le dio Dios mujer para que le ayudase (Gn 2,18), as\'ED tambi\'E9n no convino que la bendita Virgen estuviese sola en este ministerio, sino que se le diese var\'F3n que la ayudase y fuese semejable a ella.
(San Juan de Ávila: Sermón 75).

De aqu\'ED naci\'F3 lo que el Se\'F1or dijo en reprehensi\'F3n de sus ap\'F3stoles, que deseaban mandar: El Hijo de la Virgen no vino a ser servido, sino a servir (Mt 20,28). De aqu\'ED naci\'F3 el estar entre sus disc\'EDpulos como quien sirve (Lc 22,27) y hacer aquella obra de que todo el cielo se admira, de lavarles el Jueves Santo sus pies, en testimonio que su coraz\'F3n entra\'F1ablemente amaba el servir y aborrec\'EDa la vanidad del mandar y ambici\'F3n de la honra y se\'F1or\'EDo; quiso tener Madre a quien se humillase y obedeciese, guard\'E1ndole el respeto y preeminencias de Madre; y no contento con esto, se abaj\'F3 m\'E1s, a servir, obedecer y honrar a un hombre por ayo, que ten\'EDa en lugar de padre, para convidar a los hombres a ser obedientes y humildes, y tanto fuese m\'E1s justa la condenaci\'F3n de quien, con mal consejo, otro camino tomase que el de su Cabeza, Cristo, y a \'E9ste siguiese, amase y obedeciese; para que, as\'ED seguido y obedecido, le diese aqu\'ED en este destierro gracia y despu\'E9s le llevase consigo a su santa gloria.
(San Juan de Ávila: Sermón 75).

 

No cupo en la boca de la Virgen decir mal del santo Josef; sino decir muchos bienes de él, y honrarlo, y desear que todos dijesen bien de él, y agradecerlo a quien lo dijese. Cierto es así, que si por nosotros no queda, tenemos muy cierto el favor de Jesucristo nuestro Señor y de su Madre bendita, para saber contar las grandezas de este bienaventurado Santo; pues así como todo lo que se dice en alabanza de la Virgen bendita, dice San Jerónimo que resulta en honra de Jesucristo nuestro Señor, su Hijo bendito, así todo lo que se dijere en alabanza del santo José resulta en honra de Jesucristo nuestro Señor, que lo honró con nombre de padre, y de la Virgen Santa María, de la cual fue verdadero y castísimo esposo. El Señor querrá que su santo ayo sea honrado, y la Virgen que digamos bien de su esposo; y él y ella lo agradecerán, y copiosamente galardonarán.
(San Juan de Ávila: Sermón 75).

«José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados».
(Mt 1,20-21).

«No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús...».
(Lc 1,30-31).

Contó el uno al otro el dulce nombre de Jesús que el Ángel les había dicho que pusiesen al Niño después de nacido; y fue muy particular gozo entre ellos de oír nombre tan excelente y consolativo como es Jesús, que quiere decir Salvador, y, como el Ángel dijo, Salvador de pecados (cf. Mt 1,21). Y así creo que el santo José, por gozar del bien de este nombre, se arrojó en el suelo suplicando al Niño Jesús le perdonase sus pecados y diese gracia para no ofenderle.
(San Juan de Ávila: Sermón 75).

¡Oh cuánto debemos a la Virgen! ¡Cuánto te costaría decir: «Os ofrezco, Padre, este Niño para que padezca por los hombres; sea azotado, escupido, muerto por ellos, para que con su muerte ellos vivan en la eternidad vuestra para siempre jamás»!
Reventábale al santo José el corazón de ver aquella Señora que por esposa le había sido dada. Y cuando consideraba que era madre de Dios, el corazón no le cabía en el cuerpo, y la ternura y las lágrimas no le dejaban hablar, y daba alabanzas a Dios, que lo ha tomado por marido de la Virgen, y se le ofrecía por esclavo.
(San Juan de Ávila: Sermones 64 y 75).

Josef fue también virgen limpísimo, para dar a entender que Jesucristo quiere ser tratado de vírgenes.
(San Juan de Ávila: Sermón 74).

 

-----------------

Letanías lauretanas 2020.

---------------

El Reino de Cristo en el Catecismo de la Iglesia católica de 1992

 

El programa del Concilio Vaticano II

«Si nos hemos desviado: debemos volver al camino; si se han ofuscado las mentes, es preciso disipar la oscuridad con la luz de la verdad; y si la muerte ha prevalecido, hay que hacer que triunfe la vida».

"Siguen siendo actuales las palabras de León XIII: «Así pues, se debe recurrir a Aquel que es el camino, la verdad y la vida. Si nos hemos desviado: debemos volver al camino; si se han ofuscado las mentes, es preciso disipar la oscuridad con la luz de la verdad; y si la muerte ha prevalecido, hay que hacer que triunfe la vida» (Annum sacrum, 25 de mayo de 1899: Leonis XIII P. M. Acta, XIX [1899] p. 78). ¿No es éste el programa del concilio Vaticano II y el de mi pontificado?"
(
San Juan Pablo II, 11.06.1999, Mensaje en el centenario de la consagración del mundo al Sagrado Corazón)

-----------

San Juan Pablo II Mensaje en el centenario de la Consagración del género humano al Sagrado Corazón de Jesús (11 de junio de 1999)

Recuerdo cuanto escribí en la encíclica Dives in misericordia: «La Iglesia parece profesar de manera particular la misericordia de Dios y venerarla dirigiéndose al Corazón de Cristo. En efecto, precisamente el acercarnos a Cristo en el misterio de su corazón, nos permite detenernos en este punto —en cierto sentido central y al mismo tiempo accesible en el plano humano de la revelación del amor misericordioso del Padre, que ha constituido el núcleo central de la misión mesiánica del Hijo del Hombre» (n. 13)

El hombre del año 2000 tiene necesidad del Corazón de Cristo para conocer a Dios y para conocerse a sí mismo; tiene necesidad de él para construir la civilización del amor». (Catequesis durante la audiencia general del miércoles 8 de junio de 1994, n. 2: L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 10 de junio de 1994, p. 3).

La consagración del género humano realizada en el año 1899 constituye un paso de extraordinario relieve en el camino de la Iglesia, y todavía hoy se puede renovar cada año en la fiesta del Sagrado Corazón. Esto vale también para el acto de reparación que se suele rezar en la fiesta de Cristo Rey. Siguen siendo actuales las palabras de León XIII: «Así pues, se debe recurrir a Aquel que es el camino, la verdad y la vida. Si nos hemos desviado: debemos volver al camino; si se han ofuscado las mentes, es preciso disipar la oscuridad con la luz de la verdad; y si la muerte ha prevalecido, hay que hacer que triunfe la vida» (Annum sacrum, o.c., p. 78). ¿No es éste el programa del concilio Vaticano II y el de mi pontificado?

----------

El programa del Concilio Vaticano II

«Si nos hemos desviado: debemos volver al camino; si se han ofuscado las mentes, es preciso disipar la oscuridad con la luz de la verdad; y si la muerte ha prevalecido, hay que hacer que triunfe la vida».

"Siguen siendo actuales las palabras de León XIII [1899, Annum Sacrum]: «Así pues, se debe recurrir a Aquel que es el camino, la verdad y la vida. Si nos hemos desviado: debemos volver al camino; si se han ofuscado las mentes, es preciso disipar la oscuridad con la luz de la verdad; y si la muerte ha prevalecido, hay que hacer que triunfe la vida» (Annum sacrum, 25 de mayo de 1899: Leonis XIII P. M. Acta, XIX [1899] p. 78). ¿No es éste el programa del concilio Vaticano II y el de mi pontificado?" (San Juan Pablo II, 11.06.1999).

----------

"Deseo expresar mi aprobación y mi aliento a cuantos, de cualquier manera, siguen cultivando, profundizando y promoviendo en la Iglesia el culto al Corazón de Cristo, con lenguaje y formas adecuados a nuestro tiempo, para poder transmitirlo a las generaciones futuras con el espíritu que siempre lo ha animado. Se trata aún hoy de guiar a los fieles para que contemplen con sentido de adoración el misterio de Cristo, Hombre-Dios, a fin de que lleguen a ser hombres y mujeres de vida interior, personas que sientan y vivan la llamada a la vida nueva, a la santidad y a la reparación, que es cooperación apostólica a la salvación del mundo; personas que se preparen para la nueva evangelización, reconociendo que el Corazón de Cristo es el corazón de la Iglesia: urge que el mundo comprenda que el cristianismo es la religión del amor".

-------------

-----------------

 

La Escuela de Bolonia y todos los progres, en mayor o menor grado, proclaman que el Concilio Vaticano II supuso una ruptura con la Tradición de la Iglesia, mostrándose a favor de tal supuesta ruptura.

Los lefebvrianos proclaman que el Concilio Vaticano II supuso una ruptura con la Tradición de la Iglesia, mostrándose en contra de tal supuesta ruptura.

El Papa Francisco manifiesta que "el mejor hermeneuta del Concilio Vaticano II" es Agostino Marcheto, el crítico más irreductible de la Escuela de Bolonia.
https://www.religionenlibertad.com/vaticano/32244/francisco-considera-el-mejor-hermeneuta-del-vaticano-ii-al-gran-rival.html

---------------

Durante la Semana de oración por la unidad de los cristianos (del 18 al 25 de enero) se puede ganar indulgencia plenaria y así sacar a un alma del purgatorio.
1. Se concede
indulgencia plenaria al fiel cristiano que participe en alguna de las celebraciones de la semana por la unidad de los cristianos y que asista al acto final de la misma. (Enchiridion Indulgentiarum de 1999, 11 § 1)
(Se suele televisar el acto final de Roma, que suele ser presidido por el Santo Padre el mismo día 25 de enero, fiesta de la Conversión del apóstol san Pablo. Y la participación siguiendo esta retransmisión vale para conseguir la indulgencia plenaria, por analogía con la recepción televisiva de la bendición urbi et orbe, que hace decenios que aclaró la Iglesia que es válida para ganar la indulgencia plenaria).

-------------

Te quiero a Ti en recompensa, Señor (Santo Tomás de Aquino)

Te deseo a Ti, Jesús. Haz mi corazón capaz de amarte con el amor con que Tú me amas (Santa Faustina Kowalska, Diario 587).

--------------

Te quiero a Ti en recompensa, Señor

Jesús a santo Tomás de Aquino: "Bien has escrito de Mí, Tomás. ¿qué quieres en recompensa?"

Santo Tomás de Aquino a Jesús, el Verbo hecho carne: "Te quiero a Ti mismo, Señor".

Dice Fr. Manuel Ángel Martínez de Juan O.P.
https://www.dominicos.org/quienes-somos/grandes-figuras/santos/maestro-vida-espiritual/

"En cierta ocasión, el sacristán de la iglesia de San Nicolás de Salerno, Fray Domingo de Caserta, lo sorprendió en oración y oyó una voz procedente del crucifijo que le decía:

“Tomás, has escrito muy bien sobre mí; ¿qué recompensa quieres por tu trabajo?”

Y Tomás respondió sin pensarlo dos veces:

“¡Sólo a ti, Señor!” (non nisi te, Domine!).

Esta respuesta coincide plenamente con su doctrina sobre la oración y sobre la esperanza, donde se expresan los anhelos más profundos del corazón humano. El Aquinate enseña que en nuestra oración debemos pedir principalmente nuestra unión con Dios, o a Dios mismo, pues no hay que esperar de Dios algo que sea menor que Dios [Cf. II-II, q. 17, a. 2c.]".

«Como hemos expuesto (II-II, q. 17, a.1), la esperanza de que tratamos alcanza a Dios apoyándose en su auxilio para conseguir el bien esperado. Ahora bien, entre el efecto y la causa debe haber proporción, y por eso el bien que propia y principalmente debemos esperar de Dios es un bien infinito proporcionado al poder de Dios que ayuda, ya que es propio del poder infinito llevar al bien infinito, y este bien es la vida eterna, que consiste en la fruición del mismo Dios. En efecto, de Dios no se puede esperar un bien menor que Él, ya que la bondad por la que comunica bienes a sus criaturas no es menor que su esencia. Por eso el objeto propio y principal de la esperanza es la bienaventuranza eterna.
(II-II, q. 17, a. 2c.)».

-----------

Te deseo a Ti, Jesús. Haz mi corazón capaz de amarte con el amor con que Tú me amas (Diario de santa Faustina Kowalska, 587).

"Una vez, vi de repente al Señor Jesús en una gran Majestad y me dijo estas palabras:

Hija Mía, si quieres, en este momento creo un mundo nuevo más bello que éste y pasarás en él el resto de tus días.

Contesté:

No quiero ningún mundo, yo Te deseo a Ti, oh Jesús, deseo amarte con el amor con que Tú me amas; Te ruego una cosa: Haz mi corazón capaz de amarte.
Me sorprende mucho, Jesús mío, que hagas tal pregunta, porque en realidad ¿qué haría yo con estos mundos aunque me los des por millares? ¿Qué provecho tendría?
Tú sabes bien, Jesús, que mi corazón muere de nostalgia por Ti; todo lo que está fuera de Ti, para mí no es nada.

En aquel momento no vi nada más, pero una fuerza envolvió mi alma y un extraño fuego se incendió en mi corazón, y entré en una especia de agonía por Él; entonces oí estas palabras:

A ningún alma Me uno tan estrechamente y de este modo como a ti y esto por la profunda humildad y el amor ardiente que tienes por Mi".

(Diario de santa Faustina Kowalska, 587)

-----------

Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?”
"¿Quién eres, Señor?" .
Me respondió:
"Yo soy Jesús Nazareno, a quien tú persigues". (Hechos 9,4-5. Hch 22,7-8. Hch 26,14-15).

-----------

La conversión de san Pablo

 

Hch 9, 1-30

Hch 22, 3-16

Hch 26, 4-23

"Y por último se me apareció también a mí" (1 Co 15, 8).

"¿Acaso no he visto a Jesús, Señor nuestro?" (1 Co 9, 1).

"Por medio de Jesucristo hemos recibido la gracia del apostolado" (Rm 1, 5).

"Mas, cuando Aquel que me separó desde el seno de mi madre y me llamó por su gracia tuvo a bien revelar en mí a su Hijo, para que le anunciase entre los gentiles, al punto, sin pedir consejo ni a la carne ni a la sangre, sin subir a Jerusalén donde los Apóstoles anteriores a mí, me fui a Arabia, de donde nuevamente volví a Damasco" (Ga 1, 15-17)

---------------

Como Cristo murió y resucitó, la Iglesia parece empujada al borde del colapso, pero será resucitada y dará una nueva vida

La Venerable Mary Potter y la persecución de la Iglesia y su resurrección

-----------

El cardenal George y la persecución de la Iglesia y su resurrección

El cardenal Francis George, arzobispo de Chicago, fallecido en 2015, dijo en 2010:

“Espero morir en mi cama; mi sucesor morirá en la cárcel; y su sucesor morirá mártir en la plaza pública.Su sucesor recogerá los fragmentos de una sociedad en ruinas y ayudará lentamente a reconstruir la civilización, como la Iglesia ha hecho tan a menudo en la historia de la humanidad”.
(
https://www.ncregister.com/blog/cardinal-george-the-myth-and-reality-of-ill-die-in-my-bed ).

--------------

Pío XII en 1943

“Desde el principio cabe señalar que la sociedad establecida por el Redentor del género humano se asemeja a su divino Fundador, que fue perseguido, calumniado y torturado por aquellos mismos hombres a quienes se había comprometido a salvar”.
(Mystici Corporis Christi, encíclica del Papa Pío XII de 1943).

-------------------

El Hijo de Dios se manifestó para deshacer las obras del Diablo. (I Jn 3,8).

Hijos míos, no amemos de palabra ni de boca, sino con obras y según la verdad. (I Jn 3,18).

Este es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo, Jesucristo, y que nos amemos unos a otros tal como nos lo mandó. Quien guarda sus mandamientos permanece en Dios y Dios en él; en esto conocemos que permanece en nosotros: por el Espíritu que nos dio. (I Jn 3,23-24).

Hijos míos, es la última hora. Habéis oído que iba a venir un Anticristo; pues bien, muchos anticristos han aparecido, por lo cual nos damos cuenta que es ya la última hora. (I Jn 2,18).

¿Quién es el mentiroso sino el que niega que Jesús es el Cristo? Ese es el Anticristo, el que niega al Padre y al Hijo. (I Jn 2,22).

Queridos, no os fiéis de cualquier espíritu, sino examinad si los espíritus vienen de Dios, pues muchos falsos profetas han salido al mundo. Podréis conocer en esto el espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa a Jesucristo, venido en carne, es de Dios; y todo espíritu que no confiesa a Jesús, no es de Dios; ese es el del Anticristo. El cual habéis oído que iba a venir; pues bien, ya está en el mundo. (I Jn 4,1-3).

 

En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios: si amamos a Dios y cumplimos sus mandamientos. Pues en esto consiste el amor a Dios: en que guardemos sus mandamientos. (I Jn 5,2-3).

 

No es que te escriba un mandamiento nuevo, sino el que tenemos desde el comienzo - que nos amemos unos a otros.
Y en esto consiste el amor: en que vivamos conforme a sus mandamientos. Este es el mandamiento, como lo habéis oído desde el comienzo: que viváis en el amor.
(II Jn 0,5-6 Bibl Jeru).

No experimento alegría mayor que oír que mis hijos viven según la verdad.
(III Jn 0,4 Bibl Jeru).

Acordaos de las predicciones de los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo. Ellos os decían: «Al fin de los tiempos aparecerán hombres sarcásticos que vivirán según sus propias pasiones impías.» (Judas 0,17-18).

---------------

Oración colecta de la misa del 27 de abril de 2020:

"Te pedimos, Dios todopoderoso, que despojados del hombre viejo con sus inclinaciones, vivamos en la obediencia de Aquel a quien nos has incorporado por los sacramentos pascuales".

Religión y caridad

Las heridas que dejó el pecado original en nuestra naturaleza humana, según explica santo Tomás, siguiendo a san Beda el Venerable

-----------------

Indulgencias 17 enero.

----------------------

Se le atribuye al Cardenal Newman (1801-1890) la irónica sugerencia de que si la Iglesia adaptase su mensaje al espíritu de cada tiempo correría el riesgo de quedarse sucesivamente viuda.

--------------------

San Agustín: "Si acaso los llamados filósofos han dicho alguna verdad en armonía con nuestra fe, debemos reivindicarla para nuestro uso, como de injustos poseedores" (De doctrina christiana, 2, c. 40)

San Justino el Filósofo, apologista mártir del siglo II: “Cuanto filósofos y poetas dijeron acerca de la inmortalidad del alma y de la contemplación de las cosas celestes, de los profetas tomaron ocasión no solo, para poderlo entender, sino también para expresarlo (Apología I, 44-46). “Ahora bien cuanto de bueno está dicho por todos ellos, nos pertenece a nosotros los cristianos, porque nosotros adoramos y amamos, después de Dios, al Verbo, que procede del mismo Dios ingénito e inefable; pues Él, por amor nuestro, se hizo hombre para ser partícipe de nuestros sufrimientos y curarlos. Y es que los escritores todos solo oscuramente, pudieron ver la realidad gracias a la semilla del Verbo en ellos ingénita” (Apología II, 13)

 

La expresión «Semina Verbi, semillas del Verbo»
https://dadun.unav.edu/bitstream/10171/6372/1/JOSE%20LUIS%20MORENO.pdf

1. Historia de la expresión en el Vaticano II

La expresión «Semina Verbi» en cuanto tal sólo figura en el Decreto «Ad Gentes» y tan sólo dos veces:

«(Los fieles) descubran con gozo y respeto las semillas del Verbo que se ocultan en ellas (las tradiciones nacionales y religiosas de los paises de misión» (AG 11).

«El Espíritu Santo, que llama a todos los hombres a Cristo por las semillas del Verbo y por la predicación del Evangelio ... » (AG 15).

Se citan dos pasajes de S. Justino: Apología I 5, 3 y Apología II 13 (PG 6, 336 et 465).

Esa expresión será recogida en los nn. 11 y 15 del Decreton«Ad Gentes»:

«(Los fieles) familiarícense con las tradiciones nacionales y religiosas y descubran con gozo y reverencia las semillas del Verbo que se ocultan en ellos. (...) Capten en diálogo sincero y paciente las riquezas que el generoso Dios ha distribuido en las gentes, pero a la vez se esfuercen por iluminar estas riquezas con la luz evangélica, liberarlas y reducirlas al dominio de Dios Salvador» (AG 11).

«El Espíritu Santo, que llama a todos los hombres a Cristo por las semillas del Verbo y la predicación del Evangelio ... » (AG 15).

Aluden a esa expresión:

AG 18; 19; LG 17: hablan de «semillas» y lo «sembrado» por Dios.

GS 57: se refiere a reconocer al Verbo de Dios presente en la Creación.

NA 2: alude al «destello de la Verdad» que ilumina a todo hombre.

Algunos Documentos del Magisterio emplean esa expresión:

«Evangelii Nuntiandi» 53 (año 1975);

«Redemptor hominis» 11 (año 1979);

Documentos de «Puebla», 278 y 280 (año 1979);

Documento del Secretariado para los no cristianos (año 1984) 18;

«Redemptoris missio» 28; 56 (1990).

--------------------------------------

«Todos los pueblos vendrán a postrarse en tu presencia, Señor, y bendecirán tu Nombre: “Grande eres tú, y haces maravillas. Tú eres el único Dios”».
(Sal 85,10; cf. Tob 13,13; Is 60; Jer 16,19; Dan 7,27; Os 11,10-11; Sof 2,11; Zac 8,22-23; Mt 8,11; 12,21; Lc 13,29; Rm 15,12.).

«Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios, soberano de todo; justos y verdaderos tus designios, Rey de las naciones. ¿Quién no te respetará? ¿quién no dará gloria a tu Nombre, si sólo tú eres santo? Todas las naciones vendrán a postrarse en tu presencia» (Ap 15,3-4).

-------------------

El nombre de Jesús, el Verbo hecho carne

Santa Teresa rectifica lo de que muero porque no muero

https://germinansgerminabit.blogspot.com/2020/12/el-pnv-al-asalto-de-la-iglesia-vasca.html

Los hermanos Lémann y el Postulatum pro hebraeis

------------------------

¿Hasta cuándo te esconderás, Yahveh? (Sal 89,47)

------------------------

¿No volverás a darnos vida para que tu pueblo en ti se regocije?
Muéstranos tu amor, Yahveh, y danos tu salvación!
Voy a escuchar de qué habla Dios. Sí, Yahveh habla de paz para su pueblo y para sus amigos, con tal que a su torpeza no retornen.
Ya está cerca su salvación para quienes le temen, y la Gloria morará en nuestra tierra.
Amor y Verdad se han dado cita, Justicia y Paz se abrazan; la Verdad brotará de la tierra, y de los cielos se asomará la Justicia.
El mismo Yahveh dará la dicha, y nuestra tierra su cosecha dará.
La Justicia marchará delante de Él, y con sus pasos trazará un camino.
(Sal 85,7-14)

---------------------------

Cantaré eternamente las misericordias del Señor,
anunciaré tu fidelidad por todas las edades.
Porque dijiste: «La misericordia es un edificio eterno»,
más que el cielo has afianzado tu fidelidad.
«Sellé una alianza con mi elegido, jurando a David, mi siervo: Te fundaré un linaje perpetuo, edificaré tu trono para todas las edades».
(Sal 88,2-4 Biblia CEE 2011)

--------------------------

El amor de Yahveh por siempre cantaré, de edad en edad anunciará mí boca tu lealtad. Pues Tú dijiste:
«Cimentado está el amor por siempre, asentada en los cielos mi lealtad. Una alianza pacté con mi elegido, un juramento hice a mi siervo David:
»"Para siempre jamás he fundado tu estirpe, de edad en edad he erigido tu trono"».
(Sal 88,2-5. Biblia de Jerusalén)

----------------------

Aquella noche vino esta palabra del Señor a Natán:
«Ve y habla a mi siervo David: Así dice el Señor: ...Dispondré un lugar para mi pueblo Israel y lo plantaré para que resida en él sin que lo inquieten, y ni le hagan más daño los malvados, como antaño, cuando nombraba jueces sobre mi pueblo Israel... Al que salga de tus entrañas le afirmaré su reino. Yo seré para él un padre, y él será para mí un hijo. Si hace mal, le castigaré con vara de hombres y con golpes de hombres,
pero no apartaré de él mi amor, como lo aparté de Saúl a quien quité de delante de mí.
Tu casa y tu reino se mantendrán siempre firmes ante mí, tu trono durará para siempre» (II Sam 7,4-5;.14-16).

----------------------

Antaño hablaste tú en visión a tus amigos, y dijiste: «He prestado mi asistencia a un bravo, he exaltado a un elegido de mi pueblo.
»He encontrado a David mi servidor, con mi óleo santo le he ungido; mi mano será firme para él, y mi brazo le hará fuerte.
»No le ha de sorprender el enemigo, el hijo de iniquidad no le oprimirá; yo aplastaré a sus adversarios ante él, heriré a los que le odian.
»Mi lealtad y mi amor irán con él, por mi nombre se exaltará su frente; pondré su mano sobre el mar, sobre los ríos su derecha.
»El me invocará: ¡Tú, mi Padre, mi Dios y roca de mi salvación! Y yo haré de él el primogénito, el Altísimo entre los reyes de la tierra.
»Le guardaré mi amor por siempre, y mi alianza será leal con él; estableceré su estirpe para siempre, y su trono como los días de los cielos.
»Si sus hijos abandonan mi ley, y no siguen mis juicios, si profanan mis preceptos, y mis mandamientos no observan,
»castigaré su rebelión con vara, y su culpa con azote, mas no retiraré de él mi amor, en mi lealtad no fallaré.
»No violaré mi alianza, no cambiaré lo que sale de mis labios; una vez he jurado por mi santidad: ¡a David no he de mentir!
»Su estirpe durará por siempre, y su trono como el sol ante mí, por siempre se mantendrá como la luna, testigo fiel en el cielo».
(Sal 89, 20-38)

--------------------

¿Dónde están tus primeros amores, Señor, que juraste a David por tu lealtad? (Sal 89,50).

--------------------

Mil años a tus ojos son como el ayer, que ya pasó, como una vigilia de la noche.
(Sal 90,4).

-----------------------

II Pedro 3, 8-14
No olvidéis una cosa, queridos míos, que: para el Señor un día es como mil años y mil años como un día.
El Señor no retrasa su promesa, como piensan algunos, sino que tiene mucha paciencia con vosotros, porque no quiere que nadie se pierda sino que todos accedan a la conversión.
Pero el día del Señor llegará como un ladrón.
Entonces los cielos desaparecerán estrepitosamente, los elementos se disolverán abrasados y la tierra con cuantas obras hay en ella quedará al descubierto.
Puesto que todas estas cosas van a disolverse de este modo ¡qué santa y piadosa debe ser vuestra conducta, mientras esperáis y apresuráis la llegada del Día de Dios!
Ese día los cielos se disolverán incendiados y los elementos se derretirán abrasados.
Pero nosotros, según su promesa, esperamos unos cielo nuevos y una tierra nueva en los que habite la justicia.
Por eso, queridos míos, mientras esperáis estos acontecimientos, procurad que Dios os encuentre en paz con él, intachables e irreprochables.

------------------------

Jesús tomó la palabra y dijo:
«Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré.
Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera»(Mat 11,28-30).

------------------------

El viento se los llevará, el vendaval los dispersará (Is 41,6)

------------------------

Derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén un espíritu de gracia y de oración; y mirarán hacia mí. En cuanto a aquél a quien traspasaron, harán lamentación por él como lamentación por hijo único, y le llorarán amargamente como se llora amargamente a un primogénito (Zac 12,10).

Otra Escritura dice: "Mirarán al que traspasaron" (Jn 19,37).

Mirad, = viene acompañado de nubes: = todo ojo le verá, hasta = los que le traspasaron, = y = por él harán duelo todas las razas = de la tierra. Sí. Amén (AP 1,7).

------------------------

12,12,2020
Eclesiástico 48,1-4.9-11
En aquellos días, surgió el profeta Elías como un fuego, su palabra quemaba como antorcha.
Él hizo venir sobre ellos el hambre, y con su celo los diezmó.
Por la palabra del Señor cerró los cielos y también hizo caer fuego tres veces.
¡Qué glorioso fuiste, Elías, con tus portentos!
¿Quién puede gloriarse de ser como tú?
Fuiste arrebatado en un torbellino ardiente, en un carro de caballos de fuego; tú fuiste designado para reprochar los tiempos futuros, para aplacar la ira antes de que estallara, para reconciliar a los padres con los hijos y restablecer las tribus de Jacob.

El afligido invocó al Señor, Él lo escuchó y lo salvó de sus angustias.
Gustad y ved qué bueno es el Señor, Dichoso el que se acoge a Él.
Cuando uno grita, el Señor lo escucha y lo libra de sus angustias.
(Sal 33,7;9;18)

---------------------

 

Así dice el Señor:
«Yo he exterminado a las naciones, sus almenas han sido derruidas, he dejado desiertas sus calles, sin un transeúnte; han sido arrasadas sus ciudades, no queda hombre ni habitante» (So 3,.6)

Así dice el Señor:
«Purificaré los labios de los pueblos para que invoquen todos ellos el nombre del Señor y todos lo sirvan a una.
Aquel día, ya no te avergonzarás de las acciones con que me ofendiste, pues te arrancaré tu orgullosa arrogancia, y dejarás de engreírte en mi santa montaña.
Dejaré en ti un resto, un pueblo humilde y pobre que buscará refugio en el nombre del Señor.
El resto de Israel no hará más el mal, no mentirá ni habrá engaño en su boca.
Pastarán y se descansarán, y no habrá quien los inquiete» (So 3,9; 11-13).

------------------

El Espíritu del Señor, Dios, está sobre mí, porque el Señor me ha ungido. Me ha enviado para dar la buena noticia a los que pobres (Is 61,1-2).

Como el suelo echa sus brotes, como un jardín hace brotar sus semillas, así el Señor hará brotar la justicia y los himnos ante todos los pueblos (Is 61,10-11).

 

No apaguéis el espíritu, no despreciéis las profecías. Examinadlo todo, quedaos con lo bueno.
Guardaos de toda forma de mal. Que el mismo Dios de la paz os santifique totalmente, y que todo vuestro espíritu, alma y cuerpo, se mantenga sin reproche hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo.(ITes 5,19-23)

-----------------------

Revelación de Jesucristo; se la concedió Dios para manifestar a sus siervos lo que ha de suceder pronto; y envió a su Angel para dársela a conocer a su siervo Juan, el cual ha atestiguado la Palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo: todo lo que vio.
Dichoso el que lea y los que escuchen las palabras de esta profecía y guarden lo escrito en ella, porque el Tiempo está cerca.
(AP 1,1-3)

«Mira, yo vengo pronto. Bienaventurado el que guarda las palabras proféticas de este libro» (Ap 22,7.

---------------

No carecéis de ningún don gratuito, mientras aguardáis la manifestación de nuestro Señor Jesucristo.
Él os mantendrá firmes hasta el final, para que seáis irreprensibles el día de nuestro Señor Jesucristo.(1Cor, 1,7-8).

------------

«Nadie causará daño ni estrago por todo mi monte santo: porque estará lleno el país del conocimiento del Señor, como las aguas colman el mar» (Is,9).

----------------

«No todo el que me dice "Señor, Señor" entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
El que escucha estas palabras mías y las pone en práctica se parece a aquel hombre prudente que edificó su casa sobre roca. Cayó la lluvia, se desbordaron los ríos, soplaron los vientos y descargaron contra la casa; pero no se hundió, porque estaba cimentada sobre roca.
El que escucha estas palabras mías y no las pone en práctica se parece a aquel hombre necio que edificó su casa sobre arena. Cayó la lluvia, se desbordaron los ríos, soplaron los vientos y rompieron contra la casa, y se derrumbó. Y su ruina fue grande» (Mt 21,24-27).

------------------------

Beato Pío IX, papa: «Lo que aflige a vuestro país y le impide merecer ls bendiciones del Cielo es la confusión de los principios. Diré la palabra y no la callaré: lo que más temo no son esos miserables de la Comuna, verdaderos demonios escapados del infierno, es el liberalismo católico, ese sistems fatal que siempre sueña en conciliar dos cosas imposibles: la Iglesia y la Revolución. Lo he condenado ya, pero lo condenaría cuarenta veces más si fuera necesario».

San Ezequiel Moreno, agustino, obispo: 30 «Confieso que el liberalismo es pecado, enemigo fatal de la Iglesia y del reinado de Jesucristo, y ruina de los pueblos y naciones»


El acto de consagración a Cristo Rey en su fiesta posibilita conseguir indulgencia plenaria con la que sacar a un alma del purgatorio
En la fiesta solemne de Cristo Rey hay que consagrarse a Él, porque nos vincula al núcleo de la voluntad divina de darnos Su reino en nuestra alma, base además del reino de Dios en todas las naciones. Con este acto de consagración en su fiesta, si es público, se puede conseguir también indulgencia plenaria con la que sacar a un alma del purgatorio.
[Suplicamos a nuestros pastores que organicen actos públicos para poder consagrarnos así a Cristo Rey y conseguir indulgencia plenaria].

---------------------

El Decreto El don de la indulgencia de 29-1-2000 de la Penitenciaria apostólica contiene “indicaciones de índole general sobre las indulgencias”. En ellas se indica que las tres condiciones requeridas para conseguir indulgencia plenaria, especialmente la confesión, pueden realizarse unos veinte días antes o después del acto indulgenciado.

La conversión de san Pedro y la nuestra

Las asechanzas de Satanás

 

«Reinaré en España, y con más veneración que en otras muchas partes»

En el siglo XXI la Iglesia proclama:

«Que todas las naciones lleguen a ser Pueblo de Dios», porque todas ellas están llamadas «a la salvación operada por Dios a través de su Hijo encarnado» (Benedicto XVI, 5 de septiembre de 2009)

--------------------------

Todos creerán que Jesucristo es Dios y obrarán en consecuencia, también en la vida política, lo cual se producirá con toda seguridad tal como fue anunciado por el Concilio Vaticano II:

"La Iglesia, juntamente con los profetas y con el mismo Apóstol, espera el día, que sólo Dios conoce, en que todos los pueblos invocarán al Señor con voz unánime y le servirán hombro con hombro" (Nostra aetate, 4).

Lo que es proclamar la esperanza cierta y segura de la futura confesionalidad consecuente de todos los pueblos, con los judíos a la cabeza de los creyentes en Jesucristo; la futura unidad católica mundial, no por exclusión legal de la libertad religiosa, sino cimentada en la aceptación voluntaria del reinado del Sagrado Corazón de Jesús en todos los corazones movidos por Su gracia divina, la extraordinaria efusión de gracia que Jesús, el Verbo hecho carne, iniciará con Su Parusía, Su segunda venida gloriosa con la que, al evidenciar Su existencia, eliminará el poder anticristiano que, cada vez más, impone vivir como si Dios no existiera.

Bien entendido que es Dios el que concede a todos invocarle y servirle:

«Volveré puro el labio de los pueblos, para que invoquen todos el nombre de Yahveh, y le sirvan bajo un mismo yugo».
(So 3,9).

Caducidad de la sana laicidad

Será también cuando todos crean que Jesucristo es Dios y obren en consecuencia, también en la vida política, lo cual se producirá con toda seguridad tal como fue anunciado por el Concilio Vaticano II:

"La Iglesia, juntamente con los profetas y con el mismo Apóstol, espera el día, que sólo Dios conoce, en que todos los pueblos invocarán al Señor con voz unánime y le servirán hombro con hombro" (Nostra aetate, 4).

Lo que es proclamar la esperanza cierta y segura de la futura confesionalidad consecuente de todos los pueblos, con los judíos a la cabeza de los creyentes en Jesucristo; la futura unidad católica mundial, no por exclusión legal de la libertad religiosa, sino cimentada en la aceptación voluntaria del reinado del Sagrado Corazón de Jesús en todos los corazones movidos por Su gracia divina, la extraordinaria efusión de gracia que Jesús, el Verbo hecho carne, iniciará con Su Parusía, Su segunda venida gloriosa con la que, al evidenciar Su existencia, eliminará el poder anticristiano que, cada vez más, impone vivir como si Dios no existiera.

Bien entendido que es Dios el que concede a todos invocarle y servirle:

«Volveré puro el labio de los pueblos, para que invoquen todos el nombre de Yahveh, y le sirvan bajo un mismo yugo».
(So 3,9).

Mientras tanto:

Reivindicar la sana laicidad es pedir que las propuestas y aportaciones de los católicos sean tenidas en cuenta. Frente al laicismo, que excluye toda presencia de lo católico en la vida pública. Ya sería mucho. Porque algo es más que nada. Pero, cuando se permite que se presenten las propuestas católicas y luego se imponen normas anticristianas y antihumanas como las que legalizan la muerte de niños en el vientre materno, ¿acaso alguien puede pretender que nos sea lícito a los católicos acatar esas normas anticristianas y antihumanas? La respuesta establecida por Dios es el non possumus. Ni se obedecen, ni se cumplen. Como decía Canals, no se puede aceptar deportivamente el resultado.

La plenitud terrena del Reino de Dios en la historia de la teología, tesis doctoral de Javier Pueyo

------------------

Padre, los que tú me has dado, quiero que donde yo esté estén también conmigo, para que contemplan mi gloria (Jn 17,24)

 

En la casa de mi Padre hay muchas mansiones; si no, os lo habría dicho; porque voy a prepararos un lugar.
Y cuando haya ido y os haya preparado un lugar, volveré y os tomaré conmigo, para que donde esté yo estéis también vosotros (Jn 14,2-3).

 

Os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, no vendrá a vosotros el Paráclito; pero si me voy, os lo enviaré ... Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y os anunciará lo que ha de venir. (Jn 16,7;13)

 

El Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, os lo enseñará todo y os recordará todo lo que yo os he dicho (Jn 14,26).

 

 

Vendrán todas las naciones a postrarse ante ti, y a dar, Señor, gloria a tu nombre
(Sal 86,9; Ap 15,4)

 

Y vi también como un mar de cristal mezclado de fuego,
y a los que habían triunfado de la Bestia y de su imagen y de la cifra de su nombre,
de pie junto al mar de cristal, llevando las cítaras de Dios.
Y cantan el cántico de Moisés, siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo:

«Grandes y maravillosas son tus obras,
Señor, Dios Todopoderoso; justos y verdaderos tus caminos,
¡oh Rey de las naciones!
¿Quién no temerá, Señor, y no glorificará tu nombre?
Porque sólo tú eres santo,
y todas las naciones vendrán y se postrarán ante ti, [Sal 86,9]
porque han quedado de manifiesto tus justos designios».
(Ap 15,2-4)

 

«Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre, y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria, y serán reunidas ante él todas las naciones. Él separará a unos de otros, como un pastor separa las ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda».
(Mt 25,31-33)

Habiendo venido por un hombre la muerte, también por un hombre viene la resurrección de los muertos. Pues del mismo modo que en Adán mueren todos, así también todos revivirán en Cristo. Pero cada cual en su rango: Cristo como primicias; luego los de Cristo en su Venida. Luego, el fin, cuando entregue a Dios Padre el Reino, después de haber destruido todo Principado, Dominación y Potestad.
Porque debe Él reinar hasta que ponga a todos sus enemigos bajo sus pies. El último enemigo en ser destruido será la Muerte.
(1Cor 15,21-26. Biblia de Jerusalén)

Yo mismo apacentaré mis ovejas y las haré reposar - oráculo del Señor Dios -.
Buscaré la oveja perdida, recogeré a las descarriada; vendaré a las heridas; fortaleceré a la enferma; pero a la que está fuerte y robusta la guardaré: la apacentaré con justicia».

(Ez 34,15-16)

Yo me suscitaré un sacerdote fiel, que obre según mi corazón y mis deseos, le edificaré una casa permanente y caminará siempre en presencia de mi ungido.
(1 Sam 2,35)

«Como relámpago fulgurante que brilla de un extremo a otro del cielo, así será el Hijo del hombre en su Día... el Día en que el Hijo del hombre se manifieste».
(Lc 17, 24;30)

---------------

«Si alguien, de palabra o con hechos, se aleja de la fe y de la vida católica, y si no se enmienda, sea expulsado totalmente de nuestra fraternidad».
(San Francisco de Asís)

San Francisco de Asís:

(Textos citados por Jorge Soley en su muy buen artículo: Desvelando al verdadero San Francisco de Asís, publicado en InfoCatólica el 1.02.2019)

«No debemos desear nada más, ni querer nada más, ni en nada más encontrar placer y deleite, sino en nuestro Creador, Redentor y Salvador, el único Dios verdadero, que es el sumo bien, y todo bien, y el único que es bueno».
(Regla).

«Si alguien, de palabra o con hechos, se aleja de la fe y de la vida católica, y si no se enmienda, sea expulsado totalmente de nuestra fraternidad».
(Primera Regla).

«Los que aman las tinieblas más que la luz, negándose a observar los Mandamientos de Dios, son maldecidos por Él […]. En cualquier lugar, tiempo y manera en que el hombre muere en pecado mortal, el diablo […] le arranca el alma del cuerpo, causándole tal angustia y tribulación que nadie puede entenderlo si no lo ha sufrido […]. Así, el pecador pierde su alma y su cuerpo en su breve vida y termina en el infierno donde es atormentado eternamente».
(Segunda carta a los fieles).

Anunciar la palabra de Dios, para que [los incrédulos] pueden creer en Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, creador de todas las cosas, y en su Hijo Redentor y Salvador, a fin de que sean bautizados y convertido en cristianos, porque quien no nazca de nuevo por el agua y el Espíritu Santo no podrá entrar en el Reino de Dios”.
(Regla).

Hay que desear no tanto la salvación del cuerpo como la de las almas“. “La ley de Cristo, que se cumple en el amor, nos obliga a procurar la salvación de las almas más que la del cuerpo”.

«Cuando es Navidad, ¡no hay abstinencia que valga! Y si las paredes pudieran comer carne, ¡habría que dársela también a ellas!»

No es lícito tomar las cosas de otros o distribuir a los necesitados la propiedad de otros“.

"Los hermanos no lleven armas ofensivas, sino para defender a la Iglesia Romana, a la fe cristiana o a su tierra natal, o con el permiso de sus ministros“.
(Primera Regla).

Texto que el Papa emérito BXVI entregó a la Pontificia Universidad Urbaniana el 21 de octubre de 2014, con ocasión de la inauguración del "Aula Benedicto XVI" en la misma, y que fue leído por Mons. Georg Gänswein:

"¿Pero todavía sirve (la tarea misionera)? Se preguntan muchos hoy dentro y fuera de la Iglesia ¿de verdad la misión sigue siendo algo de actualidad? ¿No sería más apropiado encontrarse en el diálogo entre las religiones y servir junto las causa de la paz en el mundo? La contra-pregunta es: ¿El diálogo puede sustituir a la misión? Hoy muchos, en efecto, son de la idea de que las religiones deberían respetarse y, en el diálogo entre ellos, hacerse una fuerza común de paz. En este modo de pensar, la mayoría de las veces se presupone que las distintas religiones sean una variante de una única y misma realidad, que ‘religión’ sea un género común que asume formas diferentes según las diferentes culturas, pero que expresa una misma realidad. La cuestión de la verdad, que al comienzo movió a los cristianos más que a todos los demás, es aquí puesta entre paréntesis. Se presupone que la auténtica verdad sobre Dios, en último término, es inalcanzable y que, como mucho, lo que es inefable sólo puede hacerse presente con una variedad de símbolos. Esta renuncia a la verdad parece realista y útil para la paz entre las religiones del mundo. Y, sin embargo, es letal para la fe. En efecto, la fe pierde su carácter vinculante y su seriedad si todo se reduce a símbolos intercambiables en el fondo, capaces de remitirse sólo de lejos al inaccesible misterio de lo divino".

Santo Tomás de Aquino enseña que «muy bien puede fundarse una Orden religiosa para la vida militar, no con un fin temporal, sino para la defensa del culto divino, de la salud pública o de los pobres y oprimidos» (STh II-II, 188, 3).

Justo lo que hizo san Raimundo de Fitero al frente de sus cistercienses al fundar la Orden de Calatrava:
San Raimundo de Fitero abad fundó la Orden Militar de Calatrava y la encabezó al principio dándole la regla del Císter

Lo que concuerda con lo que prescribe san Francisco de Asís a sus frailes menores:

"Los hermanos no lleven armas ofensivas, sino para defender a la Iglesia Romana, a la fe cristiana o a su tierra natal, o con el permiso de sus ministros“.
(San Francisco de Asís, Primera Regla).

Y aclara santo Tomás de Aquino:

"Si alguno no reclama lo que es de otros cuando debe hacerlo, peca, ya que el hombre hace bien en dar lo suyo, pero no lo ajeno, y mucho menos debe descuidar las cosas del Señor, ya que, como dice San Juan Crisóstomo en Super Mt., es una gran impiedad no preocuparse por las injurias contra Dios” (STh, II-II, q. 188, a. 3, ad 1um).


"Tiene que derrumbarse necesariamente todo lo que no se apoya sobre la única piedra angular, que es Jesucristo".
(Pío XI, Encíclica
Divini Redemptoris de 19 de marzo de 1937, nº. 38).

 

«Hermanos y hermanas, hoy estamos delante de una manifestación del mal, descarada, agresiva y destructiva. Detrás y dentro de esto está el espíritu del mal que en su orgullo y en su soberbia se siente el señor del mundo y piensa que ha vencido. Esto quisiera decíroslo con la autoridad de hermano y de padre, ciertamente pequeño y pecador, pero que es el pastor de la Iglesia que preside en la caridad: en estos casos dolorosos veo la mano del mal que no perdona ni siquiera la inocencia de los pequeños».
(Papa Francisco, La protección de los menores en la Iglesia, 24 de febrero de 2019).

La Iglesia tiene el coraje de una madre que siente del deber de defender a los propios hijos de los peligros que derivan de la presencia de Satanás en el mundo, para llevarlos al encuentro con Jesús.
Una madre siempre defiende a sus hijos. Esta defensa consiste también en exhortar a la vigilancia: vigilar contra el engaño y la seducción del maligno. Porque si bien Dios ha vencido a Satanás, éste vuelve siempre con sus tentaciones; nosotros lo sabemos, todos nosotros somos tentados y hemos sido tentados.
Depende de nosotros no ser ingenuos. Él viene y ´como león rugiente gira buscando a quien devorar´. Y nosotros no tenemos que ser ingenuos, sino vigilar y resistir firmes en la fe. Resistir con los consejos de la madre, resistir con la ayuda de la Madre Iglesia, que como buena madre acompaña a sus hijos en los momentos difíciles.La Iglesia tiene el coraje de una madre que siente del deber de defender a los propios hijos de los peligros que derivan de la presencia de Satanás en el mundo, para llevarlos al encuentro con Jesús.
Una madre siempre defiende a sus hijos. Esta defensa consiste también en exhortar a la vigilancia: vigilar contra el engaño y la seducción del maligno. Porque si bien Dios ha vencido a Satanás, éste vuelve siempre con sus tentaciones; nosotros lo sabemos, todos nosotros somos tentados y hemos sido tentados.
(Papa Francisco, Audiencia General, miércoles, 3-09-2014).

El Papa Francisco en Ecuador:

"Le pregunté a Jesús varias veces en la oración qué tiene este pueblo de distinto. Esta mañana, orando, se me impuso: aquella consagración al Sagrado Corazón.

Pienso que se lo debo decir, como un mensaje de Jesús. Todo esto de riqueza que tienen ustedes, de riqueza espiritual, de piedad, de profundidad, viene de haber tenido la valentía -porque fueron momentos muy difíciles-, la valentía de consagrar la Nación al Corazón de Cristo, ese Corazón Divino y humano que nos quiere tanto. Y yo los noto un poco con eso, divinos y humanos. Seguro que son pecadores, yo también, pero… pero el Señor perdona todo y… ¡Custodien eso!

Y después, pocos años después, la consagración al corazón de María. No olviden: esa consagración es un hito en la historia del pueblo de Ecuador y de esa consagración siento como que le viene esa gracia que tienen ustedes, esa piedad, esa cosa que los hace distintos" (Francisco, el 8 de julio de 2015 en el Santuario nacional mariano de El Quinche de Ecuador).

Santuario nacional mariano de El Quinche, Ecuador

La verdadera y perfecta alegría según san Francisco de Asís

La ley de Cristo, que se cumple en el amor, nos obliga a procurar la salvación de las almas más que la del cuerpo”.
San Francisco de Asís

Los judíos no son responsables colectivamente de la muerte de Jesús (Catecismo de la Iglesia Católica de 1992, 597-598)
"Eres tú quien lo has crucificado y lo sigues crucificando todavía, deleitándote en los vicios y en los pecados", decía en la Edad Media san Francisco de Asís, como siempre nos han dicho los buenos pastores.
(S. Francisco de Asís, Admonitio, 5, 3).

Cristiano es mi nombre, y católico mi apellido (Christianus mihi nomen est; catholicus vero cognomen). El primero me denomina, mientras que el otro me instituye específicamente. De esta manera he sido identificado y registrado… Cuando somos llamados católicos, es por esta forma, que nuestro pueblo se mantiene alejado de cualquier nombre herético”
(San Paciano, obispo de Barcelona: Carta a Semproniano, hacia el año 375).

 

Antinatalidad y eutanasia

"Los padres devorarán a sus hijos, en medio de ti, y los hijos devorarán a sus padres" (Ez 5,10).

-

Por eso la conversión tras la segunda venida de Cristo será no sólo de los hijos a los padres, sino también de los padres a los hijos:

He aquí que yo os envío al profeta Elías antes que llegue el Día de Yahveh, grande y terrible.
Él hará volver el corazón de los padres a los hijos, y el corazón de los hijos a los padres; no sea que venga yo a herir la tierra de anatema (Za 3, 23-24).

 

 

-----------------------

Cuerpo glorioso

Somos ciudadanos del cielo, de donde aguardamos un Salvador: el Señor Jesucristo.
Él transformará nuestro cuerpo humilde, según el modelo de Su cuerpo glorioso, con esa energía que posee para sometérselo todo. (Fil 3,20-21 Bibl CEE. Lectura de la misa del 6.11.2020)

En la resurrección de los muertos: se siembra corrupción, resucita incorrupción; se siembra vileza, resucita gloria; se siembra debilidad, resucita fortaleza;
se siembra un cuerpo natural, resucita un cuerpo espiritual. Pues si hay un cuerpo natural, hay también un cuerpo espiritual. En efecto, así es como dice la Escritura (Gn 2,7): Fue hecho el primer hombre, Adán, alma viviente; el último Adán, espíritu que da vida.
Mas no es lo espiritual lo que primero aparece, sino lo natural; luego, lo espiritual.
El primer hombre, salido de la tierra, es terreno; el segundo, viene del cielo. Como el hombre terreno, así son los hombres terrenos; como el celeste, así serán los celestes. Y del mismo modo que hemos llevado la imagen del hombre terreno, llevaremos también la imagen del celeste.
Os digo esto, hermanos: La carne y la sangre no pueden heredar el Reino de los cielos: ni la corrupción hereda la incorrupción.
¡Mirad! Os revelo un misterio: No moriremos todos, mas todos seremos transformados. En un instante, en un pestañear de ojos, al toque de la trompeta final, pues sonará la trompeta, los muertos resucitarán incorruptibles y nosotros seremos transformados.
En efecto, es necesario que este ser corruptible se revista de incorruptibilidad; y que este ser mortal se revista de inmortalidad.
Y cuando este ser corruptible se revista de incorruptibilidad y este ser mortal se revista de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita (Is 25,8): La muerte ha sido devorada en la victoria.
(1Co 15, 42-54)

Iban dos de ellos a un pueblo llamado Emaús, que distaba sesenta estadios de Jerusalén, y conversaban entre sí sobre todo lo que había pasado.
Y sucedió que, mientras ellos conversaban y discutían, el mismo Jesús se acercó y siguió con ellos; pero sus ojos estaban retenidos para que no le conocieran.
El les dijo: «¿De qué discutís entre vosotros mientras vais andando?» Ellos se pararon con aire entristecido.
Uno de ellos llamado Cleofás le respondió: «¿Eres tú el único residente en Jerusalén que no sabe las cosas que estos días han pasado en ella?»
El les dijo: «¿Qué cosas?»

(...)

...cuando se puso a la mesa con ellos, tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo iba dando.
Entonces se les abrieron los ojos y le reconocieron, pero él desapareció de su lado.
Se dijeron uno a otro: «¿No estaba ardiendo nuestro corazón dentro de nosotros cuando nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?»
Y, levantándose al momento, se volvieron a Jerusalén y encontraron reunidos a los Once y a los que estaban con ellos, que decían: «¡Es verdad! ¡El Señor ha resucitado y se ha aparecido a Simón!»
Ellos, por su parte, contaron lo que había pasado en el camino y cómo le habían conocido en la fracción del pan.
Estaban hablando de estas cosas, cuando él se presentó en medio de ellos y les dijo: «La paz con vosotros»...
(Lc 24, 13-19; 30-36)

-----------------

El Verbo se hizo carne (Jn 1, 14).

Jesús en Cafarnaum: “El espíritu es el que hace vivir, la carne no aprovecha nada” (Jn 6, 63).

San Pablo: “completo en mi carne lo que falta de las tribulaciones de Cristo, por el bien de su Cuerpo, que es la Iglesia” (Col 1, 24).

“Esperábamos la paz y este bien no vino, el tiempo de la curación, y he aquí el horror, el tiempo de la restauración, y he aquí a todos turbados. Esperábamos la luz, y he aquí las tinieblas… y la justicia, y no viene, la salud, y se ha alejado de nosotros” (Jer 8, 15).

Nuestro Señor a santa Margarita en la Gran Revelación (1675): “Mira este Corazón que tanto ha amado a los hombres que no ha ahorrado nada hasta agotarse y consumirse por manifestar su amor”.

“La naturaleza humana de Cristo pertenece propiamente a la Persona Divina del Hijo de Dios que la ha asumido. Todo lo que es y hace en ella proviene de uno de la Trinidad... Así, en su alma como en su cuerpo, Cristo expresa humanamente los comportamientos divinos de la Trinidad” (CEC 470)

“la verdad del simbolismo natural, que relaciona al Corazón físico de Jesús con la persona del Verbo, descansa toda ella en la verdad primaria de la unión hipostática” (HA 59)

“nos amó con corazón de hombre” (Concilio Vaticano II, GS 22).

La devoción Sagrado Corazón es “la síntesis de toda religión y la norma de vida más perfecta” (Pío XI, Misserentisimus R 3).

San Ireneo: "Gloria Dei homo vivens"

Santo Tomás de Aquino: "Si Dios no fuese todo el bien del hombre no habría motivo para amarlo"

Lucas Pablo Prieto:

Por el Espíritu Santo la Iglesia va creciendo en la comprensión de la verdad (cf. Jn 16, 13)

"id " en el Corazón de Jesús está implicado todo el amor redentor del Verbo y de toda la Trinidad

"id" Toda la providencia de Dios se ordena a la comunicación del Espíritu Santo...es por el Sagrado Corazón por lo que nos llega. San Juan lo afirma explícitamente:

“Como dijo la Escritura, «de su corazón brotarán ríos de agua viva». [Jesús] dijo esto a propósito del Espíritu que recibirían los que creyeran en él; pues todavía no había [sido dado el] Espíritu, porque Jesús no había sido aún glorificado” (Jn 7, 38-39).

... el Corazón de Jesús es la fuente absoluta de todo bien sobrenatural porque el amor redentor del Verbo humanado es toda la razón de que nos sea comunicado.

San Luis María Grignon de Montfort: "Cómo y cuándo quién lo sabe, pero yo bien sé que reinará de una forma muy distinta a la que dicen los escrituristas".

San Agustín: vuelta de Elías, conversión de los judíos, persecución del anticristo, actuación de Cristo como juez, resurrección de los muertos y separación de buenos y malos (CD XX, 30)

Santa Teresita desde la gracia de Navidad. “Desde aquella noche bendita ya no conocí la derrota en ningún combate, sino que, al contrario, fui de victoria en victoria y comencé, por así decirlo, una carrera de gigantes” (Ms A 44v).

Santa Teresita se ofreció para lo que Dios anhela y nos mendiga, que es que queramos lo que ansía darnos que es su amor, que es Él mismo, dársenos Él mismo, se ofreció como víctima de su amor: “¡Jesús mío!, que sea yo esa víctima dichosa. ¡Consume tu holocausto con el fuego de tu divino amor!” (Ms A 84r).

------------------------------

Enciclopedia filosófica on line: http://www.philosophica.info/index.html

------------------------------

  1. Corpus thomisticum

http://www.corpusthomisticum.org/

------------------------------

"El bien en cuanto tal es difusivo" (SEUDODIONISIO AEROPAGITA, De Divinis Nominibus, IV, 1: PG 3, 693B)
(Santo Tomás, Cont. Gent. I, c.37. Summa Theol., 1, q.20, a.1 ad 3; Ibíd., q.60, a.3, ad 2; 1-2, q.28, a.1 sed contra; In III Sent., d.27, q.1, a.1).

“Aunque el sentido propio del término difundir parece implicar la operación de la causa eficiente, sin embargo, en un sentido lato puede entrañar la referencia a cualquier causa, así como influir, hacer y otros términos semejantes. Así, pues, cuando se dice que el bien es difusivo según su concepto propio, no debe entenderse la efusión en cuanto implica la operación de la causa eficiente, sino en cuanto implica la referencia a la causa final, y tal difusión no requiere de ninguna potencia sobreañadida al ente. Y el bien supone capacidad difusiva a modo de causa final y no como causa agente, ya sea porque el agente, en cuanto es tal, no es la medida y perfección de la cosa, sino su inicio, ya sea porque el efecto participa de la causa agente sólo en cuanto a la asimilación de la forma, en cambio la cosa alcanza el fin según todo su ser, y en esto consistía la razón de bien”. (Santo Tomás, De Verit., q.21, a.1 ad 4).

San Juan Pablo II, en la Constitución apostólica Scripturarum thesaurus, promulgó en 1979 la edición típica llamada Neovulgata (25 abril 1979; AS 71 (1979), 557-559)

El Concilio de Trento estableció el carácter «auténtico» de la Vulgata en el decreto Insuper (DS 1506)

“Curad a los enfermos” (Lc 10, 9)

 

«Esperábamos la paz, y este bien no vino; el tiempo de la curación, y he aquí el terror» [Jer 8,15 y Jer 14,19].

 

Benedicto XV (6 de enero de 1921) escribió una bellísima encíclica, «Sacra propediem» con ocasión del VII Centenario de la Fundación de la Tercera Orden Franciscana. En que exhorta a abrazar con mucho fervor esta Tercera Orden.
Benedicto XV tenía conocimiento de que algunos deformaban la realidad del Santo de Asís, y en esta parte dice:
«2. Verdadero espíritu de san Francisco. Ante todo conviene que cada cual fije sus ojos en los verdaderos rasgos del espíritu de san Francisco; pues el hombre de Asís que nos pintan algunos en nuestros días, pergeñado en el estudio de los modernistas, como poco afecto a esta cátedra apostólica, y como dechado de cierta vana y etérea religiosidad, ese tal no puede llamarse Francisco, ni santo».

------

el 16 de junio de 1875 Pío IX consagró el orbe católico al Sagrado Corazón de Jesús

el 11 de junio de 1899 León XIII consagró a todo el género humano al Sagrado Corazón de Jesús

-----------------

Él y yo, 1230. 5 de abril de 1942. Pascuas. Jesús a G B:
"Yo resucité para vosotros. No para Mi sola Gloria, sino para
que todos vosotros creyerais y esperarais vuestra propia resurrección.
https://www.religionenlibertad.com/estoy_a_la_puerta_y_llamo/8949929/Habla-como-Yo-en-la-humildad.html

--------------

De la primera Regla de San Francisco:

[Cap. XVI: De los que van entre sarracenos y otros infieles]
Entre otras cosas, cuando el creyente tiene ya el permiso, debe anunciar a Cristo, sin necesidad de entrar en litigio ni contiendas, y enseña también:

«Un modo consiste en que no entablen litigios ni contiendas, sino que estén sometidos a toda humana criatura por Dios (1 Pe 2,13) y confiesen que son cristianos. El otro modo consiste en que, cuando vean que agrada al Señor, anuncien la palabra de Dios, para que crean en Dios omnipotente, Padre e Hijo y Espíritu Santo, creador de todas las cosas, y en el Hijo, redentor y salvador, y para que se bauticen y hagan cristianos, porque el que no vuelva a nacer del agua y del Espíritu Santo, no puede entrar en el reino de Dios (cf. Jn 3,5), (6-7)».

El sacerdote Ignacio Larrañaga, fallecido en octubre del 2013, en “El hermano de Asís”, dice sobre el debate que hubo en la Roma pontificia cuando Francisco solicitaba la aprobación del Papa Inocencio III de la Regla que había elaborado para su orden:

En esto se puso de pie la venerable figura del cardenal de San Pablo, y dijo:

"Hermanos del Sacro Colegio Cardenalicio. Me complace veros juzgar fríamente. Considero que es deber vuestro atajar fantasías artificiales. Tenemos que ser consecuentes y no cortar nunca el lazo de la coherencia. Si Sus Eminencias opinan que no se debe aprobar esta forma de vida por ser imposible de practicar, yo les pregunto: ¿qué otra cosa propone este Pobrecito de Dios sino cumplir al pie de la letra e íntegramente el Evangelio del Señor Jesús? Si este programa es impracticable —continuó—, entonces, ¡seamos consecuentes!, el Evangelio mismo es también utopía y su autor un fantaseador. Ahora, si el Evangelio es imposible, ¿qué sentido tiene la Iglesia? ¿Qué significa y para qué vale el Colegio Cardenalicio y el Papa mismo? ¿Y qué hacemos nosotros aquí? Concluyamos: Todos nosotros somos unos impostores".

Un rayo caído en medio no hubiese causado tanto efecto. Los cardenales quedaron en silencio y mirando al suelo. Era obvio; en adelante, el que levantara la voz para impugnar aquella Regla, era un embaucador. Ni el dialéctico más audaz podría tomar en sus manos aquella brasa ardiente. El debate mismo quedaba abortado. Lo único que cabía era levantar la sesión.

 

«Si alguien, de palabra o con hechos, se aleja de la fe y de la vida católica, y si no se enmienda, sea expulsado totalmente de nuestra fraternidad»
(San Francisco de Asís)

 

Explica Newman que las tentaciones que surgen de nuestra naturaleza, son aprovechadas por el demonio, para que sus incitaciones al mal sean recibidas como de manera connatural. «Satanás tienta a través de la naturaleza (humana) y no contra ella», También incrementan estas tentaciones nuestros anteriores pecados cometidos por ellas. Más concretamente: «los hábitos de pecado que añadimos a nuestra mala naturaleza antes de volvernos a Dios. He aquí otra fuente de corrupción. En lugar de purgar los elementos malos dentro de nosotros quizá hemos consentido en ellos durante años, y es seguro que han dado sus frutos de muerte. Así pues, el pecado de Adán crece y se multiplica en nosotros».
John Henry Newman, Sermones parroquiales, Madrid, Ediciones Encuentro, p. 2007, vol. I, serm. 7, pp. 108-118, p. 113

«pecado inadvertido, inevitable, resultado de anteriores transgresiones, sale aún de nuestros corazones todos los días con sólo actuar y pensar. Así mediante los pecados de juventud, el poder de la carne se ejerce sobre nosotros como una segunda naturaleza, creadora de pecado, que ayuda a la malicia del demonio» (ib. p. 113-114)

 

https://www.proyectoemaus.com/sobre-la-venida-del-anticristo-y-el-katejon/

https://www.letraslibres.com/mexico-espana/libros/contrarrevolucion-o-resistencia-la-teoria-politica-carl-schmitt-carmelo-jimenez-segado

https://lecturasdenuestrotiempo.files.wordpress.com/2018/07/ldnt-iii-katecc81chon-eschatocc81n-y-ecc81tica.pdf

https://dadun.unav.edu/bitstream/10171/4966/1/JOSE%20MARIA%20MONFORTE.pdf

 

Forment, E. IX. Las mociones divinas

http://www.sotodelamarina.com/2015/01/Q2/20150116sapientia_christiana.htm

Forment, E. (1997).  Cómo acceder a la Verdad: Ciencia - Naturaleza - Conciencia. Espíritu, XLV (115),  33-59

ARISTÓTELES: “el bien humano viene a ser la actividad del alma conforme a la virtud” (Ética a Nicómaco I, 7, 1098a 12-16).

 

«la gracia no anula la naturaleza, sino que la perfecciona» (SANTO TOMÁS, Summa Theologiae. I, q. 1, a. 8, ad. 2)

«Como dice San Agustín en De doctrina christiana, 2, c. 40, "si acaso los llamados filósofos han dicho alguna verdad en armonía con nuestra fe, debemos reivindicarla para nuestro uso, como a injustos poseedores, Y por esto, San Agustín, imbuído de las doctrinas de los platónicos, recogió cuanto en ellas halló conforme con la fe y corrigió lo que era contrario a ella».
(SANTO TOMÁS, Summa Theologíae, l, q. 84, a. 5)

Etienne Gilson: la filosofía de Santo Tomás «permanece perpetuamente abierta al futuro» por su doctrina del ser, que contiene como en germen todas las otras cuestiones: el ente es "lo que tiene ser" y el ser es el acto primero y perfección suprema participado por los entes creados

Dios es máximamente cognoscible en Sí, pero no lo es para nosotros. Nuestro entendimiento se halla con relación a Dios como el ojo del murciélago respecto al sol.
(Santo Tomás, Summa contra gentes, libro I , Cap. 3; Aristóteles, II libro de la Metafísica, 993b9-12).

Definición clásica de persona de Boecio: «substancia individual de naturaleza racional».
(BOECIO,  la persona y las dos naturalezas, c.3)

«Persona es el subsistente distinto en naturaleza racional».
(Santo Tomás de Aquino, Cuestiones disputadas sobre la Potencia de Dios, q. 9, a. 4, in c.)

 

------------------------

 

1892, Encíclica Inter gravissimas, publicada en francés como Au milieu des sollicitudes.

el Ralliement está expresado a partir del parráfo n. 15 del texto. Allí se afirma que si bien en Francia se han sucedido en el siglo XIX imperio, monarquía y república, cualquiera de estas formas de gobierno «es buena siempre que tienda rectamente a su fin, es decir, al bien común para el cual fue instituida la autoridad social». En virtud de este principio –continúa- los católicos como cualquier ciudadano son libres de preferir una u otra forma de gobierno, ya que no se oponen a las exigencias de la sana razón ni a las máximas de la doctrina católica.

 

Cada una de las formas de gobierno es buena en sí misma, y la adopción de una u otra en una nación procede del conjunto de circunstancias históricas o nacionales, pero siempre humanas, que engendran y hacen surgir en los pueblos sus leyes tradicionales y hasta fundamentales, y estas son las que determinan la forma particular de gobierno.

La expresión concreta del Ralliement se encuentra en el n. 17: «Todos los ciudadanos tienen el deber de aceptar tales formas de gobierno, y no intentar nada para destruirlas o modificarlas». Más adelante añade: «De esta suerte se explica por sí misma la sabiduría con que procede la Iglesia al conservar relaciones con los numerosos gobiernos que en menos de un siglo ha tenido Francia, siempre con violentas y hondas conmociones. Semejante proceder es la línea de conducta más segura y saludable para todos los franceses en sus relaciones civiles con la república, que es el actual gobierno de su patria»

 

«los verdaderos derechos del hombre nacen precisamente de sus deberes para con Dios»

Pío XI, sucesor de Benedicto XV , en una carta de septiembre de 1926, aprobó la intervención del cardenal de Burdeos, y finalmente resolvió la polémica dando la razón a los adversarios de la Acción Francesa.

 

En la alocución consistorial del 20 de diciembre de 1926, el Papa decía:

«En ningún caso está permitido a los católicos adherir a las iniciativas y la escuela de aquellos que colocan los intereses de partido por encima de la religión y quieren poner a esta al servicio de lo primero. Tampoco está permitido exponer a los demás, y en especial a los jóvenes a influencias o doctrinas que constituyen un peligro para la integridad de la fe y las costumbres y para la formación católica de la juventud».

 

El 31 de diciembre de 1926 se publicó el decreto de la Congregación del Santo Oficio condenando varias obras de Maurras. Se difundía finalmente la decisión que Pío X había retenido, aunque se añadían otros dos libros de Maurras: Si le coup de force est possible y La Politique religieuse

 

--------------------------

«Yo les daré celos con un pueblo que no es pueblo,
con una nación fatua los irritaré» (Dt 32, 21).

"Como dice también en Óseas (2,25): «Llamaré pueblo mío al que no es mi pueblo: y amada mía a la que no es mi amada»" (Rom 9,25).

"Pregunto: ¿Es que Israel no comprendió? Moisés es el primero en decir: «Os volveré celosos de una que no es nación; contra una nación estúpida os enfureceré» (Dt 32, 21).
Isaías, a su vez, se atreve a decir: «Fui hallado de quienes no me buscaban; me manifesté a quienes no preguntaban por mi» (Is 65,1).
Mas a Israel dice: «Todo el día extendí mis manos hacia un pueblo incrédulo y rebelde» (Is 65,2).
(Rom 10,19-21)

Israel no consiguió lo que buscaba; mientras lo consiguieron los elegidos. Los demás se endurecieron.
(Rom 11,7).

Y pregunto yo: ¿Es que han tropezado para quedar caídos? ¡De ningún modo! Sino que su caída ha traído la salvación a los gentiles, para llenarlos de celos.
12 Y, si su caída ha sido una riqueza para el mundo, y su mengua, riqueza para los gentiles ¡qué no será su plenitud!
13 Os digo, pues, a vosotros, los gentiles: Por ser yo verdaderamente apóstol de los gentiles, hago honor a mi ministerio,

14 pero es con la esperanza de despertar celos en los de mi raza y salvar a alguno de ellos.
15 Porque si su reprobación ha sido la reconciliación del mundo ¿qué será su readmisión sino una resurrección de entre los muertos?
16 Y si las primicias son santas, también la masa; y si la raíz es santa también las ramas.
17 Que si algunas ramas fueron desgajadas, mientras tú - olivo silvestre - fuiste injertado entre ellas, hecho participe con ellas de la raíz y de la savia del olivo,

18 no te engrías contra las ramas. Y si te engríes, sábete que no eres tú quien sostiene la raíz, sino la raíz que te sostiene.
19 Pero dirás: Las ramas fueron desgajadas para que yo fuera injertado.
20 ¡Muy bien! Por su incredulidad fueron desgajadas, mientras tú, por la fe te mantienes. ¡No te engrías!; más bien, teme.
21 Que si Dios no perdonó a las ramas naturales, no sea que tampoco a ti te perdone.
22 Así pues, considera la bondad y la severidad de Dios: severidad con los que cayeron, bondad contigo, si es que te mantienes en la bondad; que si no, también tú serás desgajado.

23 En cuanto a ellos, si no se obstinan en la incredulidad, serán injertados; que poderoso es Dios para injertarlos de nuevo.
24 Porque si tú fuiste cortado del olivo silvestre que eras por naturaleza, para ser injertado contra tu natural en un olivo cultivado, ¡con cuánta más razón ellos, según su naturaleza, serán injertados en su propio olivo!
25 Pues no quiero que ignoréis, hermanos, este misterio, no sea que presumáis de sabios (Pr 3,7): el endurecimiento parcial que sobrevino a Israel durará hasta que entre la totalidad de los gentiles,

26 y así, todo Israel será salvo, como dice la Escritura: «Vendrá de Sión el Libertador; alejará de Jacob las impiedades» (Is 59,20-21).
27 «Y esta será mi Alianza con ellos, cuando haya borrado sus pecados» (Is 27,9).
28 En cuanto al Evangelio, son enemigos para vuestro bien; pero en cuanto a la elección amados en atención a sus padres.
29 Que los dones y la vocación de Dios son irrevocables.
30 En efecto, así como vosotros fuisteis en otro tiempo rebeldes contra Dios, mas al presente habéis conseguido misericordia a causa de su rebeldía,

31 así también, ellos al presente se han rebelado con ocasión de la misericordia otorgada a vosotros, a fin de que también ellos consigan ahora misericordia.
32 Pues Dios encerró a todos los hombres en la rebeldía para usar con todos ellos de misericordia.
33 ¡Oh abismo de la riqueza, de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus designios e inescrutables sus caminos!
34 En efecto, «¿quién conoció el pensamiento de Señor?» O «¿quién fue su consejero?» O «¿quién le dio primero que tenga derecho a la recompensa?» (Is 40,13-28), (1Co 2 11-16).

35 Porque de él, por él y para él son todas las cosas. ¡A él la gloria por los siglos! Amén.
(Rom 11,11-35).

13 ¿Quién abarcó el espíritu de Yahveh, y como consejero suyo le enseñó?
14 ¿Con quién se aconsejó, quién le explicó y le enseñó la senda de la justicia, y le enseñó la ciencia, y el camino de la inteligencia le mostró?

15 Las naciones son como gota de un cazo, como escrúpulo de balanza son estimadas. Las islas como una chinita pesan.
16 El Líbano no basta para la quema, ni sus animales para holocausto.
17 Todas las naciones son como nada ante él, como nada y vacío son estimadas por él.
18 Pues ¿con quién asemejaréis a Dios, qué semejanza le aplicaréis?
19 El fundidor funde la estatua, el orfebre con oro la recubre y funde cadenas de plata.

20 El que presenta una ofrenda de pobre escoge madera incorruptible, se busca un hábil artista para erigir una estatua que no vacile.
21 ¿No lo sabíais? ¿No lo habíais oído? ¿No os lo había mostrado desde el principio? ¿No lo entendisteis desde que se fundó la tierra?
22 El está sentado sobre el orbe terrestre, cuyos habitantes son como saltamontes; él expande los cielos como un tul, y los ha desplegado como una tienda que se habita.

23 El aniquila a los tiranos, y a los árbitros de la tierra los reduce a la nada.
24 Apenas han sido plantados, apenas sembrados, apenas arraiga en tierra su esqueje, cuando sopla sobre ellos y se secan, y una ráfaga como tamo se los lleva.
25 ¿Con quién me asemejaréis y seré igualado?, dice el Santo.
26 Alzad a lo alto los ojos y ved: ¿quién ha hecho esto? El que hace salir por orden al ejército celeste, y a cada estrella por su nombre llama. Gracias a su esfuerzo y al vigor de su energía, no falta ni una.

27 ¿Por qué dices, Jacob, y hablas, Israel: «Oculto está mi camino para Yahveh, y a Dios se le pasa mi derecho?»
28 ¿Es que no lo sabes? ¿Es que no lo has oído? Que Dios desde siempre es Yahveh, creador de los confines de la tierra, que no se cansa ni se fatiga, y cuya inteligencia es inescrutable.
(Is 40,13-28)

 

-----------------------

5 Se revelará la gloria de Yahveh, y toda criatura a una la verá. Pues la boca de Yahveh ha hablado.»
6 Una voz dice: «¡Grita!» Y digo: «¿Qué he de gritar?»

9 Súbete a un alto monte, alegre mensajero para Sión; clama con voz poderosa, alegre mensajero para Jerusalén, clama sin miedo. Di a las ciudades de Judá: «Ahí está vuestro Dios».
10 Ahí viene el Señor Yahveh con poder, y su brazo lo sojuzga todo. Ved que su salario le acompaña, y su paga le precede.
(Is 40,5-6; 9-10)

----------------------------

«Como dice San Agustín en De doctrina christiana, 2, c. 40, "si acaso los llamados filósofos han dicho alguna verdad en armonía con nuestra fe, debemos reivindicarla para nuestro uso, como a injustos poseedores, pues hay en las doctrinas de los gentiles ciertas fábulas supersticiosas que debe evitar todo cristiano que proceda del paganismo". Y por esto, San Agustín, imbuído de las doctrinas de los platónicos, recogió cuanto en ellas halló conforme con la fe y corrigió lo que era contrario a ella».
(Santo Tomás: Summa Theologíae, l, q. 84, a. 5)

-------------------------

Para poner la filosofía al servicio de la Teología, Santo Tomás emprendió la tarea de incorporar el pensamiento de Aristóteles, por considerarlo verdadero. Su opción por el aristotelismo no fue por querer seguir una moda intelectual, ni por las circunstancias de su tiempo, ni por realizar una especie de revolución intelectual frente a la teología anterior, que utilizaba elementos platónicos y agustinianos, ni tampoco por afinidad o interés por Aristóteles o por la cultura griega. Santo Tomás asumió la filosofía de Aristóteles, incorporándola al patrimonio de las concepciones filosóficas tradicionales, que ya habían sido integradas en el pensamiento cristiano, para proporcionarle nuevos elementos verdaderos. A Santo Tomás lo que le interesaba era la verdad de las cosas, y desde esta actitud hay que entender el aristotelismo de su síntesis teológica-filosófica.
(Eudaldo Forment Giralt: Santo Tomás en García Morente. Espíritu: cuadernos del Instituto Filosófico de Balmesiana, ISSN 0014-0716, 
Año 35, Nº. 93, 1986, pág. 20
https://www.revistaespiritu.org/wp-content/uploads/2018/02/ESP093-Arti%CC%81culo.-Forment-Giralt.pdf)

---------------------------------

 

El 8 de diciembre de 1933, Pío XI canonizó a santa Bernardita con esta fórmula:

«En honor de la Santísima e indivisible Trinidad, para la exaltación de la fe católica y para el incremento de la religión cristiana, con la autoridad de Nuestro Señor Jesucristo, de los bienaventurados apóstoles Pedro y Pablo y la Nuestra, después de madura deliberación y habiendo implorado la ayuda divina, el parecer de nuestros venerables hermanos los cardenales de la santa Iglesia romana, los patriarcas, los arzobispos y obispos, declaramos y definimos santa a la beata María Bernarda Soubirous y la inscribimos en el catálogo de los santos, estableciendo que su memoria será piadosamente celebrada todos los años en la Iglesia universal el 16 de abril, día de su nacimiento para el cielo».

Pío XI

----------------------

Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, proclamando la Buena Nueva del Reino y sanando todo enfermedad y toda dolencia.
(Mt 9,35)

«Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca».
(Mt 10,7)

-------------------------

Cuando os entreguen, no os preocupéis de cómo o qué vais a hablar. Lo que tengáis que hablar se os comunicará en aquel momento.
Porque no seréis vosotros los que hablaréis, sino el Espíritu de vuestro Padre el que hablará en vosotros.
(Mt 10,19-20)

-------------------------

Tomando Jesús la palabra, dijo: «Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños.
»Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito.
»Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce bien al Hijo sino el Padre, ni al Padre le conoce bien nadie sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar».
«Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso.
Tomad sobre vosotros mi yugo, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; = y hallaréis descanso para vuestras almas. =
Porque mi yugo es suave y mi carga ligera».
(Mt 11,25-30)

------------------------

https://judiaycatolica.com/roy-schoeman/

https://judiaycatolica.com/sobre-mi/

Edith Stein: "Quien entra en el Carmelo no se pierde para los suyos, sino que le tienen aún más cercano; y esto porque nuestra profesión es la de dar cuenta de todos a Dios “. Dio cuenta a Dios sobre todo de su pueblo.

“Pienso continuamente en la reina Ester, que fue sacada de su pueblo para dar cuenta ante el rey. Yo soy una pequeña y débil Ester, pero el Rey que me ha elegido es infinitamente grande y misericordioso. Esto es un gran consuelo ” (31.10.1938).

-----------------------------

El Señor es bueno con todos, es cariñoso con todas sus criaturas (Sal 144,9)

-------------------

 

indulgencias del 7 al 11 de febrero de 2013

A)-Cada vez que del 7 al 11 del próximo mes de febrero en el santuario mariano de Altötting, o en cualquier otro lugar establecido por la autoridad eclesiástica, participen en una ceremonia celebrada para rezar a Dios por los propósitos de la Jornada Mundial del Enfermo, rezando el Padrenuestro, el Credo y una invocación a la Bienaventurada Virgen María.

-Los fieles que, en los hospitales públicos o en cualquier casa privada, atienden con caridad, como el Buen Samaritano, a los enfermos y, con motivo de su servicio no puedan participar en dichos actos, obtendrán el mismo don de indulgencia plenaria si, durante esos días, prestan con generosidad, al menos por alguna hora, su asistencia como si lo hicieran con el mismo Cristo Señor y rezan el Padre nuestro, el Credo y una invocación a la Bienaventurada Virgen María, con despego por el pecado y con el propósito de cumplir, lo antes posible los requisitos para conseguir la indulgencia plenaria.

-Los fieles que, por enfermedad, edad avanzada u otra razón parecida, no puedan tomar parte en las ceremonias indicadas, obtendrán la indulgencia plenaria si, con desapego del pecado, y con el propósito de cumplir lo antes posible las condiciones habituales, participan espiritualmente en las sagradas funciones en los días determinados, particularmente mientras las celebraciones litúrgicas y el mensaje del sumo pontífice se transmiten por televisión o por radio, rezan por todos los enfermos y ofrecen a Dios a través de la Virgen María, “Salus infirmorum”, sus sufrimientos físicos y espirituales.

B)La indulgencia parcial será obtenida por todos los fieles cada vez que eleven a Dios misericordioso en los días indicados oraciones en ayuda de los enfermos, en el espíritu de este Año de la Fe.

--------------------------------------

San Agustín dice de la tercera Persona divina: «lo que el alma es en nuestro cuerpo, es el Espíritu Santo en el Cuerpo de Cristo, que es la Iglesia» (Serm. 187 de temp.).

Y esa intuición contemplativa y teológica entra para siempre en la tradición católica (Sto. Tomás, In Col. I,18, lect.5; «corazón» del Cuerpo, STh III,8,1; León XIII, Divinum illud 8; Pío XII, Mystici Corporis, Denz: 3808; Vaticano II, LG 7g, en nota; Juan Pablo II, Dominum et vivificantem 25).

--------------------------------------

Cardenal Robert Sarah, 19.05.2020, Le Figaro: El Covid-19 ha puesto al descubierto una insidiosa enfermedad que está carcomiendo a la Iglesia: pensar en sí misma como «de este mundo».

Frente a la muerte, no hay respuesta humana que se sostenga. Sólo la esperanza de una vida eterna permite superar el escándalo.

La Iglesia Católica está llamada a volver a su responsabilidad primera. El mundo espera de ella una palabra de fe que le permita superar el trauma de este encuentro cara a cara con la muerte.

Pero entonces, la Iglesia debe cambiar. Debe dejar de tener miedo a chocar y a ir contracorriente. Debe renunciar a pensarse a sí misma como una institución del mundo. Debe volver a su única razón de ser: la fe.

--------------------------------------

 

Yo no soy profeta ni hijo de profeta. Yo era un pastor y un cultivador de sicomoros. Pero el Señor me arrancó de mi rebaño y me dijo: «Ve, profetiza a mi pueblo Israel» (Amós 7,14-15).

--------------------------------------

 

Hermanos, somos deudores, pero no de la carne para vivir según la carne (Rom 8,12).

 

Me está reservada la corona de la justicia, que el Señor, juez justo, me dará en aquel Día; y no sólo a mí, sino también a todos los que hayan aguardado con amor su Manifestación.
(2 Tim 4,8)

Te conjuro en presencia de Dios y de Cristo Jesús que ha de venir a juzgar a vivos y muertos, por su Manifestación y por su Reino:
Proclama la Palabra, insiste a tiempo y a destiempo, reprende, amenaza, exhorta con toda paciencia y doctrina.
(2 Tim 4, 1-2)

-----------------------

Se manifestará el Impío, a quien el Señor destruirá con el soplo de su boca, y aniquilará con la Manifestación de su Venida. (2Tes 2,8)

Primero tiene que venir la apostasía y manifestarse el Hombre impío, el Hijo de perdición, el Adversario que se eleva sobre todo lo que que lleva el nombre de Dios o es objeto de culto, hasta el extremo de sentarse él mismo en el Santuario de Dios y proclamar que él mismo es dios.
El misterio de anomía ya está actuando.
Se manifestará el Impío, a quien el Señor destruirá con el soplo de su boca, y aniquilará con la Manifestación de su Venida. (2Tes 2,3-4,7-8)

Ha de venir la apostasía y ha de manifestarse el hombre de la iniquidad, el hijo de
la perdición, que se opone y se alza contra todo lo que se dice dios o es adorado, hasta
sentarse en el templo de Dios y proclamarse dios a sí mismo.

El misterio
de iniquidad está ya en acción; sólo falta que el que lo retiene sea apartado. Entonces
se manifestará el inicuo, a quien el Señor Jesús matará con el aliento de su boca, destruyéndolo con la manifestación de su venida. (2Tes 2,3-4,7-8 Nácar)

-------------------------

«Entregará a la muerte hermano a hermano y padre a hijo; se levantarán hijos contra padres y los matarán».
(Mt 10,21)

«No penséis que he venido a traer paz a la tierra. No he venido a traer paz, sino espada.
»Sí, he venido a enfrentar al hombre con su padre, a la hija con su madre, a la nuera con su suegra; y enemigos de cada cual serán los que conviven con él.
»El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí».

(Mt 10,34-37)

«El que encuentre su vida, la perderá; y el que pierda su vida por mí, la encontrará».
(Mt 10,39)

«Si no se os recibe ni se escuchan vuestras palabras, salid de la casa o de la ciudad aquella sacudiendo el polvo de vuestros pies.
»Yo os aseguro: el día del Juicio habrá menos rigor para la tierra de Sodoma y Gomorra que para aquella ciudad.
»Quien a vosotros recibe, a mí me recibe, y quien me recibe a mí, recibe a Aquel que me ha enviado.
»Quien reciba a un profeta por ser profeta, recompensa de profeta recibirá, y quien reciba a un justo por ser justo, recompensa de justo recibirá.
»Y todo aquel que dé de beber tan sólo un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños, por ser discípulo, os aseguro que no perderá su recompensa».

(Mt 10,14-15; 40-42)

 

34 «No penséis que he venido a traer paz a la tierra. No he venido a traer paz, sino espada.
35 Sí, he venido a enfrentar al hombre con su padre, a la hija con su madre, a la nuera con su suegra;
36 y enemigos de cada cual serán los que conviven con él.
37 «El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí.
38 El que no toma su cruz y me sigue detrás no es digno de mí.
39 El que encuentre su vida, la perderá; y el que pierda su vida por mí, la encontrará.

40 «Quien a vosotros recibe, a mí me recibe, y quien me recibe a mí, recibe a Aquel que me ha enviado.
41 «Quien reciba a un profeta por ser profeta, recompensa de profeta recibirá, y quien reciba a un justo por ser justo, recompensa de justo recibirá.
42 «Y todo aquel que dé de beber tan sólo un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños, por ser discípulo, os aseguro que no perderá su recompensa».

(Mt 10,34-42)

 

No es la religión la más importante virtud, sino la caridad, el amor de Dios que ha sido infundido en nuestros corazones por el Espíritu Santo que se nos ha dado (Rom 5,5)

«No todo el que me diga: "Señor, Señor", entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial».
(Mt 7,21)

«Todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica, será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca:
cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, y embistieron contra aquella casa; pero ella no cayó, porque estaba cimentada sobre roca. Y todo el que oiga estas palabras mías y no las ponga en práctica, será como el hombre insensato que edificó su casa sobre arena:
cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, irrumpieron contra aquella casa y cayó, y fue grande su ruina».
(Mt 7,24-27)

«Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madr.
(Mc 3,31-35)

Llegan su madre y sus hermanos, y quedándose fuera, le envían a llamar.
Estaba mucha gente sentada a su alrededor. Le dicen: «¡Oye!, tu madre, tus hermanos y tus hermanas están fuera y te buscan».
El les responde:
«¿Quién es mi madre y mis hermanos?»
Y mirando en torno a los que estaban sentados en corro, a su alrededor, dice:
«Estos son mi madre y mis hermanos. Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre»
.
(Mc 3,31-35)

Lo importante es vivir según Dios. Vivir y obrar según la voluntad de Dios.

No sólo lo enseña Dios por medio de san Pablo (Gal 5,16-25; 6,7-8; 8,5-14. I Cor 3,3), según explica san Agustín (Civ. Dei, XIV, cap. 3 y 4), sino que lo enseña con insistencia el propio Jesús en el Evangelio. Nos exhorta a convertirnos, porque viene el Reino de Dios. Convertirmos es orientarnos a Dios en vez de a nosotros mismos. Darle nuestro corazón a Jesús para que Dios reine en él y no tengamos más voluntad que hacer lo que Dios quiere. Suplicándole a Jesús que reine en nosotros y nos dé su Corazón.

El culto al Sagrado Corazón de Jesús, lleva a lo más importante, a su reinado universal y social, al reino de Dios en cada uno y en la sociedad entera.

Jesús no quiere sólo el culto a su Corazón, sino ante todo quiere darnos el reino de Dios, darnos el reinado de su Sagrado Corazón a cada uno y a toda la sociedad humana, porque ese es nuestro bien: que vivamos según la voluntad de Dios.

Obras son amores y no buenas razones. En este caso, la voz del pueblo coincide con la palabra de Dios.

Tarancón también tiene un libro sobre el Sagrado Corazón. Pero no basta con el culto o la invocación, sino que se requiere el reinado del Corazón divino de Jesúa en cada uno y consiguientemente en todas las naciones.

-------------------------

Estaba hablando a la muchedumbre, cuando su madre y sus hermanos se presentaron fuera y trataban de hablar con él.
Alguien le dijo: «¡Oye! ahí fuera están tu madre y tus hermanos que desean hablarte».
Pero él respondió al que se lo decía:
«¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?»
Y, extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo:
«Estos son mi madre y mis hermanos. Pues todo el que cumpla la voluntad de mi Padre celestial, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre».
(Mt 12,46-50)

«Todo el que cumpla la voluntad de mi Padre celestial, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre».
(Mt 12,50)

 

Llegan su madre y sus hermanos, y quedándose fuera, le envían a llamar.
Estaba mucha gente sentada a su alrededor. Le dicen: «¡Oye!, tu madre, tus hermanos y tus hermanas están fuera y te buscan».
El les responde:
«¿Quién es mi madre y mis hermanos?»
Y mirando en torno a los que estaban sentados en corro, a su alrededor, dice:
«Estos son mi madre y mis hermanos. Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre».
(Mc 3,31-35)
«Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre».
(Mc 3,31-35)

 

19 Se presentaron donde él su madre y sus hermanos, pero no podían llegar hasta él a causa de la gente.
20 Le anunciaron: «Tu madre y tus hermanos están ahí fuera y quieren verte.»
21 Pero él les respondió:
«Mi madre y mis hermanos son aquellos que oyen la Palabra de Dios y la cumplen».
(Lc 8,19-21)

«Mi madre y mis hermanos son aquellos que oyen la Palabra de Dios y la cumplen».
(Lc 8,21)

 

"En los negocios de mi Padre me es necesario estar"  (Lc 2:49).

 

"Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo." (Lc 14:26) 

 

------------------------

«No todo el que me diga: "Señor, Señor", entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial».
(Mt 7,21)

«Todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica, será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca:
cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, y embistieron contra aquella casa; pero ella no cayó, porque estaba cimentada sobre roca. Y todo el que oiga estas palabras mías y no las ponga en práctica, será como el hombre insensato que edificó su casa sobre arena:
cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, irrumpieron contra aquella casa y cayó, y fue grande su ruina».
(Mt 7,24-27)

------------------------

21 «No todo el que me diga: "Señor, Señor", entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial.

22 Muchos me dirán aquel Día: "Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?"
23 Y entonces les declararé: "¡Jamás os conocí; apartaos de mí, agentes de iniquidad!"
24 «Así pues, todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica, será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca:
25 cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, y embistieron contra aquella casa; pero ella no cayó, porque estaba cimentada sobre roca.

26 Y todo el que oiga estas palabras mías y no las ponga en práctica, será como el hombre insensato que edificó su casa sobre arena:
27 cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, irrumpieron contra aquella casa y cayó, y fue grande su ruina».
28 Y sucedió que cuando acabó Jesús estos discursos, la gente quedaba asombrada de su doctrina;
29 porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como sus escribas.
(Mt 7,21-29)

---------------------

El mahdi
«Todo musulmán, (no hablo de los librepensadores que han perdido la fe) cree que al acercarse el Juicio Final el mahdi vendrá, declarará una guerra santa y establecerá el Islam en todo el mundo, después de haber exterminado o subyugado a todos los no musulmanes. En esta fe, el musulmán mira al Islam como a su verdadera patria y a los pueblos no musulmanes como destinados, tarde o temprano, a ser subyugados por él como musulmán o por sus descendientes; si está sometido a una nación no musulmana, se trata de una prueba pasajera; su fe le asegura que finalmente triunfará sobre aquellos a los que ahora está sometido; la sabiduría le anima a vivir con calma esta prueba; «el pájaro atrapado en la trampa que lucha perderá sus plumas y romperá sus alas, si está tranquilo llegará intacto al día de su liberación», afirman; pueden preferir una nación a otra, pueden preferir ser sumisos a los franceses antes que a los alemanes, porque saben que los primeros son más amables; pueden estar apegados a tal o cual francés, como uno está apegado a un amigo extranjero; pueden luchar con gran coraje por Francia, por sentido del honor, carácter guerrero, espíritu de cuerpo, lealtad a la palabra, como los soldados de fortuna de los siglos XVI y XVII: pero en general, salvo en casos excepcionales, mientras sean musulmanes, no serán franceses; esperarán más o menos pacientemente el día del mahdi, en el que someterán a Francia».
(Carlos de Foucauld
, carta a René Bazin, de 16 de julio de 1916. Cit. Jorge Soley https://www.infocatolica.com/blog/archipielago.php/2006111114-carlos-de-foucauld-y-el-islam#more39767).

---------------------

En las nubes del cielo venía como un Hijo de hombre. Se dirigió hacia el Anciano y fue llevado a su presencia.
A él se le dio imperio, honor y reino, y todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieron. Su imperio es un imperio eterno, que nunca pasará, y su reino no será destruido jamás".
(Dn 7,13-14)

Seguí mirando. Y en mi visión nocturna, vi venir una especie de hijo de hombre entre las nubes del cielo. Avanzó hacia el anciano y llegó hasta su presencia. A Él se le dio poder, honor y reino. |Y todos los pueblos, naciones y lenguas lo sirvieron. Su poder es un poder eterno, no cesará. Su reino no acabará.
(Dn 7,13-14 CEE 2011)

 

Yo seguída mirando, y en la visión nocturna vi venir sobre las nubes del cielo alguien parecido a un ser humano , que se dirigió hacia el anciano y fue presentado ante Él. Le dieron poder, honor y reino y todos los pueblos, naciones y lenguas le servían. Su poder es eterno y nunca pasará, y su reino no será destruido.
(Dn 7,13-14 Bibl Jeru)

 

Aspiciebam ergo in visione noctis et ecce cum nubibus caeli quasi filius hominis veniebat et usque ad antiquum dierum pervenit et in conspectu eius obtulerunt eum et dedit ei potestatem et honorem et regnum et omnes populi tribus ac linguae ipsi servient potestas eius potestas aeterna quae non auferetur et regnum eius quod non corrumpetur.
(Dn 7,13-14 Vulgata)

 

Seguí mirando en mi visión nocturna y he aqu\'ed que con las nubes del cielo venía como un hijo de hombre. Avanz\'f3 hasta el anciano venerable y fue llevado ante \'e9l. A Él se le dio dominio, honor y reino. Y todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieron. Su dominio es un dominio eterno que no pasar\'e1; y su reino no ser\'e1 destruido.
(Dn 7,13-14 EUNSA)

 

I saw in the night visions, and, behold, \cf1\i one\cf0\i0 like the Son of man came with the clouds of heaven, and came to the Ancient of days, and they brought him near before him. And there was given him dominion, and glory, and a kingdom, that all people, nations, and languages, should serve him: his dominion \cf1\i is\cf0\i0 an everlasting dominion, which shall not pass away, and his kingdom \cf1\i that\cf0\i0 which shall not be destroyed. (KJV)

--------------------------------------

«La revelación del amor misericordioso del Padre ha constituido el núcleo central de la misión mesiánica del Hijo del Hombre» (San Juan Pablo II, Dives in misericordia, n. 13)

---------------------------------------

Santo Tomás de Aquino, presbítero, Opúsculo 57, En la fiesta del Cuerpo de Cristo, lect. 1-4:

Cristo instituyó este sacramento como el memorial perenne de su pasión y la más maravillosa de sus obras.

--------------

."Sólo quienes estén «arraigados y fundados en la caridad» (Ef 3, 17) saben oponerse a la civilización de la muerte y construir, sobre los escombros del odio, del desprecio y de la injusticia, una civilización que tiene su fuente en el Corazón del Salvador". [San Juan Pablo II, Homilía en la Fiesta del Sagrado Corazón, 11.06.1999. Cristiandad, Barcelona, julio-agosto 1999. Pág. 9 (145)]
http://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/homilies/1999/documents/hf_jp-ii_hom_19990611_warsaw-synod.html
[
LEER MÁS]

-------------------

San Francisco de Sales, el viernes siguiente a la octava del Corpus de año 1610, le escribió a santa Juana Francisca Fremiot de Chantal:

"Buenos días, mi muy querida hija. Esta noche Dios me ha hecho pensar que nuestra casa, nuestra Orden de la Visitación, es suficientemente importante, por su gracia, para llevar su blasón, su emblema, su eficaz grito de batalla. He pensado, querida Madre, que si usted está de acuerdo, adoptemos como nuestro escudo de armas un Corazón atravesado por dos flechas, rodeado de espinas y que sirva de base a una cruz en la que estén grabados los sagrados nombres de Jesús y de María".

Sesenta y cinco años después, santa Margarita María Alacoque, religiosa de la Orden de la Visitación, recibió del Señor Jesús, el Verbo hecho carne, el encargo de conseguir que la Iglesia estableciese una fiesta litúrgica el viernes siguiente a la octava de Corpus, en honor de su Sagrado Corazón, que le mostró con la herida de la lanza, rodeado de espinas, con una cruz clavada en lo alto y envuelto en llamas ardientes y luminosas.

-------------------

La Eucaristía sana "la memoria herida por la falta de afecto y las amargas decepciones recibidas de quien habría tenido que dar amor pero que, en cambio, dejó desolado el corazón: Dios puede curar estas heridas" .

Además, sana "nuestra memoria negativa", esa que "hace aflorar las cosas que están mal y nos deja con la triste idea de que no servimos para nada, que sólo cometemos errores, que estamos 'equivocados'. Jesús viene a decirnos que somos valiosos: que somos los invitados que ansía... que el mal y los pecados no son nuestra identidad; son enfermedades, infecciones. Y viene a curarlas con la Eucaristía, que contiene los anticuerpos para nuestra memoria enferma de negatividad
... con Jesús podemos inmunizarnos de la tristeza".

"La alegría del Señor cambia la vida...
las heridas que llevamos dentro no sólo nos crean problemas a nosotros mismos, sino también a los demás. Nos vuelven temerosos y suspicaces; cerrados al principio, pero a la larga cínicos e indiferentes. Nos llevan a reaccionar ante los demás con antipatía y arrogancia, con la ilusión de creer que de este modo podemos controlar las situaciones. Pero es un engaño, pues sólo el amor cura el miedo de raíz y nos libera de las obstinaciones que aprisionan. Esto hace Jesús, que viene a nuestro encuentro con dulzura, en la asombrosa fragilidad de una Hostia".

"La Sagrada Escritura se nos dio para evitar que nos olvidemos de Dios".

Francisco en la fiesta del Corpus, 14 de junio de 2020

------------------------------------------

Él pasó haciendo el bien y curando a todos los oprimidos por el Diablo, porque Dios estaba con él.
(Hch 10,38)

"En esta escuela del Corazón de Jesús se aprende un medio fácil para llegar a la contrición y compunción de los pecados"
(Fray Fernando de Ceballos: Discurso apologético por la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Lisboa. 1800).

"Llorar los pecados públicos del Reino y todos los que se cometen en medio de la Iglesia es una señal de predestinación"
(Fray Fernando de Ceballos: Discurso apologético por la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Lisboa. 1800).

La democracia tradicional frente a la democracia absoluta.

Al PSOE le da resultado el truco Miterrand de subdividir la derecha. Y más, la compra masiva de votos mediante los decretos de los viernes sociales de la precampaña. Y más todavía, la corruptora corrupción ideológica y moral generalizada desde la derecha, la izquierda y el centro, aparte de la corrupción económica de la que fue acusada una serie de jefes peperos, que fue judicializada como responsabilidad del partido. Y encima "denuncia" el PSOE que hay tres derechas y utiliza el "que viene la ultraderecha" como aglutinante de apoyos hasta derechistas.

Elecciones en la pseudodemocracia que impera en España en 2019
No hay democracia, porque, para que haya democracia, no ha de haber corrupción, ni en los políticos al gobernar, ni en los electores al votar; sino hacerlo según las normas objetivas de moralidad, por lo que es ilícito votar a favor de las opciones contrarias a dichas normas objetivas de moralidad.

"El llamado «derecho a decidir» no es moralmente legítimo en sí mismo, pues supondría la absolutización de la voluntad de poder desvinculada de la moralidad del contenido de la decisión y del marco social e institucional donde se toman las decisiones"
(Indicaciones de la Conferencia Episcopal Española ante las
elecciones del 10 11 2019, haciendo suyas, también para esta ocasión, las que redactó Mons. Argüello, Secretario de dicha CEE, ante las elecciones del 28.04.20196 y que fueron publicadas en abril de 2019 en la revista Ecclesia)


«La Iglesia existe para esto: para hacer presente, aquí y ahora, la acción redentora de Cristo. ¡Ay, si la memoria de la Iglesia tiene otros contenidos!»

«Es dramáticamente urgente que la Iglesia ponga fin al silencio acerca de lo sobrenatural.
»Es urgente la propuesta clara, neta, de una verdadera educación cristiana de los niños y los jóvenes.

»Todo lo que constituye lo que nosotros llamamos «civilización occidental» conduce al ateísmo o a la expulsión de la religión del horizonte de la vida. En una palabra: es una civilización atea e inmanentista. La falsificación que ha sufrido la conciencia moral es el síntoma patológico inequívoco.

»El primer deber de toda la Iglesia es denunciar esta destrucción de lo humano derivada de la expulsión de Dios del horizonte de la vida.
»Sería evadirse gravemente de su misión hablar habitualmente de otras cosas y exhortar con frecuencia a algo distinto para asegurarse el consenso del mundo.
»Hace falta una fuerza regeneradora, que viene de lo alto mediante la Iglesia.
»Vivimos en un momento de lucha, de la que nadie debe desertar, pues cada uno tiene, al menos, una de las tres armas: la oración, la palabra, la pluma».

(Cardenal Carlo Cafarra, texto de su conferencia "La devastación de lo humano",
preparada para el 10.09.2017, y leída ese día como testamento espiritual, tras su muerte el 6.09.2017.
http://infocatolica.com/?t=opinion&cod=30409 )


-------------------------------------------

Os hemos dado a conocer el poder y la Venida de nuestro Señor Jesucristo, no siguiendo fábulas ingeniosas, sino después de haber visto con nuestros propios ojos su majestad.
Porque recibió de Dios Padre honor y gloria, cuando la sublime Gloria le dirigió esta voz: «Este es mi Hijo muy amado en quien me complazco.»
Nosotros mismos escuchamos esta voz, venida del cielo, estando con él en el monte santo. (II P 1,16-18)

En los últimos días vendrán hombres llenos de sarcasmo, guiados por sus propias pasiones, que dirán en son de burla: «¿Dónde queda la promesa de su Venida? Pues desde que murieron los Padres, todo sigue como al principio de la creación»... No se retrasa el Señor en el cumplimiento de la promesa, como algunos lo suponen, sino que usa de paciencia con vosotros, no queriendo que algunos perezcan, sino que todos lleguen a la conversión.
(II P 3,3-4;9)

El Día del Señor llegará como un ladrón; en aquel día, los cielos, con ruido ensordecedor, se desharán; los elementos, abrasados, se disolverán, y la tierra y cuanto ella encierra se consumirá. Puesto que todas estas cosas han de disolverse así, ¿cómo conviene que seáis en vuestra santa conducta y en la piedad, esperando y acelerando la venida del Día de Dios, en el que los cielos, en llamas, se disolverán, y los elementos, abrasados, se fundirán?
Pero esperamos, según nos lo tiene prometido, nuevos cielos y nueva tierra, en los que habite la justicia.
(II P 3,10-13 Bibl Jeru)

---------------------------------------

Juramento antimodernista

. .Profesión tridentina de fe

Sacrorum antistitum de 1910

Decreto Lamentabili de 1907 .... .

PASCENDI ....ENCÍCLICAS.....

CRISTIANDAD FUTURA......

Francisco Cambó (1876-1947), político catalán, en octubre de 1937 publicó en La Nación un artículo titulado La cruzada española, en el que decía: «No es hoy momento de discutir cómo se regirá la nueva España [cuando termine la guerra civil]. Pero una cosa podemos decir: España (…) fue un más grande valor universal en cuanto fue más española, más íntimamente unida a la solera medieval que la forjó preparando la gran obra de los Reyes Católicos y de los primeros Austrias, mientras que las etapas de su decadencia coinciden con las de su decoloración tradicional» (en R. de la Cierva, Misterios de la historia, Planeta 1990, 144).

 

Doctrina sobre las indulgencias y el modo de ganarlas

..Bula de canonización por Benedicto XV de santa Margarita María Alacoque de 13 de mayo de 1920 .

Compendio de Doctrina Social de la Iglesia de 2004 .

Tratado de la gracia y el libre albedrío de san Bernardo

Il sensus fidei nella vita della Chiesa
Comisión teológica internacional 2014

Un obispo habla: Entrevista a Mons. Schneider por el presbítero don Javier Olivera Ravasi

4 de mayo de 2020
"No busquéis errores y equivocaciones en los demás y no los juzguéis"

Clama, ne cesses (Is 58,1). «Grita a plena pulmón, no te contengas». [Biblia de la CEE. Lectura de la misa del 28.02.2020]. «Clama a voz en grito, no te moderes» [Biblia de Jerusalén].

----------------------------

La manifestación al mundo del Sagrado Corazón de Jesús en las revelaciones de Paray-le-Monial a santa Margarita María Alacoque "es una verdadera profecía de que Él reinará en el mundo a pesar de sus enemigos y esto porque por esta nueva redención destruirá el imperio de Satanás y sobre las ruinas del mismo levantará el imperio de su Amor".
(Ramón Orlandis, S. I.: Pensamientos y Ocurrencias. 1934. Cristiandad, núm. 269, de 1 de junio de 1955).

-----------------------------

Congregación para la doctrina de la fe, Nota doctrinal ilustrativa de la fórmula conclusiva de la “Professio fidei”, 29 de junio de 1998, nn. 5-7

Código de Derecho Canónico, can. 752.

----------------------------

Aprovechan el coronavirus 2020.. ... Normativa Covid 19..

Más vale padecer por obrar el bien

---------------

Y cómo me las maravillaría yo

LOS DOS CONEJOS
Fábula de Tomás de Iriarte

https://albalearning.com/audiolibros/iriarte/11conejos.html

Por entre unas matas, 
seguido de perros 
-no diré corría- 
volaba un conejo.

De su madriguera
salió un compañero, 
y le dijo: «Tente, 
amigo, ¿qué es esto?»

«¿Qué ha de ser? -responde-; 
sin aliento llego...
Dos pícaros galgos 
me vienen siguiendo».

«Sí -replica el otro-, 
por allí los veo... 
Pero no son galgos».
«¿Pues qué son?» «Podencos».

«¿Qué? ¿Podencos dices? 
Sí, como mi abuelo. 
Galgos y muy galgos; 
bien vistos los tengo».

«Son podencos, vaya, 
que no entiendes de eso». 
«Son galgos, te digo». 
«Digo que podencos».

En esta disputa
llegando los perros, 
pillan descuidados 
a mis dos conejos.

Los que por cuestiones 
de poco momento
dejan lo que importa,
llévense este ejemplo.

------------------------

Fray Luis de León

Acude, corre, vuela,
traspasa la alta sierra, ocupa el llano.
No perdones la espuela
no des paz a la mano;
menea fulminando el hierro insano.

---------------------

«Si el Papa está equivocado esta vez, espero que admita el error; si él no lo admite, espero que un futuro Papa lo haga» (El Cardenal Joseph Zen en noviembre de 2018, sobre el acuerdo secreto con China comunista).

"Para las personas que odian la verdad, la verdad parece odio" (Sullins, 2.11.2018).

---------------------

 

"Fue levantado en presencia de ellos, y una nube le ocultó a sus ojos.
Estaban con los ojos clavados en el cielo mirando cómo se iba, de pronto se les presentaron dos varones con vestiduras blancas que les dijeron:
«Galileos, ¿qué hacéis ahí plantados mirando fijamente al cielo? Este que os ha sido llevado, este mismo Jesús, vendrá así tal como le habéis visto subir al cielo»".
(Hch 1,9-11).

"Videntibus illis elevatus est et nubes suscepit eum ab oculis eorum cumque intuerentur in caelum eunte illo ecce duo viri adstiterunt iuxta illos in vestibus albis qui et dixerunt:
viri galilaei quid statis aspicientes in caelum hic Iesus qui adsumptus est a vobis in caelum sic veniet quemadmodum vidistis eum euntem in caelum.
(Hch 1,9-11 Vulgata).

"Se elevó en presencia de ellos hacia el cielo, y una nube lo ocultó a su vista. Mientras continuaban mirando ansiosamente al cielo, con la vista fija en Jesús, que se alejaba, aparecieron de improviso ante ellos dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron:
«Galileos, qué estáis mirando al cielo? Ese Jesús, que ha sido llevado al cielo, vendrá de la misma manera que le habéis visto remontarse allí. (Hch 1,9-11 Fray Felipe de Fuenterrabía).

"Mientras ellos lo observaban, se elevó, y una nube lo ocultó a sus ojos. Estaban mirando atentamente al cielo mientras Él se iba, cuando se presentaron ante ellos dos hombres con vestiduras blancas que dijeron:
-Hombres de Galilea, ¿qué hacéis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que de entre vosotros ha sido elevado al cielo, vendrá de igual manera a como le habéis visto subir al cielo»". (Hch 1,9-11 Bibl de Navarra. EUNSA)

"A la vista de ellos fue elevado, y una nube lo ocultó a sus ojos. Estaban ellos mirando atentamente al cielo mientras se iba, y de pronto se les presentaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron:
«Hombres de Galilea, ¿qué hacéis ahí parados mirando al cielo? Este mismo Jesús que os ha sido arrebatado al cielo volverá de la misma manera que le habéis visto irse al cielo. (Hch 1,9-11 Bibl Ausejo)

"A la vista de ellos, fue elevado al cielo, hasta que una nube se lo quitó de la vista. Cuando miraban fijos al cielo, mientras se iba marchando, se les presentaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron:
«Galileos, ¿qué hacéis ahí plantados mirando al cielo? El mismo Jesús que ha sido tomado de entre vosotros y llevado al cielo, volverá como le habéis visto marcharse al cielo (Hch 1,9-11 Bibl CEE 2011)

"Fue levantado en presencia de ellos, y una nube le ocultó a sus ojos.
Como ellos estuvieran mirando fijamente al cielo mientras Él se iba, se les presentaron de pronto dos hombres vestidos de blanco que les dijeron:
«Galileos, por qué permanecéis mirando al cielo? Este Jesús, que de entre vosotros ha sido llevado al cielo, volverá así tal como le habéis visto marchar al cielo (Bibl Jer).

"Viéndolo ellos, fue llevado hacia lo alto, y una nube, tomándolo sobre sí, lo ocultó a sus ojos.Y mientras estaban con los ojos clavados en el cielo mirando cómo se iba, de pronto se les presentaron dos varones con vestiduras blancas, los cuales 1es dijeron:
«Varones galileos, qué hacéis ahí plantados mirando fijamente al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido quitado de entre vosotros para ser elevado al cielo, así vendrá, de la manera que le habéis contemplado irse al cielo. (Bover 1957)

----------------------

https://www.infocatolica.com/blog/sapientia.php/2005151042-lxxxii-el-misterio-de-latrini

«El problema esencial de nuestra fe es quién es nuestro Salvador. La fe cristiana consiste en profesar que Jesús es el Ungido, el Cristo, el Salvador, porque es el Hijo de Dios, la Palabra eterna del Padre enviada al mundo para salvarnos. La predicación de Cristo Salvador es, por tanto, la predicación de que Jesús es el Hijo de Dios».
(Francisco Canals Vidal, Los siete primeros concilios. La formulación de la ortodoxia católica, Barcelona. Editorial Scire, 2003, p. 26.)

«Es preciso reconocer que sólo de Dios puede venir nuestra divinización, pues el hombre no puede autodivinizarse y el hombre en pecado no tiene fuerzas para autorredimirse, y si somos verdaderamente hijos de Dios por la gracia de adopción, es porque Dios ha enviado a su Hijo para que tengamos vida» (ib., 26-27)

La primera herejía sobre el misterio Trinitario es el "error judío" sobre Jesús:

«es el del judío que admite que Jesús de Nazaret es el Mesías esperado, separándose en esto de la práctica totalidad del pueblo, pero que ve esto a su manera, influido también por la secta de los fariseos»
(Francisco Canals Vidal, Los siete primeros concilios. La formulación de la ortodoxia católica, Barcelona. Editorial Scire, 2003, p. 27).

 

«los judíos esperaban una liberación nacional de Israel frente a los poderes gentiles, un libertador modelo y ejemplo de justicia ante Dios, un Cristo libertador de las opresiones humanas, maestro y ejemplo de justicia, pero no Aquel que nos salva los pecados. Por esto, entendían que el Mesías era un hombre no Dios hecho hombre»
(Francisco Canals Vidal, Los siete primeros concilios. La formulación de la ortodoxia católica, Barcelona. Editorial Scire, 2003, pp. 27-28).

 

«el que no siente necesidad de ser salvado de sus pecados, no espera que el Salvador sea verdaderamente el Emmanuel, Dios con nosotros. Espera que sea un hombre que merezca ser llamado hijo de Dios, porque sea el judío más excelso de todos los tiempos, el mejor cumplidor de la Ley, el que es más justo según aquella justicia que proviene del esfuerzo humano, aquél a quien Dios tiene que adoptar como hijo suyo, y que puede llamar a Dios Padre suyo, porque se lo ha ganado».
(Francisco Canals Vidal, Los siete primeros concilios. La formulación de la ortodoxia católica, Barcelona. Editorial Scire, 2003, pp. 27-28).

«opinando que Jesucristo es puro hombre y que procede originariamente de María Virgen y que por el mérito de su santa vida alcanzó más que nadie el honor de la divinidad, lo creyeron hijo de Dios por el espíritu de adopción, igual que los demás hombres, y engendrado por Él mediante la gracia; y que es llamado Dios en la Escritura por cierta semejanza con Dios, pero no por su naturaleza, sino por una participación de la bondad divina».

Dicen de Jesús: «en recompensa de su obediencia y de los sufrimientos se le hizo merced de un honor divino y fue ensalzado sobre todas las cosas»; y «parece ser que fue hecho Dios en el tiempo, y no nacido antes de todo tiempo».

«Los que sostuvieron primeramente esta opinión fueron algunos herejes antiguos, Cerinto», hereje del siglo I, jefe de una secta judeocristiana... los ebionitas, otra secta judeocristiana; «renovándola después Pablo de Samosata», patriarca de Antioquia, del siglo III; afirmándola por último Fotino» obispo romano del siglo IV

No sólo con el Antiguo Testamento (Pr 8,24), sino también con el Nuevo se refuta la herejía, porque:

«Lo mismo resulta según las palabras de Juan Evangelista, porque al anteponer: «Al principio era el Verbo» (Jn 1, 1), con cuyo nombre se entiende el Hijo, como se demostró (IV, c. 3), para que nadie lo interpretara según la predestinación, añadió: «todas las cosas fueron hechas por Él, y sin Él no se hizo nada» (v. 3); lo cual no sería verdad si no hubiera existido antes que el mundo».

«Asimismo dice el Hijo de Dios: «Nadie ha subido al cielo sino el que descendió del cielo, el hijo del hombre, que está en el cielo» (Jn 3, 13).

«Porque descendí del cielo no para hacer mi voluntad sino la voluntad de aquel que me envió» (Jn 6, 38).

Jesús no fue hecho hijo adoptivo de Dios por sus méritos:

«Por el contrario, San Pablo declara que, siendo Dios, se hizo hombre: «El cual existiendo en forma de Dios, no retuvo ávidamente el ser igual a Dios, sino que se anonadó a sí mismo tomando forma de siervo, hecho a la semejanza de hombre, y hallado en la condición de hombre» (Fil 2, 6). Luego, dicha opinión no concuerda con al sentencia del Apóstol».

nota Santo Tomás:

«en la Sagrada escritura se atribuyen algunas obras tan propiamente a Dios, que no pueden convenir a nadie más, como la santificación de las almas y la remisión de los pecados; así se dice: «yo, Yahvé que os santifico» (Lev 20, 8), «Yo soy quien por mi mismo borro tus pecados» (Is 43, 25). Ambos textos los aplica la Sagrada Escritura a Cristo. Pues dice San Pablo: «el que santifica y los que son santificados, todos viene de uno solo» (de Dios Padre y de Cristo respectivamente) (Hb 2, 11)».
(Cf. Santo Tomás de Aquino, Comentario a la epístola de San Pablo a los hebreos, II, lec. 3).

Al comentar este versículo, decía San Juan Enrique Newman:

«Del mismo modo en que Él es por naturaleza Hijo de Dios, nosotros somos Hijos de Dios por la gracia, y es Él quien nos ha hecho de ese modo. Nos lo dice el texto sagrado: Él es el "Santificador", nosotros los "santificados"... Más aún: Él y nosotros, continúa la Escritura, "somos un todo". Dios santifica a los ángeles, pero en ese caso Creador y criatura no son un todo. Sin embargo, el Hijo de Dios y nosotros somos de una misma naturaleza, pues Él se ha convertido en "el primogénito de toda criatura" se ha encarnado en nuestra naturaleza, y en ella y por ella nos santifica... Es hermano nuestro en virtud de su Encarnación... Habiendo santificado nuestra naturaleza en sí mismo, la comparte con nosotros».
(John Henry Newman, Sermones parroquiales, Madrid, Ediciones Encuentro, 2007-2005, 8 vv., v. 5, 7. «El misterio de la divinización», pp. 105-115, p. 105).

Añade Newman:

«
(John Henry Newman, Sermones parroquiales, Madrid, Ediciones Encuentro, 2007-2005, 8 vv., v. 5, 7. «El misterio de la divinización», p. 105).

Así lo indica San Pablo, en el mismo versículo comentado, al escribir:

«No se avergüenza de llamarnos hermanos» (Hb 2, 11.).

«Jesús, para santificar al pueblo con su sangre, padeció fuera de la puerta [de la ciudad] »(Hb 13, 12)».

«El mismo Señor declaró de si mismo: ·el Hijo del Hombre tiene poder sobre la tierra para perdonar pecados" (Mt 9, 6); y lo confirmó con un milagro, como consta en San Mateo... «Esto mismo anunció el ángel sobre Él: «Él salvará el pueblo de sus pecados» (Mt 1, 21). Luego, Cristo, que santifica y perdona los pecados, no es llamado Dios por la misma razón por la que se llaman dioses los que son santificados y reciben el perdón de sus pecados: El es Dios porque tiene poder y naturaleza divinos... Según la Escritura, Cristo es llamado Hijo de Dios, y Dios no por la gracia de adopción, como puro hombre, sino por la naturaleza de su divinidad»».
(Santo Tomás de Aquino, Suma contra los gentiles, IV, c. 4).

«Los fariseos se escandalizaban hipócritamente porque Jesús perdonaba los pecados: ¿Cómo es que éste habla así? ¡Esto es una blasfemia¡ «¿Quién puede perdonar los pecados fuera de Dios?» (Mc 2, 7) ... A los judíos les parecía que si Dios les había dado la Ley, ellos debían cumplirla; y si la cumplían, ya no necesitaban nada más... Su relación con Dios de una manera jurídica, contractualista: si yo cumplo el pacto, Dios tiene que cumplir el suyo. Dios me ha dado la Ley, y yo la cumplo; luego Dios, en justicia, me tiene que premiar ... como si para guardar la Ley no fuera necesaria la gracia de Dios, y después de infringida la Ley por el pecado no hiciese falta una misericordia de Dios totalmente gratuita, tan gratuita como la donación de la gracia primera a Adán,Jesucristo fuese Dios mismo que ha descendido hasta nosotros, que ha venido para salvarnos... el hombre no puede pasar del pecado a la justicia sino en virtud de la promesa, por la misericordia prometida por Dios, y en virtud de la muerte redentora de Cristo ... A José se le reveló la divinidad del Hijo que nacería de María al decirle que salvaría al pueblo de sus pecados, porque sólo Dios perdona los pecados … Y a José le dice el ángel que él le pondrá el nombre de Jesús, que quiere decir "Yahvé salva", porque Él salvará a su pueblo de los pecados de ellos».
(Francisco Canals Vidal, Los siete primeros concilios. La formulación de la ortodoxia católica, Barcelona. Editorial Scire, 2003, p. 28).

««

Cf. Santo Tomás de Aquino, Comentario a la epístola de San Pablo a los hebreos, II, lec. 3.

John Henry Newman, Sermones parroquiales, op. cit., p. 105.

---------------

"Es fundamental que la Iglesia, pueblo de Dios, en sentido cristológico y no en sentido sociológico, esté verdaderamente insertada en Cristo" (Benedicto XVI, Audiencia General, 30.01.2008).

 

San Agustín

Benedicto XVI, Audiencia General, 30.01.2008

Carta apostólica Augustinum Hipponensem de san Juan Pablo II de 1986, en el decimosexto centenario de su conversión de san Agustín (14 de septiembre de 1986)

dos fórmulas célebres de fe y razón (cf. Sermones, 43, 9)

Fe y razón son "las dos fuerzas que nos llevan a conocer" (Contra academicos, III, 20, 43)

 "Vuelve a ti mismo. La verdad habita en lo más íntimo del hombre. Y si encuentras que tu naturaleza es mudable, trasciéndete a ti mismo. Pero, al hacerlo, recuerda que trasciendes un alma que razona. Así pues, dirígete adonde se enciende la luz misma de la razón" (San Agustín, De vera religione, 39, 72)

"Porque tú estabas más dentro de mí que lo más íntimo de mí, y más alto que lo supremo de mi ser", "interior intimo meo et superior summo meo" (San Agustín, Confesiones, III, 6, 11)

"Tú estabas, ciertamente, delante de mí, mas yo me había alejado también de mí, y no acertaba a hallarme, ¡cuánto menos a ti!" (San Agustín, Confesiones, V, 2, 2)

El hombre es "un gran enigma", "magna quaestio" (San Agustín, Confesiones, IV, 4, 9) y "un gran abismo", "grande profundum" (San Agustín, Confesiones, 14, 22) que sólo Jesucristo ilumina y colma.

"Nos hiciste, Señor, para ti, y nuestro corazón está inquieto, hasta que descanse en ti" (San Agustín, Confesiones,I, 1, 1).

El ser humano es sociable por naturaleza pero antisocial por vicio (San Agustín, De civitate Dei, XII, 27),
y quien lo salva es Cristo, único mediador entre Dios y la humanidad, y "camino universal de la libertad y de la salvación" (citado por San Juan Pablo II Augustinum Hipponensem, 21)

Fuera de este camino, que nunca le ha faltado al género humano "nadie ha sido liberado nunca, nadie es liberado y nadie será liberado" (San Agustín, De civitate Dei, X, 32, 2).

"Nos hemos convertido en Cristo. En efecto, si él es la cabeza, nosotros somos sus miembros; el hombre total es él y nosotros" (San Agustín, In Iohannis evangelium tractatus, 21, 8).

"Tarde te amé, hermosura tan antigua, y tan nueva, tarde te amé. Y he aquí que tú estabas dentro de mí, y yo fuera, y fuera te buscaba yo, y me arrojaba sobre esas hermosuras que tú creaste. Tú estabas conmigo, mas yo no estaba contigo. Me mantenían lejos de ti aquellas cosas que, si no estuviesen en ti, no existirían. Llamaste y gritaste, y rompiste mi sordera; brillaste y resplandeciste, y ahuyentaste mi ceguera; exhalaste tu fragancia, la respiré y suspiro por ti; te gusté y tengo hambre y sed de ti; me tocaste y me abrasé en tu paz".
(San Agustín, Confesiones, X, 27, 38).

 

Los tiempos

Le preguntaron: «Señor, ¿es en este momento cuando vas a restablecer el Reino de Israel?»
El les contestó: «A vosotros no os toca conocer el tiempo y el momento que ha fijado el Padre con su autoridad, sino que recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra».
Y dicho esto, fue levantado en presencia de ellos, y una nube le ocultó a sus ojos.
(Hch 1,6-9)

«De aquel día y hora, nadie sabe nada, ni los ángeles de los cielos, ni el Hijo, sino sólo el Padre. Como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del hombre... No se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y los arrastró a todos, así será también la venida del Hijo del hombre... Velad, pues, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor».
(Mt 24,36-42)

«De aquel día y hora, nadie sabe nada, ni los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre».
(Mc 13,32)

20 Habiéndole preguntado los fariseos cuándo llegaría el Reino de Dios, les respondió:
«El Reino de Dios viene sin dejarse sentir. Y no dirán: "Vedlo aquí o allá", porque el Reino de Dios ya está entre vosotros».
22 Dijo a sus discípulos:
«Días vendrán en que desearéis ver uno solo de los días del Hijo del hombre, y no lo veréis.
23 Y os dirán: "Vedlo aquí, vedlo allá". No vayáis, ni corráis detrás.
24 Porque, como relámpago fulgurante que brilla de un extremo a otro del cielo, así será el Hijo del hombre en su Día.
25 Pero, antes, le es preciso padecer mucho y ser reprobado por esta generación.

26 «Como sucedió en los días de Noé, así será también en los días del Hijo del hombre.
27 Comían, bebían, tomaban mujer o marido, hasta el día en que entró Noé en el arca; vino el diluvio y los hizo perecer a todos.
28 Lo mismo, como sucedió en los días de Lot: comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, construían;
29 pero el día que salió Lot de Sodoma, Dios hizo llover fuego y azufre del cielo y los hizo perecer a todos.
30 Lo mismo sucederá el Día en que el Hijo del hombre se manifieste.

31 «Aquel Día, el que esté en el terrado y tenga sus enseres en casa, no baje a recogerlos; y de igual modo, el que esté en el campo, no se vuelva atrás.
32 Acordaos de la mujer de Lot.
33 Quien intente guardar su vida, la perderá; y quien la pierda, la conservará.
34 Yo os lo digo: aquella noche estarán dos en un mismo lecho: uno será tomado y el otro dejado; habrá dos mujeres moliendo juntas: una será tomada y la otra dejada».
36 Y le dijeron: «¿Dónde, Señor?» El les respondió: «Donde esté el cuerpo, allí también se reunirán los buitres».
(Lc 17,20-36)

«En la casa de mi Padre hay muchas moradas; si no, os lo habría dicho, porque me voy a prepararos un lugar. Cuando vaya y os prepare un lugar, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo estéis también vosotros».
(Jn 14,2-3. Bibl CEE 2011)

Hermanos, no queremos que estéis en la ignorancia respecto de los muertos, para que no os entristezcáis como los demás, que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y que resucitó, de la misma manera Dios llevará consigo a quienes murieron en Jesús. Os decimos eso como Palabra del Señor: Nosotros, los que vivamos, los que quedemos hasta la Venida del Señor no nos adelantaremos a los que murieron. El Señor mismo, a la orden dada por la voz de un arcángel y por la trompeta de Dios, bajará del cielo, y los que murieron en Cristo resucitarán en primer lugar. Después nosotros, los que vivamos, los que quedemos, seremos arrebatados en nubes, junto con ellos, al encuentro del Señor en los aires. Y así estaremos siempre con el Señor.
(I Tes 4,13-17. Bibl Jerusalén)

No extingáis el Espíritu; no despreciéis las profecías; examinadlo todo y quedaos con lo bueno.
(I Tes 5,19-21)

Es propio de la justicia de Dios el pagar con tribulación a los que os atribulan, y a vosotros, los atribulados, con el descanso junto con nosotros, cuando el Señor Jesús se revele desde el cielo con sus poderosos ángeles.
(II Tes 1,6-7)

Se manifestará el Impío, a quien el Señor destruirá con el soplo de su boca, y aniquilará con la Manifestación de su Venida.
(II Tes 2,8)

Te recomiendo en la presencia de Dios que da vida a todas las cosas, y de Jesucristo, que ante Poncio Pilato rindió tan solemne testimonio, que conserves el mandato sin tacha ni culpa hasta la Manifestación de nuestro Señor Jesucristo,
Manifestación
que a su debido tiempo hará ostensible el Bienaventurado y único Soberano, el Rey de los reyes y el Señor de los señores.
(I Tim 6,13-15)

Revelación de Jesucristo; se la concedió Dios para manifestar a sus siervos lo que ha de suceder pronto; y envió a su Ángel para dársela a conocer a su siervo Juan.
(Ap 1,1)


«Considerando todo esto, hay una buena razón para temer que esta perversión de las almas pueda ser una prueba y, tal vez, una anticipación de los males que han sido previstos para el final de los tiempos; y que "el Hijo de la Perdición" de que habla el Apóstol (2Tes 2,?3) tal vez está en este mundo. Con suma audacia y furor se persigue en todas partes la religión, se ponen en duda los dogmas de la fe, se intenta obstinadamente suprimir y borrar cualquier relación entre el hombre y Dios! Mientras tanto, con una actitud que según el Apóstol es propia del Anticristo, el hombre, con inaudita temeridad, ocupa el lugar de Dios, elevándose por encima de todo lo que lleva el nombre de Dios, de modo tal que aunque no pueda extinguir totalmente en sí mismo la noción de Dios, rechaza sin embargo su majestad y, como si tal cosa, hace de este universo un templo en el que él pueda ser adorado por los demás: “hasta instalarse en el templo de Dios, proclamándose él mismo Dios” (2Tes 2,?4)».
(San Pío X, E Supremi apostolatus, 1903).

«La cola del demonio está llevando a cabo la desintegración del mundo católico. La oscuridad de Satanás ha entrado en el mundo católico, difundiéndose hasta llegar incluso a sus niveles más altos. La apostasía, la pérdida de la fe, se están difundiendo en el mundo y en los niveles más altos de la Iglesia».
(San Pablo VI, Discurso en el sesenta aniversario de las apariciones de Fátima, 13 de octubre de 1977).

«Esto es lo que con sumo dolor estamos presenciando: por primera vez en la historia asistimos a una lucha fríamente calculada y cuidadosamente preparada contra todo lo que es divino (cf. 2Tes 2,4). Porque el comunismo es por su misma naturaleza totalmente antirreligioso y considera la religión como el «opio del pueblo», ya que los principios religiosos, que hablan de la vida ultraterrena, desvían al proletariado del esfuerzo por realizar aquel paraíso comunista que debe alcanzarse en la tierra».
(Pío XI
Divini Redemptoris de 19-III-1937, 22).

Benedicto XVI testimonia en 2020 el avance del poder del Anticristo

----------------------------

Jesús se hizo ver en la Ascensión como prueba de Su presencia real en el pan consagrado

«Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo».
Discutían entre sí los judíos y decían: «¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?»
Jesús les dijo: «En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros».
Esto lo dijo enseñando en la sinagoga, en Cafarnaúm.
Muchos de sus discípulos, al oírle, dijeron: «Es duro este lenguaje. ¿Quién puede escucharlo?»
Pero sabiendo Jesús en su interior que sus discípulos murmuraban por esto, les dijo: «¿Esto os escandaliza?
¿Y cuando veáis al Hijo del hombre subir adonde estaba antes?...»
(Jn 6,51-53;59-62)

«¿Esto os escandaliza?, ¿y si vierais al Hijo del hombre subir a donde estaba antes? El Espíritu es quien da vida; la carne no sirve de nada. Las palabras que os he dicho son espíritu y vida. Y con todo, hay algunos de vosotros que no creen».
«Por eso os he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede».
(Jn 6,61-65. Bibl CEE 2011)

«Entonces verán venir al Hijo del Hombre en una nube con gran poder y gloria».
(Lc 21,27)

-------------------------------

Con el Concilio Vaticano II (1962-1965) se ponen las bases y se inicia la renovación de la escatología y con el Catecismo de 1992 ha sido sobrepasado el umbral de esta nueva escatología

el Cardenal Karol Wojtyla pudo decir hace algunos años [1976]: «estamos en los umbrales de una nueva escatología»

Canals:  La doctrina escatológica del Vaticano II en el Catecismo de la Iglesia católicaCRISTIANDAD, Barcelona, Año L, nn. 743-745, abril-junio 1993


Tengo por evidente que la renovación de la escatología iniciada por el Concilio Vaticano II, decisivamente impulsada por el nuevo Catecismo, nos lleva a una comprensión esperanzada del «acabamiento» del Reino, ya presente en la Iglesia, con el advenimiento del Rey a la tierra con gran poder y gloria.

Si el entonces Arzobispo de Cracovia, el Cardenal Karol Wojtyla pudo decir hace algunos años [1976]: «estamos en los umbrales de una nueva escatología», parece que ahora tendríamos que reconocer que ya ha sido sobrepasado este umbral con los textos del nuevo Catecismo [1992].

---------------------------

 

Lo que el viento se llevará

«Una piedra se desprendió sin intervención humana, chocó con los pies de hierro y barro de la estatua y los hizo pedazos. Se hicieron pedazos a la vez el hierro y el barro, el bronce, la plata y el oro, triturados como tamo de una era en verano; el viento los arrebató y desaparecieron sin dejar rastro. Y la piedra que había deshecho la estatua creció hasta hacerse una montaña enorme que ocupaba toda la tierra.
El Dios del cielo suscitará un reino que nunca será destruido, ni su dominio pasará a otro pueblo, sino que destruirá y acabará con todos los demás reinos, y él durará por siempre».
(Daniel 2,34-35; 2,44. Versión CEE 2016).

¡Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos.., mas se complace en la ley de Yahvé... Es como un árbol plantado junto a corrientes de agua, que da a su tiempo el fruto... ¡No así los impíos, no así! Que ellos son como paja que se lleva el viento (Salmo 1).

No temas, gusanillo de Jacob, oruga de Israel, yo mismo te auxilio -oráculo del Señor-. tu redentor es el Santo de Israel.
Mira, te convierto en trillo nuevo, aguzado, de doble filo: trillarás los montes hasta molerlos; reducirás a paja las colinas; los aventarás, y el viento se los llevará, el vendaval los dispersará.
Pero tú te alegrarás en el Señor, te gloriarás en el Santo de Israel. (Isaías 41, 14-16)

---------

«Nadie puede venir a mí, si el Padre que me ha enviado no lo atrae; y yo le resucitaré el último día.
Está escrito en los profetas: "Serán todos enseñados por Dios [Is 54,13]". Todo el que escucha al Padre y aprende, viene a Mí».
(Jn 6,44-45. Bibl Jerusalén)

Todos tus hijos serán discípulos de Yahveh
(Is 54:13. Bibl Jerusalén)

Pondré mi Ley en su interior y sobre sus corazones la escribiré... todos ellos me conocerán del más chico al más grande --oráculo de Yahveh.
(Jer 31:33-34. Bibl Jerusalén)

Esta será la alianza que yo pacte con la casa de Israel, después de aquellos días - oráculo de Yahveh -: pondré mi Ley en su interior y sobre sus corazones la escribiré, y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.
Ya no tendrán que adoctrinar más el uno a su prójimo y el otro a su hermano, diciendo: «Conoced a Yahveh», pues todos ellos me conocerán del más chico al más grande --oráculo de Yahveh-- cuando perdone su culpa, y de su pecado no vuelva a acordarme.
(Jer 31:33-34. Bibl Jerusalén)

«Nadie puede venir a mí si no lo trajere el Padre, que me envió; y yo le resucitaré en el último día. Está escrito en los profetas (Is 54:13; Jer 31:33-34): "Y serán todos enseñados por Dios". Todo el que oye al Padre y recibe sus enseñanzas, viene a Mí».
(Jn 6,44-45. Bober)

Is 54:13

Jer 31:33-34

 

«Nadie puede venir a mí si no le atrae el Padre que me ha enviado, y yo le resucitaré en el \'faltimo d\'eda. Est\'e1 escrito en los Profetas: "Y ser\'e1n todos ense\'f1ados por Dios". Todo el que ha escuchado al que viene del Padre, y ha aprendido, viene a Mí».
(Jn 6,44-45. Bibl Navarra)

-------------------

Relativismo y democracia

"Muchos opinan que el relativismo constituye un principio básico de la democracia, porque sería parte de ella el que todo se pueda someter a discusión. En verdad, sin embargo, la democracia vive sobre la base de que existen verdades y valores sagrados que son respetados por todos. De otro modo se hunde en la anarquía y se neutraliza a sí misma.
Alexis de Tocqueville señalaba ya, hace aproximadamente 150 años, que la democracia sólo puede subsistir si antes ella va precedida por un determinado «ethos». Los mecanismos democráticos funcionan sólo si éste es, por así decir, obvio e indiscutible y sólo así se convierten tales mecanismos en instrumentos de justicia. El principio de mayoría sólo es tolerable si esa mayoría tampoco está facultada para hacer todo a su arbitrio, pues tanto mayoría como minoría deben unirse en el común respeto a una justicia que obliga a ambas. Hay, en consecuencia, elementos fundamentales previos a la existencia del Estado que no están sujetos al juego de mayoría y minoría y que deben ser inviolables para todos.
La cuestión es: ¿quién define tales «valores fundamentales»? ¿Y quién los protege? Este problema, tal como Tocqueville lo señalara, no se planteó en la primera democracia americana como problema constitucional, porque existía un cierto consenso cristiano básico —protestante— absolutamente indiscutido y que se consideraba obvio. Este principio se nutría de la convicción común de los ciudadanos, convicción que estaba fuera de toda polémica. ¿Pero qué pasa si ya no existen tales convicciones? ¿Es que es posible declarar, por decisión de la mayoría, que algo que hasta ayer se consideraba injusto ahora es de derecho y viceversa? Orígenes expresó al respecto en el siglo tercero: Si en el país de los escitas se convirtiere la injusticia en ley, entonces los cristianos que allí viven deben actuar contra la ley. Resulta fácil traducir esto al siglo XX: Cuando durante el gobierno del nacional-socialismo se declaró que la injusticia era ley, en tanto durara tal estado de cosas un cristiano estaba obligado a actuar contra la ley. «Se debe obedecer a Dios antes que a los hombres». ¿Pero cómo incorporar este factor al concepto de democracia?
En todo caso, está claro que una constitución democrática debe cautelar, en calidad de fundamento, los valores provenientes de la fe cristiana declarándolos inviolables, precisamente en nombre de la libertad. Una tal custodia del derecho sólo subsistirá, por cierto, si está guardada por la convicción de gran número de ciudadanos. Ésta es la razón por la cual es de suprema importancia para la preparación y conservación de la democracia preservar y profundizar aquellas convicciones morales fundamentales, sin las cuales ella no podrá subsistir. Estamos ante una enorme labor educadora a la cual deben abocarse los cristianos de hoy".
(Declaraciones del entonces Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Cardenal Joseph Ratzinger, posteriormente papa Benedicto XVI, al director de Humanitas, Jaime Antúnez Aldunate, reeditadas en el libro Crónica de las Ideas: En busca del rumbo perdido. Madrid. Ediciones Encuentro. 2001).

-----------------------------

Esta época es el Sábado Santo de la historia • Joseph Ratzinger

El Jueves Santo, Jesús entra en la noche para superarla e inaugurar el nuevo día de Dios en la historia de la humanidad • Benedicto XVI

Lo que hace totalitarios a los regímenes democráticos, según san Juan Pablo II .

----------------------------

"Sobre las ruinas acumuladas por el odio y la violencia, podrá levantarse la civilización del Amor, el Reino del Corazón de Cristo"
(San Juan Pablo II, 5.10.1986. Carta al General de la Compañía de Jesús. Insegnamenti, vol. IX/2, 1986, p. 843)

"Sobre las ruinas acumuladas por el odio y la violencia podrá edificarse la civilización del Corazón de Cristo"
(Benedicto XVI, 15.05.2006, Carta sobre el culto al Corazón de Jesús, repitiendo las palabras de san Juan Pablo II de 5.10.1986, Insegnamenti, vol. IX/2, 1986, p. 843).

"La civilización del amor debe ser el verdadero punto de llegada de la historia humana"
(San Juan Pablo II, 3.11.1991. Homilía en la Parroquia de San Romualdo de Roma. L'Oss. 21.11.91).

 

----------------------------------

CEC 669 "La Iglesia, o el reino de Cristo presente ya en misterio"(LG 3), "constituye el germen y el comienzo de este Reino en la tierra" (LG 5).

CEC 670 El Reino de Cristo manifiesta ya su presencia por los signos milagrosos (cf. Mc 16, 17-18) que acompañan a su anuncio por la Iglesia (cf. Mc 16, 20).

 

------------------------------------

Oración colecta de la misa del 27 de abril de 2020:

"Te pedimos, Dios todopoderoso, que despojados del hombre viejo con sus inclinaciones, vivamos en la obediencia de Aquel a quien nos has incorporado por los sacramentos pascuales".

---------------------------------

Las heridas que dejó el pecado original en nuestra naturaleza humana, según santo Tomás, siguiendo a san Beda

----------------------------------

El les dijo: «¡Oh insensatos y tardos de corazón para creer todo lo que dijeron los profetas! ¿No era necesario que el Cristo padeciera eso y entrara así en su gloria
(Lc 24,25-26)

Habiendo llamado a los apóstoles, los azotaron, les prohibieron hablar en nombre de Jesús y los soltaron. Ellos, pues, salieron del Sanedrín contentos de haber merecido aquel ultraje por el Nombre. (Hch 5, 40-41).

 

La idea de la Realeza de Cristo, la esperanza de una realización del Reinado de Cristo sobre la tierra con una perfección mayor que la que ha alcanzado hasta ahora

Conseguir la adecuación del Reino de Cristo de hecho con el de derecho

Que todas las naciones acepten y acaten el magisterio de la Iglesia y disfruten de los bienes que en esta buena nueva se les ofrecen

La aceptación voluntaria por las naciones de la Soberanía Social de Jesucristo, de todas las naciones

La Iglesia que posee la sangre de Cristo y el don del Espíritu no puede ser más rica, porque su riqueza es infinita.
Mas de estas riquezas de la Iglesia no participan todos los hombres llamados a ser miembros de ella, y aun los que de ellas participan, podrían adquirirlas y poseerlas en grado superior a aquél en que las poseen.

Cuanto más dista el mundo de la plena realización de este ideal, cuanto mayores son las exigencias malaventuradas de la hipótesis, más necesario es conservar puro y vivo en la mente y en el corazón este ideal, y profesarlo públicamente.

Lejos de nosotros fantasear una era de una santidad dulzona, sin cruz ni mortificación.

¿Podríase admitir como probable  la presencia visible de Cristo Rey en la tierra, como defienden los milenaristas? En modo alguno.

¿Somos pesimistas? Ramón Orlandis, S. I. CRISTIANDAD Barcelona, Año IV, nº 73, 1 de abril de 1947, página 148


Isaías (60,1-6)
¡Levántate, brilla, Jerusalén, que llega tu luz; la gloria del Señor amanece sobre ti! Mira: las tinieblas cubren la tierra, y
la oscuridad los pueblos, pero sobre ti amanecerá el Señor, su gloria aparecerá sobre ti. Y caminarán los pueblos a tu luz, los reyes al resplandor de tu aurora.
(Isaías (60,1-6)

----------------------------

1 de noviembre de 1950

Dogma de la Asunción de María

«Después de elevar a Dios muchas y reiteradas preces y de invocar la luz del Espíritu de la Verdad, para gloria de Dios omnipotente, que otorgó a la Virgen María su peculiar benevolencia; para honor de su Hijo, Rey inmortal de los siglos y vencedor del pecado y de la muerte para aumentar la gloria de la misma augusta Madre y para gozo y alegría de toda la Iglesia, con la autoridad de Nuestro Señor Jesucristo, de los bienaventurados apóstoles Pedro y Pablo y con la nuestra, PRONUNCIAMOS, DECLARAMOS Y DEFINIMOS SER DOGMA DIVINAMENTE REVELADO QUE LA INMACULADA MADRE DE DIOS, SIEMPRE VIRGEN MARIA, TERMINADO EL CURSO DE SU VIDA TERRENA FUE ASUNTA EN CUERPO Y ALMA A LA GLORIA CELESTIAL».

-----------------------------

Los primeros sábados
«Mira, hija mía, mi Corazón cercado de las espinas que los hombres ingratos en todo momento clavan en él con blasfemias e ingratitudes. Tú, al menos, procura consolarme, y di de mi parte a todos aquellos que en el primer sábado de cinco meses consecutivos se confesaren y recibieren la Sagrada Comunión, rezaren un rosario y me hicieren quince minutos de compañía meditando los misterios del Rosario con el fin de desagraviarme, que Yo prometo asistirles en la hora de la muerte con todas las gracias necesarias para la salvación de sus almas».
La Santísima Virgen a Sor Lucía, de Fátima.

------------------------------

Mediante la fe, estáis protegidos con la fuerza de Dios; para una salvación dispuesta a revelarse en el momento final. Por ello os alegráis, aunque ahora sea preciso padecer un poco en pruebas diversas; así la autenticidad de vuestra fe, más preciosa que el oro, que, aunque perecedero, se aquilata a fuego, merecerá premio, gloria y honor en la Revelación de Jesucristo (1Pe 1, 5-7. Bibl CEE 2011).

 

El poder de Dios, por medio de la fe, protege para la salvación, dispuesta ya a ser revelada en el último momento. Por lo cual rebosáis de alegría, aunque sea preciso que todavía por algún tiempo seáis afligidos con diversas pruebas, a fin de que la calidad probada de vuestra fe, más preciosa que el oro perecedero que es probado por el fuego, se convierta en motivo de alabanza, de gloria y de honor, en la Revelación de Jesucristo. (1Pe 1, 5-7. Bibl de Jerusalén).

--------------------

https://www.religionenlibertad.com/cultura/494859147/Que-dice-de-verdad-la-profecia-de-la-espada-de-Maria-Una-nueva-traduccion-con-un-sentido-asombroso.html

Esta es la traducción de Lucas 2, 34-35, que propone Alfonso Simón, teniendo en cuenta lo que debía ser un texto semítico anterior a Lucas, que Lucas incorporó a su Evangelio traduciendo en un griego “contagiado” de semitismos:

“Y Simeón dijo a María, su madre: ‘he aquí que este va a ser caída y mantenimiento de muchos en Israel, y bandera combatida. Y en cuanto a ti, tú harás pasar [“apartarás”] la espada cuando se manifiesten los pensamientos de muchos corazones”.

Por contraste, esta es la versión moderna de la Biblia de la Conferencia Episcopal Española:

“Simeón los bendijo y dijo a María, su madre: «Este ha sido puesto para que muchos en Israel caigan y se levanten; y será como un signo de contradicción —y a ti misma una espada te traspasará el alma—, para que se pongan de manifiesto los pensamientos de muchos corazones».

------------------------

Código de Derecho Canonico CIC

211 Todos los fieles tienen el deber y el derecho de trabajar para que el mensaje divino de salvación alcance más y más a los hombres de todo tiempo y del orbe entero.

229 § 1.    Para que puedan vivir según la doctrina cristiana, proclamarla, defenderla cuando sea necesario y ejercer la parte que les corresponde en el apostolado, los laicos tienen el deber y el derecho de adquirir conocimiento de esa doctrina, de acuerdo con la capacidad y condición de cada uno.

225 § 1.    Puesto que, en virtud del bautismo y de la confirmación, los laicos, como todos los demás fieles, están destinados por Dios al apostolado, tienen la obligación general, y gozan del derecho tanto personal como asociadamente, de trabajar para que el mensaje divino de salvación sea conocido y recibido por todos los hombres en todo el mundo; obligación que les apremia todavía más en aquellas circunstancias en las que sólo a través de ellos pueden los hombres oír el Evangelio y conocer a Jesucristo.

212 § 1.    Los fieles, conscientes de su propia responsabilidad, están obligados a seguir, por obediencia cristiana, todo aquello que los Pastores sagrados, en cuanto representantes de Cristo, declaran como maestros de la fe o establecen como rectores de la Iglesia.

 § 2.    Los fieles tienen derecho a manifestar a los Pastores de la Iglesia sus necesidades, principalmente las espirituales, y sus deseos.

 § 3.    Tienen el derecho, y a veces incluso el deber, en razón de su propio conocimiento, competencia y prestigio, de manifestar a los Pastores sagrados su opinión sobre aquello que pertenece al bien de la Iglesia y de manifestar a los demás fieles, salvando siempre la integridad de la fe y de las costumbres, la reverencia hacia los Pastores y habida cuenta de la utilidad común y de la dignidad de las personas.

449 § 1.    Compete exclusivamente a la autoridad suprema de la Iglesia, oídos los Obispos interesados, erigir, suprimir o cambiar las Conferencias Episcopales.

 § 2.    La Conferencia Episcopal legítimamente erigida tiene en virtud del derecho mismo personalidad jurídica.

-------------------------

Les prohibieron severamente predicar y enseñar en nombre de Jesús. Pero Pedro y Juan les replicaron diciendo:
«¿Es justo ante Dios que os obedezcamos a vosotros más que a Él? Juzgadlo vosotros. Por nuestra parte no podemos menos de contar lo que hemos visto y oído». (Hch 4, 18-20)

------------------------------

 

Pidamos con Jesús con insistencia que se cumpla esto que le dijo Él a san Pedro:

"Yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca. Y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos" (Lc 22, 32).

Y que es aplicable a "la Iglesia de todos los tiempos", como explicó Benedicto XVI el 29.06.2006:

Jesús en la Última Cena, dirigiéndose a Pedro, "dice que Satanás ha pedido cribar a los discípulos como trigo. Esto alude al pasaje del libro de Job, en el que Satanás pide a Dios permiso para golpear a Job. De esta forma, el diablo, el calumniador de Dios y de los hombres, quiere probar que no existe una religiosidad auténtica, sino que en el hombre todo mira siempre y sólo a la utilidad.

En el caso de Job Dios concede a Satanás la libertad que había solicitado, precisamente para poder defender de este modo a su criatura, el hombre, y a sí mismo. Lo mismo sucede con los discípulos de Jesús, en todos los tiempos. Dios da a Satanás cierta libertad. A nosotros muchas veces nos parece que Dios deja demasiada libertad a Satanás; que le concede la facultad de golpearnos de un modo demasiado terrible; y que esto supera nuestras fuerzas y nos oprime demasiado. Siempre de nuevo gritaremos a Dios:  ¡Mira la miseria de tus discípulos! ¡Protégenos! Por eso Jesús añade:  "Yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca" (Lc 22, 32).

La oración de Jesús es el límite puesto al poder del maligno. La oración de Jesús es la protección de la Iglesia. Podemos recurrir a esta protección, acogernos a ella y estar seguros de ella. Pero, como dice el evangelio, Jesús ora de un modo particular por Pedro:  "para que tu fe no desfallezca". Esta oración de Jesús es a la vez promesa y tarea. La oración de Jesús salvaguarda la fe de Pedro, la fe que confesó en Cesarea de Filipo:  "Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo" (Mt 16, 16).

La tarea de Pedro consiste precisamente en no dejar que esa fe enmudezca nunca, en fortalecerla siempre de nuevo, ante la cruz y ante todas las contradicciones del mundo, hasta que el Señor vuelva. Por eso el Señor no ruega sólo por la fe personal de Pedro, sino también por su fe como servicio a los demás. Y esto es exactamente lo que quiere decir con las palabras:  "Y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos" (Lc 22, 32).

"Tú, una vez convertido":  estas palabras constituyen a la vez una profecía y una promesa. Profetizan la debilidad de Simón que, ante una sierva y un siervo, negará conocer a Jesús. A través de esta caída, Pedro, y con él la Iglesia de todos los tiempos, debe aprender que la propia fuerza no basta por sí misma para edificar y guiar a la Iglesia del Señor. Nadie puede lograrlo con sus solas fuerzas.

Aunque Pedro parece capaz y valiente, fracasa ya en el primer momento de la prueba. "Tú, una vez convertido". El Señor le predice su caída, pero le promete también la conversión:  "el Señor se volvió y miró a Pedro..." (Lc 22, 61). La mirada de Jesús obra la transformación y es la salvación de Pedro. Él, "saliendo, rompió a llorar amargamente" (Lc 22, 62)".
(Homilía de Benedicto XVI el 29.06.2006 en la Solemnidad de san Pedro y san Pablo,
https://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/homilies/2006/documents/hf_ben-xvi_hom_20060629_sts-peter-paul.html).

-------------------------------

Se mandó que en castellano se dijese Paulo VI y no Pablo VI

Como los que pretenden que Lleida en castellano se dice Lleida

Todavía en 1974 así se le llamaba, Paulo VI, por disciplina

En latín es Paulus, en italiano Paolo

Y en castellano ahora se le llama san Pablo VI, gracias a Dios

-----------------------------

Congregación para la doctrina de la fe, Nota doctrinal ilustrativa de la fórmula conclusiva de la “Professio fidei”, 29 de junio de 1998, nn. 5-7

Código de Derecho Canónico, can. 752.

----------------------------

San Agustín :
“Toda la vida del buen cristiano es un santo deseo. Lo que deseas no lo ves todavía, mas por tu deseo te haces capaz de ser saciado cuando llegue el momento de la visión. Supón que quieres llenar una bolsa, y que conoces la abundancia de lo que van a darte; entonces tenderás la bolsa, el saco, el odre o lo que sea; sabes cuán grande es lo que has de meter dentro y ves que la bolsa es estrecha, y por esto ensanchas la boca de la bolsa para aumentar su capacidad. Así Dios, difiriendo su promesa, ensancha el deseo; con el deseo, ensancha el alma y, ensanchándola, la hace capaz de sus dones”.

-----------------------------

No, no hace nada el Señor Yahveh sin revelar su secreto a sus siervos los profetas.
(Amós 3,7)

------------------------------

«Entonces verán al Hijo del hombre que viene entre nubes con gran poder y gloria».
(Mc 13,26)

«Para vosotros en primer lugar ha resucitado Dios a su Siervo y le ha enviado para bendeciros, apartándoos a cada uno de vuestras iniquidades».
(Hch 3,26).

«En su nombre se proclamará la conversión para el perdón de los pecados a todos los pueblos».
(Lc 24,47 ).

Arrepentíos y convertíos, para que se borren vuestros pecados; para que vengan tiempos de consuelo de parte de Dios, y envíe a Jesús, el Mesías que os estaba destinado, al que debe recibir el cielo hasta el tiempo de la restauración universal, de la que Dios habló desde antiguo por boca de sus santos profetas.
(Hch 3,19-21).

Entonces les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras.
(Lc 24,45)

«Esto es lo que os dije mientras estaba con vosotros: que era necesario que se cumpliera todo lo escrito en la Ley de Moisés y en los Profetas y Salmos acerca de mí». (Lc 24,44)
Entonces les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras. (Lc 24,45)
Y les dijo:
«Así está escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día y en su nombre se proclamará la conversión para el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto».
(Lc 24,46-48)

--------------------------------------------------

«¿Cómo oirán sin que haya quien predique? Y ¿como predicarán si no han sido enviados?»
(
Rm 10, 15)

Dice santo Tomás de Aquino que de «dos maneras pueden ser enviados algunos por el Señor. De manera inmediata por el mismo Dios mediante una inspiración»; y que «el otro modo de ser enviados algunos por Dios es mediante la autoridad de los prelados, que hacen las veces de Dios».
(Santo Tomás de Aquino, Comentario a la epístola a los romanos, c. 10, lec. 2)

---------------------------------

Se ha de cumplir en el futuro la profecía de Ap 11,15
«El reino de este mundo se ha hecho de nuestro Señor y de su Cristo; y reinará por los siglos de los siglos»

«El tiempo se ha cumplido, el Reino de Dios está llegando. Convertíos y creed la Buena Noticia» (Mc 1,15).

El Reino de Dios es un término usado indistintamente con el de «Reino de los Cielos». En el Evangelio según Mateo se utiliza esta última expresión, mientras que en el de Lucas, en el de Marcos y en el de Juan se utiliza «Reino de Dios». La explicación habitual es que el evangelio de Mateo está destinado a los judíos, quienes prefieren evitar el uso directo del nombre de Dios. Marcos y Lucas están dirigidos a una audiencia más general y menos familiarizada con el término «Reino de los Cielos».
https://es.wikipedia.org/wiki/Reino_de_Dios

«La doctrina del Reino de los Cielos, que fue la enseñanza principal de Jesús, es ciertamente una de las doctrinas más revolucionarias que alguna vez haya animado y transformado el pensamiento humano.» H. G. Wells (1920), Outline of History

Wells, H. G. 2015). H. G. Wells: Collected Novels, Short Stories, Essays and Articles (en inglés). e-artnow. p. 6379. ISBN 978-80-268-3564-6. «The doctrine of the Kingdom of Heaven, which was the main teaching of Jesus, is certainly one of the most revolutionary doctrines that ever stirred and changed human thought».

Al ver a las muchedumbres, se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y abandonadas, como ovejas que no tienen pastor». Entonces dijo a sus discípulos:

«Las mies es abundante, pero los trabajadores son pocos; rogad, pues, al Señor de la mies que mande trabajadores a su mies» (Mt 9,37-38).

Jesús dice que roguemos, pero ellos dicen que hagamos otra cosa y después se lamentan de que no haya vocaciones.

"Basta ya; sabed que yo soy Dios" (Sal 46, 11)

"Yo estoy con vosotros todos los días" (Mt 28, 20)


«Considerando todo esto, hay una buena razón para temer que esta perversión de las almas pueda ser una prueba y, tal vez, una anticipación de los males que han sido previstos para el final de los tiempos; y que "el Hijo de la Perdición" de que habla el Apóstol (2Tes 2,?3) tal vez está en este mundo. Con suma audacia y furor se persigue en todas partes la religión, se ponen en duda los dogmas de la fe, se intenta obstinadamente suprimir y borrar cualquier relación entre el hombre y Dios! Mientras tanto, con una actitud que según el Apóstol es propia del Anticristo, el hombre, con inaudita temeridad, ocupa el lugar de Dios, elevándose por encima de todo lo que lleva el nombre de Dios, de modo tal que aunque no pueda extinguir totalmente en sí mismo la noción de Dios, rechaza sin embargo su majestad y, como si tal cosa, hace de este universo un templo en el que él pueda ser adorado por los demás: “hasta instalarse en el templo de Dios, proclamándose él mismo Dios” (2Tes 2,?4)».
(San Pío X, E Supremi apostolatus, 1903).

«La cola del demonio está llevando a cabo la desintegración del mundo católico. La oscuridad de Satanás ha entrado en el mundo católico, difundiéndose hasta llegar incluso a sus niveles más altos. La apostasía, la pérdida de la fe, se están difundiendo en el mundo y en los niveles más altos de la Iglesia».
(San Pablo VI, Discurso en el sesenta aniversario de las apariciones de Fátima, 13 de octubre de 1977).

«Esto es lo que con sumo dolor estamos presenciando: por primera vez en la historia asistimos a una lucha fríamente calculada y cuidadosamente preparada contra todo lo que es divino (cf. 2Tes 2,4). Porque el comunismo es por su misma naturaleza totalmente antirreligioso y considera la religión como el «opio del pueblo», ya que los principios religiosos, que hablan de la vida ultraterrena, desvían al proletariado del esfuerzo por realizar aquel paraíso comunista que debe alcanzarse en la tierra».
(Pío XI
Divini Redemptoris de 19-III-1937, 22).

--------------------------------------

Todavía no ha implantado Jesús el Reino de Dios en la tierra en su plenitud efectiva, pero lo implantará


Es el propio Jesús, el Verbo hecho carne, el que dice lo que hay que hacer ante el hecho que Él mismo plantea de que la mies es mucha y los obreros pocos:

"Rogad al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies" (Mt 9,38).

Suplico a nuestros pastores que convoquen rogativas y sacrificios para pedir al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies y para que afiance a los ya enviados.

Así conseguiremos que Dios envíe muchos y buenos sacerdotes y religiosos.

Y conseguiremos el fin primordial de toda oración: unirnos a Dios haciendo nuestros los anhelos del Corazón de Jesús.


El Sacramento de la Penitencia en la actual situación de pandemia. Nota de la Penitenciaría Apostólica de 19 de marzo de 2020

MISA EN TIEMPO DE PANDEMIA

https://drive.mobisystems.com/sharelink/3bqDzlFNoX2ICWHrenMj5H7OJjTq5XfilhgzBz0Y911H

 

La futura unidad religiosa de toda la humanidad

Canals dijo que el Concilio Vaticano II anunció la unidad religiosa de toda la humanidad

«Según el Apóstol, los judíos son todavía hoy muy amados de Dios por causa de sus padres… la Iglesia espera, con los Profetas y con el mismo Apóstol, el día sólo por Dios conocido en que todos los pueblos invocarán el nombre del Señor con una sola voz y le servirán con un solo hombro (Soph. 3, 9)» (Concilio Vaticano II. Nostra aetate, 4).

Tratando de la religión judía, y afirmando la futura conversión de Israel, el texto anuncia la futura unidad religiosa de toda la humanidad.

La teología de la historia del Padre Orlandis, S. I. y el problema del milenarismo......Francisco Canals......... CRISTIANDAD, Barcelona. Año LV - Núms. 801-802 Marzo-Abril 1998. Págs. 23-28

¿Por qué tenéis miedo?

----------------------------

Él pasó haciendo el bien y curando a todos los oprimidos por el Diablo, porque Dios estaba con él.
(Hch 10,38)

------ ----------------------

"En esta escuela del Corazón de Jesús se aprende un medio fácil para llegar a la contrición y compunción de los pecados"
(Fray Fernando de Ceballos: Discurso apologético por la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Lisboa. 1800).

"Llorar los pecados públicos del Reino y todos los que se cometen en medio de la Iglesia es una señal de predestinación"
(Fray Fernando de Ceballos: Discurso apologético por la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Lisboa. 1800).


El corazón

114 El hombre está también en relación consigo mismo y puede reflexionar sobre sí mismo. La Sagrada Escritura habla a este respecto del corazón del hombre. El corazón designa precisamente la interioridad espiritual del hombre, es decir, cuanto lo distingue de cualquier otra criatura: Dios «ha hecho todas las cosas apropiadas a su tiempo; también ha puesto el afán en sus corazones, sin que el hombre llegue a descubrir la obra que Dios ha hecho de principio a fin» (Qo 3,11). El corazón indica, en definitiva, las facultades espirituales propias del hombre, sus prerrogativas en cuanto creado a imagen de su Creador: la razón, el discernimiento del bien y del mal, la voluntad libre.220 Cuando escucha la aspiración profunda de su corazón, todo hombre no puede dejar de hacer propias las palabras de verdad expresadas por San Agustín: «Tú lo estimulas para que encuentre deleite en tu alabanza; nos creaste para ti y nuestro corazón andará siempre inquieto mientras no descanse en ti».221

220Cf. Juan Pablo II, Carta enc. Evangelium vitae, 34: AAS 87 (1995) 438-440.

221San Agustín, Confesiones, I,1: PL 32, 661: «Tu excitas, ut laudare te delectet; quia fecisti nos ad te, et inquietum est cor nostrum, donec requiescat in te».

(Compendio de Doctrina Social de la Iglesia de 2004, http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/justpeace/documents/rc_pc_justpeace_doc_20060526_compendio-dott-soc_sp.html)

Es posible consolar a Dios como fue posible que Dios padeciese y muriese

 

Canción que cantaban los niños por la Confirmación

"Soy soldado de Cristo escogido, su bandera he jurado seguir; lucharé por la fe decidido, aunque sea preciso morir".

 

 

Suplico a nuestros pastores que promuevan rogativas junto con sacrificios para pedir al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies y que afiance a los ya enviados.

Para que podamos cumplir lo que Jesús, el Verbo hecho carne, dijo a todos según el evangelio de san Mateo y a san Pedro según el evangelio de san Lucas:

«La mies es mucha y los obreros pocos. Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies» (Mt 9,37-38).

«Yo he rogado por ti para que tu fe no desfallezca. Y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos» (Lc 22,32). 

Que es aplicable a "la Iglesia de todos los tiempos", como explicó Benedicto XVI en su homilía del 29 de junio de 2006.
Y que señaló como lo prioritario el mismo Benedicto XVI en su carta a los obispos de 10 de marzo de 2009:
"La primera prioridad para el Sucesor de Pedro fue fijada por el Señor en el Cenáculo de manera inequívoca: «Tú… confirma a tus hermanos» (Lc 22,32)".

La antífona de entrada de la misa del 22.02.2020, fiesta de la Cátedra de san Pedro, es: "El Señor dice a Simón Pedro: «Yo he pedido por ti, para que tu fe no se apague y tú, cuando te hayas convertido, confirma en la fe a tus hermanos (cf. Lc22,32)»".


Y el Papa Francisco insistentemente pide que recemos por él.

Así conseguiremos que Dios envíe muchos y buenos sacerdotes y religiosos y los sostenga.

Y conseguiremos el fin primordial de toda oración: unirnos a Dios haciendo nuestros los anhelos del Corazón de Jesús, el Verbo hecho carne.

https://www.hispanidad.com/la-resistencia/la-madre-maravillas-i-proclamada-la-segunda-republica-habia-que-defender-la-imagen-del-corazon-de-jesus_12006794_102.html

Texto íntegro de las palabras del Papa en la homilía de canonización de San Pedro Poveda, San José María Rubio, Santa Genoveva Torres, Santa Angela de la Cruz y Santa Maravillas de Jesús

Textos de santa Maravillas de Jesús..

"Lo que Dios quiera, cuando Dios quiera y como Dios quiera". (Santa Maravillas de Jesús).

“Señor, cuando tú quieras, como tú quieras, lo que tú quieras; eso es lo único que queremos y deseamos”. (Santa Maravillas de Jesús).

----------------------------

Textos de san José María Rubio, el Padre Rubio, S. J., (1864-1929), el santo Padre Rubio (pues fue canonizado en 2003)

“Hacer lo que Dios quiere y querer lo que Dios hace”. (San José María Rubio, el Padre Rubio, S. J., (1864-1929), el santo Padre Rubio, pues fue canonizado en 2003)

 

------------------------------------------------------------------------------------------

 

Es necesario hacer lo que dice Jesús, el Verbo hecho carne y rogar al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies y que afiance a los ya enviados

"Rogad al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies" (Mt 9,38).

En lo cual debemos incluir a los obreros ya enviados, empezando por el Papa (Lc 22, 32), pidiéndole que los afiance.

Acompañando nuestros ruegos con sacrificios, como santa Teresita, que enseña, como doctora de la Iglesia que es:

"Comprendí que sólo el amor podía hacer actuar a los miembros de la Iglesia; que si el amor llegaba a apagarse, los apóstoles ya no anunciarían el Evangelio y los mártires se negarían a derramar su sangre...".
(Historia de un Alma, Manuscrito B, 3vº).

Los santos le piden a Jesús: "Concédeme sufrir un poco por Ti, ya que Tú tanto sufriste por mí".
El método de Santa Teresita era desear y pedir sufrir por Jesús los más grandes sufrimientos y mientras tanto, aprovechar todos los pequeños sufrimientos y mortificaciones que se le presentaban y ofrecérselos a Jesús muy contenta de haber podido sufrir por Él y poder hacerle esa ofrenda como víctima de su amor. La clave es ponerse muy alegre cada vez que se recibe uno de estos sufrimientos o humillaciones, por podérselo ofrecer a Jesús.
En el caso de los que no somos santos, ni mucho menos, está muy claro que es una locura pedirle a Dios sufrimientos, ante la evidencia de ser totalmente incapaces de soportar nada. Por lo que la petición debe ir acompañada de la seria advertencia de esta incapacidad total y de la súplica de la gracia especial de poder conllevar los sufrimientos, soportar las humillaciones y ofrecer mortificaciones. Y de alegrarnos de poder ofrecer algo.

Pero es que obviamente el amor debe ser verdadero, es decir, amor con locura, como el de Jesús por nosotros.

Y es necesario pedirle a Dios que se cumpla esto que le dijo Jesús a san Pedro:

"Yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca. Y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos" (Lc 22, 32). 

Que es aplicable a "la Iglesia de todos los tiempos", como explicó Benedicto XVI en su homilía del 29 de junio de 2006.
Y que señaló como lo prioritario el mismo Benedicto XVI en su carta a los obispos de 10 de marzo de 2009:

"La primera prioridad para el Sucesor de Pedro fue fijada por el Señor en el Cenáculo de manera inequívoca: «Tú… confirma a tus hermanos» (Lc 22,32)".

La antífona de entrada de la misa del 22.02.2020, fiesta de la Cátedra de san Pedro, es:

"El Señor dice a Simón Pedro: «Yo he pedido por ti, para que tu fe no se apague y tú, cuando te hayas convertido, confirma en la fe a tus hermanos (cf. Lc22,32)»".

Y el Papa Francisco insistentemente pide que recemos por él.

Así conseguiremos que Dios envíe muchos y buenos sacerdotes y religiosos y los sostenga.

Y conseguiremos el fin primordial de toda oración: unirnos a Dios haciendo nuestros los anhelos del Corazón de Jesús, el Verbo hecho carne.

---------------------------------------------

 

Es necesario pedirle a Dios que se cumpla esto que le dijo Jesús a san Pedro:

"Yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca. Y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos" (Lc 22, 32). 

Que es aplicable a "la Iglesia de todos los tiempos", como explicó Benedicto XVI en su homilía del 29 de junio de 2006.

La conversión de Pedro y la nuestra

Los eliminados del santoral nunca fueron canonizados

 


Roguemos con Jesús insistentemente que se cumpla esto que le dijo Él, el Verbo hecho carne, a san Pedro:
"Yo he rogado por ti para que tu fe no desfallezca. Y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos" (Lc 22, 32). 
Y que es aplicable a "la Iglesia de todos los tiempos", como explicó Benedicto XVI en su homilía del 29 de junio de 2006.
El Papa Francisco insistentemente pide que oremos por él.

Falta de vocaciones... ¿Y si hiciésemos lo que Jesús dice?
"Rogad al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies" (Mt 9,38).
Siendo así que es el mismo Jesús el que dice lo que hay que hacer ante el hecho que Él plantea de que la mies es mucha y los obreros, pocos.
Lo prioritario es pedirle a Dios más sacerdotes y rezar con insistencia por los sacerdotes y obispos que ya ha enviado.
Ofrecer por ellos nuestras oraciones acompañadas de ayunos y otras mortificaciones, no sea que seamos nosotros los que pequemos de omisión y disociemos el predicar del dar trigo.
Obviamente el amor tiene que ser verdadero, es decir, amor con locura. Como el de Jesús por nosotros.

"Llegar a la cumbre de la santidad no consiste sino en entregarse por completo al servicio de la divina Majestad"
(
Encíclica de san Pablo VI Mysterium fidei)

----------------------------

"La verdad consiste en la conformidad del entendimiento o de la palabra con la cosa".

"Veritas consistit in commesuratione intellectus vel sermonis ad rem".
(Santo Tomás, Suma contra los gentiles, III, c. 139).

----------------------------

Mirad voy a crear un nuevo cielo y una nueva tierra: de las cosas pasadas ni habrá recuerdo ni vendrá pensamiento.
(Is 65,17)

----------------------------

Señor; trátanos según tu piedad, según tu gran misericordia.
Líbranos con tu poder maravilloso y da gloria a tu nombre, Señor». (Dan 3,42-43)

Clemente y compasivo es Yahveh, tardo a la cólera y lleno de amor;
no se querella eternamente ni para siempre guarda su rencor;
no nos trata según nuestros pecados ni nos paga conforme a nuestras culpas.
Como se alzan los cielos por encima de la tierra, así de grande es su amor para quienes le temen;
tan lejos como está el oriente del ocaso aleja él de nosotros nuestras rebeldías.
Cual la ternura de un padre para con sus hijos, así de tierno es Yahveh para quienes le temen;
que Él sabe de qué estamos plasmados, se acuerda de que somos polvo.
(Sal 103,8-14)Hechura suya somos: creados en Cristo Jesús, en orden a las buenas obras que de antemano dispuso Dios que practicáramos.
Así que, recordad cómo en otro tiempo vosotros, los gentiles según la carne, llamados = incircuncisos = por la que se llama = circuncisión = - por una operación practicada en la carne -,
estabais a la sazón lejos de Cristo, excluidos de la ciudadanía de Israel y extraños a las alianzas de la Promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo.
Mas ahora, en Cristo Jesús, vosotros, los que en otro tiempo estabais lejos, habéis llegado a estar cerca por la sangre de Cristo.
Porque Él es nuestra paz: el que de los dos pueblos hizo uno, derribando el muro que los separaba, la enemistad,
anulando en su carne la Ley de los mandamientos con sus preceptos, para crear en sí mismo, de los dos, un solo Hombre Nuevo, haciendo la paz,
y reconciliar con Dios a ambos en un solo Cuerpo, por medio de la cruz, dando en sí mismo muerte a la Enemistad.
Vino a anunciar la paz: = paz a vosotros que estabais lejos, y paz a los que estaban cerca. =
Pues por Él, unos y otros tenemos libre acceso al Padre en un mismo Espíritu.
Así pues, ya no sois extraños ni forasteros, sino conciudadanos de los santos y familiares de Dios,
edificados sobre el cimiento de los apóstoles y profetas, siendo la piedra angular Cristo mismo,
en quien toda edificación bien trabada se eleva hasta formar un templo santo en el Señor,
en quien también vosotros estáis siendo juntamente edificados, hasta ser morada de Dios en el Espíritu.
(Ef 2,10-22)

----------------------

Procuremos conocer al Señor. Su manifestación es segura como la aurora. Vendrá como la lluvia, como la lluvia de primavera y su sentencia surge como la luz que empapa la tierra.
Mi juicio se manifestará como la luz. Quiero misericordia y no sacrificio, conocimiento de Dios, más que holocaustos».
(Os 6, 3, 5-6)

«He aquí que días vienen - oráculo de Yahveh - en que yo pactaré con la casa de Israel (y con la casa de Judá) una nueva alianza; no como la alianza que pacté con sus padres, cuando les tomé de la mano para sacarles de Egipto; que ellos rompieron mi alianza, y yo hice estrago en ellos - oráculo de Yahveh -. Sino que esta será la alianza que yo pacte con la casa de Israel, después de aquellos días - oráculo de Yahveh -: pondré mi Ley en su interior y sobre sus corazones la escribiré, y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.
Ya no tendrán que adoctrinar más el uno a su prójimo y el otro a su hermano, diciendo: «Conoced a Yahveh», pues todos ellos me conocerán del más chico al más grande -- oráculo de Yahveh - cuando perdone su culpa, y de su pecado no vuelva a acordarme». (Jer 31, 31-34).

La tierra estará llena de conocimiento de Yahveh, como cubren las aguas el mar (Isaías 11,9).

La tierra se llenará del conocimiento de la gloria de Yahveh, como las aguas cubren el mar (Ha 2,14).

----------------------

El hombre sólo está obligado a obedecer a Dios interna y externamente, mientras que la obediencia hacia los superiores eclesiásticos y civiles está meramente condicionada por su propia autoridad sobre la comunidad que dirigen y por la que deben responder ante Dios. Esto es por lo que puede ser necesario rechazar en conciencia obedecer una orden concreta, sin poner en duda la institución de los superiores eclesiásticos.
(Santo Tomás de Aquino, Summa Theologiae II-II q. 104 a. 5).

--------------------------------

Textos de William Shakespeare

En el día internacional de la mujer trabajadora 2020.

En homenaje especialmente a las que trabajan en su casa para su familia, que son todas. Muchas con dedicación exclusiva:

"¡A las mujeres hay que asignarles todo su lugar de mujeres, y no conocederles un poquito del lugar de los hombres!" (Cardenal Sarah).

Mateo 6, 7-15

«Cuando recéis, no uséis muchas palabras, como los gentiles, que se imaginan que por hablar mucho les harán caso. No seáis como ellos, pues vuestro Padre sabe lo que os hace falta antes de que lo pidáis. Vosotros rezad así:
"Padre nuestro que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre,
venga a nosotros tu reino,
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo
,
danos hoy nuestro pan de cada día,
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden,
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal".
Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, también os perdonará vuestro Padre celestial, pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras ofensas».

«Pedid y se os dará, buscad y encontraréis, llamad y se os abrirá; porque todo el que pide recibe, quien busca encuentra y al que llama se le abre.
Si a alguno de vosotros le pide su hijo pan, ¿le dará una piedra?; y si le pide pescado, ¿le dará una serpiente? Pues si vosotros, aun siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que le piden!
Así, pues, todo lo que deseáis que los demás hagan con vosotros, hacedlo vosotros con ellos; pues esta es la Ley y los Profetas».
(Mateo 7, 7-12).

«Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso; no juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados; dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante, pues con la medida con que midiereis se os medirá a vosotros».
(Lucas 6,36-38)

------------------------------------------------------------

Reseña del libro del cardenal Sarah con el Papa Emérito Benedicto XVI por Carmelo Arias en ReL 6 marzo 2020 https://www.religionenlibertad.com/cultura/981184765/Sarah-se-llevo-las-criticas-pero-la-frase-fundamental-de-su-libro-con-Benedicto-es-de-Benedicto.html

"Se puede decir que la abstinencia sexual, que antes [en el sacerdocio levítico del pueblo de Israel] era funcional, se convierte por sí misma [en el sacerdocio cristiano] en una abstinencia ontológica" (Benedicto XVI, 2020).

El sacerdocio ya no es una función, sino algo que identifica al sacerdote con la persona de Jesucristo en una donación que es intrínseca al alma del hombre que ha sido ordenado.

Sarah afirma "el vínculo ontológico entre el ministerio sacerdotal y la continencia" y reitera en la conclusión: "Entre el sacerdocio y el celibato existe un vínculo ontológico-sacramental".

----------------------------

 

Vamos de derrota en derrota hasta la victoria final

La ETA ha ganado
Dice don Pedro Trevijano Etcheverria, presbítero, el 7/03/2020 en InfoCatólica
http://www.infocatolica.com/?t=opinion&cod=37110:
Un año más, ante este aniversario, y a pesar que no haya habido más asesinatos de ETA, lo cual indudablemente es una buena noticia, creo que una vez más es una fecha que hay que conmemorar con profunda tristeza, porque uno no puede por menos de pensar que no es que ETA haya sido derrotada, sino que por el contrario ha ganado. Los asesinos no nos han pedido perdón ni colaboran con la justicia ayudando al esclarecimiento de los trescientos crímenes cuya autoría sigue sin desvelarse, sino que están en las instituciones y desgraciadamente estar a bien con esa pandilla de criminales le interesa más al Gobierno de España que estar a bien con las Víctimas, puesto que Bildu le aporta el voto de cuatro diputados cuya abstención le es necesaria para sostenerse en el poder ... Mientras nuestros contrarios, aunque aparentemente estén ganando, han escogido el bando del Mal y un día u otro, no podrán evitar el enfrentamiento con su propia conciencia, ni con el Juicio de Dios.

..La negociación de Zapatero con la ETA de 2005 a 2007 y la siguiente...

..Las marcas electorales de la ETA desde 1978....

.....La derrota de la ETA y la victoria completa...

.Asesinatos no reivindicados por la ETA, además del de Begoña Urroz Ibarrola.....

21 vidas de niños segadas por la ETA...

Cronología criminal de la ETA

...Los crímenes de la ETA y su castigo...

..Hombres, mujeres y niños asesinados por la ETA:
361 civiles, 97 militares, 209 guardias civiles, 149 policías nacionales, 16 policías autonómicos y 25 policías municipales, más los asesinatos no reivindicados

---------------------------------

EL 2.03.2020:

Apertura de los archivos vaticanos de Pío XII

----------------------

Louis Hyacinthe Petitot, O. P., I, Histoire exacte des apparitions de Notre Dame de Lourdes à Bernadette. II, Histoire exacte de la vie intérieure et religieuse de sainte Bernadette

-------------------------

 

Para ganar las indulgencias se requiere, entre otras cosas, tener la intención de ganarlas, aunque sea una intención general; por eso se suplica a los Pastores que avisen de las indulgencias que se pueden ir consiguiendo y que promuevan los actos indulgenciados.

Hay muchas indulgencias plenarias y parciales concedidas por realizar actos que se practican sin que se conozca que están indulgenciados. Y se podría sacar almas del purgatorio, o bien, si son indulgencias parciales las conseguidas, se podría abreviar y mejorar la situación de dichas almas. Practicando así la caridad de la forma más eximia, como enseñó el Papa san Pablo VI:

"Cuando los fieles ganan las indulgencias en sufragio de los difuntos, realizan la caridad de la forma más eximia, y al pensar en las cosas sobrenaturales trabajan con más rectitud en las cosas de la tierra".
(San Pablo VI:
Constitución apostólica Indulgentiarum Doctrina, nº 8)

Atendiendo a esas dos grandes motivaciones que da san Pablo VI, la primera incluye la caridad para con los difuntos, a veces abandonados allí durante mucho tiempo. Cada uno debe atender en primer lugar a sus difuntos. Pero también a grandes benefactores de la sociedad por los que nadie aplica sufragios y quizá estén sufriendo mientras se demora su llegada a la felicidad de la vida con Dios en el cielo. Si no estén canonizados, no tenemos certeza de que no estén en el Purgatorio. Santa Bernadette en sus últimos años les insistía a sus hermanas de hábito más jóvenes que en esa época la veneraban: "Cuando me muera no dejéis de rezar por mí, no sea que no lo hagáis por tenerme por santa y yo mientras me esté tostando".

Dios y su Iglesia lo ponen muy fácil para conseguir llevar las almas del purgatorio al cielo, porque su voluntad es infinitamente mayor que la nuestra de llevar ya a todos a la felicidad plena.

Además la caridad es para con nosotros mismos, porque ganar indulgencias en sufragio de los difuntos nos hace conscientes de la necesidad de reparar por nuestros pecados, además de conseguir que Dios nos los perdone.

 

 

----------------------------

Para ganar las indulgencias se requiere, entre otras cosas, tener la intención de ganarlas, aunque sea una intención general; por eso se suplica a los Pastores que avisen de las indulgencias que se pueden ir consiguiendo y que promuevan los actos indulgenciados.

Por ejemplo, rezar el rosario comunitariamente, en vez de rezarlo en solitario, permite ganar indulgencia plenaria, que aplicada a un difunto le libera del Purgatorio, y si ya está en el Cielo, se le aplica a otra alma del Purgatorio.

También se gana indulgencia plenaria adorando a Jesús sacramentado durante media hora.

Hay muchas indulgencias plenarias y parciales concedidas por realizar actos que se practican sin que se conozca que están indulgenciados. Y se podría sacar almas del purgatorio, o bien, si son indulgencias parciales las conseguidas, se podría abreviar y mejorar la situación de dichas almas. Practicando así la caridad de la forma más eximia, como enseñó el Papa san Pablo VI:

"Cuando los fieles ganan las indulgencias en sufragio de los difuntos, realizan la caridad de la forma más eximia, y al pensar en las cosas sobrenaturales trabajan con más rectitud en las cosas de la tierra".
(San Pablo VI:
Constitución apostólica Indulgentiarum Doctrina, nº 8)

--------------------------------

La tristeza y llanto que Dios quiere y la verdadera alegría

«Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados».
(Mt 5,5)

Ahora --oráculo del Señor-- convertíos a mí de todo corazón con ayuno, con llanto, con luto; rasgad vuestros corazones, no vuestros vestidos; y convertíos al Señor vuestro Dios, un Dios compasivo y misericordioso, lento a la cólera y rico en amor que se arrepiente del castigo.
Entre el atrio y el altar lloren los sacerdotes, servidores del Señor.
(Joel 2,12,17. Lectura de la misa del 26/02/2020, miércoles de Ceniza)

Acercaos a Dios y él se acercará a vosotros. Purificaos, pecadores, las manos; limpiad los corazones, hombres irresolutos.
Lamentad vuestra miseria, entristeceos y llorad. Que vuestra risa se cambie en llanto y vuestra alegría en tristeza.
(Santiago 4,8-9. Lectura de la misa del 25/02/2020, martes de la séptima semana de Tiempo Ordinario).

Y si llamáis Padre a quien, sin acepción de personas, juzga a cada cual según sus obras, conducíos con temor durante el tiempo de vuestro destierro,
sabiendo que = habéis sido rescatados = de la conducta necia heredada de vuestros padres, no con algo caduco, oro o = plata, =
sino con una sangre preciosa, como de cordero sin tacha y sin mancilla, Cristo
(1Pe 1,17-19)

La tristeza según Dios produce firme arrepentimiento para la salvación; mas la tristeza del mundo produce la muerte.
(2Cor 7,10)

------------------

La verdadera alegría

Considerad como un gran gozo, hermanos míos, el estar rodeados por toda clase de pruebas,sabiendo que la calidad probada de vuestra fe produce la paciencia en el sufrimiento;
pero la paciencia ha de ir acompañada de obras perfectas para que seáis perfectos e íntegros sin que dejéis nada que desear.
(Sant 1,2-4)

Bella cosa es tolerar penas, por consideración a Dios, cuando se sufre injustamente.
¿Pues qué gloria hay en soportar los golpes cuando habéis faltado? Pero si obrando el bien soportáis el sufrimiento, esto es cosa bella ante Dios.
Pues para esto habéis sido llamados, ya que también Cristo sufrió por vosotros, dejándoos ejemplo para que sigáis sus huellas.
(1Pe 2,19-21)

Aunque sufrierais a causa de la justicia, dichosos de vosotros. = No les tengáis ningún miedo ni os turbeis. =
(1Pe 3,14)

Queridos, no os extrañéis del fuego que ha prendido en medio de vosotros para probaros, como si os sucediera algo extraño,
sino alegraos en la medida en que participáis en los sufrimientos de Cristo, para que también os alegréis alborozados en la revelación de su gloria.
Dichosos de vosotros, si sois injuriados por el nombre de Cristo, pues el Espíritu de gloria, que es el = Espíritu de Dios, reposa sobre vosotros. =
Que ninguno de vosotros tenga que sufrir ni por criminal ni por ladrón ni por malhechor ni por entrometido:
pero si es por cristiano, que no se avergüence, que glorifique a Dios por llevar este nombre.
Porque ha llegado el tiempo de comenzar el juicio por la casa de Dios. Pues si comienza por nosotros, ¿qué fin tendrán los que no creen en el Evangelio de Dios?
= Si el justo se salva a duras penas ¿en qué pararán el impío y el pecador? =
De modo que, aun los que sufren según la voluntad de Dios, confíen sus almas al Creador fiel, haciendo el bien.
(1Pe 4,12-19).

Sed sobrios y velad. Vuestro adversario, el Diablo, ronda como = león rugiente, = buscando a quién devorar.
Resistidle firmes en la fe, sabiendo que vuestros hermanos que están en el mundo soportan los mismos sufrimientos.
El Dios de toda gracia, el que os ha llamado a su eterna gloria en Cristo, después de breves sufrimientos, os restablecerá, afianzará, robustecerá y os consolidará.
(1Pe 5,8-10).

La verdadera y perfecta alegría según san Francisco de Asís

La verdadera alegría degún santa Teresita

Santa Teresa del Niño Jesús dice y enseña como doctora de la Iglesia que es:

"Comprendí que sólo el amor podía hacer actuar a los miembros de la Iglesia; que si el amor llegaba a apagarse, los apóstoles ya no anunciarían el Evangelio y los mártires se negarían a derramar su sangre..." (Historia de un Alma, Manuscrito B, 3vº).

Este amor imprescindible para que haya sacerdotes y para que los sacerdotes sean buenos sacerdotes incluye la ofrenda del sufrimiento:

"No tengo otra forma de demostrarte mi amor que arrojando flores, es decir, no dejando escapar ningún pequeño sacrificio... Quiero sufrir por amor, y hasta gozar por amor. Así arrojaré flores delante de tu trono... Y además, al arrojar mis flores, cantaré ... , cantaré aun cuando tenga que coger las flores entre las espinas, y tanto más melodioso será mi canto, cuanto más largas y punzantes sean las espinas". (Historia de un Alma, Manuscrito B, 4rº-4vº).

"He sufrido mucho desde que estoy en la tierra. Pero si en mi niñez sufría con tristeza, ahora ya no sufro así: lo hago con alegría y con paz, soy realmente feliz de sufrir".
(Santa Teresa del Niño Jesús: Historia de un Alma, Manuscrito C, 4vº).

La ofrenda del deseo de todos los sufrimientos:

"Como tú, adorado Esposo mío, quisiera ser flagelada y crucificada... Quisiera morir desollada, como san Bartolomé... Quisiera ser sumergida, como san Juan, en aceite hirviendo... Quisiera sufrir todos los suplicios infligidos a los mártires... Con santa Inés y santa Cecilia, quisiera presentar mi cuello a la espada, y como Juana de Arco, mi hermana querida, quisiera susurrar tu nombre en la hoguera, Jesús... Al pensar en los tormentos que serán el lote de los cristianos en tiempos del anticristo, siento que mi corazón se estremece de alegría y quisiera que esos tormentos estuviesen reservados para mí..." (Historia de un Alma, Manuscrito B, 3vº).

Porque obviamente el amor tiene que ser verdadero, es decir, amor con locura. Como el de Jesús por nosotros.


Necesitamos la gracia de sufrir con alegría

Y de agradecer la poda (Jn 15,1-2):

«Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento que no da fruto en mí lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto» (Jn 15,1-2).

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo quien, por su gran misericordia, mediante la Resurrección de Jesucristo de entre los muertos, nos ha reengendrado a una esperanza viva,
a una herencia incorruptible, inmaculada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros,a quienes el poder de Dios, por medio de la fe, protege para la salvación, dispuesta ya a ser revelada en el último momento.
Por lo cual rebosáis de alegría, aunque sea preciso que todavía por algún tiempo seáis afligidos con diversas pruebas,
a fin de que la calidad probada de vuestra fe, más preciosa que el oro perecedero que es probado por el fuego, se convierta en motivo de alabanza, de gloria y de honor, en la Revelación de Jesucristo.
(1Pe 1,3-7)

Sed sumisos, a causa del Señor, a toda institución humana: sea al rey, como soberano,
sea a los gobernantes, como enviados por él para castigo de los que obran el mal y alabanza de los que obran el bien.
Pues esta es la voluntad de Dios: que obrando el bien, cerréis la boca a los ignorantes insensatos.
Obrad como hombres libres, y no como quienes hacen de la libertad un pretexto para la maldad, sino como siervos de Dios.
Honrad a todos, amad a los hermanos, temed a Dios, honrad al rey.
(1Pe 2,13-17)

Vosotras, mujeres, sed sumisas a vuestros maridos para que, si incluso algunos no creen en la Palabra, sean ganados no por las palabras sino por la conducta de sus mujeres,
al considerar vuestra conducta casta y respetuosa.
Que vuestro adorno no esté en el exterior, en peinados, joyas y modas, sino en lo oculto del corazón, en la incorruptibilidad de un alma dulce y serena: esto es precioso ante Dios.
Así se adornaban en otro tiempo las santas mujeres que esperaban en Dios, siendo sumisas a sus maridos; así obedeció Sara a Abraham, llamándole = Señor. = De ella os hacéis hijas cuando obráis bien, sin tener ningún temor.
De igual manera vosotros, maridos, en la vida común sed comprensivos con la mujer que es un ser más frágil, tributándoles honor como coherederas que son también de la gracia de Vida, para que vuestras oraciones no encuentren obstáculo.
(1Pe 3,1-7).

----------------------------------

 

[16:12, 25/9/2019] Burke y Schneider recuerdan las veces en que la Iglesia no aceptó errores de Papas:

http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=35871


[16:20, 25/9/2019]:

Cuando el papa Honorio I en el siglo VII mostró una actitud ambigua y peligrosa con respecto a la propagación de la herejía del monotelitismo, que negaba que Cristo tuviera una voluntad humana, San Sofronio, patriarca de Jerusalén, envió un obispo de Palestina a Roma, pidiéndole hablar, rezar y no guardar silencio hasta que el Papa condenase la herejía. Si San Sofronio viviera hoy, ciertamente sería acusado de hablar «en contra del Papa».

La afirmación sobre la diversidad de religiones en el documento de Abu Dhabi y especialmente los errores en el Instrumentum Laboris para la próxima Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la región Panamazónica contribuyen a una traición de la incomparable singularidad de la Persona de Jesucristo y de la integridad de la fe católica. Y esto ocurre ante los ojos de toda la Iglesia y del mundo. Una situación similar existió en el siglo IV, cuando con el silencio de casi todo el episcopado, la consustancialidad del Hijo de Dios fue traicionada en favor de afirmaciones doctrinales ambiguas del semi-arrianismo, una traición en la que incluso el Papa Liberio participó por un corto período de tiempo. San Atanasio nunca se cansó de denunciar públicamente tal ambigüedad. El papa Liberio lo excomulgó en el año 357 «pro bono pacis«, es decir, «por el bien de la paz», para tener paz con el emperador Constancio y los obispos semi-arrianos del Este. San Hilario de Poitiers informó de este hecho y reprendió al Papa Liberio por su actitud ambigua. Es significativo que el Papa Liberio, a diferencia de todos sus predecesores, fue el primer papa cuyo nombre no se incluyó en el Martirologio Romano.

------------------------------------

Sobre la cuestión del Papa verdadero Mons. Athanasius Schneider InfoCatólica 1.03.2020 http://www.infocatolica.com/?t=opinion&cod=37055

La hipótesis de la posibilidad de un Papa hereje proviene del decreto de Graciano (dist. XL, cap. 6, col. 146) del s. XII. Según la opinión expresada en este decreto, el Papa no puede ser juzgado por ninguna autoridad humana, excepto si ha incurrido en herejía (a nemine est iudicandus, nisi deprehendatur a fide devius). Basándose en este espurio decreto erróneamente atribuido a San Bonifacio (+754) y aceptado por Graciano, los teólogos medievales y los de los siglos posteriores mantuvieron la hipótesis de que pudiese haber un Papa hereje como una posibilidad, pero no con certeza.

San Roberto Belarmino opinaba que “un Papa que es manifiestamente hereje, deja de ser Papa y cabeza, al igual que deja de ser cristiano y miembro del Cuerpo de la Iglesia: por lo tanto, puede ser juzgado y castigado por la misma”. (De Romano Pontifice, II, 30). La opinión de este santo y otras similares sobre la pérdida del ministerio petrino debido a una herejía está basada en el decreto falso de Graciano en el Corpus Iuris Canonici. Dicha opinión nunca ha sido explícitamente aprobada por el Magisterio.

Por el contrario, el Magisterio de la Iglesia, desde Pío X y Benedicto XV, parece que rechazó dicha opinión, ya que la formulación del espurio decreto de Graciano fue eliminada en el Código de Derecho Canónico de 1917. Los artículos que se referían a la pérdida automática del ministerio eclesiástico debido a herejía en el Código de Derecho Canónico de 1917 (artículo 188 §4) y en el de 1983 (artículo 194 §2) no son aplicables al Papa, porque la Iglesia eliminó deliberadamente del Código de Derecho Canónico la siguiente formulación tomada del anterior Corpus Iuris Canonici: “a menos que el Papa se desvíe de la fe (nisi deprehendatur a fides devius)”.

28 de febrero 2020.

Athanasius Schneider, obispo auxiliar de la archidiócesis de Santa María en Astana.

Traducido al español por Ana María Rodríguez y Manuel Pérez Peña

Publicado originalmente en LifeSiteNews

Archivado en: Papa Francisco Papa Benedicto XVIBenedicto XVIMons. Schneider

------------------------

«Historia […] magistra vitae» (Marco Tulio CicerónDe Oratore, 2, 36)

--------------------------

“Contra factum non valet argumentum”

------------------

La extraordinaria efusión efusión de gracia que traerá la Parusía

 

«Venga a nosotros tu reino.
»Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo».
(Mateo 6, 10)

 

«Pedid y se os dará ... porque todo el que pide recibe.
¡Cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que Le piden!»
(Mateo 7, 7-12).

«Rezad así:
"Padre nuestro que estás en el cielo,
...
venga a nosotros Tu reino;
hágase Tu voluntad en la tierra como en el cielo"
».
Mateo 6, 9-13

Esto dice el Señor:
«Mi palabra, que sale de Mi boca: no volverá a Mi vacía, sino que cumplirá Mi deseo y llevará a cabo Mi encargo».
Isaías 55, 10-11

 

«Y oirán mi voz, y se hará un sólo rebaño y un sólo Pastor» (Jn 10,16).

La tierra se llenará del conocimiento de la gloria de Yahveh, como las aguas cubren el mar (Ha 2,14).

Nadie hará daño, nadie hará mal... porque la tierra estará llena de conocimiento de Yahveh, como cubren las aguas el mar (Isaías 11,1-12).

«Aunque sean vuestros pecados tan rojos como la grana, blanquearán como la nieve» (Is 1,18).

Procuremos conocer al Señor. Su manifestación es segura como la aurora. Vendrá como la lluvia, como la lluvia de primavera y su sentencia surge como la luz que empapa la tierra.
Mi juicio se manifestará como la luz. Quiero misericordia y no sacrificio, conocimiento de Dios, más que holocaustos».
(Os 6, 3, 5-6)

Saldrá un vástago del tronco de Jesé... Reposará sobre él el espíritu de Yahveh... con el soplo de sus labios matará al malvado... Nadie hará daño, nadie hará mal... porque la tierra estará llena de conocimiento de Yahveh, como cubren las aguas el mar.
Aquel día la raíz de Jesé que estará enhiesta para estandarte de pueblos, las gentes la buscarán... Aquel día volverá el Señor a mostrar su mano para recobrar el resto de su pueblo... Izará bandera a los gentiles, reunirá a los dispersos de Israel, y a los desperdigados de Judá agrupará de los cuatro puntos cardinales.
(Isaías 11,1-12).

Sucederá en días futuros que el monte de la Casa de Yahveh será asentado en la cima de los montes y se alzará por encima de las colinas. Confluirán a él todas las naciones, y acudirán pueblos numerosos.
Dirán: «Venid, subamos al monte de Yahveh, a la Casa del Dios de Jacob, para que él nos enseñe sus caminos y nosotros sigamos sus senderos».
Pues de Sión saldrá la Ley, y de Jerusalén la palabra de Yahveh. Juzgará entre las gentes, será árbitro de pueblos numerosos.
Forjarán de sus espadas azadones, y de sus lanzas podaderas. No levantará espada nación contra nación, ni se ejercitarán más en la guerra.
Casa de Jacob, andando, y vayamos, caminemos a la luz de Yahveh.
(Isaías 2,2-5).

Sucederá en días futuros que el monte de la Casa de Yahveh será asentado en la cima de los montes y se alzará por encima de las colinas. Confluirán a él todas las naciones, y acudirán pueblos numerosos.
Dirán: «Venid, subamos al monte de Yahveh, a la Casa del Dios de Jacob, para que Él nos enseñe sus caminos y nosotros sigamos sus senderos».
Pues de Sión saldrá la Ley, y de Jerusalén la palabra de Yahveh. Juzgará entre las gentes, será árbitro de pueblos numerosos.
Forjarán de sus espadas azadones, y de sus lanzas podaderas. No levantará espada nación contra nación, ni se ejercitarán más en la guerra.
Los ojos altivos del hombre serán abajados, se humillará la altanería humana, y será exaltado Yahveh solo en aquel día.
Pues será aquel día de Yahveh Sebaot para toda depresión, que sea enaltecida, y para todo lo levantado, que será rebajado:
contra todos los cedros del Líbano altos y elevados, contra todas las encinas del Basán,
contra todos los montes altos, contra todos los cerros elevados,
contra toda torre prominente, contra todo muro inaccesible,
contra todas las naves de Tarsis, contra todos los barcos cargados de tesoros.
Se humillará la altivez del hombre, y se abajará la altanería humana; será exaltado Yahveh solo, en aquel día,
y los ídolos completamente abatidos.
(Isaías 2,2-4; 11-18).

Sucederá en días futuros que el monte de la Casa de Yahveh será asentado en la cima de los montes, y se alzará por encima de las colinas. Y afluirán a él los pueblos,
acudirán naciones numerosas y dirán: «Venid, subamos al monte de Yahveh, a la Casa del Dios de Jacob, para que él nos enseñe sus caminos, y nosotros sigamos sus senderos».
Pues de Sión saldrá la Ley, y de Jerusalén la palabra de Yahveh.
El juzgará entre pueblos numerosos, y corregirá a naciones poderosas; forjarán ellas sus espadas en azadones, y sus lanzas en podaderas. No blandirá más la espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra.
Se sentará cada cual bajo su parra, y bajo su higuera, sin que nadie le inquiete, ¡la boca de Yahveh Sebaot ha hablado!
Pues todos los pueblos caminan cada uno en el nombre de sus dioses, pero nosotros caminamos en el nombre de Yahveh nuestro Dios, para siempre jamás.
Aquel día - oráculo de Yahveh - yo recogeré a la oveja coja, reuniré a la perseguida, y a la que yo había maltratado.
De las cojas haré un Resto, de las alejadas una nación fuerte. Entonces reinará Yahveh sobre ellos en el monte Sión, desde ahora y por siempre.
(Miqueas 4,1-7).

«Al fin será derramado desde arriba sobre nosotros espíritu. Se hará la estepa un vergel, y el vergel será considerado como selva. Reposará en la estepa la equidad, y la justicia morará en el vergel; el producto de la justicia será la paz, el fruto de la equidad, una seguridad perpetua». (Is 32,15-17).

Sión decía: "Me ha abandonado el Señor, mi dueño me ha olvidado." ¿Es que puede una madre olvidarse de su criatura, no conmoverse por el hijo de sus entrañas? Pues, aunque ella se olvide, yo no te olvidaré. (Isaías 49,8-15).

Así dice el Dios Yahveh, el que crea los cielos y los extiende, el que hace firme la tierra y lo que en ella brota, el que da aliento al pueblo que hay en ella, y espíritu a los que por ella andan.
«Yo, Yahveh, te he llamado en justicia, te así de la mano, te formé, y te he destinado a ser alianza del pueblo y luz de las gentes».
(Is 42,5-6)

Dice Yahveh, el que me plasmó desde el seno materno para siervo suyo, para hacer que Jacob vuelva a Él...
«Poco es que seas mi siervo, en orden a levantar las tribus de Jacob, y de hacer volver los preservados de Israel. Te voy a poner por luz de las gentes, para que mi salvación alcance hasta los confines de la tierra».
(Is 49,5-6).

Se revelará la gloria de Yahveh, y toda criatura a una la verá. Pues la boca de Yahveh ha hablado. (Is 40,5)

«Esta es la alianza con ellos, dice Yahveh. Mi espíritu que ha venido sobre ti y mis palabras que he puesto en tus labios no caerán de tu boca ni de la boca de tu descendencia ni de la boca de la descendencia de tu descendencia, dice Yahveh, desde ahora y para siempre». (Is 59,21).

«Yo, Yahveh, amo el derecho y aborrezco la rapiña y el crimen. Les daré el salario de su trabajo lealmente, y alianza eterna pactaré con ellos». (Is 61,8).

«Estableceré con ellos una alianza eterna de ser yo su Dios y ser ellos mi pueblo, y no volveré a arrojar ya a mi pueblo Israel de la tierra que les di». (Ba 2,35).

Vendrán todas las naciones a postrarse ante ti, y a dar, Señor, gloria a tu nombre. (Sal 86,9).

«He aquí que días vienen - oráculo de Yahveh - en que yo pactaré con la casa de Israel (y con la casa de Judá) una nueva alianza; no como la alianza que pacté con sus padres, cuando les tomé de la mano para sacarles de Egipto; que ellos rompieron mi alianza, y yo hice estrago en ellos - oráculo de Yahveh -. Sino que esta será la alianza que yo pacte con la casa de Israel, después de aquellos días - oráculo de Yahveh -: pondré mi Ley en su interior y sobre sus corazones la escribiré, y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.
Ya no tendrán que adoctrinar más el uno a su prójimo y el otro a su hermano, diciendo: «Conoced a Yahveh», pues todos ellos me conocerán del más chico al más grande -- oráculo de Yahveh - cuando perdone su culpa, y de su pecado no vuelva a acordarme». (Jer 31, 31-34).

«He aquí que yo los reúno de todos los países... serán mi pueblo, y yo seré su Dios; y les daré otro corazón y otro camino, de suerte que me teman todos los días para bien de ellos y de sus hijos después de ellos. Les pactaré alianza eterna - que no revocaré después de ellos - de hacerles bien, y pondré mi temor en sus corazones, de modo que no se aparten de junto a mí».
(Jer 32, 37-40).

Os pondré pastores según mi corazón que os den pasto de conocimiento y prudencia.
En aquel tiempo llamarán a Jerusalén «Trono de Yahveh» y se incorporarán a ella todas las naciones en el nombre de Yahveh, en Jerusalén, sin seguir más la dureza de sus perversos corazones.
(Jer 3, 15-17).

«Así habla Yahveh, Dios de Israel: ... me interesaré en favor de los desterrados de Judá... Les daré corazón para conocerme, pues yo soy Yahveh, y ellos serán mi pueblo y yo seré su Dios, pues volverán a mí con todo su corazón». (Jer 24, 5-7).

 

«Hasta en los siervos y las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días». (Jl 3,1-2).

«Volveré puro el labio de los pueblos, para que invoquen todos el nombre de Yahveh, y le sirvan bajo un mismo yugo».
(So 3,9).

[A la casa de Israel], «Yo les daré un solo corazón y pondré en ellos un espíritu nuevo: quitaré de su carne el corazón de piedra y les daré un corazón de carne,
para que caminen según mis preceptos, observen mis normas y las pongan en práctica , y así sean mi pueblo y yo sea su Dios».
(Ez 11,19-20).

«Di a la casa de Israel:
...
»Os daré un corazón nuevo, infundiré en vosotros un espíritu nuevo, quitaré de vuestra carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne.
»Infundiré mi espíritu en vosotros y haré que os conduzcáis según mis preceptos y observéis y practiquéis mis normas». (Ez 36,22,26-27).

«Os llevaré de nuevo al suelo de Israel. Sabréis que yo soy Yahveh cuando abra vuestras tumbas y os haga salir de vuestras tumbas, pueblo mío. Infundiré mi espíritu en vosotros y viviréis; os estableceré en vuestro suelo, y sabréis que yo, Yahveh, lo digo y lo haga, oráculo de Yahveh». (Ez 37,12-14).

«Derramaré mi Espíritu en toda carne. Vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.
Hasta en los siervos y las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días». (Jl 3,1-2).

«Aquel día ... derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén un espíritu de gracia y de oración; y mirarán hacia mí. En cuanto a aquél a quien traspasaron, harán lamentación por él como lamentación por hijo único, y le llorarán amargamente como se llora amargamente a un primogénito». (Za 12, 9-10).

Y será Yahveh rey sobre toda la tierra: ¡el día aquel será único Yahveh y único su nombre!
(Za 14,9).

 

«Sois una carta de Cristo, redactada por ministerio nuestro, escrita no con tinta, sino con el Espíritu de Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne, en los corazones». (2 Cor 3,3)

«Nuestra capacidad viene de Dios, el cual nos capacitó para ser ministros de una nueva Alianza, no de la letra, sino del Espíritu. Pues la letra mata mas el Espíritu da vida». (2 Cor 3,5-6).

Pedro, presentándose con los Once, levantó su voz y les dijo: «... Es lo que dijo el profeta [Jl 3,1-2]:
Sucederá en los últimos días, dice Dios: Derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros jóvenes verán visiones y vuestros ancianos soñarán sueños. Y yo sobre mis siervos y sobre mis siervas derramaré mi Espíritu».
(Hch 2,16-18)

«El reino escatológico de Cristo y de Dios (cf Col 1, 13) llegará a su cumplimiento cuando el Señor sea todo en todos, después de haber aniquilado el dominio de Satanás, del pecado y de la muerte. Sin embargo, el reino de Dios ya está presente "en misterio" dentro de la historia, y actúa en los que lo reciben».
(San Juan Pablo II, 20.11.1983)

 

El Misterio de su voluntad... para realizarlo en la plenitud de los tiempos: hacer que todo tenga a Cristo por Cabeza, lo que está en los cielos y lo que está en la tierra.
(Ef 1,9-10. Biblia de Jerusalén 1995).

El Reino de Cristo, presente ya en su Iglesia, sin embargo, no está todavía acabado "con gran poder y gloria" (Lc 21, 27; cf. Mt 25, 31) con el advenimiento del Rey a la tierra
(CEC, 671).


------------------

«Di a la casa de Israel:
...
»Os daré un corazón nuevo, infundiré en vosotros un espíritu nuevo, quitaré de vuestra carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne.
»Infundiré mi espíritu en vosotros y haré que os conduzcáis según mis preceptos y observéis y practiquéis mis normas». (Ez 36,22,26-27).

----------------------

CONSAGRACION AL SAGRADO CORAZON DE JESUS Y AL INMACULADO CORAZON DE
MARIA

Consagración de sí mismo a Jesucristo por medio de María. (San Luis María Grignion de Montfort)

¡Oh Jesu´s, Sabiduría eterna y encarnada!, verdadero Dios y verdadero hombre, Hijo único del
Padre Eterno y de Mari´a, siempre Virgen! Te adoro en la gloria del Padre, durante la eternidad y en
el seno virginal de Mari´a, tu Madre, en el tiempo de tu Encarnacio´n.
Te doy gracias porque, anonada´ndote, has venido al mundo, hombre entre los hombres y servidor
del Padre, para librarme de la esclavitud del pecado.

Te alabo y glorifico Sen~or, porque has vivido en obediencia amorosa a Mari´a, para hacerme fiel
disci´pulo suyo. Desgraciadamente, no he guardado los votos y promesas de mi bautismo y no soy
digno de llamarme hijo de Dios. Por ello, acudo a la misericordiosa intercesio´n de tu Madre,
esperando obtener por su ayuda el perdo´n de mis pecados y una continua comunio´n contigo, Oh
Sabiduri´a Encarnada.
Te saludo pues, oh Mari´a Inmaculada, templo viviente de Dios: en ti ha puesto su morada la
Sabiduri´a Eterna para recibir la adoracio´n de los a´ngeles y de los hombres. Te saludo, oh Reina del
cielo y de la tierra: a ti esta´n sometidas todas las criaturas. Te saludo, refugio seguro de los
pecadores: todos experimentan tu gran misericordia. Acepta los anhelos que tengo de la Divina
Sabiduri´a y mi consagracio´n total.

Yo, ________________ consciente de mi vocacio´n cristiana, renuevo hoy
en tus manos mis compromisos bautismales. Renuncio a Satanás, a sus seducciones, a sus
pompas y a sus obras, y me consagro a Jesucristo
para llevar mi cruz detra´s de E´l, en la fidelidad
de cada di´a a la voluntad del Padre.
En presencia de toda la corte celestial, te elijo en este di´a por
mi Madre y Maestra. Me entrego y consagro a ti, como tu esclavo, mi cuerpo y mi alma, mis posesiones tanto internas como externas, incluso el valor de todas mis buenas acciones, pasadas,
presentes y futuras, dejando en ti, entero y completo derecho de disponer de mi´, y todo lo que me
pertenece, sin excepcio´n, de acuerdo a tu voluntad, para mayor gloria de Dios en el tiempo y en la
eternidad.

Madre del Señor, acepta esta pequeña ofrenda de mi vida y prese´ntala a tu Hijo; si E´l me redimio´
con tu colaboracio´n, debe tambie´n ahora recibir de tu mano, el don total de mi´ mismo. En
adelante, deseo honrarte y obedecerte en todo como verdadero esclavo tuyo.
¡Oh Corazo´n Inmaculado de Mari´a!, que yo viva plenamente esta consagracio´n para prolongar en mi´
la amorosa obediencia de tu Hijo y dar respuesta a la misio´n trascendental que Dios te ha confiado
en la historia de la salvacio´n. ¡Madre de misericordia!, alca´nzame la verdadera Sabiduri´a de Dios, y
hazme plenamente disponible a tu accio´n maternal. Colo´came asi´, entre los que tu´ amas, ensen~as,
gui´as, alimentas y proteges como hijos tuyos. ¡Oh Virgen fiel!, haz de mi´un aute´ntico disci´pulo e
imitador de tu Hijo, la Sabiduri´a Encarnada. Contigo, Madre y modelo de mi vida, llegare´ a la
perfecta madurez de Jesucristo en la tierra y a la gloria del cielo, Ame´n
¡Totus Tuus!.

--------------------------

CREDO
Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo
invisible.
Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los
siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la
misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho;
que por nosotros, los hombres, y por nuestra
salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo
hombre;
y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato, padeció y fue sepultado,

y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre;

y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin.

Creo en el
Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia, que es una,
santa, católica y apostólica.

Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados.

Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro.
Amén.

-------------------------

1230. 5 de abril de 1942. Pascuas. Jesús a G B:
"Yo resucité para vosotros. No para Mi sola Gloria, sino para
que todos vosotros creyerais y esperarais vuestra propia resurrección.

https://www.religionenlibertad.com/estoy_a_la_puerta_y_llamo/8949929/Habla-como-Yo-en-la-humildad.html

--------------------------

10.09.1942 Jesús a G B:
No dejes de sobrenatralizarlo todo

------------

23 02 2020 El Gobierno usa al Tribunal de Cuentas para atacar a la Iglesia

https://www.abc.es/sociedad/abci-gobierno-tribunal-cuentas-para-atacar-iglesia-202002230149_noticia.html#vca=mod-sugeridos-p1&vmc=relacionados&vso=el-gobierno-usa-al-tribunal-de-cuentas-para-atacar-a-la-iglesia&vli=noticia.foto.sociedad

24 02 2020 https://www.abc.es/sociedad/abci-informe-fiscalizacion-iglesia-tribunal-cuentas-roza-prevaricacion-202002240139_noticia.html

-----------------

http://laudatedominum.net/downloads.php

 

Suplico a nuestros pastores que promuevan rogativas junto con sacrificios para pedir al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies y que afiance a los ya enviados.

Para que podamos cumplir lo que Jesús, el Verbo hecho carne, dijo a todos según el evangelio de san Mateo y a san Pedro según el evangelio de san Lucas:

«La mies es mucha y los obreros pocos. Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies» (Mt 9,37-38).

«Yo he rogado por ti para que tu fe no desfallezca. Y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos» (Lc 22,32). 

Que es aplicable a "la Iglesia de todos los tiempos", como explicó Benedicto XVI en su homilía del 29 de junio de 2006.
Y que señaló como lo prioritario el mismo Benedicto XVI en su carta a los obispos de 10 de marzo de 2009:
"La primera prioridad para el Sucesor de Pedro fue fijada por el Señor en el Cenáculo de manera inequívoca: «Tú… confirma a tus hermanos» (Lc 22,32)".

Y el Papa Francisco insistentemente pide que recemos por él.

Así conseguiremos que Dios envíe muchos y buenos sacerdotes y religiosos y los sostenga.

Y conseguiremos el fin primordial de toda oración: unirnos a Dios haciendo nuestros los anhelos del Corazón de Jesús.

------------------------------------

Renovatio votorum baptismalium

Votorum baptismalium renovatio

Rinnovazione delle promesse battesimali

Renovatio votorum baptismalium formula legitime adprobata

Votum baptismale qualibet formula legitime adprobata renovaverit

------------------------------------

 

Il blog delle vergini consacrate nelle Diocesi di Sicilia

http://ordovirginumsicily.blogspot.com/2016/02/triduo-in-preparazione-dellanniversario.html

Il  giorno dell’anniversario del proprio battesimo, dopo la proclamazione del Vangelo durante la S. Messa si rinnovano le promesse battesimali recitando il Simbolo Apostolico o il niceno-costantinopolitano oppure la formula seguente:

Rinuncio al peccato, per vivere nella libertà dei figli di Dio.

Rinuncio alle seduzione del male, per non lasciarmi dominare dal peccato.

Rinuncio a Satana, origine e causa di ogni peccato.

Credo in Dio, Padre onnipotente, Creatore del cielo e della terra. Credo in Gesù Cristo, suo unico Figlio, nostro Signore, che nacque da Maria Vergine, morì e fu sepolto, è risuscitato dai morti e siede alla destra del Padre. Credo nello Spirito Santo, la Santa Chiesa cattolica, la comunione dei santi, la remissione dei peccati, la risurrezione della carne e la vita eterna.

Dopo la comunione eucaristica e la divina adorazione di Gesù sacramentato in noi o dopo la benedizione finale, si prega secondo le intenzioni del S. Padre:
Benedici, o Signore, il nostro Santo Padre, Papa (Nome); assistilo nel suo ufficio di pastore universale; sii la sua luce, la sua forza e la sua consolazione: E a noi concedi di ascoltare, con docilità di cuore, la sua voce come ascoltiamo la Tua. 

Padre nostro

Preghiamo la S. Vergine per il S. Padre

Sotto la tua protezione cerchiamo rifugio, Santa Madre di Dio: non disprezzare le suppliche di noi che siamo nella prova, e liberaci da ogni pericolo, o Vergine gloriosa e benedetta.

------------------------------------

http://www.gcatholic.org/

------------------------------------

RITUALE ROMANUM

Laudate Dominum—DOWNLOADS—Collectio Rituum Romanum ...laudatedominum.net/downloads.php

Laudate Dominum--Download page for Traditional Roman Catholic pdf files from the Rituale Romanum and other traditional Roman Catholic resources http://laudatedominum.net/downloads.php

http://laudatedominum.net/files/pontrom.pdf

------------------------------------

 

INSTRUCCIÓN GENERAL DEL MISAL ROMANO

http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/ccdds/documents/rc_con_ccdds_doc_20030317_ordinamento-messale_sp.html

 

DIRECTORIO
SOBRE LA PIEDAD POPULAR Y LA LITURGIA

http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/ccdds/documents/rc_con_ccdds_doc_20020513_vers-direttorio_sp.html

------------------------------------

https://www.hogardelamadre.org/es/recursos/juegos

http://principioscatolicos.blogspot.com/2017/10/las-indulgencias.html

https://www.hogardelamadre.org/es/recursos/material-didactico/5457-las-indulgencias

http://www.iglesiasanjosemaria.org.mx/images/di/magisterio/manual_de_indulgencias.pdf 1986-1995

http://it.cathopedia.org/wiki/Libro_liturgico

http://www.clerus.org/clerus/dati/2001-03/17-2/06ILIBRILITURGICI.html

https://adoremus.org/2017/07/04/version-rituale-romanum-allowed-summorum-pontificum-allow-english-texts/

 

https://sanctamissa.org/en/resources/books-1962/rituale-romanum/

The 1964 Rituale Romanum is nearly identical to the 1962 Edition.  
However, the Rite of Marriage was slightly altered in the 1964 edition,
and so we provide the rite of Marriage from the 1962 Rituale Romanum.

------------------------------------

Rosarium Virginis Mariae 2002

https://w2.vatican.va/content/john-paul-ii/es/apost_letters/2002/documents/hf_jp-ii_apl_20021016_rosarium-virginis-mariae.html

con el trasfondo de las Avemarías pasan ante los ojos del alma los episodios principales de la vida de Jesucristo

Recitar el Rosario, en efecto, es en realidad contemplar con María el rostro de Cristo

conduce al corazón mismo de la vida cristiana y ofrece una oportunidad para la nueva evangelización

como puntualizó san Pablo VI, esta oración no sólo no se opone a la Liturgia, sino que le da soporte

el Rosario es una ayuda, no un obstáculo para el ecumenismo

es un medio sumamente válido para favorecer en los fieles la exigencia de contemplación del misterio cristiano

se corresponde de algún modo con la «oración del corazón», u «oración de Jesús», surgida sobre el humus del Oriente cristiano

«¡Quien propaga el Rosario se salva!» (Beato Bartolomé Longo, Storia del Santuario di Pompei, Pompei 1990, p.59). (8)

Recorrer con María las escenas del Rosario es como ir a la 'escuela' de María para leer a Cristo (14)

«cuanto más consagrada esté un alma a la Santísima Virgen, tanto más lo estará a Jesucristo» (san Luis María Grignion de Montfort, Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen, 120) (15)

San Juan Pablo II explica que la incorporación que realizó de los misterios de luz es para hacer vivir el Rosario como una «verdadera introducción a la profundidad del Corazón de Cristo, abismo de gozo y de luz, de dolor y de gloria». (19)

El centro del Ave Maria, casi como engarce entre la primera y la segunda parte, es el nombre de Jesús. (33)

el nombre de Jesús –el único nombre del cual podemos esperar la salvación (cf. Hch 4, 12). (33)

el Rosario es realmente un itinerario espiritual en el que María se hace madre, maestra, guía, y sostiene al fiel con su poderosa intercesión (37)

CARTA APOSTÓLICA ROSARIUM VIRGINIS MARIAE DEL SUMO PONTÍFICE JUAN PABLO II AL EPISCOPADO, AL CLERO Y A LOS FIELES SOBRE EL SANTO ROSARIO [16 X 2002]

------------------------------------

Quedan, pues, invitados y aun obligados todos los fieles cristianos a buscar la santidad y la perfección de su propio estado. Vigilen, pues, todos por ordenar rectamente sus sentimientos, no sea que en el uso de las cosas de este mundo y en el apego a las riquezas, encuentren un obstáculo que les aparte, contra el espíritu de pobreza evangélica, de la búsqueda de la perfecta caridad, según el aviso del Apóstol: "Los que usan de este mundo, no se detengan en eso, porque los atractivos de este mundo pasan" (1Co 7,31).
Lumen gentium ES 42

------------------------------------

«Que cada cual ponga al servicio de los demás la gracia que ha recibido, como buenos administradores de las diversas gracias de Dios. Si alguno habla, sean palabras de Dios; si alguno presta un servicio, hágalo en virtud del poder recibido de Dios, para que Dios sea glorificado en todo por Jesucristo, a quien corresponden la gloria y el poder por los siglos de los siglos» (1 Pe 4,10-11).

-------

"A la naturaleza del bien pertenece comunicarse a los demás, según escribe Dionisio en el c.4 De Div. Nom . Por consiguiente pertenece a la naturaleza del bien sumo comunicarse a la criatura de modo superlativo. Lo cual se realiza en sumo grado cuando Dios «une a Sí la naturaleza creada de tal manera que se constituye una sola persona de tres realidades: el Verbo, el alma y la carne», como dice Agustín en el libro XIII De Trin. . De donde resulta evidente la conveniencia de que Dios se encarnase".
(Santo Tomás de Aquino, S Th, III, 1, 1c).

 

------------------------------------

"Cuando los fieles ganan las indulgencias en sufragio de los difuntos, realizan la caridad de la forma más eximia, y al pensar en las cosas sobrenaturales trabajan con más rectitud en las cosas de la tierra".
[San Pablo VI:
Constitución apostólica Indulgentiarum Doctrina, nº 8]

http://www.vatican.va/content/paul-vi/es/apost_constitutions/documents/hf_p-vi_apc_01011967_indulgentiarum-doctrina.html

"Ciertamente que en el uso de las indulgencias a veces han existido abusos... La Iglesia, sin embargo, corrigiendo y enmendando abusos, "enseña y ordena que el uso de las indulgencias ha de conservarse en la Iglesia como muy saludable para el pueblo cristiano y aprobado por la autoridad de los sacrosantos Concilios, y condena con anatema a quienes afirmen que estas son inútiles o que la Iglesia no tiene potestad para concederlas"".
[San Pablo VI:
Constitución apostólica Indulgentiarum Doctrina, 1.01.1967, nº 8. Concilio Tridentino, Decretum, de indulgentiis: DS 1835.]

"Las indulgencias confirman también la supremacía de la caridad en la vida cristiana. Pues no se pueden ganar sin una sincera metánoia [conversión del corazón y de la mente] y unión con Dios, a lo que se suma el cumplimiento de las obras prescritas. Sigue en pie, por tanto, el orden de la caridad, en el que se inserta la remisión de las penas por dispensación del tesoro de la Iglesia".

"En la indulgencia la Iglesia, empleando su potestad de administradora de la redención de Cristo, no solamente pide, sino que con autoridad concede al fiel convenientemente dispuesto el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos para la remisión de la pena temporal. El fin que se propone la autoridad eclesiástica en la concesión de las indulgencias consiste no sólo en ayudar a los fieles a lavar las penas debidas, sino también incitarlos a realizar obras de piedad, penitencia y caridad, especialmente aquellas que contribuyen al incremento de la fe y del bien común. Y cuando los fieles ganan las indulgencias en sufragio de los difuntos, realizan la caridad de la forma más eximia".

----------------------- -------------

Discurso de Trump en la Marcha por la Vida en Washington el 24 de enero de 2020

------------

http://www.ctv.va/content/ctv/it.html

-----------------------------

Rezo del Santo Rosario
Rezar el rosario comunitariamente, en vez de rezarlo en solitario, permite ganar indulgencia plenaria, que aplicada a un difunto le libera del Purgatorio, y si ya está en el Cielo, se le aplica a otra alma del Purgatorio.
También se gana indulgencia plenaria adorando a Jesús sacramentado durante media hora.
Se puede ganar una sola indulgencia plenaria al día. Si ya se ha conseguido una, las demás del mismo día serán indulgencias parciales, que aplicadas a los difuntos, les abrevia y mejora su situación si están en el Purgatorio.
Para ganar las indulgencias se requiere, entre otras cosas, tener la intención de ganarlas, aunque sea una intención general.

----------------------------

Para ganar las indulgencias se requiere, entre otras cosas, tener la intención de ganarlas, aunque sea una intención general; por eso se suplica a los Pastores que avisen de las indulgencias que se pueden ir consiguiendo y que promuevan los actos indulgenciados.

Por ejemplo, rezar el rosario comunitariamente, en vez de rezarlo en solitario, permite ganar indulgencia plenaria, que aplicada a un difunto le libera del Purgatorio, y si ya está en el Cielo, se le aplica a otra alma del Purgatorio.

También se gana indulgencia plenaria adorando a Jesús sacramentado durante media hora.

Hay muchas indulgencias plenarias y parciales concedidas por realizar actos que se practican sin que se conozca que están indulgenciados. Y se podría sacar almas del purgatorio, o bien, si son indulgencias parciales las conseguidas, poder abreviar y mejorar la situación de dichas almas. Practicando así la caridad de la forma más eximia, como enseñó el Papa san Pablo VI:

"Cuando los fieles ganan las indulgencias en sufragio de los difuntos, realizan la caridad de la forma más eximia, y al pensar en las cosas sobrenaturales trabajan con más rectitud en las cosas de la tierra".
(San Pablo VI:
Constitución apostólica Indulgentiarum Doctrina, nº 8)

----------------------------

Constitución apostólica Indulgentiarum Doctrina de 1967 del Papa San Pablo VI sobre la revisión de las indulgencias

 

 

Enchiridion Indulgentiarum de 1999 en latín y castellano

Manual de Indulgencias 1986 1995 [versión oficial en castellano]

Manual de Indulgencias 1986 1995 editado

latín fran ENCHIRIDION INDULGENTIARUM quarto editur 1999

Manual en francés subrayado Enchiridion des indulgences 1999 2000

Enchiridion de 1986, versión española oficial de 1995, nº .

Enchiridion Indulgentiarum de 1999, Norma nn, Concesión nº n, §

Indulgencias 2020

17 enero 2020

Aviso de indulgencias

-------------------

Materia Oscura

------------------

La devoción al Sagrado Corazón y su crisis

---------------------------

http://www.infocatolica.com/blog/coradcor.php/2001200736-pin-piripin-pin-pin#more39030

Alberto GT

De la Suma Teológica, Parte II-IIae, Cuestión 10, Artículo 12, Respuesta

La costumbre de la Iglesia constituye una autoridad de gran peso y se la debe seguir siempre y en todo. Porque hasta la enseñanza misma de los grandes doctores de la Iglesia recibe de ella su peso de autoridad, y por esa razón hemos de atenernos más a la autoridad de la Iglesia que a la de San Agustín, San Jerónimo o de cualquier otro doctor. Pues bien, la Iglesia nunca tuvo por norma que fueran bautizados los hijos de los judíos contra la voluntad de sus padres. En tiempos pasados, aunque hubo muchos príncipes católicos muy poderosos, como Constantino y Teodosio, que tuvieron por confidentes a obispos muy santos, como Constantino a San Silvestre y Teodosio a San Ambrosio, éstos no habrían dejado de pedírselo si fuera conforme a razón. Por ese motivo parece peligroso introducir la nueva tesis de que, al margen de la costumbre hasta ahora observada en la Iglesia, sean bautizados los hijos de los judíos contra la voluntad de los padres. Hay dos razones para esto. La primera de ellas es el peligro de la fe. Efectivamente, si los niños recibieran el bautismo antes del uso de razón, después, al llegar a mayoría de edad, podrían ser inducidos con facilidad por sus padres a abandonar lo que sin conocer recibieron. Y esto redundaría en detrimento de la fe. La segunda razón es el hecho de que está en pugna con la justicia natural. El hijo, en realidad, es naturalmente algo del padre. En primer lugar, porque, en un primer momento, mientras está en el seno de la madre, no se distingue corporalmente de sus padres. Después, una vez que ha salido del útero materno, antes del uso de razón, está bajo el cuidado de sus padres, como contenido en un útero espiritual. Porque, mientras no tiene uso de razón, el niño no difiere del animal irracional. Por eso, del mismo modo que el buey o el caballo son propiedad de alguien y puede usar de ellos a voluntad, como de un instrumento propio, según el derecho natural, es también de derecho natural que el hijo, antes del uso de razón, esté bajo la protección de sus padres. Iría, pues, contra la justicia natural el sustraer del cuidado de los padres a un niño antes del uso de razón, o tomar alguna decisión sobre él en contra de la voluntad de los mismos. Mas, una vez que comienza a tener uso de razón, empieza también a ser él mismo, y en todo lo concerniente al derecho divino o natural puede ser provisor de sí mismo. En esa situación debe ser inducido a la fe, no a la fuerza, sino por la persuasión, y puede también, contra la voluntad de los padres, prestar su asentimiento a la fe y recibir el bautismo; mas no antes del uso de razón. De ahí que de los niños de los antiguos padres se diga que fueron salvados en la fe de sus padres. Con ello se quiere dar a entender que incumbe a los padres proveer sobre la salvación de sus hijos, sobre todo antes del uso de razón.
---

LF:
En el pontificado de Urbano VIII tenemos esto:

Por lo que se refiere al bautismo dado a Alegretta, niña judía de unos tres años... contra la voluntad de los padres, los cardenales han decretado que la pequeña niña está verdaderamente bautizada, puesto que concurren la materia, la forma y la intención, que el bautismo puede ser certificado por un solo testigo y aunque los hijos de judíos no pueden ser bautizados contra la voluntad de los padres, si a pesar de todo de hecho son bautizados, el bautismo es válido y el carácter se imprime.

Que la niña bautizada debe ser educada por parte de los cristianos; que la mujer que la ha bautizado debe ser duramente advertida, para que en el futuro se abstenga de cosas semejantes.

Que después debe ser notificado el pueblo que no es lícito bautizar a los hijos de judíos contra la voluntad de los padres porque, aunque el fin es bueno, los medios sin embargo no son lícitos, sobre todo desde el momento en que está en vigor la bula de Julio III que impone la pena de 1000 ducados y la suspensión de los que bautizan a los hijos de judíos contra la voluntad de los padres.
------------------------
Decreto del Santo Oficio, de 23 de julio de 1639, bajo el pontificado de Urbano VIII.
Denzinger, ed. 38, n. 1998.

----------------------

"Porque todos los que son de Cristo, poseyendo su Espíritu crecen juntos y en él se unen entre sí, formando una sola Iglesia[22]. Así que la unión de los peregrinos con los hermanos que durmieron en la paz de Cristo, de ninguna manera se interrumpe, antes bien, según la constante fe de la Iglesia, se fortalece con la comunicación de los bienes espirituales. Por estar los bienaventurados más íntimamente unidos a Cristo, consolidan más eficazmente a toda la Iglesia en la santidad... y contribuyen de múltiples maneras a su más dilatada edificación[23]. Porque ellos llegaron ya a la patria y gozan de la presencia del Señor[24]; por él, con él y en él no cesan de interceder por nosotros ante el Padre, presentando por medio del único Mediador de Dios y de los hombres Cristo Jesús[25], los méritos que en la tierra alcanzaron; sirviendo al Señor en todas las cosas y completando en su propia carne, en favor del Cuerpo de Cristo que es la Iglesia, lo que falta a los sufrimientos de Cristo[26]. Su fraterna solicitud ayuda, pues, mucho a nuestra debilidad"[27].

Aquel que es la Cabeza, Cristo,
16 de quien todo el Cuerpo recibe trabazón y cohesión por medio de toda clase de junturas que llevan la nutrición según la actividad propia de cada una de las partes, realizando así el crecimiento del cuerpo para su edificación en el amor.

Aperuit illis, Carta Apostólica del Papa Francisco con la que instituye el Domingo de la Palabra de Dios, a celebrar el 26 de enero

Él pasó haciendo el bien y curando a todos los oprimidos por el Diablo, porque Dios estaba con él.
(Hch 10,38)

Estaba un sábado enseñando en una sinagoga, y había una mujer a la que un espíritu tenía enferma hacía dieciocho años; estaba encorvada, y no podía en modo alguno enderezarse.
Al verla Jesús, la llamó y le dijo: «Mujer, quedas libre de tu enfermedad».
Y le impuso las manos. Y al instante se enderezó, y glorificaba a Dios. Pero el jefe de la sinagoga, indignado de que Jesús hubiese hecho una curación en sábado, decía a la gente: «Hay seis días en que se puede trabajar; venid, pues, esos días a curaros, y no en día de sábado».
Replicóle el Señor: «¡Hipócritas! ¿No desatáis del pesebre todos vosotros en sábado a vuestro buey o vuestro asno para llevarlos a abrevar? Y a ésta, que es hija de Abraham, a la que ató Satanás hace ya dieciocho años, ¿no estaba bien desatarla de esta ligadura en día de sábado
(Lc 13,10-16)

El demonio maneja todas nuestras circunstancias desfavorables, incluyendo nuestras dolencias y malas tendencias, catalogadas o descatalogadas. Las maneja para hacernos sufrir, para oprimirnos, y sobre todo para tentarnos, para intentar hacernos pecar. Se ve en el propio evangelio, en el libro de Job, etc. Jesús curaba enfermedades y expulsaba demonios. Esto es así, aunque aún no lo hayamos entendido, como otras cosas que están en el evangelio y en el resto de la Biblia.
Durante los primeros siglos de la Edad Moderna se "luchaba" contra el demonio, con procedimientos como la quema de brujas. Destacaba en este tipo de lucha Lutero. Después se ha pasado a decir que los que escribieron los evangelios expresaban ideas acientíficas, cuando mencionaban posesiones y expulsiones de demonios. Pero, el Espíritu Santo es coautor principal de los evangelios, ¿no? Y san Ignacio continuamente explica y da criterios contra las tentaciones del Maligno enemigo de natura humana. Y los psiquiatras más experimentados y sabios se habrán encontrado algunas veces con ese manejo por el demonio de los padecimientos. Y los sacerdotes en el confesonario y fuera de él han comprobado montones de veces lo que decía san Ignacio, lo que pueden sospechar esos psiquiatras, y que uno de los tres enemigos del alma acaudilla a los otros dos.

------ ----------------------

"En esta escuela del Corazón de Jesús se aprende un medio fácil para llegar a la contrición y compunción de los pecados"
(Fray Fernando de Ceballos: Discurso apologético por la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Lisboa. 1800).

"Llorar los pecados públicos del Reino y todos los que se cometen en medio de la Iglesia es una señal de predestinación"
(Fray Fernando de Ceballos: Discurso apologético por la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Lisboa. 1800).

---------------------------

Así dice el Dios Yahveh, el que crea los cielos y los extiende, el que hace firme la tierra y lo que en ella brota, el que da aliento al pueblo que hay en ella, y espíritu a los que por ella andan.
«Yo, Yahveh, te he llamado en justicia, te así de la mano, te formé, y te he destinado a ser alianza del pueblo y luz de las gentes».
(Is 42,5-6)

Dice Yahveh, el que me plasmó desde el seno materno para siervo suyo, para hacer que Jacob vuelva a Él...
«Poco es que seas mi siervo, en orden a levantar las tribus de Jacob, y de hacer volver los preservados de Israel. Te voy a poner por luz de las gentes, para que mi salvación alcance hasta los confines de la tierra».
(Is 49,5-6)

El pueblo que andaba a oscuras vio una luz grande. Los que vivían en tierra de sombras, una luz brilló sobre ellos.
(Is 9,1-2)

El Verbo era la luz verdadera que ilumina a todo hombre que viene a este mundo.
(Jn 1,9)

Jesús les habló otra vez diciendo: «Yo soy la luz del mundo; el que me siga no caminará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida».
(Jn 8,12)

«Mientras estoy en el mundo, soy luz del mundo».
(Jn 9,5)

Jesús les dijo: «Todavía, por un poco de tiempo, está la luz entre vosotros. Caminad mientras tenéis la luz, para que no os sorprendan las tinieblas; el que camina en tinieblas, no sabe a dónde va. Mientras tenéis la luz, creed en la luz, para que seáis hijos de luz».
(Jn 12,35-36)

Las tinieblas pasan y la luz verdadera brilla ya. Quien dice que está en la luz y aborrece a su hermano, está aún en las tinieblas. Quien ama a su hermano permanece en la luz y no tropieza. Pero quien aborrece a su hermano está en las tinieblas, camina en las tinieblas, no sabe a dónde va, porque las tinieblas han cegado sus ojos.
(1Jn 2,8-11)

«Ahora, Señor, puedes, según tu palabra, dejar que tu siervo se vaya en paz; porque han visto mis ojos tu salvación, la que has preparado a la vista de todos los pueblos, luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel». Su padre y su madre estaban admirados de lo que se decía de él. Simeón les bendijo
(Lc 2,29-34)

------------------

Será conocida en las naciones su raza y sus vástagos entre los pueblos; todos los que los vean reconocerán que son raza bendita de Yahveh.
(Is 61,9)

---------------------

Goigs en lloança de la Mare de Deu de Montserrat
Escrits per Mn. Jacint Verdaguer, Prev.

----------------

https://www.religionenlibertad.com/europa/912597644/El-fenomeno-Hallyday-dos-anos-despues-de-su-muerte-una-misa-mensual-atrae-a-cientos-de-alejados.html

https://www.religionenlibertad.com/cultura/541995382/Mary-Higgins-Clark-la-reina-del-crimen-que-ha-vendido-100-millones-de-libros-sin-sexo-ni-violencia.html

https://www.religionenlibertad.com/papa_francisco/210162327/El-Papa-pide-difundir-en-el-mundo-la-cultura-de-la-misericordia-de-la-que-hay-urgente-necesidad.html

La Inmaculada Concepción, patrona de España

Aguer sobre la misión de la Iglesia

"Los Obispos, cuando enseñan en comunión con el Romano Pontífice, deben ser respetados por todos como testigos de la verdad divina y católica; los fieles, por su parte, en materia de fe y costumbres, deben aceptar el juicio de su Obispo, dado en nombre de Cristo, y deben adherirse a él con religioso respeto. Este obsequio religioso de la voluntad y del entendimiento de modo particular ha de ser prestado al magisterio auténtico del Romano Pontífice aun cuando no hable ex cathedra; de tal manera que se reconozca con reverencia su magisterio supremo y con sinceridad se preste adhesión al parecer expresado por él, según su manifiesta mente y voluntad, que se colige principalmente ya sea por la índole de los documentos, ya sea por la frecuente proposición de la misma doctrina, ya sea por la forma de decirlo".
(C.V. II, Constitución dogmática Lumen Gentium, nº 25).

Saldrá un vástago del tronco de Jesé, y un retoño de sus raíces brotará. Reposará sobre él el espíritu de Yahveh: espíritu de sabiduría e inteligencia, espíritu de consejo y fortaleza, espíritu de ciencia y temor de Yahveh. Y le inspirará en el temor de Yahveh. No juzgará por las apariencias, ni sentenciará de oídas. Juzgará con justicia a los débiles, y sentenciará con rectitud a los pobres de la tierra. Herirá al hombre cruel con la vara de su boca, con el soplo de sus labios matará al malvado. Justicia será el ceñidor de su cintura, verdad el cinturón de sus flancos.
Serán vecinos el lobo y el cordero, y el leopardo se echará con el cabrito, el novillo y el cachorro pacerán juntos, y un niño pequeño los conducirá. La vaca y la osa pacerán, juntas acostarán sus crías, el león, como los bueyes, comerá paja. Hurgará el niño de pecho en el agujero del áspid, y en la hura de la víbora el recién destetado meterá la mano.
Nadie hará daño, nadie hará mal en todo mi santo Monte, porque la tierra estará llena de conocimiento de Yahveh, como cubren las aguas el mar.
Aquel día la raíz de Jesé que estará enhiesta para estandarte de pueblos, las gentes la buscarán, y su morada será gloriosa.
Aquel día volverá el Señor a mostrar su mano para recobrar el resto de su pueblo que haya quedado de Asur y de Egipto, de Patrós, de Kus, de Elam, de Senaar, de Jamat y de las islas del mar.
Izará bandera a los gentiles, reunirá a los dispersos de Israel, y a los desperdigados de Judá agrupará de los cuatro puntos cardinales.
(Isaías 11,1-12).

Ydio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre (Lc 2,7).

«Puesto en el pesebre, se convirtió en alimento para nosotros» (San Agustín: Serm. 189,4).

«Manso y humilde de corazón» (Mt 11,29).

«He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra» (Lc 1,38),

 

La tierra se llenará del conocimiento de la gloria de Yahveh, como las aguas cubren el mar (Ha 2,14).

Pedro, presentándose con los Once, levantó su voz y les dijo: «... Es lo que dijo el profeta [Jl 3,1-2]:
Sucederá en los últimos días, dice Dios: Derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros jóvenes verán visiones y vuestros ancianos soñarán sueños.
Y yo sobre mis siervos y sobre mis siervas derramaré mi Espíritu».
(Hch 2,16-18)

«Derramaré mi Espíritu en toda carne. Vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.
Hasta en los siervos y las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días». (Jl 3,1-2).

Volveré puro el labio de los pueblos, para que invoquen todos el nombre de Yahveh, y le sirvan bajo un mismo yugo.
(So 3,9).

[A la casa de Israel], «Yo les daré un solo corazón y pondré en ellos un espíritu nuevo: quitaré de su carne el corazón de piedra y les daré un corazón de carne,
para que caminen según mis preceptos, observen mis normas y las pongan en práctica , y así sean mi pueblo y yo sea su Dios».
(Ez 11,19-20).

«He aquí que días vienen - oráculo de Yahveh - en que yo pactaré con la casa de Israel (y con la casa de Judá) una nueva alianza; no como la alianza que pacté con sus padres, cuando les tomé de la mano para sacarles de Egipto; que ellos rompieron mi alianza, y yo hice estrago en ellos - oráculo de Yahveh -. Sino que esta será la alianza que yo pacte con la casa de Israel, después de aquellos días - oráculo de Yahveh -: pondré mi Ley en su interior y sobre sus corazones la escribiré, y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.
Ya no tendrán que adoctrinar más el uno a su prójimo y el otro a su hermano, diciendo: «Conoced a Yahveh», pues todos ellos me conocerán del más chico al más grande -- oráculo de Yahveh - cuando perdone su culpa, y de su pecado no vuelva a acordarme». (Jer 31, 31-34).

«Así habla Yahveh, Dios de Israel: ... me interesaré en favor de los desterrados de Judá... Les daré corazón para conocerme, pues yo soy Yahveh, y ellos serán mi pueblo y yo seré su Dios, pues volverán a mí con todo su corazón». (Jer 24, 5-7).

 

«Esta es la alianza con ellos, dice Yahveh. Mi espíritu que ha venido sobre ti y mis palabras que he puesto en tus labios no caerán de tu boca ni de la boca de tu descendencia ni de la boca de la descendencia de tu descendencia, dice Yahveh, desde ahora y para siempre». (Is 59,21).

«Yo, Yahveh, amo el derecho y aborrezco la rapiña y el crimen. Les daré el salario de su trabajo lealmente, y alianza eterna pactaré con ellos». (Is 61,8).

«Estableceré con ellos una alianza eterna de ser yo su Dios y ser ellos mi pueblo, y no volveré a arrojar ya a mi pueblo Israel de la tierra que les di». (Ba 2,35).

«Sois una carta de Cristo, redactada por ministerio nuestro, escrita no con tinta, sino con el Espíritu de Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne, en los corazones». (2 Cor 3,3)

Saldrá un vástago del tronco de Jesé... Reposará sobre él el espíritu de Yahveh... con el soplo de sus labios matará al malvado... Nadie hará daño, nadie hará mal... porque la tierra estará llena de conocimiento de Yahveh, como cubren las aguas el mar.
Aquel día la raíz de Jesé que estará enhiesta para estandarte de pueblos, las gentes la buscarán... Aquel día volverá el Señor a mostrar su mano para recobrar el resto de su pueblo... Izará bandera a los gentiles, reunirá a los dispersos de Israel, y a los desperdigados de Judá agrupará de los cuatro puntos cardinales.
(Isaías 11,1-12).

La tierra se llenará del conocimiento de la gloria de Yahveh, como las aguas cubren el mar (Ha 2,14).

Pedro, presentándose con los Once, levantó su voz y les dijo: «... Es lo que dijo el profeta [Jl 3,1-2]:
Sucederá en los últimos días, dice Dios: Derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros jóvenes verán visiones y vuestros ancianos soñarán sueños.
Y yo sobre mis siervos y sobre mis siervas derramaré mi Espíritu».
(Hch 2,16-18)

«Derramaré mi Espíritu en toda carne. Vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.
Hasta en los siervos y las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días». (Jl 3,1-2).

Se revelará la gloria de Yahveh, y toda criatura a una la verá. Pues la boca de Yahveh ha hablado. (Is 40,5)

Sucederá en días futuros que el monte de la Casa de Yahveh será asentado en la cima de los montes y se alzará por encima de las colinas. Confluirán a él todas las naciones, y acudirán pueblos numerosos.
Dirán: «Venid, subamos al monte de Yahveh, a la Casa del Dios de Jacob, para que él nos enseñe sus caminos y nosotros sigamos sus senderos».
Pues de Sión saldrá la Ley, y de Jerusalén la palabra de Yahveh. Juzgará entre las gentes, será árbitro de pueblos numerosos.
Forjarán de sus espadas azadones, y de sus lanzas podaderas. No levantará espada nación contra nación, ni se ejercitarán más en la guerra.
Casa de Jacob, andando, y vayamos, caminemos a la luz de Yahveh.
(Isaías 2,2-5).

Vendrán todas las naciones a postrarse ante ti, y a dar, Señor, gloria a tu nombre. (Sal 86,9).

Volveré puro el labio de los pueblos, para que invoquen todos el nombre de Yahveh, y le sirvan bajo un mismo yugo.
(So 3,9).

Y será Yahveh rey sobre toda la tierra: ¡el día aquel será único Yahveh y único su nombre!
(Za 14,9).

[A la casa de Israel], «Yo les daré un solo corazón y pondré en ellos un espíritu nuevo: quitaré de su carne el corazón de piedra y les daré un corazón de carne,
para que caminen según mis preceptos, observen mis normas y las pongan en práctica , y así sean mi pueblo y yo sea su Dios».
(Ez 11,19-20).

«Di a la casa de Israel: ...Os daré un corazón nuevo, infundiré en vosotros un espíritu nuevo, quitaré de vuestra carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne. Infundiré mi espíritu en vosotros y haré que os conduzcáis según mis preceptos y observéis y practiquéis mis normas. Habitaréis la tierra que yo di a vuestros padres. Vosotros seréis mi pueblo y yo seré vuestro Dios».
(Ez 36,22; 26-27).

«Os llevaré de nuevo al suelo de Israel. Sabréis que yo soy Yahveh cuando abra vuestras tumbas y os haga salir de vuestras tumbas, pueblo mío. Infundiré mi espíritu en vosotros y viviréis; os estableceré en vuestro suelo, y sabréis que yo, Yahveh, lo digo y lo haga, oráculo de Yahveh». (Ez 37,12-14).

«Al fin será derramado desde arriba sobre nosotros espíritu. Se hará la estepa un vergel, y el vergel será considerado como selva. Reposará en la estepa la equidad, y la justicia morará en el vergel; el producto de la justicia será la paz, el fruto de la equidad, una seguridad perpetua». (Is 32,15-17).

«Aquel día ... derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén un espíritu de gracia y de oración; y mirarán hacia mí. En cuanto a aquél a quien traspasaron, harán lamentación por él como lamentación por hijo único, y le llorarán amargamente como se llora amargamente a un primogénito». (Za 12, 9-10).

«He aquí que días vienen - oráculo de Yahveh - en que yo pactaré con la casa de Israel (y con la casa de Judá) una nueva alianza; no como la alianza que pacté con sus padres, cuando les tomé de la mano para sacarles de Egipto; que ellos rompieron mi alianza, y yo hice estrago en ellos - oráculo de Yahveh -. Sino que esta será la alianza que yo pacte con la casa de Israel, después de aquellos días - oráculo de Yahveh -: pondré mi Ley en su interior y sobre sus corazones la escribiré, y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.
Ya no tendrán que adoctrinar más el uno a su prójimo y el otro a su hermano, diciendo: «Conoced a Yahveh», pues todos ellos me conocerán del más chico al más grande -- oráculo de Yahveh - cuando perdone su culpa, y de su pecado no vuelva a acordarme». (Jer 31, 31-34).

«Así habla Yahveh, Dios de Israel: ... me interesaré en favor de los desterrados de Judá... Les daré corazón para conocerme, pues yo soy Yahveh, y ellos serán mi pueblo y yo seré su Dios, pues volverán a mí con todo su corazón». (Jer 24, 5-7).

«He aquí que yo los reúno de todos los países... serán mi pueblo, y yo seré su Dios; y les daré otro corazón y otro camino, de suerte que me teman todos los días para bien de ellos y de sus hijos después de ellos. Les pactaré alianza eterna - que no revocaré después de ellos - de hacerles bien, y pondré mi temor en sus corazones, de modo que no se aparten de junto a mí».
(Jer 32, 37-40).

«Esta es la alianza con ellos, dice Yahveh. Mi espíritu que ha venido sobre ti y mis palabras que he puesto en tus labios no caerán de tu boca ni de la boca de tu descendencia ni de la boca de la descendencia de tu descendencia, dice Yahveh, desde ahora y para siempre». (Is 59,21).

«Yo, Yahveh, amo el derecho y aborrezco la rapiña y el crimen. Les daré el salario de su trabajo lealmente, y alianza eterna pactaré con ellos». (Is 61,8).

«Estableceré con ellos una alianza eterna de ser yo su Dios y ser ellos mi pueblo, y no volveré a arrojar ya a mi pueblo Israel de la tierra que les di». (Ba 2,35).

«Sois una carta de Cristo, redactada por ministerio nuestro, escrita no con tinta, sino con el Espíritu de Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne, en los corazones». (2 Cor 3,3)

«Nuestra capacidad viene de Dios, el cual nos capacitó para ser ministros de una nueva Alianza, no de la letra, sino del Espíritu. Pues la letra mata mas el Espíritu da vida». (2 Cor 3,5-6).


Cuando bajaban del monte, los discípulos preguntaron a Jesús:
«¿Por qué dicen los escribas que primero tiene que venir Elías?».
Él les contestó:
«Elías vendrá y lo renovará todo. Pero os digo que Elías ya ha venido, y no lo reconocieron, sino que han hecho con él lo que han querido. Así también el Hijo del hombre va a padecer a manos de ellos».
Entonces entendieron los discípulos que se refería a Juan el Bautista.
(Mateo 17, 10-13).

¡Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos.., mas se complace en la ley de Yahve... Es como un árbol plantado junto a corrientes de agua, que da a su tiempo el fruto... ¡No así los impíos, no así! Que ellos son como paja que se lleva el viento (Salmo 1).

------------------

En la Biblia sí aparece la intervención de los santos, la influencia que tiene la intercesión de los santos y la utilidad de rezar mediante la intercesión de los santos:

Cuando abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los degollados a causa de la Palabra de Dios y del testimonio que mantuvieron.
Se pusieron a gritar con fuerte voz: «¿Hasta cuándo, Dueño santo y veraz, vas a estar sin hacer justicia y sin tomar venganza por nuestra sangre de los habitantes de la tierra?»
(Ap 6,9-10).

Luego vi en el cielo otra señal grande y maravillosa: siete Angeles, que llevaban siete plagas, las últimas, porque con ellas se consuma el furor de Dios.
Vi que se abría en el cielo el Santuario de la Tienda del Testimonio, y salieron del Santuario los siete Angeles que llevaban las siete plagas, vestidos de lino puro, resplandeciente, ceñido el talle con cinturones de oro.
Luego, uno de los cuatro Vivientes entregó a los siete Angeles siete copas de oro llenas del furor de Dios, que vive por los siglos de los siglos.
Y oí una fuerte voz que desde el Santuario decía a los siete Angeles: «Id y derramad sobre la tierra las siete copas del furor de Dios». El tercero derramó su copa sobre los ríos y sobre los manantiales de agua; y se convirtieron en sangre.
Y oí al Angel de las aguas que decía: «Justo eres Tú, "Aquel que es y que era", el Santo, pues has hecho así justicia: porque ellos derramaron la sangre de los santos y de los profetas y tú les has dado a beber sangre; lo tienen merecido».
Y oí al altar que decía: «Sí, Señor, Dios Todopoderoso, tus juicios son verdaderos y justos».
Después oí en el cielo como un gran ruido de muchedumbre inmensa que decía: «¡Aleluya! La salvación y la gloria y el poder son de nuestro Dios, porque sus juicios son verdaderos y justos; porque ha juzgado a la Gran Ramera que corrompía la tierra con su prostitución, y ha vengado en ella la sangre de sus siervos.»
Ap 15,1; 5-7; 16,1; 16,4-7; 19, 1-2).

Vi, de pie, en medio del trono y de los cuatro Vivientes y de los Ancianos, un Cordero, como degollado; tenía siete cuernos y siete ojos, que son los siete Espíritus de Dios, enviados a toda la tierra.
Y se acercó y tomó el libro de la mano derecha del que está sentado en el trono. Cuando lo tomó, los cuatro Vivientes y los veinticuatro Ancianos se postraron delante del Cordero. Tenía cada uno una cítara y copas de oro llenas de perfumes, que son las oraciones de los santos.
(Ap 5,6-8).

Cuando el Cordero abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo, como una media hora...
Vi entonces a los siete Angeles que están en pie delante de Dios; les fueron entregadas siete trompetas.
Otro Angel vino y se puso junto al altar con un badil de oro. Se le dieron muchos perfumes para que, con las oraciones de todos los santos, los ofreciera sobre el altar de oro colocado delante del trono.
Y por mano del Angel subió delante de Dios la humareda de los perfumes con las oraciones de los santos.
(Ap 8,1-4).

-----------------------

La buena nueva en el Apocalipsis:

El Angel que había visto yo de pie sobre el mar y la tierra, levantó al cielo su mano derecha
y juró por el que vive por los siglos de los siglos, el que creó el cielo y cuanto hay en él, la tierra y cuanto hay en ella, el mar y cuanto hay en él:
«¡Ya no habrá dilación!, sino que en los días en que se oiga la voz del séptimo Angel, cuando se ponga a tocar la trompeta, se habrá consumado el Misterio de Dios, según lo había anunciado como buena nueva a sus siervos los profetas».
(Ap 10,5-7).

Vi a otro Angel que volaba por lo alto del cielo y tenía una buena nueva eterna que anunciar a los que están en la tierra, a toda nación, raza, lengua y pueblo.
Decía con fuerte voz: «Temed a Dios y dadle gloria, porque ha llegado la hora de su Juicio; adorad al que hizo el cielo y la tierra, el mar y los manantiales de agua».
(Ap 104,6-7).

----------------------

El Señor es un Dios eterno...
Fortalece a quien está cansado...
Los que esperan en el Señor renuevan sus fuerzas... corren y no se fatigan, caminan y no se cansan. (Isaías 40).

Jesús tomó la palabra y dijo:
«Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré.
Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera». (Mt 11, 28-30)

Se revelará la gloria del Señor, y la verán todos juntos - ha hablado la boca del Señor -. (Isaías 40, 5. CEE2016)

Se revelará la gloria de Yahveh, y toda criatura a una la verá. Pues la boca de Yahveh ha hablado.
(Is 40, 5 B Jerusalén 1973).

------------------

Primero tiene que venir la apostasía y manifestarse el Hombre impío, el Hijo de perdición, el Adversario que = se eleva sobre todo = lo que que lleva el nombre de = Dios = o es objeto de culto, hasta el extremo de = sentarse = él mismo en el Santuario de = Dios = y proclamar que él mismo es Dios.
¿No os acordáis que ya os dije esto cuando estuve entre vosotros?
Vosotros sabéis qué es lo que ahora le retiene, para que se manifieste en su momento oportuno. Porque el ministerio de la impiedad ya está actuando. Tan sólo con que sea quitado de en medio el que ahora le retiene,
entonces se manifestará el Impío, a quien el Señor = destruirá con el soplo de su boca, = y aniquilará con la Manifestación de su Venida.
La venida del Impío estará señalada por el influjo de Satanás, con toda clase de milagros, señales, prodigios engañosos, y todo tipo de maldades que seducirán a los que se han de condenar por no haber aceptado el amor de la verdad que les hubiera salvado.
(2Tes 2,3-10)

-----------------

«Se ha hecho el reino de este mundo del Señor Nuestro y de su Cristo, y reinará por los siglos de los siglos» (Ap 11, 15).

«Y su reino no tendrá fin» (Lc 1,33)

-------------------

La verdad

-------------------

El testimonio de san Justino es plenamente clarificador de la situación de su tiempo, y concuerda con el que dará después san Ireneo. Con el nombre cristiano rechazan algunos al Dios de Israel, blasfeman de los Patriarcas y de la Ley antigua, niegan la resurrección. Son los que pertenecen a la corriente que va desde las primeras gnosis hacia el «marcionismo» y el «maniqueísmo»; una corriente que perdurando a lo largo de los siglos obligará a la Iglesia a condenar reiteradamente a los que niegan el carácter de revelación divina al Antiguo Testamento (Véase DS núms. 198, 790, 854, 1334, 1336).

-----------------------

«Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y a muertos » (CEC nn 668-682)

  1. Volverá en gloria
  2. Para juzgar a vivos y muertos
    Resumen

----------------

«Crezca, pues, la inteligencia, ciencia y sabiduría, ya sea de cada uno ya sea de toda la Iglesia universal...; pero sólo en su propio género, es decir, en el mismo dogma, en el mismo sentido, y en la misma sentencia» (Concilio Vaticano I. Constitución sobre la Fe Católica, cap. 4. DS. 3020).

-----------------

Dijo Canals:
"Tengo por evidente que la renovación de la escatología iniciada por el Concilio Vaticano II, decisivamente impulsada por el nuevo Catecismo, nos lleva a una comprensión esperanzada del «acabamiento» del Reino, ya presente en la Iglesia, con el advenimiento del Rey a la tierra con gran poder y gloria.
"Si el entonces Arzobispo de Cracovia, el Cardenal Karol Wojtyla pudo decir hace algunos años [1976]: «estamos en los umbrales de una nueva escatología», parece que ahora tendríamos que reconocer que ya ha sido sobrepasado este umbral con los textos del nuevo Catecismo [1992]".
(Canals,
La doctrina escatológica del Vaticano II en el Catecismo de la Iglesia católica, CRISTIANDAD, Barcelona, Año L, nn. 743-745, abril-junio 1993).

«Nos encontramos hoy en los umbrales de una nueva escatología».
(Karol Wojtyla, Signo de contradicción, Madrid, 1979, pág.33).
(Karol Wojtyla, en unos ejercicios espirituales ante el Papa Pablo VI, en marzo de 1976, después publicados en 1979 con el título Signo de contradicciónen )

«El Concilio habla de la índole escatológica de la Iglesia peregrinante y de su unión con la iglesia celestial (Lumen Gentium 48-51). Esta escatología de la Iglesia es, por tanto sui generis».
»Por esto se le añaden otros temas y otras connotaciones, que no encontramos en la escatología tradicional del hombre. En los tratados de De novissimis o en los catecismos, el tema escatológico se reducía ante todo a las siguientes verdades: la muerte, el juicio, el cielo, el infierno, el purgatorio; en cambio, en la escatología conciliar de la Iglesia y del mundo predomina la verdad de la renovación de todas las cosas en Cristo (cf. Ef 1, 10), de los nuevos cielos y de la nueva tierra (cf. Is 65, 17; Ap 21, 1), anticipada en cierto modo en el misterio pascual de Jesucristo (cf. 1 Cor 5, 7). Es esta verdad sobre el carácter de la Iglesia la que prepara el mundo a la renovación ya iniciada en Cristo (cf. Col 3, 10; Ap 21, 2-5). Con la Encarnación del Verbo eterno, el mundo y la humanidad llevan en sí el germen de la plenitud de los tiempos (cf. Ef 1, 10). He aquí la concepción esencial de la escatología conciliar.
»La plenitud de los tiempos ha llegado, pues, a nosotros (cf. 1 Cor 10, 11), y la renovación del mundo está irrevocable decretada y en cierta manera se anticipa realmente en este siglo» (Lumen gentium, 48).
(Karol Wojtyla, Signo de contradicción, Madrid, 1979, págs. 196-197).

-------------------

https://iglesiaactualidad.wordpress.com/liturgia/misal-romano-tercera-edicion/

--------------

«En el futuro tendrá lugar la reedificación de la Ciudad y la reparación del culto divino. Entonces se cumplirá lo profetizado por Ezequiel, cuando descienda del cielo la Ciudad, no por cierto la que es de arriba, sino la que es de aquí abajo, es decir la militante, cuando sea conforme a la triunfante en cuanto es posible en este mundo. Entonces tendrá lugar la edificación de la Ciudad y su restablecimiento como en el principio, y entonces habrá paz». (San Buenaventura: Collationes in Hexaemeron, Col. XVI, 30).

--------------------------

«Se ha hecho el reino de este mundo del Señor Nuestro y de su Cristo, y reinará por los siglos de los siglos» (Ap 11, 15).

«Y su reino no tendrá fin» (Lc 1,33)

------------------------------

Esto no es milenarismo, es el Prefacio III de Adviento que tiene en vigor nuestra Santa Madre Iglesia Jerárquica en 2019:

En verdad es justo darte gracias,
es nuestro deber cantar en tu honor himnos de bendición y de alabanza, Padre todopoderoso, principio y fin de todo lo creado.
Tú nos has ocultado el día y la hora
en que Cristo, tu Hijo, Señor y Juez de la historia,
aparecerá, revestido de poder y de gloria,
sobre las nubes del cielo.
En aquel día terrible y glorioso pasará la figura de este mundo y nacerán los cielos nuevos y la tierra nueva.
El mismo Señor que se nos mostrará entonces lleno de gloria,
viene ahora a nuestro encuentro
en cada hombre y en cada acontecimiento,
para que lo recibamos en la fe
y por el amor demos testimonio de la espera dichosa de su reino.

Otro malentendido nace de que "día" se utiliza en textos como este en dos acepciones: la segunda vez que aparece "día" en este texto significa época, como explica san Agustín que significa "día" en la Sagrada Escritura. La primera vez que aparece "día" en este texto del Prefacio III de Adviento significa un período de 24 horas y se refiere al momento de la Parusía, puesto que habla del día y la hora en que "aparecerá" Jesucristo, el Verbo hecho carne, "revestido de poder y de gloria, sobre las nubes del cielo".

------------------------------

«¿Y a qué se llama virtudes de los cielos, sino a los ángeles, dominaciones, principados y potestades? Ellos aparecerán visiblemente a nuestros ojos a la llegada del severo juez, para exigirnos rigurosamente lo que ahora nos pide con misericordia nuestro invisible Creador».
(San Gregorio Magno, Papa y Doctor de la Iglesia, in evang. hom. 1, en Lucas 21,25-27).

«Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas; y en la tierra, angustia de las gentes, perplejas por el estruendo del mar y de las olas,
muriéndose los hombres de terror y de ansiedad por las cosas que vendrán sobre el mundo; porque las fuerzas de los cielos serán sacudidas.
Y entonces verán venir al Hijo del hombre en una nube con gran poder y gloria».
(Lucas 21:25-27).

Esto no es milenarismo, es el evangelio.

---------------

En el Sermón de la Montaña, después de las bienaventuranzas:

 

Mateo 5
1 Viendo la muchedumbre, subió al monte, se sentó, y sus discípulos se le acercaron.
2 Y tomando la palabra, les enseñaba diciendo:

Mateo 6
9 «Vosotros, pues, orad así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu Nombre;
10 venga tu Reino; hágase tu Voluntad así en la tierra como en el cielo.
11 Nuestro pan cotidiano dánosle hoy;
12 y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros hemos perdonado a nuestros deudores;

13 y no nos dejes caer en tentación, mas líbranos del mal.
14 «Que si vosotros perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;
15 pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras ofensas.

31 No andéis, pues, preocupados diciendo: ¿Qué vamos a comer?, ¿qué vamos a beber?, ¿con qué vamos a vestirnos?
32 Que por todas esas cosas se afanan los gentiles; pues ya sabe vuestro Padre celestial que tenéis necesidad de todo eso.
33 Buscad primero su Reino y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura.

Mateo 7
13 «Entrad por la entrada estrecha; porque ancha es la entrada y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que entran por ella;
14 mas ¡qué estrecha la entrada y qué angosto el camino que lleva a la Vida!; y poco son los que lo encuentran.
15 «Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.
16 Por sus frutos los conoceréis.

21 «No todo el que me diga: "Señor, Señor", entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial.

22 Muchos me dirán aquel Día: "Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?"
23 Y entonces les declararé: "¡Jamás os conocí; = apartaos de mí, agentes de iniquidad!" =
24 «Así pues, todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica, será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca:
25 cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, y embistieron contra aquella casa; pero ella no cayó, porque estaba cimentada sobre roca.

26 Y todo el que oiga estas palabras mías y no las ponga en práctica, será como el hombre insensato que edificó su casa sobre arena:
27 cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, irrumpieron contra aquella casa y cayó, y fue grande su ruina
28 Y sucedió que cuando acabó Jesús estos discursos, la gente quedaba asombrada de su doctrina;
29 porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como sus escribas.

 

Mateo 7
«No todo el que me dice "Señor, Señor" entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
El que escucha estas palabras mías y las pone en práctica se parece a aquel hombre prudente que edificó su casa sobre roca. Cayó la lluvia, se desbordaron los ríos, soplaron los vientos y descargaron contra la casa; pero no se hundió, porque estaba cimentada sobre roca.
El que escucha estas palabras mías y no las pone en práctica se parece a aquel hombre necio que edificó su casa sobre arena. Cayó la lluvia, se desbordaron los ríos, soplaron los vientos y rompieron contra la casa, y se derrumbó. Y su ruina fue grande».
(Mt 7,21;24-27 Versión CEE 2016)

-------------------

 

«Considerando todo esto, hay una buena razón para temer que esta perversión de las almas pueda ser una prueba y, tal vez, una anticipación de los males que han sido previstos para el final de los tiempos; y que "el Hijo de la Perdición" de que habla el Apóstol (2Tes 2,?3) tal vez está en este mundo. Con suma audacia y furor se persigue en todas partes la religión, se ponen en duda los dogmas de la fe, se intenta obstinadamente suprimir y borrar cualquier relación entre el hombre y Dios! Mientras tanto, con una actitud que según el Apóstol es propia del Anticristo, el hombre, con inaudita temeridad, ocupa el lugar de Dios, elevándose por encima de todo lo que lleva el nombre de Dios, de modo tal que aunque no pueda extinguir totalmente en sí mismo la noción de Dios, rechaza sin embargo su majestad y, como si tal cosa, hace de este universo un templo en el que él pueda ser adorado por los demás: “hasta instalarse en el templo de Dios, proclamándose él mismo Dios” (2Tes 2,?4)».
(San Pío X, E Supremi apostolatus, 1903).

«La cola del demonio está llevando a cabo la desintegración del mundo católico. La oscuridad de Satanás ha entrado en el mundo católico, difundiéndose hasta llegar incluso a sus niveles más altos. La apostasía, la pérdida de la fe, se están difundiendo en el mundo y en los niveles más altos de la Iglesia».
(San Pablo VI, Discurso en el sesenta aniversario de las apariciones de Fátima, 13 de octubre de 1977).

«Hermanos y hermanas, hoy estamos delante de una manifestación del mal, descarada, agresiva y destructiva. Detrás y dentro de esto está el espíritu del mal que en su orgullo y en su soberbia se siente el señor del mundo y piensa que ha vencido. Esto quisiera decíroslo con la autoridad de hermano y de padre, ciertamente pequeño y pecador, pero que es el pastor de la Iglesia que preside en la caridad: en estos casos dolorosos veo la mano del mal que no perdona ni siquiera la inocencia de los pequeños».
(Francisco, La protección de los menores en la Iglesia, 24 de febrero de 2019).

-----------------------------

Mane, Técel, Fares

El rey Baltasar dio un gran festín en honor de sus mil dignatarios, y, en presencia de estos mil, bebió vino.
Bajo el efecto del vino, Baltasar mandó traer los vasos de oro y plata que su padre Nabucodonosor se había llevado del Templo de Jerusalén, para que bebieran en ellos el rey, sus dignatorios, sus mujeres y sus concubinas.
Se trajeron, pues, los vasos de oro y plata tomados de la Casa de Dios en Jerusalén, y en ellos bebieron el rey, sus dignatorios, sus mujeres y sus concubinas.
Bebieron vino y alabaron a sus dioses de oro y plata, de bronce y hierro, de madera y piedra.
De pronto aparecieron los dedos de una mano humana que se pusieron a escribir, detrás del candelabro, en la cal de la pared del palacio real, y el rey vio la palma de la mano que escribía.
Entonces el rey cambió de color, sus pensamientos le turbaron, las articulaciones de sus caderas se le relajaron y sus rodillas se pusieron a castañetear.
Y el rey mandó a buscar a gritos a los adivinos, caldeos y astrólogos. Tomó el rey la palabra y dijo a los sabios de Babilonia:
«El que lea este escrito y me dé a conocer su interpretación, será vestido de púrpura, se le pondrá al cuello un collar de oro, y mandará como tercero en el reino».
Vinieron, pues, todos los sabios del rey; pero no pudieron leer el escrito ni declarar al rey su interpretación.
El rey Baltasar se turbó mucho y su semblante cambió de color; también sus dignatarios quedaron desconcertados.
En la sala del festín entró la reina, enterada por las palabras del rey y de sus dignatarios. Y dijo la reina:
«¡Viva el rey eternamente! No te turben tus pensamientos ni tu semblante cambie de color. Hay en tu reino un hombre en quien reside el espíritu de los dioses santos. Ya en tiempo de tu padre se halló en él luz, inteligencia y sabiduría semejante a la sabiduría de los dioses, y tu padre, el rey Nabucodonosor, le nombró jefe de los magos, adivinos, caldeos y astrólogos. Por tanto, ya que en este Daniel, a quien el rey puso por sobrenombre Beltsassar, se encontró un espíritu extraordinario, ciencia, inteligencia y arte de interpretar sueños, de descifrar enigmas y de resolver dificultades, sea llamado Daniel y él dará a conocer la interpretación».
En seguida fue introducido Daniel a la presencia del rey, y el rey dijo a Daniel:
«¿Eres tú Daniel, uno de los judíos deportados, que mi padre el rey trajo de Judá? He oído decir que en ti reside el espíritu de los dioses y que hay en ti luz, inteligencia y sabiduría extraordinarias. Han sido introducidos ahora en mi presencia los sabios y adivinos para que leyeran este escrito y me declararan su interpretación, pero han sido incapaces de descubrir su sentido. He oído decir que tú puedes dar interpretaciones y resolver dificultades. Si, pues, logras leer este escrito y declararme su interpretación, serás vestido de púrpura, llevarás al cuello un collar de oro, y mandarás como tercero en el reino».
Daniel tomó la palabra y dijo delante del rey:
«Quédate con tus regalos y da tus obsequios a otro, que yo leeré igualmente al rey este escrito y le daré a conocer su interpretación. Oh rey, el Dios Altísimo dio a tu padre Nabucodonosor reino, grandeza, gloria y majestad. Y por esta grandeza que le dio, todos los pueblos, naciones y lenguas temblaban de miedo en su presencia: mataba él a quien quería, dejaba vivir a quien quería, exaltaba a quien quería y a quien quería humillaba. Pero habiéndose engreído su corazón y obstinado su espíritu hasta la arrogancia, fue depuesto de su trono real, y se le quitó su gloria. Fue expulsado de entre los hombres y su corazón se hizo semejante al de las bestias; estuvo conviviendo con los onagros; se alimentó de hierba como los bueyes, y su cuerpo fue bañado del rocío del cielo, hasta que reconoció que el Dios Altísimo domina sobre el reino de los hombres y pone en él a quien le place. Pero tú, Baltasar, hijo suyo, no has humillado tu corazón, a pesar de que sabías todo esto; te has engreído contra el Señor del Cielo, se han traído a tu presencia los vasos de su Casa, y tú, tus dignatorios, tus mujeres y tus concubinas, habéis bebido vino en ellos. Habéis celebrado a los dioses de plata y oro, de bronce y hierro, de madera y piedra, que no ven ni oyen ni entienden, pero no has glorificado al Dios que tiene en sus manos tu propio aliento y de quien dependen todos tus caminos.
Por eso ha enviado él esa mano que trazó este escrito.
La escritura trazada es: Mené, Mené, Teqel y Parsín.
Y ésta es la interpretación de las palabras:
Mené: Dios ha medido tu reinado y le ha puesto fin;
Tequel: has sido pesado en la balanza y encontrado falto de peso;
Parsín: tu reino ha sido dividido y entregado a los medos y los persas».
Entonces Baltasar mandó revestir de púrpura a Daniel, ponerle un collar de oro al cuello y proclamar que mandaba como tercero en el reino.
Aquella noche fue asesinado Baltasar, el rey de los caldeos.
Y recibió el reino Darío el Medo, que contaba sesenta y dos años.
(Dn 5,1-30; 6,1. Biblia de Jerusalén 1973)

------------

«Mirad, no os dejéis engañar. Porque vendrán muchos usurpando mi nombre y diciendo: "Yo soy" y "el tiempo está cerca". No les sigáis. Cuando oigáis hablar de guerras y revoluciones, no os aterréis; porque es necesario que sucedan primero estas cosas, pero el fin no es inmediato... Se levantará nación contra nación y reino contra reino. Habrá grandes terremotos, peste y hambre en diversos lugares, habrá cosas espantosas, y grandes señales del cielo.
Pero, antes de todo esto, os echarán mano y os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y cárceles y llevándoos ante reyes y gobernadores por mi nombre; esto os sucederá para que deis testimonio. Proponed, pues, en vuestro corazón no preparar la defensa, porque yo os daré una elocuencia y una sabiduría a la que no podrán resistir ni contradecir todos vuestros adversarios. cuando veáis que sucede esto, sabed que el Reino de Dios está cerca...
Guardaos de que no se hagan pesados vuestros corazones por el libertinaje, por la embriaguez y por las preocupacines de la vida, y venga aquel Día de improviso sobre vosotros, como un lazo; porque vendrá sobre todos los que habitan toda la faz de la tierra. Estad en vela, pues, orando en todo tiempo para que tengáis fuerza y escapéis a todo lo que está para venir, y podáis estar en pie delante del Hijo del hombre».
(Lc 21,8-19; 24-31; 34-36. Biblia de Jerusalén 1973).

----------------

 

Lo que el viento se llevará

Una piedra se desprendió sin intervención humana, chocó con los pies de hierro y barro de la estatua y los hizo pedazos. Se hicieron pedazos a la vez el hierro y el barro, el bronce, la plata y el oro, triturados como tamo de una era en verano; el viento los arrebató y desaparecieron sin dejar rastro.
El Dios del cielo suscitará un reino que nunca será destruido, ni su dominio pasará a otro pueblo, sino que destruirá y acabará con todos los demás reinos, y él durará por siempre.
(Daniel 2,34-35; 2,44. Versión CEE 2016).

Dijo Daniel a Nabucodonosor:
«Tú, oh rey, viste estabas mirando y apareció una gran estatua. Era una estatua enorme y su brillo extraordinario resplandecía ante ti, y su aspecto era terrible. Aquella estatua tenía la cabeza de oro fino, el pecho y los brazos de plata, el vientre y los muslos de bronce, las piernas de hierro y los pies de hierro mezclado con barro.
Mientras estabas mirando, una piedra se desprendió sin intervención humana, chocó con los pies de hierro y barro de la estatua y los hizo pedazos. Se hicieron pedazos a la vez el hierro y el barro, el bronce, la plata y el oro, triturados como tamo de una era en verano; el viento los arrebató y desaparecieron sin dejar rastro. Y la piedra que había deshecho la estatua creció hasta hacerse una montaña enorme que ocupaba toda la tierra».
«Este era el sueño; ahora explicaremos al rey su sentido:
Tú, ¡oh rey, rey de reyes!, a quien el Dios del cielo ha entregado el reino y el poder, el dominio y la gloria, a quien ha dado todos los territorios habitados por hombres, bestias del campo y aves del cielo, para que reines sobre todos ellos, tú eres la cabeza de oro.
Te sucederá un reino de plata menos poderoso; después, un tercer reino de bronce, que dominará a todo el orbe.
Vendrá después un cuarto reino, fuerte como el hierro; como el hierro destroza y machaca todo, así destrozará y triturará a todos.
Los pies y los dedos que viste, de hierro mezclado con barro de alfarero, representan un reino dividido, aunque conservará algo del vigor del hierro, porque viste hierro mezclado con arcilla. Los dedos de los pies, de hierro y barro, son un reino a la vez poderoso y débil. Como viste el hierro mezclado con la arcilla, así se mezclarán los linajes, pero no llegarán a fundirse, lo mismo que no se puede fundir el hierro con el barro.
Durante ese reinado, el Dios del cielo suscitará un reino que nunca será destruido, ni su dominio pasará a otro pueblo, sino que destruirá y acabará con todos los demás reinos, y él durará por siempre.
En cuanto a la piedra que viste desprenderse del monte sin intervención humana, y que destrozó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro, este significa lo que el Dios poderoso ha revelado al rey acerca del tiempo futuro.
El sueño tiene sentido, la interpretación es cierta».
(Daniel 2,31-45. Versión CEE 2016).

 

Daniel tomó la palabra en presencia del rey y dijo: «El misterio que el rey quiere saber, no hay sabios, adivinos, magos ni astrólogos que lo puedan revelar al rey; pero hay un Dios en el cielo, que revela los misterios y que ha dado a conocer al rey Nabucodonosor lo que sucederá al fin de los días. Tu sueño y las visiones de tu cabeza cuando estabas en tu lecho eran éstos:
«Oh rey, los pensamientos que agitaban tu mente en el lecho se referían a lo que ha de suceder en el futuro, y el que revela los misterios te ha dado a conocer lo que sucederá. A mí, sin que yo posea más sabiduría que cualquier otro ser viviente, se me ha revelado este misterio con el solo fin de dar a conocer al rey su interpretación y de que tú conozcas los pensamientos de tu corazón.

«Tú, oh rey, has tenido esta visión: una estatua, una enorme estatua, de extraordinario brillo, de aspecto terrible, se levantaba ante ti.
La cabeza de esta estatua era de oro puro, su pecho y sus brazos de plata, su vientre y sus lomos de bronce, sus piernas de hierro, sus pies parte de hierro y parte de arcilla.
Tú estabas mirando, cuando de pronto una piedra se desprendió, sin intervención de mano alguna, vino a dar a la estatua en sus pies de hierro y arcilla, y los pulverizó.
Entonces quedó pulverizado todo a la vez: hierro, arcilla, bronce, plata y oro; quedaron como el tamo de la era en verano, y el viento se lo llevó sin dejar rastro. Y la piedra que había golpeado la estatua se convirtió en un gran monte que llenó toda la tierra.
Tal fue el sueño: ahora diremos ante el rey su interpretación.
Tú, oh rey, rey de reyes, a quien el Dios del cielo ha dado reino, fuerza, poder y gloria - los hijos de los hombres, las bestias del campo, los pájaros del cielo, dondequiera que habiten, los ha dejado en tus manos y te ha hecho soberano de ellos -, tú eres la cabeza de oro.
Después de ti surgirá otro reino, inferior a ti, y luego un tercer reino, de bronce, que dominará la tierra entera.
Y habrá un cuarto reino, duro como el hierro, como el hierro que todo lo pulveriza y machaca: como el hierro qué aplasta, así él pulverizará y aplastará a todos los otros.
Y lo que has visto, los pies y los dedos, parte de arcilla de alfarero y parte de hierro, es un reino que estará dividido; tendrá la solidez del hierro, según has visto el hierro mezclado con la masa de arcilla.
Los dedos de los pies, parte de hierro y parte de arcilla, es que el reino será en parte fuerte y en parte fragil.
Y lo que has visto: el hierro mezclado con la masa de arcilla, es que se mezclarán ellos entre sí por simiente humana, pero no se aglutinarán el uno al otro, de la misma manera que el hierro no se mezcla con la arcilla.
En tiempo de estos reyes, el Dios del cielo hará surgir un reino que jamás será destruido, y este reino no pasará a otro pueblo. Pulverizará y aniquilará a todos estos reinos, y él subsistirá eternamente:
tal como has visto desprenderse del monte, sin intervención de mano humana, la piedra que redujo a polvo el hierro, el bronce, la arcilla, la plata y el oro. El Dios grande ha dado a conocer al rey lo que ha de suceder. Tal es verdaderamente el sueño, y su interpretación digna de confianza».
Entonces el rey Nabucodonosor cayó rostro en tierra, se postró ante Daniel, y ordenó que se le ofreciera oblación y calmante aroma.
El rey tomó la palabra y dijo a Daniel: «Verdaderamente vuestro Dios es el Dios de los dioses y el señor de los reyes, el revelador de los misterios, ya que tú has podido revelar este misterio».
Y el rey confirió a Daniel un alto rango y le dio muchos y magníficos regalos. Le hizo gobernador de toda la provincia de Babilonia y jefe supremo de todos los sabios de Babilonia.
Daniel pidió al rey que encargara de la administración de la provincia de Babilonia a Sadrak, Mesak y Abed Negó, quedando Daniel en la corte del rey.
(Daniel 2,27-49. Biblia de Jerusalén 1973).

----------------------------------------------

Que la tan cacareada «opción preferencial por los pobres», no nos haga olvidar que las almas de muchos ricos irán al infierno si nadie les predica («es más difícil que un camello pase por la cabeza de una aguja que un rico entre en el reino de los cielos»).
Padre Federico, S.E., Misionero in partibus infidelium
20-XI-19

----------------------------------------------

Santa Maravillas de Jesús:
“¡Qué tontería es todo lo que no es Él!” (C 1892).

“¿Qué es todo, qué importa todo, estos cuatro días de vida, visto a la luz de la verdad?” (C 2513).

“Qué tormento es ver la nada de todo lo que no es Dios y, por otro, lado, tantas multitudes que ciegamente se van tras ello” (C 393).

“viéndole con nosotros tan bueno, tan lleno de amor, tan pendiente del nuestro, ¿quién no vivirá sólo para Él y le amará con locura?” (C 2681).

“Nada nos puede quitar el vivir con Él, amándole y procurando agradarle y consolarle” (C 5124).

“Sí, ámenle mucho, así con obras, sin mirar para nada nuestro consuelo” (C 904).

“Contento Él, ¿qué más podemos desear? Verá cómo Él la ayuda; procure estar muy unida a Él, haciéndolo todo sólo para agradarle, y verá que bien le va” (C 842).

“(…) Procurando en todo darse cuenta de que hace lo que cree que le será más agradable [al Señor]” (C 2721).

“El propósito que para mí lo encierra todo, cumplido de veras, es vivir en la presencia de Dios “vivo, muy amante y muy amado”, y a éste va unido el de agradarle en todo momento” (B4).

“Me consuela saber que hay almas que de veras le aman, en las que Él puede tener sus complacencias, ¡y a éstas les tengo yo un amor y un agradecimiento” (C 391).

“¡Cómo deseo olvidarme de este miserable yo, olvidarme de veras y vivir para lo único que me interesa, la gloria, el consuelo del Señor!” (C 196).

“Que hagamos siempre cuanto sea del agrado de nuestro Cristo bendito, que sólo tenemos esta vida para ello” (C 1848).

“Lo único que hago es, multitud de veces al día, decir al Señor que sólo quiero vivir para amarle y agradarle, que quiero todo cuanto Él quiera y cómo Él quiera (…)” (C 80).

“Olvidemos nuestras tristezas y alegrías para vivir únicamente en Jesús, para gozar con su gozo, ser felices porque lo es Él, y no puede menos de ser feliz quien con Él vive” (B 1383).

, “queriéndolo Él y pensando que se le da gusto, todo lo amargo se vuelve dulce y lo desabrido sabroso” (C 3121).

“¡Qué felices somos, queriendo tan de verdad lo que Él quiere y no ocupándonos más que de amarle y de decirle a todo que sí!” (C 1648).

"¡Qué buenísimo es y cómo, en cuanto el alma pone un poquitín de su parte, lo hace Él todo” (C 1535).

“procure no querer ni desear más amor que el [S]uyo, y verá qué bien le va siempre. Todo lo que no es Dios es nada en absoluto, y déjele que Él la lleve por donde Él quiera, sin tristezas ni preocupaciones” (C 5034).

 

----------------------------------------------

4.541 obispos, 405.178 sacerdotes (de los cuales 265.781 son diocesanos), 27.824 diáconos, 55.057 religiosos profesos no sacerdotes, 801.185 religiosas profesas, 30.687 miembros de institutos seculares, 126.365 misioneros laicos y 2.641.888 catequistas. Anuario Pontificio 2002, presentado al papa Juan Pablo II el 9 de febrero de 2002

------------------

«Jesús me da su Corazón; por tanto, yo estoy corazón a corazón con Jesús, soy amiga de Jesús, es decir, otro Jesús». (Santa Bernardette, Notas íntimas, 14).

Sainte Bernadette, Carnet de Notes intimes

«No estoy encargada de hacéroslo creer, estoy encargada de decíroslo»

---------------

676 Esta impostura del Anticristo aparece esbozada ya en el mundo cada vez que se pretende llevar a cabo la esperanza mesiánica en la historia, lo cual no puede alcanzarse sino más allá del tiempo histórico a través del juicio escatológico: incluso en su forma mitigada, la Iglesia ha rechazado esta falsificación del Reino futuro con el nombre de milenarismo (cf. DS 3839), sobre todo bajo la forma política de un mesianismo secularizado, "intrínsecamente perverso" (cf. Pío XI, carta enc. Divini Redemptoris, condenando "los errores presentados bajo un falso sentido místico" "de esta especie de falseada redención de los más humildes"; GS 20-21).

http://www.1260.org/Mary/Vatican/Vatican_Chiliasm_en.htm

676. The Antichrist's deception already begins to take shape in the world every time the claim is made to realize within history that messianic hope which can only be realized beyond history through the eschatological judgment. The Church has rejected even modified forms of this falsification of the kingdom to come under the name of millenarianism, [577] especially the "intrinsically perverse" political form of a secular messianism.[578]

[577] Cf. DS 3839.
[578] 
Pius XIDivini Redemptoris, condemning the "false mysticism" of this "counterfeit of the redemption of the lowly"; cf. GS 20-21.

------------------

The system of mitigated Millenarianism

Millenarianism (Chiliasm) *

[Decree of the Holy Office, July 21, 1944]

2296 In recent times on several occasions this Supreme Sacred Congregation of the Holy Office has been asked what must be thought of the system of mitigated Millenarianism, which teaches, for example, that Christ the Lord before the final judgment, whether or not preceded by the resurrection of the many just, will come visibly to rule over this world.
The answer is: The system of mitigated Millenarianism cannot be taught safely.

3839
Question : Que faut-il penser du système du millénarisme mitigé qui enseigne qu'avant le jugement dernier, précédé ou non de la résurrection de plusieurs justes, le Christ notre Seigneur viendra visiblement sur notre terre pour y régner ?
Réponse (confirmée par le souverain pontife le 20 juillet) : Le système du millénarisme mitigé ne peut pas être enseigné de façon sûre.

Source of catholic dogma 2200-2300:
Millenarianism (Chiliasm) 2296 (????.)

Decr. S. officii, sous Pie XII, 19. (21.) juillet 1944

3839 2296 Qu.: Quid sentiendum de systemate Millenarismi mitigati, docentis scilicet Christum Dominum ante finale iudicium sive praevia sive non praevia plurium iustorum resurrectione, visibiliter in hanc terram regnandi causa esse venturum. Resp. (cfirm. a S. P'ce 20. Iul.): Systema Millenarismi mitigati tuto doceri non posse.

Denzinger: 3839 (???.)

 

 

Décret du Saint-Office, 19 (21) juillet 1944.

Millénarisme

3839
Question : Que faut-il penser du système du millénarisme mitigé qui enseigne qu'avant le jugement dernier, précédé ou non de la résurrection de plusieurs justes, le Christ notre Seigneur viendra visiblement sur notre terre pour y régner ?
Réponse (confirmée par le souverain pontife le 20 juillet) : Le système du millénarisme mitigé ne peut pas être enseigné de façon sûre.

--------------------

«¿Acaso Dios no hará justicia a sus elegidos, que claman a Él día y noche, y les hace esperar?
Os aseguro que les hará justicia sin tardanza. Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe sobre la tierra?».

(Lc 18, 7-8)

--------------

En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.
Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo;
y exclamando con gran voz, dijo:
«Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno;
y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí?
Porque, apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno.
¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!»
Y dijo María:
«Engrandece mi alma al Señor
y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador
porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava,
por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada,
porque ha hecho en mi favor maravillas el Poderoso, Santo es su nombre
y su misericordia alcanza de generación en generación a los que le temen.
Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los que son soberbios en su propio corazón.
Derribó a los potentados de sus tronos y exaltó a los humildes.
A los hambrientos colmó de bienes y despidió a los ricos sin nada.
Acogió a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia
-como había anunciado a nuestros padres- en favor de Abraham y de su linaje por los siglos».
María permanceció con ella unos tres meses, y se volvió a su casa.
(Lc 1, 39-56)

 

La Iglesia existe para esto: para hacer presente, aquí y ahora, la acción redentora de Cristo. ¡Ay, si la memoria de la Iglesia tiene otros contenidos!

Es dramáticamente urgente que la Iglesia ponga fin al silencio acerca de lo sobrenatural.
Es urgente la propuesta clara, neta, de una verdadera educación cristiana de los niños y los jóvenes.

Todo lo que constituye lo que nosotros llamamos «civilización occidental» conduce al ateísmo o a la expulsión de la religión del horizonte de la vida. En una palabra: es una civilización atea e inmanentista. La falsificación que ha sufrido la conciencia moral es el síntoma patológico inequívoco.

El primer deber de toda la Iglesia es denunciar esta destrucción de lo humano derivada de la expulsión de Dios del horizonte de la vida.
Sería evadirse gravemente de su misión hablar habitualmente de otras cosas y exhortar con frecuencia a algo distinto para asegurarse el consenso del mundo.
Hace falta una fuerza regeneradora, que viene de lo alto mediante la Iglesia.
Vivimos en un momento de lucha, de la que nadie debe desertar, pues cada uno tiene, al menos, una de las tres armas: la oración, la palabra, la pluma.

(Cardenal Carlo Cafarra, texto de su conferencia "La devastación de lo humano",
preparada para el 10.09.2017, y leída ese día como testamento espiritual, tras su muerte el 6.09.2017.
http://infocatolica.com/?t=opinion&cod=30409 )


El Anticristo, persona moral, y la anomía

Efectos de la Parusía o segunda venida gloriosa de Nuestro Señor Jesucristo

El artículo Parusía de la Enciclopedia Espasa

... Un malentendido sobre la visibilidad...

-----------------

«El reino escatológico de Cristo y de Dios (cf Col 1, 13) llegará a su cumplimiento cuando el Señor sea todo en todos, después de haber aniquilado el dominio de Satanás, del pecado y de la muerte. Sin embargo, el reino de Dios ya está presente "en misterio" dentro de la historia, y actúa en los que lo reciben».
(San Juan Pablo II, 20.11.1983)

---------------

Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos. (Mt 28, 19)

------------------

"Ya no os falta ningún don de gracia a los que esperáis la Revelación de nuestro Señor Jesucristo. El os fortalecerá hasta el fin para que seáis irreprensibles en el Día de nuestro Señor Jesucristo" (1Cor 1,8-9).

-----------------

Te recomiendo en la presencia de Dios que da vida a todas las cosas, y de Jesucristo, que ante Poncio Pilato rindió tan solemne testimonio, que conserves el mandato sin tacha ni culpa hasta la Manifestación de nuestro Señor Jesucristo, Manifestación que a su debido tiempo hará ostensible el Bienaventurado y único Soberano, el Rey de los reyes y el Señor de los señores, el único que posee Inmortalidad, que habita en una luz inaccesible, a quien no ha visto ningún ser humano ni le puede ver. A él el honor y el poder por siempre. Amén (I Tim 6,13-16)

-----------------

Te conjuro en presencia de Dios y de Cristo Jesús que ha de venir a juzgar a vivos y muertos, por su Manifestación y por su Reino:
Proclama la Palabra, insiste a tiempo y a destiempo, reprende, amenaza, exhorta con toda paciencia y doctrina (II Tim 4,1-2).
[Nota de la Biblia de Jerusalén de 1973, ed. española de 1984, "Cristo será el juez de todos los hombres, de los que estén vivos en su venida y de los que resuciten, cf Mt 25,21+; Jn 5 26-29; 1TS 4,15-17. Esta afirmación pertenece sin duda al «kerygma» primitivo, Hch 10,42; 1P 4,5 y ha sido incluida en el símbolo"].

 

"Desde ahora me aguarda la corona de la justicia que aquel Día me entregará el Señor, el justo Juez; y no solamente a mí, sino también a todos los que hayan esperado con amor su Manifestación" (II Tim 4,8).

---------------

 

------------------

 

---------------

"Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes" (atribuido a Einstein).

"Si no lo puedes explicar de forma simple, no lo entiendes suficientemente bien" (atribuido a Einstein).

--------------

«Yo les daré un solo corazón y pondré en ellos un espíritu nuevo: quitaré de su carne el corazón de piedra y les daré un corazón de carne,
para que caminen según mis preceptos, observen mis normas y las pongan en práctica , y así sean mi pueblo y yo sea su Dios» (Ez 11,19-20).

---------------

Todavía no ejerce Jesús en su plenitud su realeza en la tierra:

"Al presente, no vemos todavía que le esté sometido todo" (Heb 2,8).

--------------------

La Divina Misericordia de Jesús

Pablo incurrió en lo mismo por lo que había recriminado a Pedro

El cardenal Pell sigue manteniendo su inocencia ante el rechazo de su apelación

Hay menos de un 9 por ciento de católicos practicantes en Navarra en 2019

Decreto de creación de las Unidades de Atención Pastoral en las Diócesis de Pamplona y de Tudela

-----------------

Este era un Papa santo y un buen Papa
"Guardar silencio no es ya decoroso, si no queremos aparecer infieles al más sacrosanto de nuestros deberes, y si la bondad de que hasta aquí hemos hecho uso, con esperanza de enmienda, no ha de ser censurada ya como un olvido de nuestro ministerio... Se trata de la religión católica y de su seguridad. Basta, pues, de silencio; prolongarlo sería un crimen". (San Pío X,
Pascendi. 1907).

Decir que no se debe actuar contra los islamistas perseguidores y violadores con la guerra, sino con el diálogo es garantizarles la impunidad; sin querer, sin saber.

Si se hubiera dicho de la guerra contra los nazis, aún seguiría el diálogo con ellos por más millones de judíos que hubieran seguido masacrando después de matar a los seis millones. Claro que la Segunda Guerra Mundial fue desencadenada no por la persecución de los judíos, ya iniciada años antes, sino para acabar con el colapso económico que venía del crack del 29.

------------------

 

Dejan de emitirse en 2019 billetes de 500. En España ha sido ya retirado el 72 por ciento

Aprobada el 31 de enero de 2019 la reforma de la Administración Local de Navarra o mapa local con cesiones a Orain Bai para que diera el sí

 

La complicidad con el mal menor es una estructura de pecado

Las asechanzas de Satanás

---------------------------------

En vez de tener preocupaciones, expresarle amor a Jesús

Lo más urgente de todo. ..

La verdadera reparación al Sagrado Corazón de Jesús es la tan deseada civilización del amor, el reinado del Sagrado Corazón de Jesús

He sufrido mucho desde que estoy en la tierra. Pero si en mi niñez sufría con tristeza, ahora ya no sufro así: lo hago con alegría y con paz, soy realmente feliz de sufrir.
(Santa Teresa del Niño Jesús: Historia de un Alma, Manuscrito C, 4vº).

--------------------------------------------

Señor, perdónanos, que no sabemos lo que hacemos
Esta es la oración apropiada para nosotros. La de Jesús es: "Padre perdónales porque no saben lo que hacen".

------------------------------------------

---------------------

Oración del Venerable Siervo de Dios don Ángel Riesco por los sacerdotes

------------------------

El curso escolar 2019-2020 se inicia en Navarra con 95.690 escolares en Educación Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato y 11.716 en Formación Profesional

------------------------

El calendario académico 2019-2020 de la UPNA (Universidad Pública de Navarra) establece como fiestas académicas:

el 14 de diciembre, san Juan de la Cruz, para la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales;

el 7 de enero, san Raimundo de Peñafort, para la Facultad de Ciencias Jurídicas;

el 8 de marzo, san Juan de Dios, para la Facultad de Ciencias de la Salud;

el 19 de mazo, san José, para la Escuela de Ingenieros Industriales y de Telecomunicación;

el 5 de abril, san Vicente Ferrer, para la Facultad de Económicas,

el 15 de mayo, san Isidro Labrador, para la Escuela de Ingenieros Agrónomos.

Pero las facultades y escuelas pueden modificar estas fiestas de acuerdo con su conveniencia académica.

El 20 de abril, Día de la Universidad, es festivo a efectos lectivos y laborales.

Las vacaciones de Navidad son del 22 de diciembre al 6 de enero y las de Semana Santa, del 9 al 19 de abril.

Del 3 de septiembre al 11 de enero es el semestre de otoño; y del 27 de enero al 29 de mayo, el de primavera. La recuperación es del 13 al 24 de enero, para el semestre de otoño; y del 1 al 12 de junio, para el de primavera.

---------------------------------------------

.. La guerra justa como mal menor y la victoria completa.....La derrota del yihadismo y la victoria completa

.....De la refundación de las Órdenes Religiosas Militares, por el Padre Federico Highton, S.E...

San Raimundo de Fitero abad fundó la Orden Militar de Calatrava y la encabezó al principio dándole la regla del Císter

Decir que no se debe actuar contra los islamistas perseguidores y violadores con la guerra, sino con el diálogo es garantizarles la impunidad; sin querer, sin saber.

Si se hubiera dicho de la guerra contra los nazis, aún seguiría el diálogo con ellos por más millones de judíos que hubieran seguido masacrando después de matar a los seis millones. Claro que la Segunda Guerra Mundial la desencadenaron no por la persecución de los judíos, ya iniciada años antes, sino para acabar con el colapso económico que venía del crack del 29.

Hay que huir del semipelagianismo y del semijansenismo.

-----------------------------------------------------

El 25.07.2019, fiesta de Santiago Apóstol, Patrón de España, la investidura del socialista Sánchez es rechazada en segunda votación por 155 votos no, frente a 124 síes y 67 abstenciones.

Ni una sola voz en España en los debates de investidura de julio de 2019 para acabar con el genocidio de los cristianos en Oriente Medio y en África. Ni contra la matanza de personas en el vientre de su madre y en su época embrionaria.

Ni una sola voz en España en los debates de investidura de 2016 para acabar con el genocidio de los cristianos en Oriente Medio y en África. Ni contra la matanza de personas en el vientre de su madre y en su época embrionaria.

----------------------


"Obrar bien es por efecto de la gracia. Obrar mal es por nuestra culpa".

Canals decía:
"Los santos, cuando obraban bien, siempre tenían la posibilidad de obrar mal".
"Siempre se puede resistir a la gracia. Los santos cuando obedecían y eran fieles a la gracia podrían haber resistido y desobedecido".

Decía Canals: "San Ignacio de Loyola era el que tenía mayor tensión en su época".
(Tensión significa querer de verdad lo que Dios quiere; anhelar con vehemencia lo que anhela el Corazón de Jesús, el Verbo hecho carne; querer ejecutivamente lo que es el verdadero interés de la Iglesia).

Decía Canals que hay dos Papas y dos textos que han cerrado el paso claramente a la revolución, al modernismo y en definitiva a la religión del Anticristo: el Syllabus del beato Pío IX y la Pascendi de san Pio X.

«Has guardado mi Palabra y no has renegado de mi nombre» (Ap 3,8).
Canals explicaba esta expresión, "has guardado mi palabra", diciendo que significa que las autoridades eclesiásticas de esta época simplemente no han desechado la palabra de Dios, no la "han tirado por la ventana",
decía Canals textualmente. Ciertamente en el propio versículo, el Apocalipsis explica esta expresión, "has guardado mi Palabra", diciendo que consiste en que no has renegado de mi nombre. Y lo dice como un elogio. Y se está refiriendo a los fieles con las autoridades eclesiásticas y el Papa a la cabeza, a la santa Madre Iglesia Jerárquica. Sólo no renegar ellos ya es elogiable. Debido a la que está cayendo.

Decía Canals que, cuando a uno le hacen algo malo, es él quien necesita pedir perdón, en el sentido de pedir que le perdonen el castigo de las justificaciones con las que el agresor, para cargarse de razón, añade más agresiones. 

------------------------

 

Población mundial: 7.600.000.000 habitantes el 23.09.2019,según el Reloj de la Población Mundial de la Oficina del Censo de los EEUU

7.500.000.000 habitantes el 19.09.2018

Población del mundo el 12 de marzo de 2012: 7.000.000.000 habitantes

El 20.01.2016 era de 7.300.000.000 personas

Pero faltan 120 millones de mujeres
Munilla denunció el 8.03.2018 un "holocausto femenino del cual nadie habla": "En el mundo faltan 120 millones de mujeres" por la descompensación introducida por el aborto selectivo, "sirviéndose de la reivindicación del feminismo radical del aborto libre como bandera de la libertad de la mujer". Pero ello "ha resultado ser en detrimento de la propia dignidad de la mujer, ése es el gol que yo dije ayer que el demonio había metido al feminismo radical, un gol en detrimento de la dignidad de la propia mujer". Una "agresión" contra ella, insistió, invitando a reflexionar sobre lo que significan 120 millones de mujeres que no están y serían necesarias para hacer "un mundo justo".

El 17.09.2018, el Partido Laborista británico pide la prohibición de que a las mujeres embarazadas se les informe el sexo de su bebé debido a que se puede utilizar para el aborto selectivo si el bebé es niña. Es un cambio significativo en la política del Partido Laborista. En febrero de 2015, la gran mayoría de los parlamentarios laboristas votaron en contra de una prohibición explícita del aborto selectivo por sexo, lo que llevó a la propuesta a ser derrotada. http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=33147


En 2017 hay 2.320.000.000 usuarios de tf móvil. En 2014, había 1.570.000.000

El aborto inducido mata a más de 42.000.000 niños cada año.

Holocausto de 1.720 millones de abortos provocados en el mundo entre 1973 y 2013

Abortos quirúrgicos en España legales
declarados por el Gobierno,
aparte de los ilegales y de los abortos químicos de la abortiva píldora del día después:

2017: 94.123
2016: 93.131
2015: 94.188
2014: 94.796

La tasa de mortalidad en los Estados Unidos subió durante la Administración Obama

En España hubo en 2015 más muertes que nacimientos

Navarra pierde 25.000 jóvenes de 14 a 30 años en una década
En 2005, eran el 22'15% y en 2014 eran el 17'32% de la población total

El crecimiento vegetativo de la población de Navarra fue negativo en 499 personas en el año 2018

Japón pierde casi un millón de habitantes en cinco años pese al aumento de extranjeros,
según los datos del censo de 2015 publicados el 26/02/2016.
Han fracasado los planes para aumentar los nacimientos y la población activa.
Aumenta la población urbana y la despoblación rural.
El Gran Tokio, la mayor conurbación del planeta
, tiene 36,13 millones de habitantes,
el 28,4 por ciento de los 127,11 millones de habitantes de Japón.

Hay en la Iglesia en 2015 1.285 millones de miembros, 5.304 obispos, 281.514 sacerdotes diocesanos, 134.000 sacerdotes religiosos, 116.843 seminaristas, 54.229 religiosos no sacerdotes, 670.320 religiosas
(Fuente: El Anuario Pontificio de 2017 con los datos de 2015)

La Iglesia católica tenía en 2016 1.299 millones miembros (o fieles bautizados), 1.050 millones en el año 2000, con un aumento de un 24% en 16 años, según los datos publicados en junio de 2018 en el Anuario Pontificio 2018 y en el Annuarium Statisticum Ecclesiae 2016, que comenta un artículo de L'Osservatore Romano del 12.06.2018 y P.J. Ginés en Rel del 13.06.2018 (https://www.religionenlibertad.com/mundo/940290388/Ya-hay-1.00-millones-de-catolicos-cada-ano-desde-el-2000-la-Iglesia-crece-en-15-millones-anuales.html )

Pero este crecimiento es algo inferior al de la población mundial, por lo que los miembros de la Iglesia eran un 17,73 por ciento de la población mundial en 2015 y 17,67 por ciento en 2016, tras aumento anual de un 1'1%.

En abril de 2015, el Pew Research Center publicó una investigación que señalaba que la población cristiana (sumando católicos, ortodoxos y protestantes) era de 2.300 millones, seguida de la musulmana con 1.800 millones (sumando todas sus ramas), y los que afirman no tener religión con 1200 millones de habitantes (la mayoría en la China comunista).

Casi la mitad de los católicos del mundo (el 48,6%) vive en el continente americano. Un 22% de católicos vive en Europa, un 17,6% en África y un 11% en Asia. Oceanía tiene solo unos 10 millones de católicos (un 0,76% del total). Según el Annuarium, el país con más católicos (en números absolutos) sería Brasil, con 173 millones. 

En 2016 había 415.656 sacerdotes católicos, 687 menos que el año anterior. De los sacerdotes, el 67,9% pertenece al clero diocesano, y el otro 32,1% al clero religioso.

La situación de África es de enorme crecimiento: en apenas 6 años, la Iglesia habría crecido un 23%, pasando de 185 millones de fieles en 2010 a 228 millones en 2016.


------------------------

 

Aumentan los seminaristas en Vascongadas

En 2019, las diócesis de Bilbao, San Sebastián y Vitoria suman un total de 33 seminaristas. Hay once en cada una de ellas. Más del doble de seminaristas, 120%, que en 2012, cuando tenían 15 entre las tres diócesis (9 en Bilbao, 5 en San Sebastián y 1 en Vitoria).

Destaca el caso de Vitoria, que cuando llegó obispo Elizalde en 2016 no tenía ningún seminarista, y este año tiene los once indicados.

En los últimos dos años se han ordenado siete presbíteros diocesanos en el País Vasco. Otros siete jóvenes han ingresado este año en sus seminarios y hay en total tres más que el pasado curso.

Fuente: https://www.religionenlibertad.com/espana/494128455/Las-diocesis-del-Pais-Vasco-tienen-mas-del-doble-de-seminaristas-que-hace-menos-de-una-decada.html


----------------------------

 


Toca las campanas CLAMA NE CESSES

------------------

 

El templo del cielo

Había cuatro vivientes... Día y noche cantan sin pausa:

«Santo, Santo, Santo es el Señor Dios, el todopoderoso; el que era y es y ha de venir» (Ap 4,8).

Vi al Señor sentado en un trono excelso y elevado, y sus haldas llenaban el templo. Unos serafines se mantenían erguidos por encima de él... Y se gritaban el uno al otro:

«Santo, santo, santo, Yahveh Sebaot: llena está toda la tierra de su gloria».

Se conmovieron los quicios y los dinteles a la voz de los que clamaban, y la Casa se llenó de humo... Voló hacia mí uno de los serafines con una brasa en la mano, que con las tenazas había tomado de sobre el altar, y tocó mi boca... (Is 6, 1-7).

LEER MÁS

«Me parece que estaría dispuesto a dar mi sangre por el triunfo del Sagrado Corazón. Mi deseo más ardiente es poder hacer algo por ese precioso objeto de amor. Sí, quiero servir al Sagrado Corazón de Jesús, hoy y siempre. Quiero que mi devoción a él, oculto en el Sacramento del Amor, sea el termómetro de todo mi progreso espiritual. Quiero hacer todo en unión íntima con el Sagrado Corazón de Jesús Sacramentado.
Mi mayor gozo será buscar y hallar aliento solamente en ese Corazón que es la fuente de todos los consuelos.
Determino no concederme reposo hasta que pueda considerarme realmente anonadado en el Corazón de Jesús».
(San Juan XXIII, Diario de un alma, Ejercicios espirituales para la ordenación de diácono; diciembre de 1903. Cristiandad, Barcelona, núms 875-876, junio-julio de 2004, pág. 21).

"En esta escuela del Corazón de Jesús se aprende un medio fácil para llegar a la contrición y compunción de los pecados"
(Fray Fernando de Ceballos: Discurso apologético por la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Lisboa. 1800).

"Llorar los pecados públicos del Reino y todos los que se cometen en medio de la Iglesia es una señal de predestinación"
(Fray Fernando de Ceballos: Discurso apologético por la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Lisboa. 1800).

“Llegaré a confirmarlos en la fe y al mismo tiempo me alimentaré de ella”.
(Mensaje del Papa Francisco al pueblo de Madgascar el 1 de septiembre de 2019, ante su visita a este país del 6 al 8 de septiembre. Fuente: ZENIT – 2 septiembre 2019).

Unámonos, pues, a la oración de Jesús pidiendo que se cumpla esto que le dijo Él, el Verbo hecho carne, a san Pedro:

"Yo he rogado por ti para que tu fe no desfallezca. Y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos" (Lc 22, 32). 

Y que es aplicable a "la Iglesia de todos los tiempos", como explicó Benedicto XVI en su homilía del 29 de junio de 2006.

-------------------------

«La presencia subsiguiente a la «venida del Rey a la tierra» (véase Catecismo, núm. 671), es, o bien una «presencia moral», o también, según las disposiciones divinas, una «presencia física gloriosa», (propia de los cuerpos gloriosos resucitados).

-------------------------

Consagración del género humano, mandada por Pío XI para la fiesta de Cristo Rey (Pío XI recitó esta fórmula en la Basílica vaticana el 31 de diciembre de 1925, a continuación de la fiesta de Cristo Rey, que se celebraba aquel año por primera vez. La fórmula es la misma de León XIII. Con ligeras adiciones en favor de los judíos y musulmanes)

Dulcísimo Jesús, Redentor del género humano, miradnos humildemente postrados delante de vucstro altar; vuestros somos y vuestros queremos ser: a fin de poder vivir más estrcchamentc unidos con Vos, todos y cada uno espontáneamente nos consagramos en este día a vuestro Sacratísimo Corazón. Muchos, por desgracia,jamás os han conocido: muchos, dcsprcciando vuestros mandamientos, os han desechado. Oh Jesús benignísimo, compadeceos de los unos y de los otros, y atraedlos a todos a vuestro Corazón Santísimo. Oh Señor, sed Rey, no sólo de los hijos fieles quejamás se han alejado de Vos, sino también de los pródigos quc os han abandonado; haced quc vuclvan pronto a la casa paterna, para quc no pcrezcan de hambre y miseria. Sed Rey de aquellos que, por seducción del error o por espíritu de discordia, viven separados dc Vos; devolvcdlos al puerto de la verdad y a la unidad de la fe, para que en breve se forme un solo rebaño bajo un solo Pastor. Sed Rey de los que permanecen todavía envueltos en las tinieblas de la idolatría o del islamismo; dignaos atraerlos a todos a la luz de vuestro reino. Mirad, finalmentc, con ojos de misericordia a los hijos de aquel pueblo que cn otro ticmpo fue vuestro predilecto; descicnda también sobre ellos bautismo de redención y de vida, la Sangre que un día contra sí reclamaron. Conccded, oh Señor, incolumidad y libertad segura a vuestra Iglesia; otorgad a todos los pucblos la tranquílidad en el orden; haced que del uno al otro confin de la tierra no resuene sino esta voz: Alabado sca el Corazón Dívino, causa de nuestra salud; a Él se entonen cánticos de honor y de gloria por los siglos de los siglos. Amen.

-------------------

La doctrina católica tradicional

Como quiera que la libertad religiosa que exigen los hombres para el cumplimiento de su obligación de rendir culto a Dios se refiere a la inmunidad de coacción en la sociedad civil, deja íntegra la doctrina tradicional católica acerca del deber moral de los hombres y de las sociedades para con la verdadera religión y la única Iglesia de Cristo.
(Concilio Vaticano II: Declaración sobre la libertad religiosa)

La justicia y la razón prohíben, por tanto, el ateísmo del Estado o, lo que equivaldría al ateísmo, el indiferentismo del Estado en materia religiosa y la igualdadjurídica indiscriminada de todas las religiones. Siendo, pues, necesario al Estado profesar una religión, ha de profesar la única verdadera. (LEÓN XlII: Encíclica Libertas 1888)

------------------

 

CIC 2825

no dice “Que tu voluntad se haga” en mí o en vosotros “sino en toda la tierra”: para que el error sea desterrado de ella, que la verdad reine en ella, que el vicio sea destruido en ella, que la virtud vuelva a florecer en ella y que la tierra ya no sea diferente del cielo» (San Juan CrisóstomoIn Matthaeum homilia 19, 5).

------------------------------

«Reinará el divino Corazón»

Al fin reinará este divino Corazón a pesar de los que se oponen a ello. Satanás quedará confundido con todos sus secuaces. Y serán felices aquellos de quienes Él se sirva para establecer su imperio. Me parece que es semejante a un rey que no piensa en dar recompensas mientras lleva a cabo sus conquistas y triunfa de sus enemigos, pero sí cuando reina victorioso en su trono. El adorable Corazón de Jesús quiere establecer su reinado de amor en todos los corazones, destruyendo y arruinando el de Satanás. (Santa Margarita María Alacoque: Carta a la hermana Juana Magdalena. 10 de abril de 1690)

--------------------

Il mistero dell’amore vivificante di Dio per i propri figli preannuncia ed è la vera fonte della nostra definitiva glorificazione: “la gloria di Dio è l’uomo vivente, e la vita dell’uomo è la visione di Dio” (cf. S. Ireneo, Adversus haereses, IV, 20, 7; cf. Giovanni Paolo II, Dominium et vivificantem, 59)

---------------------

 

Newman è una magnifica guida per quanti si rendono conto che la chiave, il punto focale e lo scopo di tutta la storia umana si trovano in Cristo (cf. Gaudium et spes, 10) e, in unione con lui, in quella comunità di fede, speranza e carità che è la sua santa Chiesa, attraverso cui Egli comunica a tutti la verità e la grazia (cf. Lumen gentium, 8).
http://w2.vatican.va/content/john-paul-ii/it/letters/1990/documents/hf_jp-ii_let_19900618_arc-birmingham.html

--------------------------

"Algunos nos han encontrado demasiado favorable al milenarismo. Y sin embargo nosotros hemos protestado y protestamos de nuevo que no admitimos de ninguna manera los dos puntos que constituyen este error: a saber, la resurrección corporal de los santos, mil años antes del último día, y el reinado visible de Jesucristo en la tierra, durante esos mil años". (Henri Ramière S. I.: Les Espérances de l'Église. 1ª ed. 1861. Introduction, pág XXVI)

 

-----------------------

"Adonde no hay amor, ponga amor, y sacará amor".
(San Juan de la Cruz: Carta a la Madre María de la Encarnación en Segovia. Madrid. 6 de julio de 1591).
(Se atribuye la frase a san Francisco de Asís)

-----------------------

«Esto es lo que con sumo dolor estamos presenciando: por primera vez en la historia asistimos a una lucha fríamente calculada y cuidadosamente preparada contra todo lo que es divino (cf. 2Tes 2,4). Porque el comunismo es por su misma naturaleza totalmente antirreligioso y considera la religión como el «opio del pueblo», ya que los principios religiosos, que hablan de la vida ultraterrena, desvían al proletariado del esfuerzo por realizar aquel paraíso comunista que debe alcanzarse en la tierra».
(Pío XI
Divini Redemptoris de 19-III-1937, 22).

----------

«Que todas las naciones lleguen a ser Pueblo de Dios», porque todas ellas están llamadas «a la salvación operada por Dios a través de su Hijo encarnado» ( Benedicto XVI).

.."La historia va hacia la humanidad unida en Cristo"...( Benedicto XVI).

---------------

"Cristo llama, justifica, santifica y envía a sus discípulos a anunciar el Reino de Dios, para que todas las naciones lleguen a ser Pueblo de Dios".

«
La misión de la Iglesia es la de llamar a todos los pueblos a la salvación operada por Dios a través de su Hijo encarnado»

«
La Iglesia entera debe comprometerse en la missio ad gentes, hasta que la soberanía salvadora de Cristo se realice plenamente: “Pero ahora no vemos todavía que todo le esté sometido” (Hb 2,8)»

(Mensaje de Benedicto XVI para la Jornada Mundial de las Misiones de 2009).

«En el lenguaje bíblico el "corazón" indica el centro de la persona, la sede de sus sentimientos y de sus intenciones. En el corazón del Redentor adoramos el amor de Dios a la humanidad, su voluntad de salvación universal, su infinita misericordia» (Benedicto XVI, Ángelus Domingo, 5 de junio de 2005 http://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/angelus/2005/documents/hf_ben-xvi_ang_20050605.html).

 

Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán” (Jn 15,20)»

--------------

Benedicto XVI reflexionó sobre este profundo misterio durante la fiesta del Sagrado Corazón de María, en que dijo: “El corazón que más se asemeja al de Cristo es, sin duda alguna, el corazón de María, su Madre inmaculada, y precisamente por eso la liturgia los propone juntos a nuestra veneración”.

 

Benedicto XVI, Ángelus Domingo, 5 de junio de 2005

http://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/angelus/2005/documents/hf_ben-xvi_ang_20050605.html

Queridos hermanos y hermanas: 

El viernes pasado celebramos la solemnidad del Sacratísimo Corazón de Jesús, devoción profundamente arraigada en el pueblo cristiano. En el lenguaje bíblico el "corazón" indica el centro de la persona, la sede de sus sentimientos y de sus intenciones. En el corazón del Redentor adoramos el amor de Dios a la humanidad, su voluntad de salvación universal, su infinita misericordia. Por tanto, rendir culto al Sagrado Corazón de Cristo significa adorar aquel Corazón que, después de habernos amado hasta el fin, fue traspasado por una lanza y, desde lo alto de la cruz, derramó sangre y agua, fuente inagotable de vida nueva.

Con la fiesta del Sagrado Corazón coincidió la celebración de la Jornada mundial de oración por la santificación de los sacerdotes, ocasión propicia para orar a fin de que los presbíteros no antepongan nada al amor de Cristo. El beato Juan Bautista Scalabrini, obispo y patrono de los emigrantes, de cuya muerte el 1 de junio recordamos el centenario, tuvo una profunda devoción al Corazón de Cristo. Fundó los Misioneros y las Misioneras de San Carlos Borromeo, llamados "escalabrinianos", para el anuncio del Evangelio entre los emigrantes italianos. Al recordar a este gran obispo, dirijo mi pensamiento a quienes se hallan lejos de su patria y a menudo también de su familia, y les deseo que encuentren siempre en su camino rostros amigos y corazones acogedores, que puedan sostenerlos en las dificultades de cada día.

El corazón que más se asemeja al de Cristo es, sin duda alguna, el corazón de María, su Madre inmaculada, y precisamente por eso la liturgia los propone juntos a nuestra veneración. Respondiendo a la invitación dirigida por la Virgen en Fátima, encomendemos a su Corazón inmaculado, que ayer contemplamos en particular, el mundo entero, para que experimente el amor misericordioso de Dios y conozca la verdadera paz.

------------------------

Un acto solemne de consagración al Inmaculado Corazón de María – Papa Pío XII

https://es.aleteia.org/2016/07/02/como-hacer-una-consagracion-al-inmaculado-corazon-de-maria/

¡Oh Reina del Santísimo Rosario, auxilio de los cristianos, refugio del género humano, vencedora de todas las batallas de Dios! Ante vuestro Trono nos postramos suplicantes, seguros de impetrar misericordia y de alcanzar gracia y oportuno auxilio y defensa en las presentes calamidades, no por nuestros méritos, de los que no presumimos, sino únicamente por la inmensa bondad de vuestro maternal Corazón.

En esta hora trágica de la historia humana, a Vos, a vuestro Inmaculado Corazón, nos entregamos y nos consagramos, no sólo en unión con la santa Iglesia, cuerpo místico de vuestro Hijo Jesús, que sufre y sangra en tantas partes y de tantos modos atribulada, sino también con todo el Mundo dilacerado por atroces discordias, abrasado en un incendio de odio, víctima de sus propias iniquidades.

[…]

Finalmente, así como fueron consagrados al Corazón de vuestro Hijo Jesús la Iglesia y todo el género humano, para que, puestas en Él todas las esperanzas, fuese para ellos señal y prenda de victoria y de salvación; de igual manera, oh Madre nuestra y Reina del Mundo, también nos consagramos para siempre a Vos, a vuestro Inmaculado Corazón, para que vuestro amor y patrocinio aceleren el triunfo del Reino de Dios, y todas las gentes, pacificadas entre sí y con Dios, os proclamen bienaventurada y entonen con Vos, de un extremo a otro de la tierra, el eterno Magnificat de gloria, de amor, de reconocimiento al Corazón de Jesús, el único donde pueden hallar la Verdad, la Vida y la Paz.

Amén.

----------------------

 

«Que los judíos se convertirán es cierto, por Isaías y por el Apóstol, que aduce su autoridad... Dice Isaías: "Subamos al monte del Señor y a la casa del Dios de Jacob"; y sigue: "No desenvainará la espada un pueblo contra otro, ni se adiestrarán más en el arte de la guerra". Contra esto dicen los judíos que todavía no se ha cumplido; pero el Profeta no se refiere a la primera venida o a la primera vocación, sino a la última, cuando el día del Señor se manifieste sobre todos los soberbios; y no se ha de entender que Dios abandone a aquellas ramas». (San Buenaventura: Collationes in Hexaemeron, Col. XV, 24 y 25).

«En el futuro tendrá lugar la reedificación de la Ciudad y la reparación del culto divino. Entonces se cumplirá lo profetizado por Ezequiel, cuando descienda del cielo la Ciudad, no por cierto la que es de arriba, sino la que es de aquí abajo, es decir la militante, cuando sea conforme a la triunfante en cuanto es posible en este mundo. Entonces tendrá lugar la edificación de la Ciudad y su restablecimiento como en el principio, y entonces habrá paz». (San Buenaventura: Collationes in Hexaemeron, Col. XVI, 30).

-------------------------

"...Aquel vaticinio del mismo Cristo: y oirán mi voz, y se hará un solo rebaño y un solo pastor (Jn 10,16) . Dios quiera, Venerables Hermanos, que lo que Nos con vosotros, y con la porción de la Iglesia a vosotros encomendada, con un mismo corazón imploramos en Nuestras oraciones, veamos con el resultado mas satisfactorio realizada cuanto antes esta tan consoladora y cierta profecía del divino Corazón".
(Pío XI:
Ubi arcano, de 23-XII-1922, nº 20.).

--------------------

¿Podríase admitir como probable la presencia visible de Cristo Rey en la tierra, como defienden los milenaristas? En modo alguno; porque ni esto se funda en la revelación, ni es compatible con la institución indefectible del Pontificado en los sucesares de Pedro. ¿Para qué un virrey en donde reside el mismo Rey? (Orlandis: ¿Somos pesimistas? CRISTIANDAD, núm. 73. 1.04.1947, págs. 145-148).

-------------------

El milenarismo carnal, condenado incluso bajo su forma mitigada, es herético si se entendiera que el Reino de Cristo en la tierra coincide con una presencia «visible» de Cristo reinando no en cuerpo glorioso, sino en una «corporeidad visible empíricamente». (Francisco Canals, «Mis recuerdos del Padre Orlandis: acerca de su “milenarismo”», Cristiandad, Barcelona, núm. 815, 1999).

----------------

«El ser humano es un animal político» (Aristóteles, Política, 1253a 1-3).

----------------------

«Verá el mundo al Señor que viene encima de las nubes del cielo». (La «Didaché» o Doctrina de los Doce apóstoles, siglo I)

----------------

Y si mi amable Jesús con toda su gloria viene otra vez al mundo (como es cierto que ha de venir) para reinar en él, no escogerá otro camino para su viaje más que el de la divina María, por el cual tan segura y perfectamente ha venido la vez primera. La diferencia que habrá entre una y otra venida es que la primera fue secreta y oculta y la segunda será gloriosa y resplandeciente; pero las dos perfectas, porque las dos quedarán realizadas por María.
(San Luis Mª Grignion de Montfort: Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen, n. 158).

----------------

«Pues Yahveh-Sebaot tiene determinado un día, contra todo lo altanero y elevado... entonces se doblegará el orgullo humano y se humillará la altivez de los hombres y sólo Yahveh será ensalzado aquel día». Isaías 2, 11-12, y 17).

--------------------

«La Iglesia universal del Dios verdadero confiesa y profesa que Cristo ha de venir del cielo a juzgar a los vivos y a los muertos, y a esto le llamamos nosotros último día del divino juicio, esto es el tiempo último. Pues, por cuantos días se extienda este juicio es incierto: pero las escrituras santas usualmente ponen el término día en lugar de tiempo, como no ignora el que haya leído, por más ligeramente que lo haya hecho aquellas letras santas. Así pues cuando decimos día del juicio de Dios, añadimos último o novísimo, lo que indica que también ahora juzga y que desde el principio del tiempo juzgó» (43. San Agustín De Civitate Dei lib. XX, cap. 1, núm. 2).

---------------------

"Esto es lo que con sumo dolor estamos presenciando: por primera vez en la historia asistimos a una lucha fríamente calculada y cuidadosamente preparada contra todo lo que es divino (cf. 2Tes 2,4). Porque el comunismo es por su misma naturaleza totalmente antirreligioso y considera la religión como el «opio del pueblo», ya que los principios religiosos, que hablan de la vida ultraterrena, desvían al proletariado del esfuerzo por realizar aquel paraíso comunista que debe alcanzarse en la tierra". (Pío XI, encíclica Divini Redemptoris de 19-III-1937, 22)

-----------------------

Proclama el Concilio Vaticano II en su decreto sobre la libertad religiosa:

“El poder civil debe asumir con eficacia, mediante leyes justas y otros procedimientos adecuados, la tutela de la libertad religiosa de todos los ciudadanos y crear condiciones propicias para fomentar la vida religiosa, para que los ciudadanos puedan realmente ejercer los derechos y cumplir las obligaciones de su religión y la sociedad goce de los bienes de justicia y de paz que dimanan de la fidelidad de los hombres a Dios y a su santa voluntad” (Dignitatis humanae, nº 6).

-------------------------

El Papa Benedicto XVI explicó lo que es en realidad el progreso en el mensaje del 4.01.2006:

"Sí, hay progreso en la historia, ...hay una evolución de la historia. Progreso es todo lo que nos acerca a Cristo y así nos acerca a la humanidad unida, al verdadero humanismo".

------------------------

Pío XII: creían avanzar cuando retrocedían

"Alardeaban de progreso en todos los campos, siendo así que retrocedían a cosas peores".
(
Humani Generis de Pío XII de 1950, nº 24).

-----------------------

Con la muerte de Pío XII soplaron nuevos vientos en la Iglesia, que hicieron exclamar a Juan XXIII: "he abierto un poco las ventanas para airear el ambiente y ha entrado un huracán". Efectivamente las "portae ínferi", los poderes del Infierno se han desatado y en orden de batalla presentan la más peligrosa y fuerte lucha contra la Iglesia: la apostasía, el ataque desde dentro.
(
El Padre Ramón Orlandis Despuig, Biografía por el padre Francisco de Paula Solá, S.I., CRISTIANDAD nn708-709, abril-junio de 1990, pág. 5).

-------------------------

«Por alguna fisura el humo de Satanás ha entrado en el templo de Dios: la duda, la incertidumbre, lo problemático, la inquietud, el descontento, la confrontación» «Se creía que tras el Concilio vendría un día de sol para la historia de la Iglesia. Pero vino una jornada de nubes, de tempestad, ...de incertidumbre... Nosotros buscamos cavar nuevos abismos en lugar de rellenarlos" (San Pablo VI, 29 de junio de 1972, Homilia de la misa en ocasión del noveno aniversario de su coronación).

...El humo de Satanás en la Iglesia...

-------------------------

"Admirablemente cuadran a nuestra Edad aquellas palabras de los Profetas: Esperamos la paz y este bien no vino, el tiempo de la curación, y he aquí el terror (Jer. 8, 15); el tiempo de restaurarnos, y he aquí a todos turbados (Jer. 14, 19). Esperamos la luz, y he aquí las tinieblas...; y la justicia, y no viene; la salud, y se ha alejado de nosotros (Is. 59, 9, 11)".
(Pío XI, encíclica Urbi arcano, de 23-XII-1922, nº 2)

"La verdadera y genuina paz pertenece más bien a la caridad que a la justicia, ya que lo que ésta hace es remover los impedimentos de la paz, como son las injurias, los daños, pero la paz es un acto propio y peculiar de la caridad". [Santo Tomás, Suma Teológica, 2a 2ae q. 29 a. 3 ad 3]

----------------------

«Me parece que estaría dispuesto a dar mi sangre por el triunfo del Sagrado Corazón. Mi deseo más ardiente es poder hacer algo por ese precioso objeto de amor. Sí, quiero servir al Sagrado Corazón de Jesús, hoy y siempre. Quiero que mi devoción a él, oculto en el Sacramento del Amor, sea el termómetro de todo mi progreso espiritual. Quiero hacer todo en unión íntima con el Sagrado Corazón de Jesús Sacramentado.
Mi mayor gozo será buscar y hallar aliento solamente en ese Corazón que es la fuente de todos los consuelos.
Determino no concederme reposo hasta que pueda considerarme realmente anonadado en el Corazón de Jesús».
(San Juan XXIII, Diario de un alma, Ejercicios espirituales para la ordenación de diácono; diciembre de 1903).

-------------------

En esta escuela del Corazón de Jesús se aprende un medio fácil para llegar a la contricción y compunción de los pecados
(Fray Fernando de Ceballos: Discurso apologético por la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Lisboa. 1800)

---------------------------

"Jesús iba caminando de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo, proclamando y anunciando la Buena Noticia del reino de Dios" (Lc 1,3)

 

----------------------------

"Crecía ... el fanatismo de los deístas estáticos y falsos místicos guiados por Molinos... que despreciaban y apartaban sus ojos de cuanto es relativo a la humanidad de nuestro Salvador... Toda esta contradicción nacía de la misma ilusión que era no considerar jamás a Jesucristo ni como paciente en la cruz, ni como injuriado en la Hostia... De aquí nació la maligna censura de la devoción y contemplación del Corazón de Jesucristo ... El principio fundamental o la base de estos fanáticos era asentar que todas las cosas corpóreas y hasta la Humanidad de Jesucristo era un objeto indigno no solamente de nuestra adoración, sino también de nuestra contemplación... De este perverso principio parten todos los dichos sectarios a condenar como un crimen cualquiera devoción sensible y llaman así a cualquier veneración o respeto que se tiene a las reliquias de los santos y a todo lo que es visible o de la esfera de los sentidos; como las santas imágenes, todas las señales de nuestra religión, la misma Carne y Sangre de Jesucristo".
(Fray Fernando de Ceballos: Discurso apologético por la devoción al Sagrado Corazón de Jesús).

--------------------

«Todo lo puedo en Aquel que me conforta».
(Filipenses 4,13).

----------------------

«Poned por obra la Palabra y no os contentéis sólo con oírla, engañándoos a vosotros mismos» (St 1,22)

----------------------

Jesús, el Verbo hecho carne, es el rey del universo

Desde mi niñez he soñado con combatir en los campos de batalla. Cuando comencé a estudiar la historia de Francia, el relato de las hazañas de Juana de Arco me entusiasmaba; sentía en mi corazón el deseo y el ánimo de imitarla; me parecía que el Señor me destinaba a mí también a grandes cosas. Y no me engañaba. Sólo que, en lugar de una voz del cielo invitándome al combate, yo escuché en el fondo de mi alma una voz más suave y más fuerte todavía: la del Esposo de las vírgenes, que me llamaba a otras hazañas y a conquistas más gloriosas. Y en la soledad del Carmelo he comprendido que mi misión no era la de hacer coronar a un rey mortal, sino la de hacer amar al Rey del cielo, la de someterle el reino de los corazones. En el Sagrado Corazón de Jesús, soy para toda la eternidad Su indigna hermanita, Teresa del Niño Jesús y de la Santa Faz rel. Carm. Ind.
(Santa Teresita Carta 224 al abate Bellière 25 de abril de 1897)

Isaías: Nos ha nacido un Niño y se nos ha dado un Hijo, el cual lleva sobre sus hombros el principado; y tendrá por nombre, el Príncipe de Paz. Su imperio será amplificado y la paz no tendrá fin; se sentará sobre el Trono de David, y poseerá su reino para afianzarlo y consolidarlo haciendo reinar la equidad y la justicia desde ahora y para siempre.

Daniel (Dan 2, 44);

Yo estaba observando durante la visión nocturna, y he aquí que venía entre las nubes del cielo un personaje que parecía el Hijo del Hombre; quien se adelantó hacia al Anciano de muchos días y le presentaron ante El. Y diole éste la potestad, el honor y el reino: Y todos los pueblos, tribus y lenguas le servirán: la potestad suya es potestad eterna, que no le será quitada, y su reino es indestructible (Dan 7, 13-14).

(Lc 1, 32-33)

(Mt 25, 31-40)

(Jn 18,37)

(Mt 28,18)

(Ap 1,5)

(Ap 19,16)

(1 Cor 15,25).

San Cirilo de Alejandría:

Posee Cristo soberanía sobre todas las criaturas, no arrancada por fuerza ni quitada a nadie, sino en virtud de su misma esencia y naturaleza. Es decir, que la soberanía o principado de Cristo se funda en la maravillosa unión llamada hipostática. De donde se sigue que Cristo no sólo debe ser adorado en cuanto Dios por los ángeles y por los hombres, sino que, además los unos y los otros están sujetos a su imperio y le deben obedecer también en cuanto hombre; de manera que por el solo hecho de la unión hipostática, Cristo tiene potestad sobre todas las criaturas.

Pero, además, ¿qué cosa habrá para nosotros más duce y suave que el pensamiento de que Cristo impera sobre nosotros, no sólo por derecho de naturaleza, sino también por derecho de conquista, adquirido a costa de la redención? Ojalá que todos los hombres, harto olvidadizos, recordasen cuánto le hemos costado a nuestro Salvador. Fuisteis rescatados no con oro o plata, que son cosas perecederas, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un Cordero Inmaculado y sin tacha. No somos, pues, ya nuestros, puesto que Cristo nos ha comprado por precio grande. (Encíclica Quas Primas de Pío XI).

Si hubiese querido reinar por la fuerza, nada le hubiera sido más fácil, teniendo a su alcance los corazones humanos; le bastaba con aparecer al mundo con esa majestad que conmueve los cielos y hace temblar la tierra sólo con una palabra las naciones se hubieran postrado a sus pies, y ni aun era precisa su intervención directa, una legión de ángeles le tenía sobrado poder para someterle la tierra

vuelve la espada a la vaina¿o piensas que no puedo yo rogar a mi Padre y al punto pondría a mi disposición doce legiones de ángeles Mt 26,52-54

Bastaba con que hubiese reproducido por todos los países del mundo las plagas de Egipto, o el milagro del mar rojo, y muy pronto el mundo entero hubiera reconocido la autoridad de su divino maestro (P. Ramière).

Vino a los suyos y los suyos no le recibieron (Jn 1,11)

No queremos que él sea nuestro Rey (Lc 19,19).

oiréis guerras y rumores de guerras pues se levantará pueblo contra pueblo y reino contra reino (Benedicto XV, Encíclica Ad beratíssimi, 1 de Noviembre de 1914).

Y si ahora mandamos que Cristo Rey sea honrado por todos los católicos del mundo, con ello proveeremos también a las necesidades de los tiempos presentes, y pondremos un remedio eficacísimo a la peste que hoy inficiona a la humana sociedad. Juzgamos peste de nuestros tiempos al llamado laicismo con sus errores y abominables intentos; y vosotros sabéis, venerables hermanos, que tal impiedad no maduró en un solo día, sino que se incubaba desde mucho antes en las entrañas de la sociedad. Se comenzó por negar el imperio de Crsto sobre todas las gentes; se negó a la Iglesia el derecho, fundado en el derecho del mismo Cristo, de enseñar al género humano, esto es, de dar leyes y de dirigir los pueblos para conducirlos a la eterna felicidad. Después, poco a poco, la religión cristiana fue igualada con las demás religiones falsas y rebajada indecorosamente al nivel de éstas. Se la sometió luego al poder civil y a la arbitraria permisión de los gobernantes y magistrados. Y se avanzó más: hubo algunos de éstos que imaginaron sustituir la religión de Cristo con cierta religión natural, con cierto sentimientos puramente humanos. No faltaron Estados que creyeron poder pasarse sin Dios, y pusieron su religión en la impiedad y en el desprecio de Dios. (Encíclica Quas Primas de Pío XI, 23).

La cultura Europea da la impresión de ser una apostasía silenciosa por parte del hombre autosuficiente que vive como si Dios no existiera (Juan Pablo II Eclesia in Europa).

Los amarguísimos frutos que este alejarse de Cristo por parte de los individuos y de las nacioneslos volvemos hoy a lamentar, al ver el germen de la discordia sembrado por todas partes; encendidos entre los pueblos los odios y rivalidades que tanto retardan, todavía, el restablecimiento de la paz; las codicias desenfrenadas, que con frecuencia se esconden bajo las apariencias del bien público y del amor patrio; y, brotando de todo esto, las discordias civiles, junto con un ciego y desatado egoísmo, sólo atento a sus particulares provechos y comodidades y midiéndolo todo por ellas; destruida de raíz la paz doméstica por el olvido y la relajación de los deberes familiares; rota la unión y la estabilidad de las familias; y, en fin, sacudida y empujada a la muerte la humana sociedad. (Encíclica Quas Primas de Pío XI, 24).

Nuestra sociedad actual está enferma de muerte y engendra enfermedades de muerte (Juan Pablo II).

Al comienzo del camino que conduce a la indigencia espiritual y moral de los tiempos predentes, se yerguen los nefastos esfuerzos de no pocos por destronar a Cristo, el apartamiento de la ley de la Verdad que Él anunció, de la ley del amor, aliento vital de su reino. El reconocimiento de los derechos reales de Cristo, y la vuelta de los particulares y de la sociedad a la ley de su verdad y de su amor, son la única vía de salvación. (Pío XII Summi Pontificatus-1939).

Cristo tiene que reinar hasta que Dios haga de sus enemigos estrado de sus pies. Al final cuando todo esté sometido, entonces también el Hijo se someterá a Dios, al que se lo había sometido todo. Y así Dios lo será todo para todos (1º Cor 15,20).

Todo ojo lo verá también los que le atravesaron. Todos los pueblos de la tierra se lamentarán por su causa (Ap 1,7).

Todas las naciones vendrán y se postrarán ante Ti. (Ap 21,1).

Quien al venir por vez primera en la humildad de nuestra carne, realizó el plan de redención trazado desde antiguo y nos abrió el camino de la salvación; para que cuando venga de nuevo en la majestad de su gloria, revelando así la plenitud de su obra, podamos recibir los bienes prometidos que ahora, en vigilante espera confiamos alcanzar&rdquo (Prefacio I de Adviento).

La humanidad no tiene fuerzas para quitar la piedra que ella misma ha fabricado, intentando impedir tu vuelta. Envía tu ángel, ¡oh, Señor! Y haz que nuestra noche se ilumine como el día. Cuantos corazones, ¡oh Señor! Te esperan. Cuántas almas se consumen por apresurar el día en que tú sólo vivirás y reinarás en los corazones. Ve, ¡oh Señor Jesús! ¡Hay tantos indicios de que tu vuelta no está lejana (Pío XII, mensaje pascual 21 de abril de 1957).

Te adorarán, Señor, todos los pueblos de la tierra! Esta aclamación, repetida ahora en el Salmo responsorial, expresa muy bien el significado de la Solemnidad de la Epifanía que hoy celebramos.

Te adorarán, Señor: se trata de una visión que nos habla de futuro y nos hace mirar a lo lejos. Evoca la antigua profecía mesiánica, que se realizará plenemente cuando Cristo el Señor volverá glorioso al final de la historia. En efecto, ha tenido ya una primera realización histórica y al mismo tiempo profética cuando los Magos llegaron a Belén trayendo sus dones. Fue el inicio de la manifestación de Cristo o sea su epifanía- a los representantes de los pueblos del mundo. Cristo ayer y hoy, Principio y Fin, Alfa y Omega. Suyo es el tiempo y la eternidad. A Él la gloria y el poder/ por todos los siglos de los siglos. (Homilía de San Juan Pablo II en la Solemnidad de la Epifanía del Señor, Sábado, 6 de enero de 2001).

yo deseo, en esta ocasión solemne, exhortar a todos los miembros de la Compañía a que promuevan con mayor celo aún esta devoción (al Sagrado Corazón de Jesús) que corresponde más que nunca a las esperanzas de nuestro tiempo. Junto al Corazón de Cristo, el corazón del hombre aprende a conocer el sentido verdadero y único de su vida y de su destino, a comprender el valor de una vida auténticamente cristiana, a evitar ciertas perversiones del corazón humano, a unir el amor filial hacia Dios con el amor al prójimo. Así y ésta es la verdadera reparación pedida por el Corazón del Salvador- sobre las ruinas acumuladas por el odio y la violencia, se podrá construir la tan deseada civilización del amor, el reino del Corazón de Cristo. (Carta de Juan Pablo II sobre el culto al Corazón de Jesús: Al reverendísimo padre PETER-HANS KILVENBACH, S.I. prepósito general de la Compañía de Jesús).

Nosotros esperamos que Cristo realice su promesa y se establezca pronto la tan deseada civilización del Amor. Sabemos que esta sólo vendrá de la Misericordia del Corazón de Cristo. Como expresaba Juan Pablo II al consagrar el mundo a la divina Misericordia: de aquí debe salir la chispa que preparará al mundo para su última venida. Es preciso encender esa chispa de la gracia de Dios. Es preciso transmitir al mundo este fuego de la misericordia. En la misericordia de Dios el mundo encontrará la paz, y el hombre, la felicidad (Juan Pablo II Santuario de la Divina Misericordia 17-VIII-2002).

No me cansaré yo mismo de repetir, en cumplimiento de mi deber de evangelizador, a la humanidad entera: ¡No temáis! ¡Abrid, más todavía, abrid de par en par las puertas a Cristo! Abrid a su potestad salvadora las puertas de los Estados, los sistemas económicos y políticos, los extensos campos de la cultura, de la civilización y el desarrollo (Juan Pablo II en Puebla, 28 de enero de 1979).

Al final mi Corazón Inmaculado triunfará&rdquo Quisiera al final volver aun sobre otra palabra clave del secreto, que con razón se ha hecho famosa: Mi Corazón Inmaculado triunfará. ¿Qué quiere decir esto? Que el Corazón abierto a Dios, purificado por la contemplación de Dios, es más fuerte que los fusiles y que cualquier tipo de arma. El Fiat de María, la palaba de su corazón, ha cambiado la historia del mundo, porque ella ha introducido en el mundo al Salvador, porque gracias a este sí Dios pudo hacerse hombre en nuestro mundo y así permanece ahora y para siempre (Card. Ratzinger Comentario Teológico al secreto de Fátima)

Nos, con firmísima esperanza y absoluta confianza, nos esforzamos en conseguir de la Bienaventurada Virgen María, que se digne otorgarnos que la Iglesia, desaparecidas todas las dificultades y deshechos todos los errores, florezca en el universo entero, para que todos los extraviados vuelvan al camino de la verdad, y se forme un solo rebaño y un solo pastor. Beato Pío IX al declarar el dogma de la Inmaculada, Roma, 8 de diciembre de 1854.

"El poder de María sobre todos los demonios resplandecerá, sin embargo, de modo particular en los últimos tiempos, cuando Satanás pondrá asechanzas a su calcañar, o sea, a sus humildes servidores y pobres a juicio del mundo: humillados delante de todos; rebajados y oprimidos como el calcañar respecto de los demás miembros del cuerpo. Pero, en cambio, serán ricos en gracias y carismas, que María les distribuirá con abundancia, grandes y elevados en santidad delante de Dios, superiores a cualquier otra criatura por su celo ardoroso; y tan fuertemente apoyados en el socorro divino que, con la humildad de su calcañar y unidos a María, aplastarán la cabeza del demonio y harán triunfar a Jesucrusto, pues debe creerse que al fin de los tiempos, y tal vez más pronto de lo que se piensa, esta Bienaventurada Virgen Soberana hará grandes maravillas en la tierra para destruir en ella el pecado y establecer el reinado de Jesucristo su Hijo sobre el corrompido mundo

Pero, ¿cuándo y cómo sucederá esto? ¡sólo Dios lo sabe! A nosotros nos toca callar, orar, suspirar y espera

Por medio de la Santísima Virgen vino Jesucristo al mundo y por medio de Ella debe también reinar en el mundo. Así como por María vino Dios al mundo la vez primera en humildad y anonadamiento, ¿no podría también decirse que por María vendrá la segunda vez, como toda la Iglesia le espera para reinar en todas partes y juzgar a los vivos y a los muertos? (María en el designio de Dios y María en los últimos tiempos de San Luis María Grignon de Monfort).

Nos anima, sin embargo, la dulce esperanza de que la fiesta anual de Cristo Rey, impulse felizmente a la sociedad a volverse a nuestro amadísimo Salvador. Preparar y acelerar esta vuelta con la acción y con la obra sería ciertamente deber de los católicos&rdquo (Encíclica Quas Primas de Pío XI, 25).

Mi voluntad es conquistar todo el mundo y todos los enemigos y así entrar en la gloria de mi Padre; por tanto, quien quisiere venir conmigo ha de trabajar conmigo, para que siguiéndome en la pena también me siga en la gloria (San Ignacio de Loyola EE 95).

«Reinaré en España, y con más veneración que en otras muchas partes»

La promesa de Jesús, el Verbo hecho carne, a Bernardo de Hoyos el jueves, 14 de mayo de 1733, fiesta solemne de la Ascensión del Señor

"Después de comulgar, tuve la misma visión referida del Corazón, aunque con las circunstancias de verle rodeado de la corona de espinas y una cruz en la extremidad de arriba, ni más ni menos que la pinta el P. Gallifet; también vi la herida por la cual parece se asomaban los espíritus más puros de aquella sangre, que redimió el mundo. Convidaba el divino amor Jesús a mi corazón se metiera en el suyo por aquella herida, que aquél sería mi Palacio, mi Castillo, y Muro en todo lance. Y como el mío aceptase, le dijo el Señor: ¿No ves que está rodeado de espinas y te punzarán?, que fue irritar más el amor, que introduciéndose a lo más íntimo, experimentó eran rosas las espinas. Reparé que además de la herida grande, había otras tres menores en el Corazón de Jesús, y preguntándome si sabía quién se las había hecho, me trajo a la memoria aquel favor con que nuestro amor le hirió con tres saetas. Recogida todo el alma en este Camarín Celestial, decía: «Haec requies mea in saeculum saeculi, hic habitabo quoniam elegi eam». Dióseme a entender que no se me daban a gustar las riquezas de este Corazón para mí solo, sino que por mí las gustasen otros. Pedí a toda la Santísima Trinidad la consecución de nuestros deseos, y pidiendo esta fiesta en especialidad para España, en quien ni aun memoria parece que hay de ella, me dijo Jesús: «Reinaré en España, y con más veneración que en otras muchas partes». 

(Autógrafo del P. Juan de Loyola, S. I., L. III, cap. I, p. 116. Véase el autógrafo y la fotografía en Razón y Fe, t. 102, p. 23).

Bernardo de Hoyos consignó por escrito enseguida con la máxima fidelidad el gran mensaje en un manuscrito desaparecido, como todos sus escritos. Pero su director el P. Juan de Loyola, S. I., lo copió fielmente en el manuscrito Autógrafo de su vida. Fallecido Bernardo de Hoyos el 29 de noviembre de 1735, dicho P. Juan de Loyola, S. I. publicó la vida de Bernardo para referir los principios en España de la devoción al Sagrado Corazón en la primera edición del Tesoro Escondido, publicada en 1736 y en todas las siguientes.

El P. Uriarte, S. I. publicó su Vida del P. Hoyos  «arreglada y aumentada de como la escribió y dejó inédita el P. Juan de Loyola». El texto de la promesa del Reinaré en el autógrafo está en la 2ª ed., páginas 250-251.

(Véase el artículo de José Mª. Sáenz de Tejada, S. I., «Reinaré en España y con más veneración que en otras partes», Revista Cristiandad de Barcelona, nº 29, páginas 249-251, 1 de junio de 1945)

------------------------

«Buscad primero el reino de Dios y su justicia, y todo lo demás se os dará por añadidura»  (Mt 6,33).
O por quitadura,
decía Canals.

------------------------

«Has guardado mi Palabra y no has renegado de mi nombre» (Ap 3,8).
Canals explicaba esta expresión has guardado mi palabra, diciendo que significa que las autoridades eclesiásticas de esta época simplemente no han desechado la palabra de Dios, no la "han tirado por la ventana", decía Canals textualmente. Ciertamente en el propio versículo, el Apocalipsis explica esta expresión, has guardado mi Palabra, diciendo que consiste en que no has renegado de mi nombre. Y lo dice como un elogio. Y se está refiriendo a los fieles con las autoridades eclesiásticas y el Papa a la cabeza, a la santa Madre Iglesia Jerárquica. Sólo no renegar ellos ya es elogiable. Debido a la que está cayendo.

[
Decía Canals]

 

El Cardenal Eijk sigue pidiendo en mayo de 2019 que el Papa haga una aclaración sobre Amoris Laetitia

El cardenal Burke rechaza radicalmente el cisma el 22 de julio de 2017, advirtiendo que el cisma está «siempre por completo mal»

Conferencia del cardenal Burke sobre Fátima en el centenario de la aparición del 13 de octubre

Las noticias contenidas en los servicios del Vatican Information Service pueden ser reproducidas parcial o totalmente, citando la fuente:
V.I.S. - Vatican Information Service.
www.vis.va Copyright © VIS - Vatican Information Service - 00120 Ciudad del Vaticano

La separación de los esposos con permanencia del vínculo matrimonial puede ser legítima en ciertos casos previstos por el Derecho Canónico (cf CIC can. 1151-1155).
Si el divorcio civil representa la única manera posible de asegurar ciertos derechos legítimos, el cuidado de los hijos o la defensa del patrimonio, puede ser tolerado sin constituir una falta moral.
(Cat Igl Cat 1992, n. 2383)

CIC

1141  El matrimonio rato y consumado no puede ser disuelto por ningún poder humano, ni por ninguna causa fuera de la muerte.

1151  Los cónyuges tienen el deber y el derecho de mantener la convivencia conyugal, a no ser que les excuse una causa legítima.

1152  § 1.    Aunque se recomienda encarecidamente que el cónyuge, movido por la caridad cristiana y teniendo presente el bien de la familia, no niegue el perdón a la comparte adúltera ni interrumpa la vida matrimonial, si a pesar de todo no perdonase expresa o tácitamente esa culpa, tiene derecho a romper la convivencia conyugal, a no ser que hubiera consentido en el adulterio, o hubiera sido causa del mismo, o él también hubiera cometido adulterio.

 § 2.    Hay condonación tácita si el cónyuge inocente, después de haberse cerciorado del adulterio, prosigue espontáneamente en el trato marital con el otro cónyuge; la condonación se presume si durante seis meses continúa la convivencia conyugal, sin haber recurrido a la autoridad eclesiástica o civil.

 § 3.    Si el cónyuge inocente interrumpe por su propia voluntad la convivencia conyugal, debe proponer en el plazo de seis meses causa de separación ante la autoridad eclesiástica competente, la cual, ponderando todas las circunstancias, ha de considerar si es posible mover al cónyuge inocente a que perdone la culpa y no se separe para siempre.

1153  § 1.    Si uno de los cónyuges pone en grave peligro espiritual o corporal al otro o a la prole, o de otro modo hace demasiado dura la vida en común, proporciona al otro un motivo legítimo para separarse, con autorización del Ordinario del lugar y, si la demora implica un peligro, también por autoridad propia.

 § 2.    Al cesar la causa de la separación, se ha de restablecer siempre la convivencia conyugal, a no ser que la autoridad eclesiástica determine otra cosa.

1154  Realizada la separación de los cónyuges, hay que proveer siempre de modo oportuno a la debida sustentación y educación de los hijos.

1155  El cónyuge inocente puede admitir de nuevo al otro a la vida conyugal, y es de alabar que así lo haga; y en ese caso, renuncia al derecho de separarse.

“Os daré pastores según mi corazón, que os apacienten con ciencia y experiencia” (Jr 3,15).

“¡Ay de los pastores que se apacientan a sí mismos!” (Ez 34,2).

“Yo mismo cuidaré de mi rebaño… las apacentaré en buenos pastos” (Ez 34,11ss).

Santa Marta también hizo en otra ocasión lo único importante

-------------------------

"la civilización cristiana, única civitas verdaderamente humana".
(Pío XI, Encíclica
Divini Redemptoris de 19 de marzo de 1937, nº. 7).

"El Salvador del mundo, apareciendo en la tierra, colmó la expectación e inauguró una nueva civilización universal, la civilización cristiana, inmensamente superior a la que el hombre había hasta entonces alcanzado trabajosamente en algunas naciones privilegiadas".
(Pío XI, Encíclica
Divini Redemptoris de 19 de marzo de 1937, nº. 1).

"el comunismo ateo... satánico azote".
(Pío XI, Encíclica
Divini Redemptoris de 19 de marzo de 1937, nº. 1).

"cuando se arranca del corazón de los hombres la idea misma de Dios, los hombres se ven impulsados necesariamente a la moral feroz de una salvaje barbarie".
(Pío XI, Encíclica
Divini Redemptoris de 19 de marzo de 1937, nº. 21).

"también en el campo económico es necesaria una moral, un sentimiento moral de la responsabilidad, los cuales, ciertamente, no tienen cabida en un sistema cerradamente materialista como el comunismo. Para sustituir este sentimiento moral no queda otro sustitutivo que el terrorismo".
(Pío XI, Encíclica
Divini Redemptoris de 19 de marzo de 1937, nº. 23).

"Tanto el matrimonio como su uso natural son de origen divino".
(Pío XI, Encíclica
Divini Redemptoris de 19 de marzo de 1937, nº. 28).
[Recordemos a Jesús y a María en las bodas de Caná celebrando la unión de un hombre y una mujer para el uso natural del matimonio:
«No tienen vino»].

"El Estado es para el hombre y no el hombre para el Estado... Sólo el hombre, la persona humana y no las sociedades, sean las que sean, está dotado de razón y de voluntad moralmente libre".
(Pío XI, Encíclica
Divini Redemptoris de 19 de marzo de 1937, nº. 29).

"El hombre no puede rechazar los deberes que le vinculan con el Estado y han sido impuestos por Dios, y por esto las autoridades del Estado tienen el derecho de obligar al ciudadano al cumplimiento coactivo de esos deberes cuando se niega ilegítimamente a ello".
(Pío XI, Encíclica
Divini Redemptoris de 19 de marzo de 1937, nº. 30).

"La sociedad no puede despojar al hombre de los derechos personales que le han sido concedidos por el Creador".
(Pío XI, Encíclica
Divini Redemptoris de 19 de marzo de 1937, nº. 30).

"Es conforme a la razón y exigencia imperativa de ésta, que, en último término, todas las cosas de la tierra estén subordinadas corno medios a la persona humana, para que por medio del hombre encuentren todas las cosas su referencia esencial al Creador. Al hombre, a la persona humana, se aplica lo que el Apóstol de las Gentes escribe a los corintios sobre el plan divino de la salvación cristiana: «Todo es vuestro, y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios» (1Cor 3,23).
(Pío XI, Encíclica
Divini Redemptoris de 19 de marzo de 1937, nº. 30).

"Tiene que derrumbarse necesariamente todo lo que no se apoya sobre la única piedra angular, que es Jesucristo".
(Pío XI, Encíclica
Divini Redemptoris de 19 de marzo de 1937, nº. 38).

"No puede haber autoridad alguna estable sobre la tierra si se niega la autoridad de Dios".
(Pío XI, Encíclica
Divini Redemptoris de 19 de marzo de 1937, nº. 80).

 


El corazón, la memoria
(san Agustín), la conciencia (Canals)

114 El hombre está también en relación consigo mismo y puede reflexionar sobre sí mismo. La Sagrada Escritura habla a este respecto del corazón del hombre. El corazón designa precisamente la interioridad espiritual del hombre, es decir, cuanto lo distingue de cualquier otra criatura:

Dios «ha hecho todas las cosas apropiadas a su tiempo; también ha puesto el afán en sus corazones, sin que el hombre llegue a descubrir la obra que Dios ha hecho de principio a fin» (Qo 3,11).

El corazón indica, en definitiva, las facultades espirituales propias del hombre, sus prerrogativas en cuanto creado a imagen de su Creador: la razón, el discernimiento del bien y del mal, la voluntad libre
(Cf. Juan Pablo II, Carta enc. Evangelium vitae, 34: AAS 87 (1995) 438-440.)

Cuando escucha la aspiración profunda de su corazón, todo hombre no puede dejar de hacer propias las palabras de verdad expresadas por San Agustín:

«Tú lo estimulas para que encuentre deleite en tu alabanza; nos creaste para ti y nuestro corazón andará siempre inquieto mientras no descanse en ti».
(San Agustín, Confesiones, I,1: PL 32, 661: «Tu excitas, ut laudare te delectet; quia fecisti nos ad te, et inquietum est cor nostrum, donec requiescat in te».))

(Compendio de Doctrina Social de la Iglesia de 2004, http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/justpeace/documents/rc_pc_justpeace_doc_20060526_compendio-dott-soc_sp.html)

El kyrios Pantócrator: “Hijo mío, dame tu corazón”

Una mirada contemplativa hacia la Realeza de Cristo
Dom Gérard Calvet
, Demain la Chrétienté, La Cristiandad mañana, Capítulo VII. Traducción de Schola Veritatis. 25.11.2017, InfoCatólica
http://infocatolica.com/blog/schola.php/1711250339-la-mirada-contemplativa-hacia#more34854

Jesús busca primeramente reinar en el secreto del alma. El kyrios Pantócrator -oh milagro incomprensible- cuya mano sostiene el universo, se acerca a su creatura y le murmura: “Hijo mío, dame tu corazón”. Perdonarán a un monje recordar incansablemente la búsqueda presente del reino de los cielos. La realeza del Señor Jesús es cosa dulce e interior, se dirige primero del alma al alma para introducirnos en la intimidad de las personas divinas. Cristo todopoderoso ejerce la realeza mendigando amorSi tú conocieras el don de Dios y quien es el que te habla, dice a la samaritana.

El signo de su realeza es el corazón con una cruz superpuesta. La devoción a Cristo Rey y la devoción al Sagrado Corazón son una misma cosa. Esta devoción nos quiere humildes, amantes y contemplativos, deseosos de ofrecer un corazón totalmente sometido al yugo suave del cual habla el Evangelio, para ser conducidos en la intimidad del Padre por la semejanza del Hijo.

Si es verdad que la realeza de Jesús nos invita primero a una aventura interior donde se hace oír la llamada del silencio y del amor, ¿se sigue acaso que haya que sustraer a la autoridad real del Hijo de Dios el ámbito del arte, de la cultura, el inmenso despliegue de la vida social, la administración, las leyes, los decretos de los Parlamentos? No podemos admitir esto sin pecar gravemente contra Dios y contra los hombres. Contra Dios primero, que merece infinitamente, por su propia excelencia, que todo le sea sometido y consagrado, y que sean reconocidos públicamente sus derechos soberanos sobre la vida de las sociedades. Luego contra los hombres. ¿Qué piden los cristianos a quienes los gobiernan sino que cada parte de su vida moral, de su vida cívica, esté explícitamente referida a la realeza de Aquél que ordena su destino? Los discípulos de Jesús, ¿harán menos bien en este ámbito que los antiguos paganos, para quienes la vida de la ciudad toda entera reposaba sobre la religión?
(Dom Gérard Calvet, Demain la Chrétienté, La Cristiandad mañana, Capítulo VII. Traducción de Schola Veritatis
http://infocatolica.com/blog/schola.php/1711250339-la-mirada-contemplativa-hacia#more34854 )


---------------------

Es posible consolar a Dios como fue posible que Dios padeciese y muriese

«Tú lo estimulas para que encuentre deleite en tu alabanza; nos creaste para ti y nuestro corazón andará siempre inquieto mientras no descanse en ti».
San Agustín, Confesiones, I,1: PL 32, 661: «Tu excitas, ut laudare te delectet; quia fecisti nos ad te, et inquietum est cor nostrum, donec requiescat in te».

-------------------

"Los que viven según la carne, desean lo carnal; mas los que viven según el espíritu, lo espiritual. Pues las tendencias de la carne son muerte; mas las del espíritu, vida y paz, ya que las tendencias de la carne llevan al odio a Dios: no se someten a la ley de Dios, ni siquiera pueden; así, los que están en la carne, no pueden agradar a Dios.

Mas vosotros no estáis en la carne, sino en el espíritu, ya que el Espíritu de Dios habita en vosotros. El que no tiene el Espíritu de Cristo, no le pertenece; mas si Cristo está en vosotros, aunque el cuerpo haya muerto ya a causa del pecado, el espíritu es vida a causa de la justicia.
Y si el Espíritu de Aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en vosotros, Aquel que resucitó a Cristo de entre los muertos dará también la vida a vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que habita en vosotros.
Así que, hermanos míos, no somos deudores de la carne para vivir según la carne, pues, si vivís según la carne, moriréis. Pero si con el Espíritu hacéis morir las obras del cuerpo, viviréis.
En efecto, todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios.
(Rom 8,5-14)

Si vivís según el Espíritu, no daréis satisfacción a las apetencias de la carne.
Pues la carne tiene apetencias contrarias al espíritu, y el espíritu contrarias a la carne, como que son entre sí antagónicos, de forma que no hacéis lo que quisierais.
Pero, si sois conducidos por el Espíritu, no estáis bajo la ley.
Ahora bien, las obras de la carne son conocidas: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, hechicería, odios, discordia, celos, iras, rencillas, divisiones, disensiones, envidias, embriagueces, orgías y cosas semejantes, sobre las cuales os prevengo, como ya os previne, que quienes hacen tales cosas no heredarán el Reino de Dios.
En cambio el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio de sí; contra tales cosas no hay ley.
Pues los que son de Cristo Jesús, han crucificado la carne con sus pasiones y sus apetencias.
Si vivimos según el Espíritu, obremos también según el Espíritu.
(Gal 5,16-25)

"No os engañéis; de Dios nadie se burla. Pues lo que uno siembre, eso cosechará:
el que siembre en su carne, de la carne cosechará corrupción; el que siembre en el espíritu, del espíritu cosechará vida eterna".
(Gal 6,7-8)

«Habiendo entre vosotros celos y discordias, ¿no es claro que sois carnales y vivís según el hombre?» (I Cor 3,3).

«... El hombre animal no puede hacerse capaz de las cosas que son del Espíritu de Dios, pues para todos son necedad» (I Cor 2, 11-14)".

---------------------

En Yahveh puse toda mi esperanza, Él se inclinó hacia mí y escuchó mi clamor. (Sal 40,2).

¡Dígnate, oh Yahveh, librarme, Yahveh, corre en mi ayuda! (Sal 40,14)

--------------------

 

Jesús a santa Margarita María Alacoque le suplicaba que le queramos:

Le refería Jesús a santa Margarita María --en 1674-- el exceso de su amor a los hombres y que a cambio no recibía de ellos más que ingratitudes:

«Esto, me dijo, me es mucho más sensible que todo lo que sufrí en mi pasión:
»tanto que si me diesen algún retorno de amor,
»yo estimaría en poco todo lo que hice por ellos, y querría, si ello se pudiera, hacer aún más;
»pero no tienen para corresponder a todos mis desvelos por procurar su bien, más que frialdad y rechazo».
(Autobiografía, Cap. V. Vida y obras de Santa Margarita María Alacoque publicadas por J. Mª Sáenz de Tejada, S. I. 2ª ed, 1948. Pág. 118).
(Bougaud: Histoire de la Bienheureuse Marguerite-Marie, pág. 243).

Y que tengamos compasión de Él y participemos en su dolor

A principios de enero de 1681 se presentó Jesús ante santa Margarita María Alacoque cargado con una cruz, cubierto de heridas, y chorreando sangre, mientras decía la divina víctima con voz dolorosamente triste:

«¿No habrá quien tenga piedad de Mí, y quiera compartir y tener parte en mi dolor, en el lastimoso estado en que me ponen los pecadores, sobre todo actualmente»
( P. A. Hamon, S.I.: Vida de la beata Margarita María. Ed. Subirana, 1916, pág 253).

Jesús a santa Margarita María se le quejaba de que nadie le da descanso en su dolor:

"Se me presentó en figura de Ecce Homo, todo desgarrado y desfigurado, y me dijo:
«No he hallado a nadie que haya querido darme un lugar de descanso en este estado de sufrimiento y de dolor»".
(Fragmentos autobiográficos, V. Vida y obras de Santa Margarita María Alacoque publicadas por J. Mª Sáenz de Tejada, S. I. 2ª ed, 1948. Pág. 198).

Y se le quejaba de que nadie se esfuerce en apagar su sed de ser amado en el Santísimo Sacramento

«Tengo sed, pero una sed tan ardiente de ser amado de los hombres en el Santísimo Sacramento, que esta sed me consume; y no hallo nadie que se esfuerce, según mi deseo, en apagármela, correspondiendo de alguna manera a mi amor».
(Carta 133, cuarta de Aviñón, al Padre Juan Croiset, S. I. del 3 de noviembre de 1689. Vida y obras de Santa Margarita María Alacoque publicadas por J. Mª Sáenz de Tejada, S. I. 2ª ed, 1948. Pág. 464).

Estas palabras de Nuestro Señor están recogidas en la Bula de canonización de Santa Margarita María por Benedicto XV en 1920, como percibidas por ella en 1674:

«Siti excrucior, ut in sanctissimo Sacramento me homines colant: at nullus fere mortalis inventus est, qui restinguere sitim meam conetur et amori meo respondere».

«Me atormenta la sed de ser honrado por los hombres en el Santísimo Sacramento; mas casi ningún mortal se ha encontrado que se esfuerce en apagar mi sed y en responder a mi amor».
(La Bula de canonización en: AAS 1920, págs. 486-514,
http://www.vatican.va/archive/aas/documents/AAS-12-1920-ocr.pdf)
(La traducción en el libro de Hilario Marín, S. I.: Los Papas y el Sagrado Corazón de Jesús, 1961, pág. 385).

--------------------------------------------

Gracia a vosotros y paz de parte de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo, que se entregó a sí mismo por nuestros pecados, para librarnos de este mundo perverso, según la voluntad de nuestro Dios y Padre, a quien sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén. (Gal 1,3-5).

He muerto a la ley, a fin de vivir para Dios: con Cristo estoy crucificado: y no vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí; la vida que vivo al presente en la carne, la vivo en la fe del Hijo de Dios que me amó y se entregó a sí mismo por mí. No tengo por inútil la gracia de Dios, pues si por la ley se obtuviera la justificación, entonces hubiese muerto Cristo en vano.
(Gal 2,19-21).

--------------------------------------------

Pablo incurrió en lo mismo por lo que había recriminado a Pedro

 

-------------------------

La buena nueva también se anuncia en el Apocalipsis

«¡Ya no habrá dilación!, sino que en los días en que se oiga la voz del séptimo Angel, cuando se ponga a tocar la trompeta, se habrá consumado el Misterio de Dios [Rm 16,25], según lo había anunciado como buena nueva a sus siervos los profetas [Am 3,7]».
(Ap 10,6-7).

----------------------

En el pasaje del evangelio según san Juan: “Mirarán al que traspasaron” (Jn 19,37), pasaje que cita Zacarías 12,10, el evangelista declara cumplida esa profecía veterotestamentaria. Falta por cumplir y se cumplirá Ap 1,7:

Mirad, «viene acompañado de nubes» [Dn 7,13; Mt 24,30]: todo ojo le verá, hasta «los que le traspasaron» [Za 12,10; Jn 19,36-37; Mt 24,30], y «por él harán duelo todas las razas» de la tierra [Za 12,14]. Sí. Amén.
(Ap 1,7).

"Aquel día... derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén un espíritu de gracia y de oración; y mirarán hacia mí. En cuanto a aquél a quien traspasaron, harán lamentación por él como lamentación por hijo único, y le llorarán amargamente como se llora amargamente a un primogénito.
Aquel día será grande la lamentación en Jerusalén... Y se lamentará el país... todas las demás familias".
(Za 12,9-14).

"Todo esto sucedió para que se cumpliera la Escritura: «No se le quebrará hueso alguno» [Ex 12,46; Sal 34,21]. Y también otra Escritura dice: «Mirarán al que traspasaron» [Za 12,10].
(Jn 19,36-37).

«Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del hombre; y entonces se golpearán el pecho todas las razas de la tierra y verán al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo con gran poder y gloria» (Mt 24,30; Ap 1,7).

-----------------------------

Lo anunció y prometió el propio Jesús, el Verbo hecho carne:

«Verán venir al Hijo del Hombre en una nube con gran poder y gloria».
(Lc 21,27)

-------------------

«Verán al Hijo del hombre que viene entre nubes con gran poder y gloria».
(Mc 13,26)

---------------------------

Tocó el séptimo Angel... Entonces sonaron en el cielo fuertes voces que decían: «Ha llegado el reinado sobre el mundo de nuestro Señor y de su Cristo; y reinará por los siglos de los siglos» (Apoc 11,15).

"El reino de este mundo ha venido a ser Reino del Swñor Nuestro y de su Cristo" (Apoc 11,15).

 

Ap 1,7: Mirad, «viene acompañado de nubes» [Dn 7,13; Mt 24,30]: todo ojo le verá, hasta «los que le traspasaron» [Za 12,10; Jn 19,36-37; Mt 24,30], y «por él harán duelo todas las razas» de la tierra [Za 12,14]. Sí. Amén. (Ap 1,7).

Mateo 24:30 Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del hombre; y entonces se golpearán el pecho todas las razas de la tierra y verán al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo con gran poder y gloria.

Mateo 26:64;

Marcos 13:26

Marcos 14:62

Apocalipsis 14:14

(Mateo 24,3-14):

Estando luego sentado en el monte de los Olivos, se acercaron a él en privado sus discípulos, y le dijeron: «Dinos cuándo sucederá eso, y cuál será la señal de tu venida y del fin del mundo».
«Mirad que no os engañe nadie. Porque vendrán muchos usurpando mi nombre y diciendo: "Yo soy el Cristo", y engañarán a muchos.
Oiréis también hablar de guerras y rumores de guerras. ¡Cuidado, no os alarméis! Porque eso es necesario que suceda, pero no es todavía el fin.
Pues se levantará nación contra nación y reino contra reino, y habrá en diversos lugares hambre y terremotos.
Todo esto será el comienzo de los dolores de alumbramiento
».
«Entonces os entregarán a la tortura y os matarán, y seréis odiados de todas las naciones por causa de mi nombre.
Muchos se escandalizarán entonces y se traicionarán y odiarán mutuamente.
Surgirán muchos falsos profetas, que engañarán a muchos.
Y al crecer cada vez más la iniquidad, la caridad de la mayoría se enfriará. Pero el que persevere hasta el fin, ése se salvará
».
«Se proclamará esta Buena Nueva del Reino en el mundo entero, para dar testimonio a todas las naciones. Y entonces vendrá el fin
».
(Mateo 24,3-14 )

 

(Mateo 24:21-31)

Habrá entonces una gran = tribulación, cual no la hubo = desde el principio del mundo = hasta el presente = ni volverá a haberla.
Y si aquellos días no se abreviasen, no se salvaría nadie; pero en atención a los elegidos se abreviarán aquellos días.
«Entonces, si alguno os dice: "Mirad, el Cristo está aquí o allí =, no lo creáis.
Porque surgirán falsos cristos y falsos profetas, que harán grandes señales y prodigios, capaces de engañar, si fuera posible, a los mismos elegidos.
¡Mirad que os lo he predicho!
»
«Así que si os dicen: "Está en el desierto", no salgáis; "Está en los aposentos", no lo creáis.
Porque como el relámpago sale por oriente y brilla hasta occidente, así será la venida del Hijo del hombre. (Mateo 24:27)
Donde esté el cadáver, allí se juntarán los buitres
».
«Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, y las fuerzas de los cielos serán sacudidas.
Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del hombre; y entonces se golpearán el pecho todas las razas de la tierra y verán al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo con gran poder y gloria
». (Mateo 24:30)
El enviará a sus ángeles con sonora trompeta, y reunirán de los cuatro vientos a sus elegidos, desde un extremo de los cielos hasta el otro.

----------------------------------------

Lc 21, 5-36

5 Como dijeran algunos, acerca del Templo, que estaba adornado de bellas piedras y ofrendas votivas, él dijo:
6 «Esto que veis, llegarán días en que no quedará piedra sobre piedra que no sea derruida».

7 Le preguntaron: «Maestro, ¿cuándo sucederá eso? Y ¿cuál será la señal de que todas estas cosas están para ocurrir?»
8 El dijo: «Mirad, no os dejéis engañar. Porque vendrán muchos usurpando mi nombre y diciendo: "Yo soy" y "el tiempo está cerca". No les sigáis.
9 Cuando oigáis hablar de guerras y revoluciones, no os aterréis; porque es necesario que sucedan primero estas cosas, pero el fin no es inmediato.»

10 Entonces les dijo: «Se levantará nación contra nación y reino contra reino.
11 Habrá grandes terremotos, peste y hambre en diversos lugares, habrá cosas espantosas, y grandes señales del cielo.

12 «Pero, antes de todo esto, os echarán mano y os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y cárceles y llevándoos ante reyes y gobernadores por mi nombre;
13 esto os sucederá para que deis testimonio.
14 Proponed, pues, en vuestro corazón no preparar la defensa,
15 porque yo os daré una elocuencia y una sabiduría a la que no podrán resistir ni contradecir todos vuestros adversarios.
16 Seréis entregados por padres, hermanos, parientes y amigos, y matarán a algunos de vosotros,
17 y seréis odiados de todos por causa de mi nombre.
18 Pero no perecerá ni un cabello de vuestra cabeza.
19 Con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.

20 «Cuando veáis a Jerusalén cercada por ejércitos, sabed entonces que se acerca su desolación.
21 Entonces, los que estén en Judea, huyan a los montes; y los que estén en medio de la ciudad, que se alejen; y los que estén en los campos, que no entren en ella;
22 porque éstos son días de venganza, y se cumplirá todo cuanto está escrito.
23 ¡Ay de las que estén encinta o criando en aquellos días! «Habrá, en efecto, una gran calamidad sobre la tierra, y cólera contra este pueblo;
24 y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones, y = Jerusalén = será = pisoteada por los gentiles, = hasta que se cumpla el tiempo de los gentiles.

25 «Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas; y en la tierra, angustia de las gentes, perplejas por el estruendo del mar y de las olas,
26 muriéndose los hombres de terror y de ansiedad por las cosas que vendrán sobre el mundo; porque las fuerzas de los cielos serán sacudidas.
27 Y entonces verán venir al Hijo del Hombre en una nube con gran poder y gloria.
28 Cuando empiecen a suceder estas cosas, cobrad ánimo y levantad la cabeza porque se acerca vuestra liberación».

29 Les añadió una parábola: «Mirad la higuera y todos los árboles.
30 Cuando ya echan brotes, al verlos, sabéis que el verano está ya cerca.
31 Así también vosotros, cuando veáis que sucede esto, sabed que el Reino de Dios está cerca.
32 Yo os aseguro que no pasará esta generación hasta que todo esto suceda.
33 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
34 «Guardaos de que no se hagan pesados vuestros corazones por el libertinaje, por la embriaguez y por las preocupacines de la vida, y venga aquel Día de improviso sobre vosotros,

35 como un lazo; porque vendrá sobre todos los que habitan toda la faz de la tierra.
36 Estad en vela, pues, orando en todo tiempo para que tengáis fuerza y escapéis a todo lo que está para venir, y podáis estar en pie delante del Hijo del hombre.»

---------------------------------------------

Mc 13,1-36

1 Al salir del Templo, le dice uno de sus discípulos: «Maestro, mira qué piedras y qué construcciones.»
2 Jesús le dijo: «¿Ves estas grandiosas construcciones? No quedará piedra sobre piedra que no sea derruida.»
3 Estando luego sentado en el monte de los Olivos, frente al Templo, le preguntaron en privado Pedro, Santiago, Juan y Andrés:
4 «Dinos cuándo sucederá eso, y cuál será la señal de que todas estas cosas están para cumplirse.»
5 Jesús empezó a decirles: «Mirad que no os engañe nadie.

6 Vendrán muchos usurpando mi nombre y diciendo: "Yo soy", y engañarán a muchos.
7 Cuando oigáis hablar de guerras y de rumores de guerras, no os alarméis; porque eso es necesario que suceda, pero no es todavía el fin.
8 Pues se levantará nación contra nación y reino contra reino. Habrá terremotos en diversos lugares, habrá hambre: esto será el comienzo de los dolores de alumbramiento.
9 «Pero vosotros mirad por vosotros mismos; os entregarán a los tribunales, seréis azotados en las sinagogas y compareceréis ante gobernadores y reyes por mi causa, para que deis testimonio ante ellos.

10 Y es preciso que antes sea proclamada la Buena Nueva a todas las naciones.
11 «Y cuando os lleven para entregaros, no os preocupéis de qué vais a hablar; sino hablad lo que se os comunique en aquel momento. Porque no seréis vosotros los que hablaréis, sino el Espíritu Santo.
12 Y entregará a la muerte hermano a hermano y padre a hijo; se levantarán hijos contra padres y los matarán.
13 Y seréis odiados de todos por causa de mi nombre; pero el que persevere hasta el fin, ése se salvará.

14 «Pero cuando veáis = la abominación de la desolación = erigida donde no debe (el que lea, que entienda), entonces, los que estén en Judea, huyan a los montes;
15 el que esté en el terrado, no baje ni entre a recoger algo de su casa,
16 y el que esté por el campo, no regrese en busca de su manto.
17 ¡Ay de las que estén encinta o criando en aquellos días!
18 Orad para que no suceda en invierno.
19 Porque aquellos días habrá = una tribulación cual no la hubo = desde el principio de la creación, que hizo Dios, = hasta el presente, = ni la volverá a haber.

20 Y si el Señor no abreviase aquellos días, no se salvaría nadie, pero en atención a los elegidos que él escogió, ha abreviado los días.
21 Entonces, si alguno os dice: "Mirad, el Cristo aquí" "Miradlo allí", no lo creáis.
22 Pues surgirán falsos cristos y falsos profetas y realizarán señales y prodigios con el propósito de engañar, si fuera posible, a los elegidos.
23 Vosotros, pues, estad sobre aviso; mirad que os lo he predicho todo.
24 «Mas por esos días, después de aquella tribulación, el sol se oscurecerá, la luna no dará su resplandor,

25 las estrellas irán cayendo del cielo, y las fuerzas que están en los cielos serán sacudidas.
26 Y entonces verán al Hijo del hombre que viene entre nubes con gran poder y gloria;
27 entonces enviará a los ángeles y reunirá de los cuatro vientos a sus elegidos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo.
28 «De la higuera aprended esta parábola: cuando ya sus ramas están tiernas y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca.
29 Así también vosotros, cuando veáis que sucede esto, sabed que El está cerca, a las puertas.

30 Yo os aseguro que no pasará esta generación hasta que todo esto suceda.
31 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
32 Mas de aquel día y hora, nadie sabe nada, ni los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre.
33 «Estad atentos y vigilad, porque ignoráis cuándo será el momento.
34 Al igual que un hombre que se ausenta: deja su casa, da atribuciones a sus siervos, a cada uno su trabajo, y ordena al portero que vele;
35 velad, por tanto, ya que no sabéis cuándo viene el dueño de la casa, si al atardecer, o a media noche, o al cantar del gallo, o de madrugada.

36 No sea que llegue de improviso y os encuentre dormidos.
37 Lo que a vosotros digo, a todos lo digo: ¡Velad!»

------------------------------------------

Calentamiento global de la atmósfera:

Y oí una fuerte voz que desde el Santuario decía a los siete Angeles: «Id y derramad sobre la tierra las siete copas del furor de Dios»... El cuarto derramó su copa sobre el sol; y le fue encomendado abrasar a los hombres con fuego, y los hombres fueron abrasados con un calor abrasador. No obstante, blasfemaron del nombre de Dios que tiene poder sobre tales plagas, y no se arrepintieron dándole gloria.
(Ap 16 1,8-9).

Ansiedad y angustia por el rugido del mar y el oleaje

«Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas; y en la tierra, angustia de las gentes, perplejas por el estruendo del mar y de las olas, muriéndose los hombres de terror y de ansiedad por las cosas que vendrán sobre el mundo; porque las fuerzas de los cielos serán sacudidas.
(Lc 21 25-26).

El gran apagón

Y oí una fuerte voz que desde el Santuario decía a los siete Angeles: «Id y derramad sobre la tierra las siete copas del furor de Dios»... El quinto derramó su copa sobre el trono de la Bestia; y quedó su reino en tinieblas y los hombres se mordían la lengua de dolor. No obstante, blasfemaron del Dios del cielo por sus dolores y por sus llagas, y no se arrepintieron de sus obras.
(Ap 16 1,10-11).

 

El gran terremoto

En aquella hora se produjo un violento terremoto, y la décima parte de la ciudad se derrumbó, y con el terremoto perecieron 7.000 personas. Los supervivientes, presa de espanto, dieron gloria al Dios del cielo.
El segundo ¡Ay! ha pasado. Mira que viene en seguida el tercero.
(Ap 11,13-14).

Y oí una fuerte voz que desde el Santuario decía a los siete Angeles: «Id y derramad sobre la tierra las siete copas del furor de Dios»... El séptimo derramó su copa sobre el aire; entonces salió del Santuario una fuerte voz que decía: «Hecho está».
Se produjeron relámpagos, fragor, truenos y un violento terremoto, como no lo hubo desde que existen hombre sobre la tierra [Dn 12,1; Mc 13,19], un terremoto tan violento.
La Gran Ciudad se abrió en tres partes, y las ciudades de las naciones se desplomaron; y Dios se acordó de la Gran Babilonia para darle la copa del vino del furor de su cólera.
Entonces todas las islas huyeron, y las montañas desaparecieron.
(Ap 16, 1,17-20).

«Habrá grandes terremotos, peste y hambre en diversos lugares, habrá cosas espantosas, y grandes señales del cielo».
(Lc 21,11)

El pedrisco enorme

Y un gran pedrisco, con piedras de casi un talento de peso [40kg], cayó del cielo sobre los hombres. No obstante, los hombres blasfemaron de Dios por la plaga del pedrisco; porque fue ciertamente una plaga muy grande.
(Ap 16, 21).

 

¿Invasión de China? ¿Ataque de Irán?

Y oí una fuerte voz que desde el Santuario decía a los siete Angeles: «Id y derramad sobre la tierra las siete copas del furor de Dios»... El sexto derramó su copa sobre el gran río Eufrates; y sus aguas se secaron para preparar el camino a los reyes del Oriente.
(Ap 16 1,12).

Tocó el sexto Angel... Entonces oí una voz que salía de los cuatro cuernos del altar de oro que está delante de Dios; y decía al sexto Angel que tenía la trompeta: «Suelta a los cuatro Angeles atados junto al gran río Eufrates».
Y fueron soltados los cuatro Angeles que estaban preparados para la hora, el día, el mes y el año, para matar a la tercera parte de los hombres.
El número de su tropa de caballería era de 200.000.000; pude oír su número.

17 Así vi en la visión los caballos y a los que los montaban: tenían corazas de color de fuego, de jacinto y de azufre; las cabezas de los caballos como cabezas de león y de sus bocas salía fuego y humo y azufre.
18 Y fue exterminada la tercera parte de los hombres por estas tres plagas: por el fuego, el humo y el azufre que salían de sus bocas.
19 Porque el poder de los caballos está en su boca y en sus colas; pues sus colas, semejantes a serpientes, tienen cabezas y con ellas causan daño.

20 Pero los demás hombres, los no exterminados por estas plagas, no se convirtieron de = las obras de sus manos; = no dejaron de adorar a los demonios y a los = ídolos de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, que no pueden = ver ni oír ni caminar.
21 No se convirtieron de sus asesinatos ni de sus hechicerías ni de sus fornicaciones ni de sus rapiñas.

 

----------------------------------------

Blas de Lezo, defensor exitoso y eficaz de Cartagena de Indias sobre la armada inglesa: “Una nación no se pierde por el ataque de sus enemigos, sino porque no la defienden los que la aman”.

--------------------------------

La Ascensión de Jesús a los Cielos es una prueba que dió Él de Su presencia real en la Eucaristía

«Yo soy el pan de la vida.
Vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron;
este es el pan que baja del cielo, para que quien lo coma no muera.
Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo».
Discutían entre sí los judíos y decían: «¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?»
Jesús les dijo: «En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.
El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día.
Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida.
El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él.
Lo mismo que el Padre, que vive, me ha enviado y yo vivo por el Padre, también el que me coma vivirá por mí.
Este es el pan bajado del cielo; no como el que comieron vuestros padres, y murieron; el que coma este pan vivirá para siempre».
Esto lo dijo enseñando en la sinagoga, en Cafarnaúm.
Muchos de sus discípulos, al oírle, dijeron: «Es duro este lenguaje. ¿Quién puede escucharlo?»
Pero sabiendo Jesús en su interior que sus discípulos murmuraban por esto, les dijo: «¿Esto os escandaliza?
¿Y cuando veáis al Hijo del hombre subir adonde estaba antes?...
(Jn 6,48-62)


Su Dios es el vientre (La fornicación 2) por monseñor Aguer

La fornicación por monseñor Aguer

"La Virgen Inmaculada ... asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial fue ensalzada por el Señor como Reina universal, con el fin de que se asemejase de forma más plena a su Hijo, Señor de señores y vencedor del pecado y de la muerte". (Concilio Vaticano II - Lumen Gentium, n.59).

... ha de venir a juzgar a vivos y muertos

Roguemos con Jesús con insistencia para que se cumpla esto que le dijo Él, el Verbo hecho carne, a san Pedro:

"Yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca. Y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos" (Lc 22, 32). 

Y que es aplicable a "la Iglesia de todos los tiempos", como explicó Benedicto XVI en su homilía del 29 de junio de 2006:

Jesús en la Última Cena, dirigiéndose a Pedro, "dice que Satanás ha pedido cribar a los discípulos como trigo. Esto alude al pasaje del libro de Job, en el que Satanás pide a Dios permiso para golpear a Job. De esta forma, el diablo, el calumniador de Dios y de los hombres, quiere probar que no existe una religiosidad auténtica, sino que en el hombre todo mira siempre y sólo a la utilidad. 

En el caso de Job Dios concede a Satanás la libertad que había solicitado, precisamente para poder defender de este modo a su criatura, el hombre, y a sí mismo. Lo mismo sucede con los discípulos de Jesús, en todos los tiempos. Dios da a Satanás cierta libertad. A nosotros muchas veces nos parece que Dios deja demasiada libertad a Satanás; que le concede la facultad de golpearnos de un modo demasiado terrible; y que esto supera nuestras fuerzas y nos oprime demasiado. Siempre de nuevo gritaremos a Dios:  ¡Mira la miseria de tus discípulos! ¡Protégenos! Por eso Jesús añade:  "Yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca" (Lc 22, 32). 

La oración de Jesús es el límite puesto al poder del maligno. La oración de Jesús es la protección de la Iglesia. Podemos recurrir a esta protección, acogernos a ella y estar seguros de ella. Pero, como dice el evangelio, Jesús ora de un modo particular por Pedro:  "para que tu fe no desfallezca". Esta oración de Jesús es a la vez promesa y tarea. La oración de Jesús salvaguarda la fe de Pedro, la fe que confesó en Cesarea de Filipo:  "Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo" (Mt 16, 16). 

La tarea de Pedro consiste precisamente en no dejar que esa fe enmudezca nunca, en fortalecerla siempre de nuevo, ante la cruz y ante todas las contradicciones del mundo, hasta que el Señor vuelva. Por eso el Señor no ruega sólo por la fe personal de Pedro, sino también por su fe como servicio a los demás. Y esto es exactamente lo que quiere decir con las palabras:  "Y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos" (Lc 22, 32). 

"Tú, una vez convertido":  estas palabras constituyen a la vez una profecía y una promesa. Profetizan la debilidad de Simón que, ante una sierva y un siervo, negará conocer a Jesús. A través de esta caída, Pedro, y con él la Iglesia de todos los tiempos, debe aprender que la propia fuerza no basta por sí misma para edificar y guiar a la Iglesia del Señor. Nadie puede lograrlo con sus solas fuerzas. 

Aunque Pedro parece capaz y valiente, fracasa ya en el primer momento de la prueba. "Tú, una vez convertido". El Señor le predice su caída, pero le promete también la conversión:  "el Señor se volvió y miró a Pedro..." (Lc 22, 61). La mirada de Jesús obra la transformación y es la salvación de Pedro. Él, "saliendo, rompió a llorar amargamente" (Lc 22, 62)". 
(
https://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/homilies/2006/documents/hf_ben-xvi_hom_20060629_sts-peter-paul.html).

Santo Tomas de Aquino, SUMA TEOLOGICA II-II, 33,4, 2.
¿SE PUEDE REPRENDER A UN SUPERIOR? Reprender a la cara y en público (Gál 2,11) rebasa a la moderación de la corrección fraterna. Y San Pablo no habría reprendido de esa manera a San Pedro si no hubiera sido de alguna manera su igual en la defensa de la fe. Mas amonestar oculta y severamente puede hacerlo incluso quien no sea igual. Por eso, escribiendo a los Colosenses 4,17 pide San Pablo reprender al superior, en estos términos: Decid a Arquipo: cumple tu ministerio. Hay que tener en cuenta,
no obstante, que en el caso de que amenazare un peligro para la fe, los superiores deberían ser reprendidos incluso públicamente por sus súbditos. Por eso San Pablo, siendo súbdito de San Pedro, le reprendió en público a causa del peligro inminente de escándalo en la fe. Y como dice la Glosa de San Agustín: Pedro mismo dio a los mayores ejemplo de que, en el caso de apartarse del camino recto, no desdeñen verse corregidos hasta por los inferiores.

-------------------

"La Virgen Inmaculada ... asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial fue ensalzada por el Señor como Reina universal, con el fin de que se asemejase de forma más plena a su Hijo, Señor de señores y vencedor del pecado y de la muerte". (Lumen Gentium, n.59).

--------------------

Oración de Dom Prosper Guéranger, en la que se elogia al papa San León II por su ardua defensa de la integridad de la Fe después de la crisis causada por el papa Honorio I:

«San León, mantén al pastor por encima de la región de las nieblas traidoras que suben de la tierra; conserva en el rebaño esta oración de la Iglesia que debe hacerse continuamente a Dios por él: (Hc. 13, 5) y Pedro, aunque haya sido enterrado en el fondo de las cárceles más oscuras, no cesará de contemplar el brillo claro del Sol de justicia; y todo el cuerpo de la Santa Iglesia estará en la luz. Porque dice Cristo: el ojo ilumina el cuerpo; si el ojo es sencillo, todo el cuerpo resplandecerá (Mt. 6, 22). Aleccionados por ti sobre el valor del beneficio que el Señor confirió al mundo al apoyarle en la enseñanza infalible de los sucesores de Pedro, estaremos mejor preparados para celebrar mañana la solemnidad que se anuncia. Ahora ya conocemos la consistencia de la roca que sostiene a la Iglesia; sabemos que las puertas del infierno no prevalecerán contra ella (Mt. 16, 18). Porque jamás el esfuerzo de estos poderes del abismo llegó tan allá como en la triste crisis [del papa Honorio] a la cual tú pusiste fin; ahora bien, su éxito, por doloroso que fuese, no estaba en contra de las promesas divinas: la asistencia infalible del Espíritu de verdad no se prometió al silencio de Pedro [el apoyo a la herejía del papa Honorio] , sino a su enseñanza». (El Año Litúrgico, Burgos 1955, vol. 4, p. 533-534). Mons. Athanasius Schneider – 21/03/19 10:59 AM http://www.infocatolica.com/?t=opinion&cod=34473

Santo Tomás de Aquino:

«En el caso de que amenazare un peligro para la fe, los superiores deberían ser reprendidos incluso públicamente por sus súbditos. Por eso San Pablo, siendo súbdito de San Pedro, le reprendió en público a causa del peligro inminente de escándalo en la fe. Y como dice la Glosa de San Agustín: Pedro mismo dio a los mayores ejemplo de que, en el caso de apartarse del camino recto, no desdeñen verse corregidos hasta por los inferiores». (Summa theol., II-II, 33, 4c). Mons. Athanasius Schneider 25-11-2016 08:11 AM http://www.infocatolica.com/?t=opinion&cod=27858

San Hilario de Poitiers, el «Atanasio del oeste» (Mons. Athanasius Schneider 25-11-2016 08:11 AM http://www.infocatolica.com/?t=opinion&cod=27858 ):

«Ustedes [los obispos de la Galia] que aún permanecen conmigo, fieles en Jesucristo, no se rindieron al verse amenazados por el surgimiento de la herejía, y ahora, al enfrentarse a dicho surgimiento han desatado su violencia. Sí, hermanos, ustedes han triunfado, para alegría inmensa de quienes comparten su fe: y su constancia inquebrantable obtuvo la doble gloria de mantener la conciencia pura y dar un ejemplo de gran autoridad». (Hil. De Syn., 3).

«Su fe invencible [de los obispos de la Galia] mantiene la distinción honorable del valor consciente y, contentos en rechazar una acción astuta, vaga, o dubitativa, permanece segura en Jesucristo, preservando la profesión de su libertad. Debido a que todos nosotros sufrimos un dolor profundo y lamentable por las acciones de los malvados contra Dios, sólo dentro de nuestros límites se encontrará la comunión en Jesucristo, desde el tiempo que la Iglesia comenzó a verse agobiada por disturbios tales como la expatriación de obispos, la destitución de sacerdotes, la intimidación del pueblo, la amenaza de la fe, y la determinación del significado de la doctrina de Cristo por voluntad y poder humanos. Su decidida fe no pretende ser ignorante de estos hechos o profesar que puede tolerarlos, percibiendo que por el acto de consentirlos hipócritamente traería hacia sí el juicio de la conciencia». (Hil. De Syn., 4).

«He dicho lo que yo mismo creo, consciente de que era mi deber como soldado al servicio de la Iglesia, según la enseñanza del Evangelio, el enviarles por estas cartas la voz del oficio que sostengo en Jesucristo. Corresponde a ustedes discutir, proveer y actuar, que puedan guardar con corazones celosos la fidelidad inviolable que mantienen, y que continúen sosteniendo lo que hoy sostienen». (Hil. De Syn., 92).

Mons. Athanasius Schneider 25-11-2016 08:11 AM http://www.infocatolica.com/?t=opinion&cod=27858

Cuando en el año 357 el papa Liberio firmó una de las denominadas fórmulas de Sirmium en la que descartaba deliberadamente la expresión dogmáticamente definida de «homoousios» y excomulgó a San Atanasio para tener paz y armonía con los obispos arrianos y semiarrianos del este, algunos fieles católicos y obispos, especialmente San Hilario de Poitiers, se escandalizaron profundamente. San Hilario transmitió la carta que el papa Liberio escribió a los obispos orientales, anunciando la aceptación de la fórmula de Sirmium y la excomunión de San Atanasio. Con gran dolor y consternación, San Hilario agregó a la carta, en una especie de desesperación, la frase: «Anathema tibi a me dictum, praevaricator Liberi» (Yo te digo anatema, prevaricador Liberio), cf. Denzinger-Schönmetzer, n. 141. El papa Liberio quería paz y armonía a toda costa, incluso a expensas de la verdad divina. En su carta a los obispos heterodoxos latinos Ursace, Valence, y Germinius anunciándoles las decisiones mencionadas arriba, escribió que prefería paz y armonía antes que el martirio (cf. Denzinger-Schönmetzer, n. 142).
(Mons. Athanasius Schneider 25-11-2016 08:11 AM
http://www.infocatolica.com/?t=opinion&cod=27858 ).

En qué contraste dramático yacía el comportamiento del papa Liberio frente a la siguiente convicción de San Hilario de Poitiers: «No conseguimos paz a expensas de la verdad, haciendo concesiones para adquirir la reputación de tolerantes. Conseguimos la paz luchando legítimamente según las reglas del Espíritu Santo. Hay un peligro en aliarse secretamente con el descreimiento que lleva el hermoso nombre de la paz». (Hil. Ad Const., 2, 6, 2).
(Mons. Athanasius Schneider 25-11-2016 08:11 AM
http://www.infocatolica.com/?t=opinion&cod=27858 ).

El beato John Henry Newman habló sobre estos lamentable e inusuales hechos con la siguiente afirmación sabia y equilibrada: «Si bien es históricamente cierto, no es de ninguna manera doctrinalmente falso que un Papa, como doctor privado, y mucho más los obispos, cuando no enseñan formalmente, pueden errar, tal como vemos que erraron en el siglo cuarto. El papa Liberio podía firmar la fórmula Eusebia en Sirmium, y la misa de los obispos en Ariminum u otro lugar, y a pesar de ese error seguir siendo infalible en sus decisiones ex cathedra».(The Arians of the Fourth Century, London, 1876, p. 465). (Mons. Athanasius Schneider 25-11-2016 08:11 AM http://www.infocatolica.com/?t=opinion&cod=27858 ).

En la Exhortación Apostólica Amoris laetitia, el Papa habla de la necesidad «de seguir profundizando con libertad algunas cuestiones doctrinales, morales, espirituales y pastorales. La reflexión de los pastores y teólogos, si es fiel a la Iglesia, honesta, realista y creativa, nos ayudará a encontrar mayor claridad». (Mons. Athanasius Schneider 25-11-2016 08:11 AM http://www.infocatolica.com/?t=opinion&cod=27858 ).

La Iglesia y los abusos sexuales. Por el papa Emérito Benedicto XVI, miércoles, 10 de abril de 2019

Rectificaciones del papa Francisco

11.12.2016

Aún falta el documento pontificio del papa Francisco, equivalente a la Humanae Vitae, sobre la Amoris Letitiae
Con la seguridad de que el Papa cuando hable como tal guardará la palabra de Dios y no renegará de su nombre

Aún tiene el papa Francisco que hablar como Papa y rectificar la apariencia de que el
kasperismo es su doctrina y que pretende imponerla como doctrina de la Iglesia, la apariencia de que es doctrina pontificia que las nuevas uniones y convivencias maritales de divorciados o con divorciados, mientras vive el conyuge legítimo, son admisibles. No sería la primera vez que el papa Francisco rectifica. Obrando sabiamente, ya en junio de 2016 el papa Francisco rectificó sobre cuántos matrimonios son nulos.

LEER MÁS


-----------------------------------------------

Es verdad que no se puede firmar nada con los de la SSPX, los lefebvrianos, mientras no acepten las actas del Concilio Vaticano II.

Es verdad que desvalorizan totalmente la corrección a Francisco publicada el 24.09.2017 las firmas de los lefebvrianos, los de la SSPX, tales como Fr Robert Brucciani, District superior of the SSPX in Great Britain, y el mismísimo H.E. Mgr Bernard Fellay, Superior General of the SSPX.

Es verdad que con esas firmas Satanás ha metido otro gol.

Es verdad que ahora son dos los ruegos que proceden:

Al papa Francisco que rectifique la Amoris Laetitia de forma que no aparezca en ella nada que dé la apariencia de que el kasperismo es la doctrina pontificia, la apariencia de que es doctrina pontificia que las nuevas uniones y convivencias maritales de divorciados o con divorciados, mientras vive el conyuge legítimo, son admisibles. Que de sabios es rectificar, y no sería la primera vez que lo hace. Un Papa lo hará.

Y a los que firmaron la corrección publicada el 24 de septiembre con Fellay y Brucciani que les exijan que se corrijan de una vez los de la SSPX y que mientras no lo hacen que retiren su firma

La Virgen de la Merced nos valga

Saludos cordiales

24 09 2017 a las 22

-----------------------------------------------

El Papa Francisco cesó en septiembre de 2014 a Monseñor Livieres, miembro del Opus Dei, como obispo de Ciudad del Este (Paraguay).
La destitución fue oficialmente porque el obispo Livieres no presentó su propia renuncia, como se le había pedido por el Dicasterio competente.
Pero el fondo del asunto es que Livieres, enfrentado a la tibieza y a la heterodoxia de otros obispos, tenía muchísimos seminaristas.
Se enfrentó a la falsa acusación de pederastia que lanzaron contra su vicario general para hundirlo a él y contraatacó cometiendo el error de sacar a relucir el proceso por homosexualidad sufrido por el arzobispo acusador

El 11 de octubre de 2014 los que mandaban en su organización le desautorizaron diciendo que las acertadas palabras del obispo Rogelio Livieres sobre el Sínodo de la familia fueron muy desacertadas

Y en agosto de 2015 fallece Monseñor Livieres, exobispo de Ciudad del Este.....


El arzobispo Apuron es declarado culpable de pederastia por la Congregación para la Doctrina de la Fe en apelación en 2019 y mantiene que es totalmente inocente

También el cardenal Pell mantiene que es inocente tras ser condenado y encarcelado en Australia en 2019 por un tribunal estatal, pese a lo inverosímil de las acusaciones.

Un obispo habla: Entrevista a Mons. Schneider por don Javier Olivera Ravasi.

El cardenal Burke advierte que el cisma está «siempre por completo mal»

Conferencia del cardenal Burke sobre Fátima en el centenario de la aparición del 13 de octubre

------------------------------------------------

Francesc Eiximenis:

James les comunitats ne donaren la potesta absolutament a negun sobre si mateixes sine ab certs pactes e leys. (…) Pactes e les leys que son guardia del poble e dels vassalls. (…) Y los regnes o senyories qui rejegen per poder absolut e per propia volentad del regidor e sens ley e pacta ab los vassalls: son senyories tiranniques o qui molt se acosten a tirannia”.

[Jamás las comunidades dieron el poder absoluto a nadie sobre sí mismas, sino con ciertos pactos y leyes. (...) Pactos y leyes que son la salvaguardia del pueblo y de los vasallos. (...). Y los reinos o señorías que se rigen por poder absoluto y por propia voluntad del regidor y sin ley y pacto con los vasallos: son señorías tiránicas o que mucho se acercan a tiranía].

------------------------------------------------

No me acordaré ya de su pecado Jer 31, 33

------------------------------------------------

El Corán mata

------------------------------------------------

Creer es pensar con asentimiento en el sentido propio de pensar

------------------------------------------------

..... ...Los cristianos somos los verdaderos judíos, los judíos espirituales; y el verdadero Israel es la Iglesia Católica. ...

------------------------------------------------

Luis Fernando Pérez dice: "la renuncia a la confesionalidad de los otrora pueblos católicos es una aberración, se pongan como se pongan y digan lo que digan unos y otros". InfoCatólica 7/03/18 11:40 PM

------------------------------------------------

Concilio Vaticano II:

«La Santa Madre Iglesia firme y constantemente ha creído y cree, que los cuatro Evangelios, cuya historicidad afirma sin vacilar, transmiten fielmente lo que Jesús, Hijo de Dios, viviendo entre los hombres, hizo y enseñó realmente».

------------------------------------------------

Este era un Papa bueno y un buen Papa
"Guardar silencio no es ya decoroso, si no queremos aparecer infieles al más sacrosanto de nuestros deberes, y si la bondad de que hasta aquí hemos hecho uso, con esperanza de enmienda, no ha de ser censurada ya como un olvido de nuestro ministerio... Se trata de la religión católica y de su seguridad. Basta, pues, de silencio; prolongarlo sería un crimen". (San Pío X,
Pascendi. 1907).

------------------------------------------------

"Otra gran mística francesa, Marta Robin, decía que la Iglesia va a atravesar un momento muy difícil. No quedará nada aparentemente, salvo pequeños hogares de fervor, evangelizadores de los nuevos tiempos. Pequeños grupos de oración, de personas que quieren hacer la voluntad de Dios. Y esto es el futuro de la Iglesia. Ha dicho la Virgen: “las familias son fuertes, los grupos de oración son fuertes”.
(Sor Emmanuel Maillard, conferencia dada el 6.12.2018 en la Parroquia del Espíritu Santo y Santa María de la Araucana, Madrid)

------------------------------------------------

También Dios le habló a su amigo Abraham (y a nosotros sus descendientes espirituales) de futuro:

«Mira al cielo, y cuenta las estrellas, si puedes contarlas»... «Así será tu descendencia» (Gn 15,5).

Firmó Yahveh una alianza con Abram, diciendo: «A tu descendencia he dado esta tierra, desde el rió de Egipto hasta el Río Grande, el río Eufrates» (Gn 15,18).

Cuando Abram tenía 99 años, se le apareció Yahveh y le dijo: «Yo soy El Sadday, anda en mi pressencia y sé perfecto. Yo establezco mi alianza entre nosotros dos, y te multiplicaré sobremanera».
Cayó Abram rostro en tierra, y Dios le habló así:
«Por mi parte he aquí mi alianza contigo: serás padre de una muchedumbre de pueblos. No te llamarás más Abram, sino que tu nombre será Abraham, pues padre de muchedumbre de pueblos te he constituido. Te haré fecundo sobremanera, te convertiré en pueblos, y reyes saldrán de ti. Y estableceré mi alianza entre nosotros dos, y con tu descendencia después de ti, de generación en generación: una alianza eterna, de ser yo el Dios tuyo y el de tu posteridad. Yo te daré a ti y a tu posteridad la tierra en que andas como peregrino, todo el país de Canaán, en posesión perpetua, y yo seré el Dios de los tuyos».
Dijo Dios a Abraham: «Guarda, pues, mi alianza, tú y tu posteridad, de generación en generación» (Gn 17,1-9).

«Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Isaac. Yo estableceré mi alianza con él, una alianza eterna, de ser el Dios suyo y el de su posteridad.
En cuanto a Ismael, también te he escuchado: He aquí que le bendigo, le hago fecundo y le haré crecer sobremanera. Doce príncipes engendrará, y haré de él un gran pueblo.
Pero mi alianza la estableceré con Isaac, el que Sara te dará a luz el año que viene por este tiempo» (Gn 17,19-21).

«Te colmaré de bendiciones y acrecentaré muchísimo tu descendencia como las estrellas del cielo y como las arenas de la playa, y se adueñará tu descendencia de la puerta de sus enemigos. Por tu descendencia se bendecirán todas las naciones de la tierra, en pago de haber obedecido tú mi voz» (Gn 22,17-18).

Pidamos a los mártires que intensifiquen su "hasta cuándo"

Vi debajo del altar las almas de los degollados a causa de la Palabra de Dios y del testimonio que mantuvieron.
Se pusieron a gritar con fuerte voz: «¿Hasta cuándo, Dueño santo y veraz, vas a estar sin hacer justicia y sin tomar venganza por nuestra sangre de los habitantes de la tierra?»
(Ap 6,9-10)

«El aborto es profundamente antimujer. El aborto no da poder a las mujeres: elegir la vida da poder a las mujeres» (Santa Teresa de Calcuta).

San Francisco de Asís:

(Textos citados por Jorge Soley en su muy buen artículo: Desvelando al verdadero San Francisco de Asís, publicado en InfoCatólica el 1.02.2019)

«No debemos desear nada más, ni querer nada más, ni en nada más encontrar placer y deleite, sino en nuestro Creador, Redentor y Salvador, el único Dios verdadero, que es el sumo bien, y todo bien, y el único que es bueno».
(Regla).

«Si alguien, de palabra o con hechos, se aleja de la fe y de la vida católica, y si no se enmienda, sea expulsado totalmente de nuestra fraternidad».
(Primera Regla).

«Los que aman las tinieblas más que la luz, negándose a observar los Mandamientos de Dios, son maldecidos por Él […]. En cualquier lugar, tiempo y manera en que el hombre muere en pecado mortal, el diablo […] le arranca el alma del cuerpo, causándole tal angustia y tribulación que nadie puede entenderlo si no lo ha sufrido […]. Así, el pecador pierde su alma y su cuerpo en su breve vida y termina en el infierno donde es atormentado eternamente».
(Segunda carta a los fieles).

Anunciar la palabra de Dios, para que [los incrédulos] pueden creer en Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, creador de todas las cosas, y en su Hijo Redentor y Salvador, a fin de que sean bautizados y convertido en cristianos, porque quien no nazca de nuevo por el agua y el Espíritu Santo no podrá entrar en el Reino de Dios”.
(Regla).

Hay que desear no tanto la salvación del cuerpo como la de las almas“.

«Cuando es Navidad, ¡no hay abstinencia que valga! Y si las paredes pudieran comer carne, ¡habría que dársela también a ellas!»

No es lícito tomar las cosas de otros o distribuir a los necesitados la propiedad de otros“.

"Los hermanos no lleven armas ofensivas, sino para defender a la Iglesia Romana, a la fe cristiana o a su tierra natal, o con el permiso de sus ministros“.
(Primera Regla).

------------------------------------------------

Santo Tomás de Aquino enseña que «muy bien puede fundarse una Orden religiosa para la vida militar, no con un fin temporal, sino para la defensa del culto divino, de la salud pública o de los pobres y oprimidos» (STh II-II, 188,3).

Justo lo que hizo san Raimundo de Fitero al frente de sus cistercienses al fundar la Orden de Calatrava


------------------------------------------------------------------

Resumen de la respuesta a las Dubia de Lefebvre por Ratzinger en nombre de la Congregación para la Doctrina de la Fe

Benedicto XVI proclamó que hay que oponerse a una dictadura de la razón positivista que excluye a Dios de la vida de la comunidad y de los ordenamientos públicos

Jesús enseña que "dar gloria a Dios" es lo que hizo el samaritano curado de su lepra, que se volvió alabando a Dios a grandes gritos y se postró a los pies de Jesús, rostro en tierra, dándole gracias.
(Lc 17, 15-19).

---------------

Cuando uno grita, el Señor lo escucha 
y lo libra de todas sus angustias. 
El Señor está cerca de los que tienen roto el corazón, 
salva a los hundidos. (Sal 34, 18-19)

La tarjeta de visita de Jesucristo: «Soy rey, basileus eimi ego,basileus eimi ego»..:.

Jesucristo quiere a toda costa reinar en cada alma porque ese es nuestro bien

 

«El honor y reverencia tributados a Dios no son en su provecho, sino en el nuestro, por ser Él plenitud de la gloria, a quien nada puede añadir la criatura. Pues la reverencia y honor a Dios implican la sumisión de nuestra mente, que en esto se perfecciona».

«la perfección de las cosas está en la subordinación a lo que les es superior; así, el cuerpo vivificado por el alma; y el aire iluminado por el sol». Sin embargo: «la mente humana necesita, para su unión con Dios ser llevada por las cosas sensibles, pues como dice San Pablo: «lo invisible de Dios nos es conocido por medio de las criaturas» (Rm 1, 20)» (Santo Tomás de Aquino, Suma teológica, II-II, q. 81, a. 7, in c.).

 

Aceptar el reinado de Jesús es ser víctima de su amor

La verdadera reparación es la consagración al Sagrado Corazón de Jesús, para constituir la civilización del amor, que es el reinado del Sagrado Corazón de Jesús, el Verbo hecho carne

Teología evangélica de la liberación

Decía, pues, Jesús a los judíos que habían creído en él: «Si os mantenéis en mi Palabra, seréis verdaderamente mis discípulos, y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres» (Jn 8,31-32).
«En verdad, en verdad os digo: todo el que comete pecado es un esclavo. Y el esclavo no se queda en casa para siempre; mientras el hijo se queda para siempre. Si, pues, el Hijo os da la libertad, seréis realmente libres»
(Jn 8, 34-36).

Los dos más grandes milagros de Jesucristo los realiza cada sacerdote: convertir el pan y el vino en la carne y sangre de Jesucristo, Dios y hombre verdadero, y perdonar los pecados
Así lo expresó también Hugo Wast en 1961:
El sacerdote católico realiza "cada día los dos más grandes milagros de Nuestro Señor Jesucristo, el perdonar los pecados de los hombres y el convertir el pan y el vino en la carne y la sangre del Verbo de Dios".
(Hugo Wast [Gustavo Martínez Zuviría], final de su obra Autobiografía del hijito que no nació).

 

"El ateísmo no puede introducirse en la sociedad sin herirla de paralización y de muerte".
(Donoso Cortés: Lecciones de Derecho Político en el Ateneo de Madrid, 1836-1837).

Día de acción de gracias a Dios

Pretendían sustituir las fiestas católicas con la única fiesta del Thanksgiving Day. Nosotros podemos celebrar el Día de Acción de Gracias junto con todas nuestras otras fiestas.
En el cielo todos los días son días de fiesta. El cielo es un permanente día de fiesta.

Todo cuanto hagáis, de palabra y de boca, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias por su medio a Dios Padre (Colosenses 3,17).

--------------------------------------

Todos los Ángeles que estaban en pie alrededor del trono de los Ancianos y de los cuatro Vivientes, se postraron delante del trono, rostro en tierra, y adoraron a Dios diciendo:

«Amén. Alabanza, gloria, sabiduría, acción de gracias, honor, poder y fuerza, a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén» (Ap 7,11-12).

LEER MÁS

El templo del cielo

"Provéelos para el viaje como Dios se merece" (III Jn 6).

---------------------------

Así dice Yahveh: Maldito sea aquel que fía en hombre, y hace de la carne su apoyo, y de Yahveh se aparta en su corazón.
Pues es como el tamarisco en la Arabá, y no verá el bien cuando viniere. Vive en los sitios quemados del desierto, en saladar inhabitable.
Bendito sea aquel que fía en Yahveh, pues no defraudará Yahveh su confianza.
Es como árbol plantado a las orillas del agua, que a la orilla de la corriente echa sus raíces. No temerá cuando viene el calor, y estará su follaje frondoso; en año de sequía no se inquieta ni se retrae de dar fruto.
(Jer 17,5-7)

---------------------------------------

Subiste en el Concilio la declaración explícita no sólo de profesión, sino de fe en la unidad religiosa en la Lumen Gentium y sobre todo de esperanza firme en la Nostrae Aetate, 4

«Todos los hombres son llamados a esta unidad católica del Pueblo de Dios, que simboliza y promueve paz universal, y a ella pertenecen o se ordenan de diversos modos, sea los fieles católicos, sea los demás creyentes en Cristo, sea también todos los hombres en general, por la gracia de Dios llamados a la salvación» (Concilio Vaticano II, Const. Dogm. Lumen Gentium, 13).

"La Iglesia, juntamente con los profetas y con el mismo Apóstol, espera el día, que sólo Dios conoce, en que todos los pueblos invocarán al Señor con voz unánime y le servirán hombro con hombro" (Nostra aetate, 4).

Lo que es proclamar el Concilio Vaticano II, como esperanza segura de la Iglesia, la futura confesionalidad de todos los pueblos y que será una confesionalidad consecuente, además de unánime y generalizada por completo.

Este era un Papa bueno y buen Papa
"Guardar silencio no es ya decoroso, si no queremos aparecer infieles al más sacrosanto de nuestros deberes, y si la bondad de que hasta aquí hemos hecho uso, con esperanza de enmienda, no ha de ser censurada ya como un olvido de nuestro ministerio... Se trata de la religión católica y de su seguridad. Basta, pues, de silencio; prolongarlo sería un crimen... Es, por tanto, deber nuestro alabar y aprobar todo lo que está bien hecho, y reprimir o reprobar todo lo que se desvía del verdadero y justo camino.". (San Pío X,
Pascendi. 1907).

“Si alguno dijere que yerra la Iglesia cuando, en conformidad con la doctrina evangélica y apostólica, enseñó y enseña que no se puede desatar el vínculo matrimonial por razón de adulterio de uno de los cónyuges, y que ninguno de los dos, ni siquiera el inocente, que no dio causa para el adulterio, puede contraer nuevo matrimonio mientras viva el otro cónyuge, y que adultera tanto el que después de repudiar a la adúltera se casa con otra, como la que, abandonando al marido, se casa con otro, sea anatema" (Concilio de Trento)

El Señor protege el camino de los justos, pero el camino de los impíos acaba mal (Sal 1,6).

“Si Dios permite el mal es porque es tan sabio y bueno que del mismo mal puede sacar un mayor bien” (San Agustín citado por santo Tomás de Aquino, Suma Teológica, Ia, q. 2, art. 3, sol. 1).

 

Fulton Sheen: “No hay ni siquiera cien personas (…) que odien lo que la Iglesia Católica realmente es. Pero hay millones que odian lo que erróneamente creen que es la Iglesia Católica” (“Preface” de Leslie Rumble and Charles Carty, Radio Replies, Ed. TAN Books, Charlotte, 2001, vol. 1).

«Nolite conformari huic saeculo» (Rom 12, 2), no toméis como modelo este siglo, no os conforméis a este mundo, no os adaptéis a esta época. (Trad. Alonso Gracián http://www.infocatolica.com/blog/mirada.php/1810050229-302 )
(Biblia de Jerusalén: "No os acomodéis al mundo presente, antes bien transformaos mediante la renovación de vuestra mente, de forma que podáis distinguir cuál es la voluntad de Dios: lo bueno, lo agradable, lo perfecto").

Decía Chesterton: “Dejamos de creer en Dios, para no creer en nada, y al final creemos en cualquier cosa”.

-----------------------------------------

Testimonio de san Ireneo sobre san Policarpo, discípulo del apóstol san Juan
...Siendo yo niño, conviví con Policarpo en el Asia Menor... Conservo una memoria de las cosas de aquella época mejor que de las de ahora, porque lo que aprendemos de niños crece con la misma vida y se hace una cosa con ella. Podría decir incluso el lugar donde el bienaventurado Policarpo se solía sentar para conversar, sus idas y venidas, el carácter de su vida, sus rasgos físicos y sus discursos al pueblo. Él contaba cómo había convivido con Juan y con los que habían visto al Señor. Decía que se acordaba muy bien de sus palabras, y explicaba lo que había oído de ellos acerca del Señor, sus milagros y sus enseñanzas. Habiendo recibido todas estas cosas de los que habían sido testigos oculares del Verbo de la Vida, Policarpo lo explicaba todo en consonancia con las Escrituras. Por mi parte, por la misericordia que el Señor me hizo, escuchaba ya entonces con diligencia todas estas cosas, procurando tomar nota de ello, no sobre el papel, sino en mi corazón. Y siempre, por la gracia de Dios, he procurado conservarlo vivo con toda fidelidad... Lo que él pensaba está bien claro en las cartas que él escribió a las Iglesias de su vecindad para robustecerlas o, también a algunos de los hermanos, exhortándolos o consolándolos...

Policarpo no sólo recibió la enseñanza de los apóstoles y conversó con muchos que habían visto a nuestro Señor, sino que fue establecido como obispo de Esmirna en Asia por los mismos apóstoles. Yo le conocí en mi infancia, ya que vivió mucho tiempo y dejó esta vida siendo ya muy anciano con un gloriosísimo martirio. Enseñó siempre lo que había aprendido de los apóstoles, que es lo que enseña la Iglesia y la única verdad. De ello son testigos todas las Iglesias de Asia, y los que hasta el presente han sido sucesores de Policarpo... Éste, en un viaje a Roma, en tiempos de Aniceto, convirtió a muchos herejes... a la Iglesia de Dios, proclamando que había recibido de los apóstoles la única verdad, idéntica con la que es transmitida en la tradición de la Iglesia. Y hay quienes le oyeron decir que Juan, el discípulo del Señor, una vez que fue al baño en Efeso vio allí dentro al hereje Cerinto; y al punto salió del lugar sin bañarse, diciendo que temía que se hundiesen los baños, estando allí Cerinto, el enemigo de la verdad. El mismo Policarpo se encentro una vez con Marción, y éste le dijo: «¿No me conoces?» Pero aquél le contestó: "Te conozco como a primogénito de Satanás...".

IRENEO, Adversus Haereses, III, 3, 4.

-----------------------------------------

«Eldad y Medad están profetizando en el campamento». Josué, hijo de Nun, que estaba al servicio de Moisés desde su mocedad, respondió y dijo: «Mi señor Moisés, prohíbeselo». Le respondió Moisés: «¿Es que estás tú celoso por mí? ¡Quién me diera que todo el pueblo de Yahveh profetizara porque Yahveh les daba su espíritu!» (Num 11,27-29).

----------------------------

El progresismo teológico como hostilidad a la Tradición comenzó con el nominalismo y se consolidó en el Renacimiento

Alonso Gracián, el 9.03.17 a las 7:38 AM

http://infocatolica.com/blog/mirada.php/1703080335-165-dichas-y-desdichas-del-pr

El progresismo teológico como hostilidad a la Tradición y a la ley moral recordada por ella, comenzó con el nominalismo, y se consolidó en el Renacimiento, haciendo eclosionar así la Modernidad. Y con tanta fuerza, que el P. Zeferino González, O.P. (†1894) lo cree la toxina más peligrosa del pensamiento renacentista. Así lo dice en su Historia de la Filosofía (1886) , T.- III, cap. 38:

«Lo que hemos señalado como segundo carácter del Renacimiento, representa y constituye, en nuestra opinión, el defecto capital de éste, el virus radical que vició y esterilizó el movimiento renaciente en casi todas sus manifestaciones. Porque fue esa hostilidad contra la Iglesia y sus instituciones, fue el espíritu anticristiano el que, si no fue causa única del protestantismo, contribuyó eficazmente a su origen, progresos y funestos resultados. Fue también ese espíritu anticristiano, incubado por el Renacimiento, el que en el terreno propiamente filosófico inspiró y dio cuerpo a la incredulidad latente o manifiesta».

El fundamento metafísico y antropològico de la ideología de género, ética prototípica del marxismo cultural, fue puesto en el Renacimiento. Pico de la Mirandola (†1494) sustenta la dignidad humana en su falta de esencia definida o estable, y en la potencia ilimitada de su voluntad para ser lo que quiera.


-----------------------------------------

«Se habla muchísimo de la dignidad de la persona humana a escala natural: ¡es hombre! Nivel que debería evitarnos las degradaciones animales, bárbaras e infrahumanas, a las que cede tan fácilmente nuestra civilización… pero esta dignidad está extraordinariamente superada por el nivel sobrenatural… el humanismo no nos basta… le falta aquel suplemento de fuerza y de sabiduría que sólo podemos hallar en el orden de la redención » (San Pablo VI Audiencia general del 1 de octubre de 1969).

-----------------------------------------

Benedicto XVI:

"«Lo mismo sucede en la época moderna. Antes se pensaba y se creía que, apartando a Dios y siendo nosotros autónomos, siguiendo nuestras ideas, nuestra voluntad, llegaríamos a ser realmente libres, para poder hacer lo que nos apetezca sin tener que obedecer a nadie. Pero cuando Dios desaparece, el hombre no llega a ser más grande; al contrario, pierde la dignidad divina, pierde el esplendor de Dios en su rostro. Al final se convierte sólo en el producto de una evolución ciega, del que se puede usar y abusar. Eso es precisamente lo que ha confirmado la experiencia de nuestra época». (Homilía de la Asunción, 2005)

-----------------------------------

«Lograr que la ley divina quede grabada en la ciudad terrena» (Gaudium et spes, 43)

Génesis de los actos de consagración y de reparación al Sagrado Corazón de Jesús vigentes en la Santa Iglesia Católica

El nuevo misal en castellano vigente en España desde 2017

Contra la pseudoidea protestante de que no dice en la Biblia que los santos que están en el cielo nos ayudan y por consiguiente podemos pedírselo, está como dice Luis Fernando Pérez lo que viene en Apocalipsis  (6,9-10). Allí está en la Sagrada Escritura lo que esa afirmación protestante dice que no está en la Sagrada Escritura.

Viene en la Gaudete de Francisco de 2018, nº 4, donde también se apoya en la enseñanza de Benedicto XVI, que cita:

"Los santos que ya han llegado a la presencia de Dios mantienen con nosotros lazos de amor y comunión. Lo atestigua el libro del Apocalipsis cuando habla de los mártires que interceden: «Vi debajo del altar las almas de los degollados por causa de la Palabra de Dios y del testimonio que mantenían. Y gritaban con voz potente: "¿Hasta cuándo, Dueño santo y veraz, vas a estar sin hacer justicia?"» (6,9-10). Podemos decir que «estamos rodeados, guiados y conducidos por los amigos de Dios [...] No tengo que llevar yo solo lo que, en realidad, nunca podría soportar yo solo. La muchedumbre de los santos de Dios me protege, me sostiene y me conduce» [Benedicto XVI, Homilía en el solemne inicio del ministerio petrino (24 abril 2005): AAS 97 (2005), 708]".

------------------

Jesús le dice a santa Faustina Kowalska: “De todas Mis Llagas, como de arroyos, fluye la Misericordia para las almas, pero la Herida de Mi Corazón es la Fuente de la Misericordia sin límites, de esta Fuente brotan todas las Gracias para las almas. Me queman las Llamas de Compasión, deseo derramarlas sobre las almas de los hombres. Habla al mundo entero de Mi Misericordia.” (D 1190).

Si el Señor no edifica la casa, en vano se afanan los constructores. Si el Señor no guarda la ciudad, en vano vigilan los centinelas. 
En vano madrugáis, y os vais tarde a descansar los que coméis el pan de fatigas; porque Él se lo da a sus amigos mientras duermen (Salm 127,1-2).

-------------------------

Al ver a las muchedumbres, se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y abandonadas, como ovejas que no tienen pastor». Entonces dijo a sus discípulos:

«Las mies es abundante, pero los trabajadores son pocos; rogad, pues, al Señor de la mies que mande trabajadores a su mies» (Mt 9,37-38).

Jesús dice que roguemos, pero ellos dicen que hagamos otra cosa y después se lamentan de que no haya vocaciones.

---------------------------

Dice Dios por medio del profeta Jeremías:
Esto dice el Señor. «Haced un alto en los caminos y mirad, preguntad por las sendas antiguas cuál es el camino del bien, y seguidlo, y hallaréis descanso para vuestras almas» (Jer 6,16).

Pero dijeron: «No vamos» (ibidem).

Os pondré pastores según mi corazón que os den pasto de conocimiento y prudencia.
En aquel tiempo llamarán a Jerusalén «Trono de Yahveh» y se incorporarán a ella todas las naciones en el nombre de Yahveh, en Jerusalén, sin seguir más la dureza de sus perversos corazones.
(Jer 3, 15-17).

La Ascensión de Jesús es una prueba que da Él de Su presencia real en la Eucaristía

«Yo soy el pan de la vida.
Vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron;
este es el pan que baja del cielo, para que quien lo coma no muera.
Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo».
Discutían entre sí los judíos y decían: «¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?»
Jesús les dijo: «En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.
El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día.
Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida.
El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él.
Lo mismo que el Padre, que vive, me ha enviado y yo vivo por el Padre, también el que me coma vivirá por mí.
Este es el pan bajado del cielo; no como el que comieron vuestros padres, y murieron; el que coma este pan vivirá para siempre».
Esto lo dijo enseñando en la sinagoga, en Cafarnaúm.
Muchos de sus discípulos, al oírle, dijeron: «Es duro este lenguaje. ¿Quién puede escucharlo?»
Pero sabiendo Jesús en su interior que sus discípulos murmuraban por esto, les dijo: «¿Esto os escandaliza?
¿Y cuando veáis al Hijo del hombre subir adonde estaba antes?...
(Jn 6,48-62)


La caña cascada no la quebrará, la mecha vacilante no la apagará (Is 42,3).

Dios nos demostró su amor en que, siendo nosotros todavía pecadores, Cristo murió por nosotros (Rom 5,8 ).

El verdadero Israel, heredero del Israel bíblico, es la Iglesia

 

«Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho» (Jn 21,26)

----------------------------

«Si os indignáis, no lleguéis a pecar; que el sol no se ponga sobre vuestra ira» (Ef 4,26)

«En paz me acuesto y enseguida me duermo, porque tú solo, Señor, me haces vivir tranquilo» (Sal 4,9)

San Juan de la Cruz recomendaba «procurar andar siempre en la presencia de Dios, sea real, imaginaria o unitiva, de acuerdo con lo que le permitan las obras que esté haciendo»
[San Juan de la Cruz
, Grados de perfección, 2]. (Gaudete, 148)

San Juan de la Cruz: «Procure ser continuo en la oración, y en medio de los ejercicios corporales no la deje. Sea que coma, beba, hable con otros, o haga cualquier cosa, siempre ande deseando a Dios y apegando a él su corazón» [San Juan de la Cruz, Avisos a un religioso para alcanzar la perfección, 9b]. (Gaudete, 148).

La oración confiada es una reacción del corazón que se abre a Dios frente a frente, donde se hacen callar todos los rumores para escuchar la suave voz del Señor que resuena en el silencio.
(Gaudete, 149).

«Este es el que ama a sus hermanos, el que ora mucho por el pueblo» (2 M 15,14)

Beato Carlos de Foucauld: «Apenas creí que Dios existía, comprendí que solo podía vivir para él», Carta a Henry de Castries (14 agosto 1901)

El encuentro con Jesús en las Escrituras nos lleva a la Eucaristía, donde esa misma Palabra alcanza su máxima eficacia, porque es presencia real del que es la Palabra viva. Allí, el único Absoluto recibe la mayor adoración que puede darle esta tierra, porque es el mismo Cristo quien se ofrece. Y cuando lo recibimos en la comunión, renovamos nuestra alianza con él y le permitimos que realice más y más su obra transformadora (Gaudete, 157).

Cuando Jesús nos dejó el Padrenuestro quiso que termináramos pidiendo al Padre que nos libere del Malo. La expresión utilizada allí no se refiere al mal en abstracto y su traducción más precisa es «el Malo». Indica un ser personal que nos acosa. Jesús nos enseñó a pedir cotidianamente esa liberación para que su poder no nos domine (Gaudete, 160).

----------------------

“Es para todos motivo de estupor, de dolor y de escándalo ver que precisamente desde dentro de la Iglesia nacen inquietudes e infidelidades, y a menudo por parte de quienes deberían, por el compromiso adquirido y por el carisma recibido, ser más leales y más modélicos” (San Pablo VI, Discurso, 16-XI-1970).

----------------------------------------------------------------

Los dos más grandes milagros de Jesucristo los realiza cada sacerdote: convertir el pan y el vino en la carne y sangre de Jesucristo, Dios y hombre verdadero, y perdonar los pecados
Así lo expresó también Hugo Wast en 1961:
El sacerdote católico realiza "cada día los dos más grandes milagros de Nuestro Señor Jesucristo, el perdonar los pecados de los hombres y el convertir el pan y el vino en la carne y la sangre del Verbo de Dios".
(Hugo Wast [Gustavo Martínez Zuviría], final de su obra Autobiografía del hijito que no nació)

-----------------------------------------------------------------------

Lo que el viento se llevó

No así los impíos, no así; serán paja que arrebata el viento. 
Porque el Señor protege el camino de los justos, pero el camino de los impíos acaba mal (Sal 1).

-----------------------------------------------------------------------

El Papa explica en 2017 que el demonio está detrás de las persecuciones

Enseñanzas de San Pedro de Alcántara sobre la oración

"La historia demuestra con gran claridad que las mayorías pueden equivocarse. La verdadera racionalidad no queda garantizada por el consenso"
(
Benedicto XVI, 5 de octubre de 2007--------------LEER MÁS )

----------------------------------------------------------

El cilicio es tela de saco

Judit, antes de emprender la ardua empresa de liberar Betulia, “entró en su oratorio y, vestida con el cilicio, cubrió de cenizas su  cabeza y, postrándose  delante  de  Dios, oró” (Jud 9, 1).

Jesús mismo, deplorando la impenitencia de las ciudades de Corozaín y de Betsaida, dice que merecerán el mismo fin que Tiro y Sidón, si no hacen penitencia con ceniza y cilicio (Mt 11, 21).

---------------------------------------------------------

 

Mirad: os envío al profeta Elías, antes de que venga el Día del Señor, día grande y terrible. El convertirá el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, para que no tenga que venir a castigar y destruir la tierra (Mal 3,23-24) [Biblia CEE]

He aquí que yo os envío al profeta Elías antes que llegue el Día de Yahveh, grande y terrible.
El hará volver el corazón de los padres a los hijos, y el corazón de los hijos a los padres; no sea que venga yo a herir la tierra de anatema (Mal 3,23-24). [Biblia de Jerusalén]

----------------------------------

8 de diciembre
Fiesta solemne de la Inmaculada Concepción, patrona de España
"Con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, con la de los santos apóstoles Pedro y Pablo, y con la nuestra: declaramos, afirmamos y definimos que ha sido revelada por Dios, y de consiguiente, qué debe ser creída firme y constantemente por todos los fieles, la doctrina que sostiene que la santísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de culpa original, en el primer instante de su concepción, por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo, salvador del género humano".
Carta Apostólica Ineffabilis Deus del beato Pío IX en la que declara el dogma de la Inmaculada el 8 de diciembre de 1854

 

http://www.libertaddigital.com/cultura/historia/2017-12-08/pedro-fernandez-barbadillo-el-privilegio-espanol-por-la-inmaculada-83885/

En 1760, el papa Clemente XIII proclamó a la Inmaculada como Patrona Universal de los Reinos de España e Indias mediante la bula Quantum Ornamenti.

En 1771, fue creada en España la Orden de Carlos III por el rey de este nombre, en agradecimiento al nacimiento del primer hijo del príncipe de Asturias. El rey la puso bajo el patrocinio de la Inmaculada Concepción, de la que era devoto. El color de las vestiduras de la orden es el azul y las medallas y placas de la orden llevan grabada la Inmaculada. Entre los deberes de los caballeros estaban su compromiso de defender el misterio de la Inmaculada y comulgar en el día de esta fiesta o en su víspera. Estas obligaciones religiosas fueron suprimidas en 1847 y las mencionadas insignias de la orden quedaron reducidas a condecoraciones.

En 1854, el papa Pío IX proclamó el dogma de la Inmaculada Concepción mediante la Carta Apostólica Ineffabilis Deus. Y el 8 de diciembre de 1857, en la inauguración del monumento a la Inmaculada en la Plaza de España, donde se halla la embajada española desde hace siglos, al bendecir la imagen, Pío IX declaró:

Fue España la nación que trabajó más que ninguna otra para que amaneciera el día de la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen María.

En 1864, el beato Pío IX concedió el ‘privilegio español’ por el que los sacerdotes, en los antiguos reinos de la Monarquía Hispánica en España y Ultramar, pueden oficiar con ornamentos de color azul celeste en la fiesta de la Inmaculada y en los ocho días de su octava; aunque es Adviento y le corresponde el color morado en señal de penitencia como preparación a la venida de Jesús, excepcto en el tercer domingo, en que se permiten ornamentos de color rosa. También dichos sacerdotes pueden usar ornamentos de color azul celeste los sábados en que celebren misas votivas de la Santísima Virgen.

 

---------------------------------------------------------

Santo Tomás enseña que «muy bien puede fundarse una Orden religiosa para la vida militar, no con un fin temporal, sino para la defensa del culto divino, de la salud pública o de los pobres y oprimidos» (STh II-II, 188,3).

"El ateísmo no puede introducirse en la sociedad sin herirla de paralización y de muerte".
(Donoso Cortés: Lecciones de Derecho Político en el Ateneo de Madrid, 1836-1837).

La soberanía popular es el ateísmo

"La soberanía de derecho es una e indivisible: si la tiene el hombre no la tiene Dios; si se localiza en la sociedad, no existe en el cielo. La soberanía popular, pues, es el ateísmo; y cuenta señores, que si el ateísmo puede introducirse en la filosofía sin trastornar el mundo, no puede introducirse en la sociedad sin herirla de paralización y de muerte".
(Donoso Cortés: Lecciones de Derecho Político en el Ateneo de Madrid, 1836-1837).

Batalla de Medellín, bien carita nos costó, pero en Arroyomolinos el francés nos la pagó.

---------------------------------------------------------

«Ten cuidado y guárdate bien, no vayas a olvidarte de estas cosas que tus ojos han visto, ni dejes que se aparten de tu corazón en todos los días de tu vida; enséñaselas, por el contrario, a tus hijos y a los hijos de tus hijos» (Dt 4,9).

..«Si tu hermano peca, repréndele; y si se arrepiente, perdónale. Y si peca contra ti siete veces al día, y siete veces se vuelve a ti, diciendo: "Me arrepiento", le perdonarás» (Lc 17,3-4).

El Hijo del hombre ha venido a servir y dar su vida en rescate por muchos (Mc 10,45).

San Juan Pablo II se refirió a la Virgen del Pilar como Patrona de la Hispanidad el 6 de noviembre de 1982 en dos ocasiones durante su homilía en la celebración litúrgica de ese día ante el Pilar de Zaragoza:

El amor mariano ha sido en vuestra historia fermento de catolicidad. Impulsó a las gentes de España a una devoción firme y a la defensa intrépida de las grandezas de María, sobre todo en su Inmaculada Concepción. En ello porfiaban el pueblo, los gremios, cofradías y claustros universitarios, como los de esta ciudad, de Barcelona, Alcalá, Salamanca, Granada, Baeza, Toledo, Santiago y otros. Y es lo que impulsó además a trasplantar la devoción mariana al Nuevo Mundo descubierto por España, que de ella sabe haberla recibido y que tan viva la mantiene. Tal hecho suscita aquí, en el Pilar, ecos de comunión profunda ante la Patrona de la Hispanidad.
(San Juan Pablo II el 6 de noviembre de 1982 ante el Pilar de Zaragoza).

Virgen Santa del Pilar:
Protege a España entera y a sus pueblos,
a sus hombres y mujeres.
Y asiste maternalmente, oh María,
a cuantos te invocan como Patrona de la Hispanidad.
Así sea. (San Juan Pablo II el 6 de noviembre de 1982 ante el Pilar de Zaragoza).

Y otra ocasión en en 1984:

«Quiero referir a España el grito que desde Compostela dirigí a Europa: “Sé tú misma. Descubre tus orígenes. Aviva tus raíces. Revive aquellos valores auténticos que hicieron gloriosa tu historia y benéfica tu presencia en los demás continentes” (Acto europeo en Santiago de Compostela, 4; 9 de noviembre de 1982). Así encontrarás tu historia vertebrada. Podrás superarla con la debida apertura hacia metas más altas. Podrás avanzar hacia los desafíos del futuro, con savia vital, con creatividad renovada, sin rupturas ni fricciones en los espíritus. A la Virgen del Pilar, Patrona de la Hispanidad, confío estas intenciones, España, sus pueblos y cada uno de sus hijos». (San Juan Pablo II en el Aeropuerto de Zaragoza el 10 de octubre de 1984).

San Juan Pablo II: «Me urge reconocer y agradecer ante toda la Iglesia vuestro pasado evangelizador. Era un acto de justicia cristiana e histórica» (Zaragoza 10-X-1984). «España aportó al Nuevo Mundo los principios del Derecho de Gentes… y puso en vigor un conjunto de leyes con las que la Corona Castellana trató de responder al sincero deseo de la Reina Isabel I de Castilla de que sus hijos los indios... fueran reconocidos y tratados como seres humanos, con la dignidad de hijos de Dios» (Roma, 18-XI-1992).

Ezequiel (47,1-2.8-9.12):
En aquellos días, el ángel me hizo volver a la entrada del templo. Del zaguán del templo manaba agua hacia levante –el templo miraba a levante–. El agua iba bajando por el lado derecho del templo, al mediodía del altar. Me sacó por la puerta septentrional y me llevó a la puerta exterior que mira a levante. El agua iba corriendo por el lado derecho.
Me dijo: «Estas aguas fluyen hacia la comarca levantina, bajarán hasta la estepa, desembocarán en el mar de las aguas salobres, y lo sanearán. Todos los seres vivos que bullan allí donde desemboque la corriente, tendrán vida; y habrá peces en abundancia. Al desembocar allí estas aguas, quedará saneado el mar y habrá vida dondequiera que llegue la corriente. A la vera del río, en sus dos riberas, crecerán toda clase de frutales; no se marchitarán sus hojas ni sus frutos se acabarán; darán cosecha nueva cada luna, porque los riegan aguas que manan del santuario; su fruto será comestible y sus hojas medicinales».

------------------------

no me acordaré ya de su pecado (Jer 31, 3; 31, 33-34)

nos ama y nos ha lavado con su sangre de nuestros pecados (Ap 1,5)

Jesús enseña que "dar gloria a Dios" es lo que hizo el samaritano curado de su lepra, que se volvió alabando a Dios a grandes gritos y se postró a los pies de Jesús, rostro en tierra, dándole gracias.
(Lc 17, 15-19).

---------------

Cuando uno grita, el Señor lo escucha 
y lo libra de todas sus angustias. 
El Señor está cerca de los que tienen roto el corazón, 
salva a los hundidos. (Sal 34, 18-19)

Escuchad, reyes, y entended; aprended, gobernantes de los confines de la tierra.
Prestad atención, los que domináis multitudes y os sentís orgullosos de tener muchos súbditos: el poder os viene del Señor, y la soberanía del Altísimo.
Él indagará vuestras acciones y sondeará vuestras intenciones.
Porque, siendo ministros de su reino, no gobernasteis rectamente, ni guardasteis la ley, ni actuasteis según la voluntad de Dios.
Terrible y repentino caerá sobre vosotros, porque un juicio implacable espera a los grandes.
Al más pequeño se le perdona por piedad, pero los poderosos serán examinados con rigor.
El Dios de todo no teme a nadie, ni lo intimida la grandeza, pues él hizo al pequeño y al grande y de todos cuida por igual, pero a los poderosos les espera un control riguroso.
A vosotros, soberanos, dirijo mis palabras, para que aprendéis sabiduría y no pequéis.
(Sab 6,1-11)

La Virgen del Pilar Reina de la Hispanidad

El papa Pío XII el 28 de abril de 1958 llama a la Virgen del Pilar “Reina de la Hispanidad”, en su Alocución a los peregrinos que asistieron al rito de beatificación de la monja española Teresa de Jesús Jornet e Ibars, al referirse a la congregación fundada por la nueva beata diciendo que realizó “la fundación en Zaragoza el mismo día consagrado al culto de la Reina de la Hispanidad”.

El mismo papa Pío XII había llamado a la Virgen del Pilar “gran madre de la Hispanidad” en un Radiomensaje a los fieles argentinos en el I Centenario del Apostolado de la Oración, en el que recuerda a los argentinos “el ejemplo de tantas naciones, hermanas vuestras de lengua y de sangre, y de la misma gran madre de la Hispanidad”.

Luis Antequera, 12.10.2011 en Religión en Libertad (ReL)

Novena a la Virgen del Pilar por la unidad de España

Ronald Reagan pronunció un discurso en Portugal en mayo de 1985, donde mencionó abiertamente a María y a los pastorcitos de Fátima. Habló del ‘gran santuario religioso’ de Fátima y ante la Asamblea de la República mencionó a Juan Pablo II:

"Nadie ha hecho más para recordar al mundo la verdad de la dignidad humana -así como la verdad según la cual la paz y la justicia enmpiezan en cada uno de nosotros- que el hombre que vino a Portugal hace ya algunos años, después de un terrible atentado a su vida (...) Me atrevo a sugerir que en el ejemplo de hombres como él, y en las plegarias de personas humildes del mundo entero -de personas humildes como los pastorcillos de Fátima-, reside un poder mayor que el de todos los grandes ejércitos y de los hombres de Estado del mundo".
(Paul Kengor en su libro 
Un Papa y un presidente: Juan Pablo II, Ronald Reagan y la extraordinaria historia no contada del siglo XX).

El indio san Juan Diego y la Virgen de Guadalupe

La escuela de la Virgen María

Pedid a vuestros padres y educadores que os inscriban en la «escuela» de Nuestra Señora, para que Ella os enseñe a ser como los pastorcillos, que buscaban ser todo lo que Nuestra Señora les pedía. Os digo que «se avanza más en poco tiempo de sumisión y dependencia de María, que durante años enteros de iniciativas personales apoyadas en sí mismos» (S. Luis de Montfort, Tratado de la Verdadera Devoción a la SS.ma Virgen, nº 155). Fue así como los pastorcillos se volvieron santos deprisa. Una mujer que acogió a Jacinta en Lisboa, al escuchar los buenos y acertados consejos que la pequeña le daba, le preguntó quién se los había enseñado. «Fue Nuestra Señora», le respondió. Entregándose con total generosidad a la dirección de tan bondadosa Maestra, Jacinta y Francisco subieron en poco tiempo a las cumbres de la perfección.
(San Juan Pablo II en la homilía de la beatificación de Jacinta y Francisco de Fátima, el 13.05.2000)


El 23.03.2017, el Papa autoriza publicar el decreto por el que se reconoce un milagro atribuido a la intercesión del beato Francisco Marto, nacido el 11 de junio de 1908, y fallecido el 4 de abril de 1919, y de la beata Jacinta Marto, nacida el 11 de marzo de 1910 y fallecida el 20 de febrero de 1920,  pastorcitos de Fátima.

.. Fátima...


«Cuando yo diga al malvado: “Vas a morir”, si tú no hablas para advertir al malvado que abandone su mala conducta, el malvado morirá por su culpa, pero a ti te pediré cuenta de su sangre. Si tú, en cambio, adviertes al malvado para que se convierta de su mala conducta, y él no se convierte, él morirá por su culpa, pero tú habrás salvado tu vida».
(Ezequiel 33,7-9).

Habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse (Lc 15,7).

"No es voluntad de vuestro Padre celestial que se pierda uno solo de estos pequeños" (Mt 18,14).

«Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mi, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera» (Mt 11,28-30).

------------------

«El aborto es profundamente anti-mujer. El aborto no da poder a las mujeres: elegir la vida da poder a las mujeres» (Santa Teresa de Calcuta).

Tocó el sexto Angel... Entonces oí una voz que salía de los cuatro cuernos del altar de oro que está delante de Dios; y decía al sexto Angel que tenía la trompeta:
«Suelta a los cuatro Angeles atados junto al gran río Eufrates».
Y fueron soltados los cuatro Angeles que estaban preparados para la hora, el día, el mes y el año, para matar a la tercera parte de los hombres. El número de su tropa de caballería era de 200.000.000; pude oír su número.
Así vi en la visión los caballos y a los que los montaban: tenían corazas de color de fuego, de jacinto y de azufre; las cabezas de los caballos como cabezas de león y de sus bocas salía fuego y humo y azufre.
(Apoc 9,13-17).

Oí una fuerte voz que desde el Santuario decía a los siete Angeles: «Id y derramad sobre la tierra las siete copas del furor de Dios».
...El sexto derramó su copa sobre el gran río Eufrates; y sus aguas se secaron para preparar el camino a los reyes del Oriente.
(Apoc 16,1,12).

Los demás fueron exterminados por la espada que sale de la boca del que monta el caballo (Apoc 19,21).

= Las naciones caminarán a su luz, = y los reyes de la tierra irán a llevarle su esplendor.
(Apoc 21,24).

Dichoso el que guarde las palabras proféticas de este libro.
(Apoc 22,7).

«No selles las palabras proféticas de este libro, porque el Tiempo está cerca».
(Apoc 22,10).

«Yo advierto a todo el que escuche las palabras proféticas de este libro: «Si alguno añade algo sobre esto, Dios echará sobre él las plagas que se describen en este libro.
Y si alguno quita algo a las palabras de este libro profético, Dios le quitará su parte en el árbol de la Vida y en la Ciudad Santa, que se describen en este libro».
(Apoc 22,18-19).

------------------

Advertencia atribuida a Chesterton: No vayas a tener la mente tan abierta que se te caiga el cerebro

Chesterton: "El mundo moderno se divide entre conservadores y progresistas. La función de los progresistas es cometer errores. La de los conservadores, impedir que los errores sean corregidos".

Inglaterra se convertirá: no en masa, sino individualmente (San Pío de Pietrelcina)

Habrá primero una guerra económica… y luego será terrible, pero breve. ¡Pobre Francia! ¡Pobre Francia! (San Pío de Pietrelcina).

La muerte redentora de Jesús

Vosotros, en otro tiempo, estabais también alejados y erais enemigos por vuestros pensamientos y malas acciones; ahora, en cambio, por la muerte que Cristo sufrió en su cuerpo de carne, Dios os ha reconciliado para ser admitidos a su presencia santos, sin mancha y sin reproche, a condición de que permanezcáis cimentados y estables en la fe, e inamovibles en la esperanza del Evangelio que habéis escuchado: el mismo que se proclama en la creación entera bajo el cielo, del que yo, Pablo, he llegado a ser servidor. (Col 1,21-23)


Fuiste degollado y compraste para Dios con tu sangre hombres de toda raza, lengua, pueblo y nación (Ap 5,9)


¿La resurrección de Jesús es lo más importante?


«En la oración, pues, se realiza la conversión del corazón del hombre hacia Aquél que siempre está preparado para dar, si estuviéramos nosotros preparados a recibir lo que El nos daría» (San Agustín, ML 34,1275).
«Dios quiere dar, pero no da sino al que le pide, no sea que dé al que no recibe» (San Agustín, ML 37,1324).


“Por la presente declaro profesar ex animo, con un consentimiento absoluto, interno y deliberado, que el protestantismo es la religión más desoladora que cabe pensar, que la sola imagen de un servicio anglicano me produce escalofríos y el solo pensamiento de los Treinta y nueve artículos me provoca oleadas de sudor frío. ¿Volver a la iglesia de Inglaterra? Nunca. Se rompió la red y somos libres. Sería un loco rematado (por decirlo suavemente) si en mi vejez abandonara la tierra que mana leche y miel por la ciudad de la confusión y el reino de la esclavitud”.
(John Henry Newman: Carta al editor de El Globo sobre su permanencia en la Iglesia católica, citada por Jorge Soley en
http://infocatolica.com/blog/archipielago.php/1709210634-las-cartas-de-newman-un-tesor ).

“Ningún Papa puede convertir el mal en bien. Ningún Papa tiene poder alguno sobre los principios morales eternos que Dios mismo ha impreso en nuestros corazones… El Papa es infalible, no impecable”.
(John Henry Newman: texto de 1872, siendo ya católico, citado por Jorge Soley en
http://infocatolica.com/blog/archipielago.php/1709210634-las-cartas-de-newman-un-tesor ).

----------------------

El verdadero Israel, heredero del Israel bíblico, es la Iglesia

La promesa a Abraham es para las naciones cristianas de las que es padre y para los judíos de los que es padre, si ambos siguen su fe y creen en Jesús:

Abraham "...«recibió la señal de la circuncisión» como sello de la justicia de la fe que poseía siendo incircunciso. Así se convertía en padre de todos los creyentes incircuncisos, a fin de que la justicia les fuera igualmente imputada; y en padre también de los circuncisos que no se contentan con la circuncisión, sino que siguen además las huellas de la fe que tuvo nuestro padre Abraham antes de la circuncisión.
En efecto, no por la ley, sino por la justicia de la fe fue hecha a Abraham y su posteridad la promesa de ser heredero del mundo.
...Depende de la fe, para ser favor gratuito, a fin de que la Promesa quede asegurada para toda la posteridad, no tan sólo para los de la ley, sino también para los de la fe de Abraham, padre de todos nosotros,
como dice la Escritura: «Te he constituido padre de muchas naciones»: padre nuestro delante de Aquel a quien creyó, de Dios que da la vida a los muertos y llama a las cosas que no son para que sean.
El cual, esperando contra toda esperanza, creyó y fue hecho «padre de muchas naciones» según le había sido dicho: «Así será tu posteridad».
..Ante la promesa divina, no cedió a la duda con incredulidad; más bien, fortalecido en su fe, dio gloria a Dios, con el pleno convencimiento de que poderoso es Dios para cumplir lo prometido.
Por eso «le fue reputado como justicia».
Y la Escritura no dice solamente por él que «le fue reputado», sino también por nosotros, a quienes ha de ser imputada la fe, a nosotros que creemos en Aquel que resucitó de entre los muertos a Jesús Señor nuestro, quien «fue entregado por nuestros pecados», y fue resucitado para nuestra justificación. (Rom 4,11-25).

-------------------

Proclama María en el Magníficat en la visitación a su pariente Isabel:

Acogió a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia -como había anunciado a nuestros padres- en favor de Abraham y de su linaje por los siglos» (Lc 1,54-55).

Como en el Salmo 98:

El Señor da a conocer su salvación, revela a las naciones su justicia. Se acordó de su misericordia y su fidelidad en favor de la casa de Israel. Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios (Sal 98,2-3).

------------------

 

¡Estirpe de Abrahán, su siervo;
hijos de Jacob, su elegido!
El Señor es nuestro Dios,
él gobierna toda la tierra.

Se acuerda de su alianza eternamente
de la palabra dada, por mil generaciones;
de la alianza sellada con Abrahán,
del juramento hecho a Isaac.

Porque se acordaba de la palabra sagrada
qué había dado a su siervo Abrahán

Sacó a su pueblo con alegría, 
a sus escogidos con gritos de triunfo. (Sal 105).

 

La realidad es el cuerpo de Cristo (Col 2,17).

 

Vittorio Messori:

Después del Vaticano II, el único auténtico movimiento de masas y popular ha sido Medjugorje

Medjugorje es el único movimiento católico totalmente voluntario

Es una dinámica que también se vio en Lourdes. En Francia, mientras la Iglesia colapsaba, cuando se clausuró el Vaticano II, Lourdes tenía dos millones de peregrinos al año, hoy hay más de cinco. Medjugorje y Lourdes son la prueba de que María sostiene a la Iglesia, junto a santos particularmente carismáticos como el Padre Pío.

Los protestantes están destinados a la extinción

Hoy ya no hay luteranos ni calvinistas

El único protestantismo que tiene vitalidad es el carismático

Vittorio Messori 17.09.2017

LEER MÁS


Fuera de ti no hay un Dios que de todas las cosas cuide, a quien tengas que dar cuenta de la justicia de tus juicios (Sab 12,13)

Tú, dueño del poder, juzgas con moderación y nos gobiernas con mucha indulgencia, porque haces uso de tu poder cuando quieres.
Actuando así, enseñaste a tu pueblo que el justo debe ser humano, y diste a tus hijos una buena esperanza, pues concedes el arrepentimiento a los pecadores
(Sab 12,18-19).

"Les abandoné a la dureza de su corazón, para que caminaran según sus designios" (Sal 81,13).

«Toda planta que no haya plantado mi Padre celestial será arrancada de raíz» (Mt 15,13).

 

«Cuando os conduzcan a las sinagogas, ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis de cómo o con qué razones os defenderéis o de lo que vais a decir, porque el Espíritu Santo os enseñará en aquel momento lo que tenéis que decir». (Lc 12,12)

 

La tradición ha de estar enraizada en Jesucristo

Vivid, según Cristo Jesús, el Señor, tal como le habéis recibido;
enraizados y edificados en Él; apoyados en la fe, tal como se os enseñó, rebosando en acción de gracias.
Mirad que nadie os esclavice mediante la vana falacia de una filosofía, fundada en tradiciones humanas, según los elementos del mundo y no según Cristo. (Col 2,6-8).


Bonum ex integra causa, malum ex quocumque defectu (algo es bueno cuando todo lo suyo es bueno, malo si tiene el menor defecto)

Comparatio non tenet in omnibus (una comparación no es válida en todos los aspectos).

"todo ya empezó a mitad del Concilio, cuando en el Seminario de Barcelona se pasaban hojas ciclostiladas diciendo que el Concilio permitía misas creativas y doctrina progresista... tiene más de 50 años... de hecho, mire las edades de muchos curas y obispos: con 20 años en 1965, hoy con unos 72 años..." Lo que me da la gana 13 de octubre de 2017, 13:47 http://germinansgerminabit.blogspot.com.es/2017/10/progresistas-que-decepcionan-los_12.html#more
[Con 20 años en 1965, con 75 añitos en 2020... ¡Unos mocetones!]

-----------------------------

En la práctica, los padres navarros tienen total libertad para disponer de su herencia, aunque la legislación contempla que "la legítima navarra consiste en la atribución formal a cada uno de los herederos forzosos de cinco sueldos febles o carlines por bienes muebles y una robada de tierra en los montes comunes por inmuebles". Estos términos, propios de la Edad Media, son un mero formalismo que el progenitor tendría que incluir en su testamento para desheredar a su hijo con todas las de la ley, aunque no tienen ningún contenido patrimonial exigible ni atribuyen la cualidad de heredero.


"El alma que anda en amor, ni cansa ni se cansa" (San Juan de la Cruz).

El Papa explica en 2017 que el demonio está detrás de las persecuciones

"La misericordia de Dios no niega la justicia, porque Jesús cargó sobre sí las consecuencias de nuestro pecado junto con su castigo conveniente.
Él no negó el pecado, pero pagó por nosotros en la cruz. Y así, por la fe que nos une a la cruz de Cristo, quedamos libres de nuestros pecados; dejemos de lado cualquier clase de miedo y temor, porque eso no es propio de quien se siente amado (cf. 1 Jn 4,18)".
(Francisco en Fátima en el rosario de las antorchas el 12.05.2017).

San Pablo VI: «La Iglesia se encuentra ahora en una hora inquieta de autocrítica o, mejor dicho, de autodemolición… Está prácticamente golpeándose a sí misma (7-XII-1968)…
«se ha introducido el humo de Satanás en el templo de Dios» (29-VI-1972).
Es lamentable «la división, la disgregación, que por desgracia se encuentra en no pocos sectores de la Iglesia» (30-VIII-1973)

-San Juan Pablo II: «se han esparcido a manos llenas ideas contrastantes con la verdad revelada y enseñada desde siempre. Se han propalado verdaderas y propias herejías en el campo dogmático y moral, creando dudas, confusiones, rebeliones. Se ha manipulado incluso la liturgia» (6-2-1981).

-El cardenal Ratzinger, en el Via Crucis del Coliseo: «¡Qué poca fe hay en muchas teorías, cuántas palabras vacías! ¡Cuánta suciedad en la Iglesia y entre los que, por su sacerdocio, deberían estar completamente entregados a él! ¡Cuánta soberbia, cuánta autosuficiencia!… Señor, frecuentemente tu Iglesia nos parece una barca a punto de hundirse, que hace aguas por todas partes. Y también en tu campo vemos más cizaña que trigo» (25-III-2005).

El debate de la pena de muerte y sus consecuencias para el edificio del Magisterio, explicado por Jorge Soley

 

Algunas tesis características de la síntesis filosófica de Santo Tomás [81 tesis tomistas propuestas por Canals en 2003 en RIIAL, incluyendo las 24 de 1914 y las 27 de 2001]

La síntesis filosófica de santo Tomás de Aquino [y 27 tesis tomistas suplementarias] .............. conferencia el 26 de enero de 2001, en el acto en honor de Santo Tomás de Aquino del Instituto Filosófico de Balmesiana y la sección barcelonesa de la SITA

Santo Tomás de Aquino

Las veinticuatro tesis y la síntesis tomista

Sobre la recomendación de la doctrina de santo Tomás ................ CRISTIANDAD, núm. 239 (1.III.1954), pp. 69-76.

Génesis histórica de las veinticuatro tesis tomistas

El neotomismo italiano en la restauración escolástica ............... CRISTIANDAD, 15 de marzo de 1946

UNIDAD SEGÚN SÍNTESIS
(Lección magistral en el acto de su investidura como Doctor honoris causa por la Universitat Abat Oliba el día 21 de abril de 2005)

Naturaleza humana y generación...............CONGRESSO TOMISTA INTERNAZIONALE ROMA, 21-25 settembre 2003...............CRISTIANDAD, febrero de 2009


Vid.
¿Filosofía escolástica o filosofía tomista? II, Jaime Bofill • nº 28:225..¿Filosofía escolástica o filosofía tomista?, Jaime Bofill • nº 23:110.


La homosexualidad salió de la lista de enfermedades mentales por presiones políticas

 

LA TRADICIÓN Y EL TRADICIONALISMO

Fundamento ontológico de que la tradición es recibir lo bueno, asimilarlo, seleccionarlo, perfeccionarlo, acrecentarlo y transmitirlo

El padre Orlandis dice que, por ser el bien difusivo, el hombre, como todo ser, se dedica primero a "buscar para sí el complemento de su perfección" para después "comunicarla a los demás".
(
Carta a un amigo imaginario, Ramón Orlandis, S. I. Publicada póstumamente en el libro PENSAMIENTOS Y OCURRENCIAS, Ed. Balmes, Barcelona, 2000).

La consagración explicada por santo Tomás de Aquino, como enseña Pío XI en la Miserentissimus Redemptor (nº 5, nota 9):
«La pureza, pues, es necesaria para que nuestra mente se una a Dios. Porque la mente humana se mancha al alearse con las cosas inferiores, como se ensucia cualquier materia al mezclarse con otra más vil; por ejemplo, la plata con el plomo. Es preciso, según esto, que nuestra mente se separe de las cosas inferiores para que pueda unirse al ser supremo. De ahí el que sin pureza no haya unión posible de nuestra mente con Dios. Por eso se nos dice en la carta a los Heb 12,14: Procurad tener paz con todos y santidad de vida, sin la cual nadie podrá ver a Dios. También se exige firmeza para la unión de nuestra mente con Dios. Se une a El, en efecto, como a su último fin y a su primer principio, extremos que necesariamente están dotados de la máxima inmovilidad. Por eso dice el Apóstol en Rom 8,38-39: Estoy persuadido de que ni la muerte ni la vida me separarán del amor de Dios. Así, pues, se llama santidad a la aplicación que el hombre hace de su mente y de sus actos a Dios. No difiere, por tanto, de la religión en lo esencial, sino tan sólo con distinción de razón. Se le da, en efecto, el nombre de religión por servir a Dios como debe en lo que se refiere especialmente al culto divino, como en los sacrificios, oblaciones o cosas similares; y el de santidad, porque el hombre refiere a Dios, además de eso, las obras de las demás virtudes, o en cuanto que, mediante obras buenas, se dispone para el culto divino».
(Santo Tomás de Aquino, S. Th. II-II q.81, a.8c.).

Jacob dio las siguientes instrucciones a sus hijos:
«Cuando me reúna con los míos, enterradme con mis padres en la cueva del campo de Efrón, el hitita, la cueva del campo de Macpela frente a Mambré, en la tierra de Canaán, la que compró Abrahán a Efrón, el hitita, como sepulcro en propiedad. Allí enterraron a Abrahán y Sara, su mujer; allí enterraron a Isaac y a Rebeca, su mujer; allí enterré yo a Lía. El campo y la cueva fueron comprados a los hititas». (Gen 49,29-32)

José les respondió: «No temáis ¿soy yo acaso Dios?» (Gen 49,19)

El Señor deshace los planes de las naciones, 
frustra los proyectos de los pueblos; 
pero el plan del Señor subsiste por siempre, 
los proyectos de su corazón, de edad en edad.
(Sal 32, 10-11)

Los ojos del Señor están puestos en quien lo teme, 
en los que esperan su misericordia, 
para librar sus vidas de la muerte 
y reanimarlos en tiempo de hambre.
(Sal 32,18-19)

Se decía que estaba fuera de sí (Mc 3,21).

“Nuestro Dios no es un Dios sentado, secuestrado en un cielo lejano, en vez de un Dios apasionado del hombre, tiernamente amante de seres de los que es incapaz de separarse. Los seres humanos somos hábiles rompiendo lazos y puentes. En cambio Él no. Si nuestro corazón se enfría, el suyo permanece incandescente. Nuestro Dios nos acompaña siempre, incluso aunque nos olvidemos de Él”.
“No habrá día de nuestra vida en la que no dejemos de ser una preocupación en el corazón de Dios. Él se preocupa de nosotros y camina con nosotros. ¿Y por qué hace eso? Simplemente porque nos ama. Dios seguramente cubrirá todas nuestras necesidades, no nos abandonará en el tiempo de la prueba y de la oscuridad” (Francisco, 26.04.2017, Audiencia General).
http://www.religionenlibertad.com/papa-confiesa-que-ancla-uno-sus-simbolos-56421.htm

«Ten cuidado y guárdate bien, no vayas a olvidarte de estas cosas que tus ojos han visto, ni dejes que se aparten de tu corazón en todos los días de tu vida; enséñaselas, por el contrario, a tus hijos y a los hijos de tus hijos» (Dt 4,9).

Tenemos que pedir el Espíritu Santo; así lo enseña Jesús:

"Yo os digo: «Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá... El Padre del cielo dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan»" (Lc 11, 9-13).

“A otros santos parece les dio el Señor gracia para socorrer en una necesidad; el glorioso San José tengo experiencia que socorre en todas. Sólo pido por amor a Dios que lo pruebe quien no me creyere y verá, por experiencia, cuán gran bien es recomendarse a ese glorioso Patriarca y tenerle devoción” (Santa Teresa de Jesús).

Jesús en una aparición a santa Teresa confirmó que cuando resucitó se apareció a su Madre, la Virgen María, como san Ignacio consideraba evidente por sentido común

"Trabajando con él me di cuenta de que Rahner y yo, a pesar de estar de acuerdo en muchos puntos y en múltiples aspiraciones, vivíamos desde el punto de vista teológico en dos planetas diferentes". (Ratzinger: Mi Vida. Recuerdos 1927-1977. Publicado en 1997, cuando era cardenal. El texto se refiere al año inicial, 1962-1963, del Concilio Vaticano II).
https://www.clublibertaddigital.com/ideas/tribuna/2017-05-11/alicia-delibes-neocomunismo-cristiano-la-extrana-renuncia-del-papa-benedicto-82168/

"Los discípulos le abandonaron todos y huyeron" (Mt 26,56).

"Nunca pude separar la devoción al Corazón de Jesús de la devoción al Santísimo Sacramento y nunca seré capaz de explicar cómo y cuánto el Sagrado Corazón de Jesús se dignó favorecerme en el Santísimo Sacramento de la Eucaristía".
"Empecé a entender que sin espíritu de sacrificio el amor al Corazón de Jesús es sólo una ilusión" (1879).
(Beata María del Divino Corazón de Jesús Droste zu Vischering, 1863-1899).

La Ascensión del Señor (Jesús entra por Sí mismo en el Cielo):
«El mismo Jesús que ha sido tomado de entre vosotros y llevado al cielo, volverá como lo habéis visto marcharse al cielo » (Hch 1,11).

"Aunque se cierra la Puerta santa, permanece siempre abierta de par en par para nosotros la verdadera puerta de la misericordia, que es el Corazón de Cristo. Del costado traspasado del Resucitado brota hasta el fin de los tiempos la misericordia, la consolación y la esperanza”
(Francisco: Homilía de la misa de clausura del Año Santo de la Misericordia en la Solemnidad de Cristo Rey, 20.11.2016).

En los últimos 50 años el Magisterio ha ido afinando su llamada a la evangelización. Desde una “hermenéutica de la continuidad, en la línea de lo continuamente enseñado por la iglesia”, se ha ido diferenciando lo que es evangelización de lo que es catequesis y los Papas han ido adoptando un lenguaje más “personalista”, hablan ya de suscitar la “relación personal” con Cristo o de asumir “personalmente” la fe…

Por ejemplo, san Juan Pablo II decía “solo con una relación personal con Jesús puede una evangelización eficaz desarrollarse” (en 1992 en L’Osservatore Romano). Y en 1993 decía: “Muchas veces los católicos no han tenido posibilidad de experimentar a Cristo personalmente, no como un paradigma o valor, sino como Señor Viviente”. Y Benedicto XVI afirmaba en una audiencia en septiembre de 2008: “Solo en esta relación personal con Cristo, solo en este encuentro con el resucitado, nos hacemos cristianos de verdad” (James Mallon, párroco de Saint Benedict en Halifax, en Barcelona en marzo de 2017; Rel, 16.03.2017;
http://www.religionenlibertad.com/padre-mallon-barcelona-ofrece-receta-que-aviva-las-55508.htm).  

«Los partidos políticos mayoritarios se han constituido en verdaderas “estructuras de pecado” (Cf. San Juan Pablo II, Encíclicas Sollicitudo rei socialis, 36-40 y Evangelium vitae, 24)».
(
Mons. Juan Antonio Reig Pla, Obispo de Alcalá de Henares, Nota del 24 de septiembre de 2014 sobre el aborto: «Llamar a las cosas por su nombre. Un verdadero reto para los católicos, nº 3»).

«Se debe aclarar que no es justificable moralmente la postura de los católicos que han colaborado con el Partido Popular en la promoción de la reforma de la ley del aborto a la que ahora se renuncia. La Encíclica Evangelium vitae del Papa San Juan Pablo II no prevé la posibilidad de colaboración formal con el mal (ni mayor ni menor); no hay que confundir colaborar formalmente con el mal (ni siquiera el menor) con permitir --si se dan las condiciones morales precisas-- el mal menor. Dicha Encíclica (n. 73) lo que afirma es: «un problema concreto de conciencia podría darse en los casos en que un voto parlamentario resultase determinante para favorecer una ley más restrictiva, es decir, dirigida a restringir el número de abortos autorizados, como alternativa a otra ley más permisiva ya en vigor o en fase de votación. […] En el caso expuesto, cuando no sea posible evitar o abrogar completamente una ley abortista, un parlamentario, cuya absoluta oposición personal al aborto sea clara y notoria a todos, puede lícitamente ofrecer su apoyo a propuestas encaminadas a limitar los daños de esa ley y disminuir así los efectos negativos en el ámbito de la cultura y de la moralidad pública. En efecto, obrando de este modo no se presta una colaboración ilícita a una ley injusta; antes bien se realiza un intento legítimo y obligado de limitar sus aspectos inicuos».
(
Mons. Juan Antonio Reig Pla, Obispo de Alcalá de Henares, Nota del 24 de septiembre de 2014 sobre el aborto: «Llamar a las cosas por su nombre. Un verdadero reto para los católicos, nº 5»).

"No hacer caso de cosa que no sea para llegarnos más a Dios". (Santa Teresa de Jesús, Libro de la Vida, cap. 4º, 3)

Debemos ir haciendo todo, sólo y aquello que el Señor quiere hacer en nosotros y con nosotros. Y no otra cosa, por buena que sea. «En Dios vivimos, nos movemos y existimos» (Hch 17,28). «Sin Mí no podéis hacer nada» (Jn 15,5). «Es Dios el que obra en nosotros el querer y el obrar según su beneplácito» (Flp 2,13). «No debe el hombre tomarse nada –dice el Bautista–, si no le fuere dado del cielo» (Jn 3,27: frase formidable, significativamente silenciada o ignorada). El hombre ha de hacer siempre la voluntad concreta de Dios providente: no más, no menos, no otra cosa.
(Iraburu,
http://infocatolica.com/blog/reforma.php/1706281034-440-prisa-mala-y-prisa-buena ).

«¿Con qué cara (qua fronte) sostienen algunos que antes de abrazar los consejos de Cristo debe preceder una larga deliberación? Injuria a Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría de Dios, quien habiendo oído su consejo, aún piensa que deber recurrir a consejo de hombre mortal. Si cuando oímos la voz del Creador sensiblemente proferida, debemos obedecer sin demora, con cuánta más razón no debe resistirse nadie a la locución interior, con la que el Espíritu Santo inspira la mente. Definitivamente, se la debe obedecer sin lugar a dudas».
(Santo Tomás de Aquino: Contra doctrinam retrahentium a religionis ingressu , cp.9: Contra aquellos que retraen del ingreso en un instituto religioso.
Citado por Iraburu,
http://infocatolica.com/blog/reforma.php/1706281034-440-prisa-mala-y-prisa-buena ).

Santa Teresa de Calcuta: «el aborto es profundamente anti-mujer. El aborto no da poder a las mujeres: elegir la vida da poder a las mujeres».

Doctrina de la Iglesia sobre la inadmisión a la comunión de los divorciados vueltos a casar
(Recopilación de la Conferencia Episcopal Española
http://www.conferenciaepiscopal.es/textos-importantes-sobre-la-cuestion-de-los-fieles-divorciados-y-vueltos-a-casar/ )

Papa san Juan Pablo II

Papa Benedicto XVI

Congregación para la Doctrina de la Fe

Pontificio Consejo para los Textos Legislativos

Sínodo de los Obispos 2012

Artículo S.E. Mons. Gerhard L. Müller

Escándalo es toda acción que mueve a los otros hacia el mal (Cfr. http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/intrptxt/documents/rc_pc_intrptxt_doc_20000706_declaration_sp.html )

---------------------------------

http://www.apostoladodelaoracion.com/libros

Evolución histórica de la devoción al Corazón de Jesús en España   Manuel Revuelta González S.J.   PO011 


Historia del Apostolado de la Oración   John L. Vessels S.J.   PO004 


Los Evangelios ante la Historia   Juan Manuel Igartua S.J.   FC005 


Me escribió en su Corazón (Vida del Ven. Bernardo de Hoyos)   Máximo Pérez, S.J.   FC001 


-----------------------------------

-------------------------------

Microfeminismo en una traducción de la Biblia:

Sobre la nueva traducción de la Biblia de la Conferencia Episcopal, donde dice: «En los días de Noé, antes del diluvio, los hombres se casaban y las mujeres tomaban esposo» (Mateo 24, 37). 

Lo que pone en realidad en el texto griego es «las mujeres eran dadas en matrimonio», mientras que los hombres «se casaban». Díaz Rodelas, el director de la traducción, dijo en La Razón que traducen «tomar esposo» a instancias de una teóloga, aunque esta opción «políticamente correcta» se aleje del texto original.

(Fuente: José Ángel Antonio, Comentario el 18/05/2017 a las 9:35 AM en http://infocatolica.com/blog/duropedernal.php/1705170516-microfeminismos-eclesiales )

---------------------------------

Epístola Moral a Fabio de Andrés Fernández de Andrada (Sevilla 1575 - México 1648)

A las ruinas de Itálica de Rodrigo Caro (Utrera, Sevilla, 1573 - † Sevilla, 10 de agosto de 1647)

Napoleón: "Se indignaron con la afrenta y se sublevaron ante nuestra fuerza corriendo a las armas. Los españoles en masa se condujeron como un hombre de honor"
(
https://es.wikiquote.org/wiki/Napole%C3%B3n_Bonaparte#cite_note-4 ).

----------------------------------

"Si acaso los llamados filósofos han dicho alguna verdad en armonía con nuestra fe, debemos reivindicarla de ellos para nuestro uso como de injustos poseedores" (San Agustín: II De doctrina Christi, C. 40, ML 34,63. Citado por Santo Tomás de Aquino en Summa Theologiae, I, 84, 5 in c.)

----------------------------

“Más hay que estar a la autoridad de la Iglesia que a la de Agustín, Jerónimo, o cualquier otro Doctor” (Santo Tomás).

“Ni siquiera del más santo e insigne Doctor se ha valido nunca la Iglesia como de fuente originaria de verdad“.
Los varios sistemas doctrinales que la Iglesia permite enseñar no constituyen la puerta para entrar en la Iglesia. Es la Iglesia misma esta puerta“.
(Pío XII: Alocución de 17 de octubre de 1953 a los profesores de la Universidad Gregoriana, AAS nº 45, 1953, p. 685).

---------------------------------------

“Cuando se trata de formar juicio acerca de las piadosas tradiciones conviene recordar que la Iglesia usa en esta materia de tal gran prudencia, que no permite que tales tradiciones se refieran por escrito, sino con giran cautela y hecha la declaración previa ordenada por Urbano VIII; y aunque esto se haga como se debe, la Iglesia no asegura la verdad del hecho, sino limitase a no prohibir creer al presente, salvo que falten argumentos de credibilidad. Enteramente lo mismo decretaba hace treinta años la Sagrada Congregación de Ritos (Decr. 2 mayo 1877): “Tales apariciones y revelaciones no han sido ni aprobadas ni reprobadas por la Sede Apostólica, la cual permite sólo que se crean piadosamente, con mera fe humana, según la tradición que dicen existir, aunque esté confirmada con testimonios y documentos idóneos. Quien esta regla siguiere, estará libre de todo temor, pues la devoción de cualquier aparición, en cuanto mira al hecho mismo y se llama “relativa”, contiene siempre implícita la condición de la verdad del hecho; más en cuanto es “absoluta”, se funda siempre en la verdad, por cuanto se dirige a las mismas personas de los santos a quienes se venera”.
 (San Pío X: Pascendi, AAS vol XL, p.649).

------------------------------------------

 

"Las creencias no son el añadido, sino la realidad, la realidad más real de nuestra vida” (María Zambrano).

La realidad verdadera es Dios

"La realidad es el cuerpo de Cristo" (Col 2,17).

"Virgen María, Madre, / dormir quiero en tus brazos hasta que en Dios despierte" (Dámaso Alonso: Hijos de la ira)

“Quiero vivir, morir, siempre cantando/ y no quiero saber por qué ni cuándo./ Sí, en el seno del verso,/ que le concluya y me concluya Dios” (Gerardo Diego).

------------------------------------------

El 1.10.2016, el Papa pide a los católicos en Georgia «recibir la herencia para conservarla, hacerla crecer y darla»

Encuentro en la tarde del primer sábado de octubre del Papa 1.10.2016

(RV), domingo, 2/10/16

http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=27487

Un encuentro emotivo y familiar fue el vivido ayer sábado entre el Papa y los sacerdotes, religiosas, religiosos, seminaristas y miembros laicos de la Iglesia católica latina de Georgia en la iglesia de la Asunción de Tiflis

El Santo Padre les dedicó un discurso improvisado

Firmes en la fe significa capacidad de recibir de los otros la fe, conservarla y transmitirla. Firmes en la fe significa no olvidar lo que hemos aprendido, más aún, hacerlo crecer y darlo a nuestros hijos. Por eso en Cracovia he dado como misión especial a los jóvenes el hablar con los abuelos. Son los abuelos los que nos han transmitido la fe. Y vosotros, que trabajáis con los jóvenes, debéis enseñarles a escuchar a los abuelos, a hablar con ellos, para recibir el agua fresca de la fe, elaborarla en el presente, hacerla crecer –no esconderla en un cajón, no–, elaborarla, hacerla crecer y transmitirla a nuestro hijos.

El apóstol Pablo, hablando a su discípulo predilecto, Timoteo, le decía en la Segunda Carta que conservara firme la fe que había recibido de su madre y de su abuela. Este es el camino que nosotros debemos seguir, y esto nos hará madurar mucho. Recibir la herencia, hacerla germinar y darla. Una fe sin las raíces de la madre y la abuela no crece. Y una fe que se me ha dado, y que yo no doy a los otros, a los más pequeños, a mis «hijos», tampoco crece.


LA TRADICIÓN Y EL TRADICIONALISMO.....


--------------------------------------

"Reza, espera y no te preocupes. La preocupación es inútil. Dios es misericordioso y escuchará tu oración..." (San Pío de Pietrelcina)

¿Qué es más fácil,
decir: esto es mi cuerpo, éste es el cáliz de mi sangre;
o decir: esto es mi cuerpo que será entregado por vosotros, y entregarlo;
y decir: éste es el caliz de mi sangre que será derramada por vosotros para el perdón de los pecados, y derramarla?

«Este es mi cuerpo que es entregado por vosotros; haced esto en recuerdo mío» (Lc 22,19).
«Esta copa es la Nueva Alianza en mi sangre, que es derramada por vosotros» (Lc 22,20).
«Ésta es mi sangre de la Alianza, que es derramada por muchos para perdón de los pecados» (Mt 26,28).

¿Qué es más fácil decir al paralítico: "tus pecados te son perdonados" o decirle: "levántate, coge la camilla y echa a andar"? Pues, para que veáis que el Hijo del hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados - dice al paralítico -:
«Te digo: levántate, coge tu camilla y vete a tu casa».
Se levantó, cogió inmediatamente la camilla y salió a la vista de todos. Se quedaron atónitos y daban gloria a Dios, diciendo:
«Nunca hemos visto una cosa igual» (Mc 2,9-12).

«Si vosotros, siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan!» (Lc 11,13).

«Es poco que seas mi siervo para restablecer las tribus de Jacob y traer de vuelta a los supervivientes de Israel. Te hago luz de las naciones, para que mi salvación alcance hasta el confín de la tierra» (Is 49,6).

 

"Vendrán pueblos numerosos, llegarán poderosas naciones buscando al Señor del universo en Jerusalén y queriendo aplacar al Señor" (Zc 8, 22)

«Todo aquel de entre vosotros que no renuncia a todos sus bienes no puede ser discípulo mío» (Lc 14,33).

«Si tu hermano te ofende, repréndele, y si se arrepiente, perdónale; si te ofende siete veces en un día, y siete veces vuelve a decirte: "Me arrepiento", le perdonarás» (Lc 17,3-4).

"La prueba de que Dios nos ama es que Cristo, siendo nosotros todavía pecadores, murió por nosotros” (Rm 5,8).

"Él nos amó primero” (1Jn 4,19).

“En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que Él nos amó y nos envió a su Hijo (1Jn 4,10).

Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos” (Jn 15,33).

 

"La Ley y los profetas llegan hasta Juan; desde ahí comienza a anunciarse la Buena Nueva del Reino de Dios, y todos se esfuerzan con violencia por entrar en él" (Lc 16,16).

 

Una mirada contemplativa hacia la Realeza de Cristo
Dom Gérard Calvet
, Demain la Chrétienté, La Cristiandad mañana, Capítulo VII. Traducción de Schola Veritatis. 25.11.2017, InfoCatólica
http://infocatolica.com/blog/schola.php/1711250339-la-mirada-contemplativa-hacia#more34854

Jesús busca primeramente reinar en el secreto del alma. El kyrios Pantócrator -oh milagro incomprensible- cuya mano sostiene el universo, se acerca a su creatura y le murmura: “Hijo mío, dame tu corazón”. Perdonarán a un monje recordar incansablemente la búsqueda presente del reino de los cielos. La realeza del Señor Jesús es cosa dulce e interior, se dirige primero del alma al alma para introducirnos en la intimidad de las personas divinas. Cristo todopoderoso ejerce la realeza mendigando amorSi tú conocieras el don de Dios y quien es el que te habla, dice a la samaritana.

El signo de su realeza es el corazón con una cruz superpuesta. La devoción a Cristo Rey y la devoción al Sagrado Corazón son una misma cosa. Esta devoción nos quiere humildes, amantes y contemplativos, deseosos de ofrecer un corazón totalmente sometido al yugo suave del cual habla el Evangelio, para ser conducidos en la intimidad del Padre por la semejanza del Hijo.

Si es verdad que la realeza de Jesús nos invita primero a una aventura interior donde se hace oír la llamada del silencio y del amor, ¿se sigue acaso que haya que sustraer a la autoridad real del Hijo de Dios el ámbito del arte, de la cultura, el inmenso despliegue de la vida social, la administración, las leyes, los decretos de los Parlamentos? No podemos admitir esto sin pecar gravemente contra Dios y contra los hombres. Contra Dios primero, que merece infinitamente, por su propia excelencia, que todo le sea sometido y consagrado, y que sean reconocidos públicamente sus derechos soberanos sobre la vida de las sociedades. Luego contra los hombres. ¿Qué piden los cristianos a quienes los gobiernan sino que cada parte de su vida moral, de su vida cívica, esté explícitamente referida a la realeza de Aquél que ordena su destino? Los discípulos de Jesús, ¿harán menos bien en este ámbito que los antiguos paganos, para quienes la vida de la ciudad toda entera reposaba sobre la religión?
(Dom Gérard Calvet, Demain la Chrétienté, La Cristiandad mañana, Capítulo VII. Traducción de Schola Veritatis
http://infocatolica.com/blog/schola.php/1711250339-la-mirada-contemplativa-hacia#more34854 )


Y temerán las naciones el nombre de Yahveh, y todos los reyes de la tierra tu gloria; cuando Yahveh reconstruya a Sión, y aparezca en su gloria, volverá su rostro a la oración del despojado, su oración no despreciará. Se escribirá esto para la edad futura, y en pueblo renovado alabará a Yahveh: que se ha inclinado Yahveh desde su altura santa, desde los cielos ha mirado a la tierra, para oír el suspiro del cautivo, para librar a los hijos de la muerte. Para pregonar en Sión el nombre de Yahveh, y su alabanza en Jerusalén, cuando a una se congreguen los pueblos, y los reinos para servir a Yahveh. (Sal 102,16-23).

También de entre ellos escogeré sacerdotes y levitas - dice el Señor. (Is 66,21)

¿Por qué habríais de morir, casa de Israel? Yo no me complazco en la muerte de nadie, sea quien fuere, oráculo del Señor Yahveh. Convertíos y vivid. (Ez 18,32).

Todos sois uno en Cristo Jesús. Y si sois de Cristo, sois descendencia de Abrahán y herederos según la promesa (Gal 3,29).

El Señor protege el camino de los justos, pero el camino de los impíos acaba mal (Sal 1,6).

«En el caso de que amenazare un peligro para la fe, los superiores deberían ser reprendidos incluso públicamente por sus súbditos. Por eso San Pablo, siendo súbdito de San Pedro, le reprendió en público a causa del peligro inminente de escándalo en la fe. Y como dice la Glosa de San Agustín: Pedro mismo dio a los mayores ejemplo de que, en el caso de apartarse del camino recto, no desdeñen verse corregidos hasta por los inferiores». (Santo Tomás de Aquino: Summa theol., II-II, 33, 4c).

San Hilario de Poitiers:
«Vosotros [los obispos de la Galia] que aún permanecéis conmigo, fieles en Jesucristo, no os rendisteis al veros amenazados por el surgimiento de la herejía, y ahora, al enfrentaros a dicho surgimiento habéis desatado su violencia. Sí, hermanos, vosotros habéis triunfado, para alegría inmensa de quienes comparten vuestra fe: y vuestra constancia inquebrantable obtuvo la doble gloria de mantener la conciencia pura y dar un ejemplo de gran autoridad». (Hil. De Syn., 3).
«Vuestra fe invencible [de los obispos de la Galia] mantiene la distinción honorable del valor consciente y, contentos en rechazar una acción astuta, vaga, o dubitativa, permanece segura en Jesucristo, preservando la profesión de vuestra libertad. Debido a que todos nosotros sufrimos un dolor profundo y lamentable por las acciones de los malvados contra Dios, sólo dentro de nuestros límites se encontrará la comunión en Jesucristo, desde el tiempo que la Iglesia comenzó a verse agobiada por disturbios tales como la expatriación de obispos, la destitución de sacerdotes, la intimidación del pueblo, la amenaza de la fe, y la determinación del significado de la doctrina de Cristo por voluntad y poder humanos. Vuestra decidida fe no pretende ser ignorante de estos hechos o profesar que puede tolerarlos, percibiendo que por el acto de consentirlos hipócritamente traería hacia sí el juicio de la conciencia» (Hil. De Syn., 4).
«He dicho lo que yo mismo creo, consciente de que era mi deber como soldado al servicio de la Iglesia, según la enseñanza del Evangelio, el enviaros por estas letras la voz del oficio que sostengo en Jesucristo. Os corresponde a vosotros discutir, proveer y actuar, que podáis guardar con corazones celosos la fidelidad inviolable que mantenéis, y que continuéis sosteniendo lo que hoy sostenéis» (Hil. De Syn., 92).

San Gregorio Nacianceno:
«Ciertamente los pastores actuaron como unos insensatos, porque salvo un número muy reducido, que fue despreciado por su insignificancia o que resistió por su virtud, y que había de quedar como una semilla o una raíz de donde renacería de nuevo Israel bajo el influjo del Espíritu Santo, todos cedieron a las circunstancias, con la única diferencia de que unos sucumbieron más pronto y otros más tarde; unos estuvieron en primera línea de los campeones y jefes de la impiedad, otros se unieron a las filas de los soldados en batalla, vencidos por el miedo, por el interés, por el halago o, lo que es más inexcusable, por su propia ignorancia» (Orat. 21, 24).

Mons. Athanasius Schneider, obispo auxiliar de la archidiócesis de Santa María en Astana (Kazajstán), 25.11.1016:
Cuando en el año 357 el papa Liberio firmó una de las denominadas fórmulas de Sirmium en la que descartaba deliberadamente la expresión dogmáticamente definida de «homoousios» y excomulgó a San Atanasio para tener paz y armonía con los obispos arrianos y semiarrianos del este, algunos fieles católicos y obispos, especialmente san Hilario de Poitiers, se escandalizaron profundamente. San Hilario transmitió la carta que el papa Liberio escribió a los obispos orientales, anunciando la aceptación de la fórmula de Sirmium y la excomunión de san Atanasio. Con gran dolor y consternación, san Hilario agregó a la carta, en una especie de desesperación, la frase: «Anathema tibi a me dictum, praevaricator Liberi» (Yo te digo anatema, prevaricador Liberio), cf. Denzinger-Schönmetzer, n. 141. El papa Liberio quería paz y armonía a toda costa, incluso a expensas de la verdad divina. En su carta a los obispos heterodoxos latinos Ursace, Valence, y Germinius anunciándoles las decisiones mencionadas arriba, escribió que prefería paz y armonía antes que el martirio (cf. cf. Denzinger-Schönmetzer, n. 142).

«En qué contraste dramático yacía el comportamiento del papa Liberio frente a la siguiente convicción de san Hilario de Poitiers: «No conseguimos paz a expensas de la verdad, haciendo concesiones para adquirir la reputación de tolerantes. Conseguimos la paz luchando legítimamente según las reglas del Espíritu Santo. Hay un peligro en aliarse secretamente con el descreimiento que lleva el hermoso nombre de la paz.» (Hil. Ad Const., 2, 6, 2).

San John Henry Newman habló sobre estos lamentables e inusuales hechos con la siguiente afirmación sabia y equilibrada: «Si bien es históricamente cierto, no es de ninguna manera doctrinalmente falso que un Papa, como doctor privado, y mucho más los obispos, cuando no enseñan formalmente, pueden errar, tal como vemos que erraron en el siglo cuarto. El papa Liberio podía firmar la fórmula Eusebia en Sirmium, y la misa de los obispos en Ariminum u otro lugar, y a pesar de ese error seguir siendo infalible en sus decisiones ex cathedra.» (The Arians of the Fourth Century, London, 1876, p. 465).

"Hineni, hineni, / I’m ready, my Lord" ["Aquí estoy, aquí estoy, / estoy listo, mi Señor"].
(Leonard Cohen cantó esto en octubre de 2016;
aunque después dijo que pensaba vivir hasta los 120 años. Pero falleció el 11.11.2016 a los 82).

--------------------------

 

"Vosotras, mujeres, sed sumisas a vuestros maridos para que, si incluso algunos no creen en la Palabra, sean ganados no por las palabras sino por la conducta de sus mujeres, al considerar vuestra conducta casta y respetuosa.
Que vuestro adorno no esté en el exterior, en peinados, joyas y modas, sino en lo oculto del corazón, en la incorruptibilidad de un alma dulce y serena: esto es precioso ante Dios. Así se adornaban en otro tiempo las santas mujeres que esperaban en Dios, siendo sumisas a sus maridos" (I Pe 3,1-5).

"De igual manera vosotros, maridos, en la vida común sed comprensivos con la mujer que es un ser más frágil, tributándoles honor como coherederas que son también de la gracia de Vida, para que vuestras oraciones no encuentren obstáculo (I Pe 3,7).

-------------------------------------------

Sed sumisos los unos a los otros en el temor de Cristo.
Las mujeres a sus maridos, como al Señor, porque el marido es cabeza de la mujer, como Cristo es Cabeza de la Iglesia, el salvador del Cuerpo.
Así como la Iglesia está sumisa a Cristo, así también las mujeres deben estarlo a sus maridos en todo.
Maridos, amad a vuestras mujeres como Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, purificándola mediante el baño del agua, en virtud de la palabra,
y presentársela resplandeciente a sí mismo; sin que tenga mancha ni arruga ni cosa parecida, sino que sea santa e inmaculada.
Así deben amar los maridos a sus mujeres como a sus propios cuerpos. El que ama a su mujer se ama a sí mismo.
Porque nadie aborreció jamás su propia carne; antes bien, la alimenta y la cuida con cariño, lo mismo que Cristo a la Iglesia, pues somos miembros de su Cuerpo.
"Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y los dos se harán una sola carne".
Gran misterio es éste, lo digo respecto a Cristo y la Iglesia.
En todo caso, en cuanto a vosotros, que cada uno ame a su mujer como a sí mismo; y la mujer, que respete al marido (Ef 5,21-33).

Quiero que sepáis que la cabeza de todo hombre es Cristo; y la cabeza de la mujer es el hombre; y la cabeza de Cristo es Dios (1Cor 11,3-16).

Mujeres, sed sumisas a vuestros maridos, como conviene en el Señor.
Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas.
Hijos, obedeced en todo a vuestros padres, porque esto es grato a Dios en el Señor.
Padres, no exasperéis a vuestros hijos, no sea que se vuelvan apocados.
Esclavos, obedeced en todo a vuestros amos de este mundo, no porque os vean, como quien busca agradar a los hombres; sino con sencillez de corazón, en el temor del Señor.
Todo cuanto hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres,
conscientes de que el Señor os dará la herencia en recompensa. El Amo a quien servís es Cristo (Col 3,18-24).

La mujer oiga la instrucción en silencio, con toda sumisión.
No permito que la mujer enseñe ni que domine al hombre. Que se mantenga en silencio (1Tim 2,11-12).

----------------------------

«Mujer hacendosa, ¿quién la hallará?» (Pr 31,10).


-------------------------

Gálatas 5, 19-21: “Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, desenfrenos, y cosas semejantes a estas; de las cuales os denuncio, como también ya os denuncié, que los que hacen tales cosas, no heredarán el reino de Dios”.

1 Corintios 6, 9-11: “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os engañéis: Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los sodomitas, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos de vosotros; mas ya sois lavados, ya sois santificados, ya sois justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios”.

Efesios 5, 5-8: “Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Nadie os engañe con palabras vanas; porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. No seáis, pues, partícipes con ellos. Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor: Andad como hijos de luz”.

Romanos 1, 28-32: “Además, como estimaron que no valía la pena tomar en cuenta el conocimiento de Dios, Él a su vez los entregó a la depravación mental, para que hicieran lo que no debían hacer. Se han llenado de toda clase de maldad, perversidad, avaricia y depravación. Están repletos de envidia, homicidios, disensiones, engaño y malicia. Son chismosos, enemigos de Dios, insolentes, soberbios y arrogantes; se ingenian maldades; se rebelan contra sus padres; son insensatos, desleales, insensibles, despiadados. Saben bien que, según el justo decreto de Dios, quienes practican tales cosas merecen la muerte; sin embargo, no solo siguen practicándolas, sino que incluso aprueban a quienes las practican”.

-------------------------------

incendio de Roma (19 de julio del 64)

suicidio de Nerón (9 de junio del 68).

1 Clemente 5,6s afirma que, después de haber predicado tanto en el este como en el oeste, Pablo alcanzó el ‘extremo oeste’. (John A. T. Robinson, Redating the New TestamentWipf and Stock Publishers, Eugene-Oregon, 2000 (369 páginas); publicado originalmente por SCM Press, 1976. El libro está disponible en línea en: www.preteristarchive.com/Books/1976_robinson_redating-testament.html, p. 142). 

------------------------------------------

---------------------------------------

http://infocatolica.com/blog/razones.php/1704101209-iun-nuevo-argumento-para-la-d

Daniel Iglesias Grèzes InfoCatólica 10.04.2017

el término “cristiano” apareció por primera vez en Antioquía en torno al año 42. Hechos 11,26: “y en cuanto [Bernabé] lo encontró [a Saulo], lo llevó a Antioquía. Estuvieron juntos durante un año entero en la Iglesia y adoctrinaron a una gran muchedumbre. En Antioquía fue donde, por primera vez, los discípulos recibieron el nombre de «cristianos» (???st?a????)”.

en todo el NT el término “cristiano” (en el texto original griego) aparece sólo tres veces. Además de Hechos 11,26, se trata de los siguientes versículos:

Hechos 26,28: “Agripa contestó a Pablo: «Por poco, con tus argumentos, haces de mí un cristiano» (???st?a???)”. Aquí quien usa el término “cristiano” es Herodes Agripa II, Rey de Judea. El discurso de Pablo ante Agripa debe de haber sucedido en torno al año 60.

1 Pedro 4,16: “pero si es por cristiano (???st?a???), que no se avergüence, que glorifique a Dios por llevar este nombre.”

en el texto original griego de la Doctrina de los Doce Apóstoles o Didaché, aparece la palabra “cristiano”: “Mas si no tiene oficio, proveed conforme a vuestra prudencia, de modo que no viva entre vosotros ningún cristiano (???st?a???) ocioso.” (Didaché 12,4; en Daniel Ruiz Bueno, Padres Apostólicos, Edición bilingüe completa, Quinta edición, Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid 1985, p. 90).

En las siete breves Cartas de San Ignacio de Antioquía (del año 105-110 aproximadamente), el término “cristiano” aparece cinco veces.

la Carta a Diogneto, muy probablemente sea del siglo II. usa muchas veces el término “cristianos”.

la palabra “católico”. No aparece nunca en el NT, pero San Ignacio de Antioquía la usa en una de sus cartas para designar a la Iglesia universal. Seguramente San Ignacio no inventó la palabra ni la acepción, así que podemos asumir que existía desde el año 100, por lo menos.

Hacia el año 112 DC, Plinio el Joven, legado imperial en las provincias de Bitinia y del Ponto (situadas en la actual Turquía) escribió una carta al emperador Trajano para preguntarle qué debía hacer con los cristianos, a muchos de los cuales había mandado ejecutar. En esa carta menciona tres veces a Cristo a propósito de los cristianos. En la tercera oportunidad dice que los cristianos “afirmaban que toda su culpa y error consistía en reunirse en un día fijo antes del alba y cantar a coros alternativos un himno a Cristo como a un dios”. En esa carta, más bien breve, Plinio usa ocho veces el término “cristiano”, y se da a entender que ya entonces los cristianos se identificaban a sí mismos con ese nombre (lo que queda confirmado por las Cartas de San Ignacio de Antioquía).

Los Anales del historiador romano Tácito, publicados en el año 116 DC, se refieren a los cristianos en el Libro 15, pasaje 44, diciendo (en el contexto de la persecución de Nerón a los cristianos): “vulgus Christianos appellabat” (“a los que el vulgo llamaba cristianos”). Este uso del término “cristianos” por parte de Tácito es muy consistente con mi tesis, porque seguramente refleja el uso de ese término por el “vulgo” de Roma hacia el año 64.

Hacia el año 120, el historiador romano Suetonio escribió una obra llamada Sobre la vida de los Césares. En el libro dedicado al emperador Claudio (41-54), Suetonio escribe que Claudio “expulsó de Roma a los judíos, que provocaban alborotos continuamente a instigación de Cresto”. La expulsión de los judíos de Roma por orden de Claudio se menciona también en Hechos de los Apóstoles 18,2. Cristo era un nombre nuevo para los romanos y Cresto era un nombre más o menos común. De ahí la confusión entre Cristo y Cresto y entre “cristianos” y “crestianos”.

las obras de Robinson, Carmignac, Tresmontant, O’Callaghan y Thiede) sustentan una datación temprana del NT, acorde con las más antiguas tradiciones eclesiales.

Hay dataciones absolutas de varios papiros del NT. Y los papiros P64, P67, 7Q4 y 7Q5, según esas dataciones, son del siglo I. 7Q4 y 7Q5 son papiros de Qumrán con textos del NT (7Q4 = 1 Timoteo 3,16-4,3; 7Q5 = Marcos 6,52-53). Para profundizar al respecto, recomiendo: Carsten Peter Thiede - Matthew d’Ancona, The Jesus Papyrus. The Most Sensational Evidence on the Origin of the Gospels Since the Discovery of the Dead Sea Scrolls, Galilee Doubleday, New York-London-Toronto-Sydney-Auckland, 2011. La identificación de 7Q4 y 7Q5 con textos del NT es un trabajo riguroso reconocido por excelentes papirólogos y rechazado por exégetas en razón de prejuicios ideológicos. La identificación de papiros tan o más pequeños que ésos (y con errores similares) es algo habitual en papirología. Si no se refiriera a textos del NT, nadie habría cuestionado esta identificación, porque la probabilidad de encontrar otros textos que concuerden con esos papiros es bajísima. La datación absoluta de esos papiros es algo muy simple. Las cuevas de Qumrán fueron cerradas en el año 68 DC. Por lo tanto 7Q4 y 7Q5 son anteriores al 68.

Daniel Iglesias Grèzes

---------------------------------

-------------------------------------------

http://www.abc.es/sociedad/20140417/abci-testimonios-cristianos-existencia-jesus-201403101319.html

http://www.religionenlibertad.com/jesus-llamado-mesias-historiadores-antiguos-paganos-acreditan-asi--56244.htm

Flavio Josefo

“En aquel tiempo apareció Jesús, un hombre sabio, (si es lícito llamarlo hombre); porque fue autor de hechos asombrosos, maestro de gente que recibe con gusto la verdad. Y atrajo a muchos judíos y a muchos de origen griego. (Él era el Mesías) Y cuando Pilato, a causa de una acusación hecha por los principales de entre nosotros lo condenó a la cruz, los que antes le habían amado, no dejaron de hacerlo. (Porque él se les apareció al tercer día de nuevo vivo: los profestas habían anunciado éste y mil otros hechos maravillosos acerca de él) Y hasta este mismo día la tribu de los cristianos, llamados así a causa de él, no ha desaparecido” (Flavio Josefo: Testimonium flavianum en Antigüedades judías (91-94) ).

Entre paréntesis aparecen los fragmentos que los expertos debaten si pudieron ser o no añadidos posteriormente.

En otra parte de su obra, Josefo explica el martirio de Santiago haciendo referencia a

“Jesús, que es llamado Mesías”

Tácito (56-118 d.C.)

Tácito (56-118 d.C.), Anales, habla del incendio de Roma en el año 64 en tiempos del emperador Nerón e informa de las sospechas existentes acerca de que había sido el propio Nerón el que habría ordenado prender fuego a la ciudad y recoge cómo

“para acallar el rumor, Nerón creó chivos expiatorios y sometió a las torturas más refinadas a aquellos a los que el vulgo llamaba ‘crestianos’, [un grupo] odiado por sus abominables crímenes. Su nombre proviene de Cristo, quien bajo el reinado de Tiberio, fue ejecutado por el procurador Poncio Pilato.  Sofocada momentáneamente, la nociva superstición se extendió de nuevo, no sólo en Judea, la tierra que originó este mal, sino también en la ciudad de Roma, donde convergen y se cultivan fervientemente prácticas horrendas y vergonzosas de todas clases y de todas partes del mundo”.

Plinio el Joven (112 d.C) siendo procónsul en Bitinia escribió una carta al emperador Trajano, que se conserva en la actualidad, para preguntarle que debía hacer con los cristianos. 

“Decidí dejar marcharse a los que negasen haber sido cristianos, cuando repitieron conmigo una fórmula invocando a los dioses e hicieron la ofrenda de vino e incienso a tu imagen, que a este efecto y por orden mía había sido traída al tribunal junto con las imágenes de los dioses, y cuando renegaron de Cristo, (Christo male dicere). Otras gentes cuyos nombres me fueron comunicados por delatores dijeron primero que eran cristianos y luego lo negaron. Dijeron que habían dejado de ser cristianos dos o tres años antes, y algunos más de veinte. Todos ellos adoraron tu imagen y las imágenes de los dioses lo mismo que los otros y renegaron de Cristo. Mantenían que la sustancia de su culpa consistía sólo en lo siguiente: haberse reunido regularmente antes de la aurora en un día determinado y haber cantado antifonalmente un himno a Cristo como a un dios, (Carmenque Christo quasi deo dicere secum invicem). Hacían voto también no de crímenes, sino de guardarse del robo, la violencia y el adulterio, de no romper ninguna promesa, y de no retener un depósito cuando se lo reclamen”.

Trajano le contestó a Plinio diciéndole que no buscara a los cristianos pero cuando se les acusara debían ser castigados a no ser que se retractaran.

Suetonio (70 -140), en su libro Sobre la vida de los césares, dice a propósito de la expulsión de los judíos de Roma ordenada por el emperador Claudio, que

“andaban siempre organizando tumultos por instigación de un tal Chrestus”.

Los Hechos de los Apóstoles traen el dato de la expulsión de los judíos de Roma al dar cuenta de que Aquila y Priscila “acababan de llegar (a Corinto) desde Italia por haber decretado Claudio que todos los judíos saliesen de Roma”.

El escritor griego Luciano de Samosata escribió en el año 165 una sátira sobre los cristianos en su obra La muerte de Peregrino.

Consideraron a Peregrino un dios, un legislador y le escogieron como patrón…, sólo inferior al hombre de Palestina que fue crucificado por haber introducido esta nueva religión en la vida de los hombres (...) Su primer legislador les convenció de que eran inmortales y que serían todos hermanos si negaban los dioses griegos y daban culto a aquel sofista crucificado, viviendo según sus leyes”, escribía el griego.

--------------------------

Yo, a cuantos amo, reprendo y corrijo (Ap 3,20).

Al acercarse Jesús a Jerusalén y ver la ciudad, lloró sobre ella, mientras decía: -«¡Si reconocieras tú también en este día lo que conduce a la paz! Pero ahora está escondido a tus ojos. Pues vendrán días sobre ti en que tus enemigos te rodearán de trincheras, te sitiarán, apretarán el cerco de todos lados, te arrasarán con tus hijos dentro, y no dejarán piedra sobre piedra. Porque no reconociste el momento de mi venida» (Lc 19,1-4).

Vendrán todas las naciones y se postrarán ante ti (Ap 15,4)

"No queremos que este llegue a reinar sobre nosotros" (Lc 19,13).

El Señor... ya llega a regir la tierra: regirá el orbe con justicia y los pueblos con fidelidad (Sal 95,13).

El Señor... llega para regir la tierra. Regirá el orbe con justicia y los pueblos con rectitud (Sal 97,9).

Había también por encima de él un letrero: «Éste es el rey de los judíos» (Lc 23, 38).

Revelación de Jesucristo, que Dios le encargó mostrar a sus siervos acerca de lo que tiene que suceder pronto... Bienaventurado el que lee, y los que escuchan las palabras de esta profecía, y guardan lo que en ella está escrito.
(Ap 1, 1-4)

«Es preciso que profetices de nuevo sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reinos» (Ap 10,11).

Jerusalén será pisoteada por los gentiles, hasta que se cumpla el tiempo de los gentiles (Lc 21, 25).


21 de diciembre, san Miqueas, profeta

«¡No babeéis - babean ellos - que no babeen de esa manera! ¡El oprobio no nos alcanzará! ¿Es acaso maldita la casa de Jacob? ¿Se ha cortado el soplo de Yahveh? ¿Es ése su proceder? ¿Es que no favorecen sus palabras a su pueblo Israel?» Sois vosotros los que contra mi pueblo como enemigos os alzáis. Al irreprochable le arrancáis el manto; al que pasa confiado le infligís los desastres de la guerra. A las mujeres de mi pueblo expulsáis de las casas de sus delicias; de sobre sus niños arrancáis mi honor para siempre:
«¡Levantaos, marchad, que esta no es hora de reposo!».
Por una bagatela exigís una prenda agobiante.
Si un hombre anda al viento, inventando mentiras: «Yo babeo para ti vino y licor», ése será el baboso de este pueblo.
(Mi 2,6-11)

Voy a reunir a Jacob todo entero, voy a recoger al Resto de Israel; los agruparé como ovejas en el aprisco, como rebaño en medio del pastizal, harán estrépito lejos de los hombres. El que abre brecha subirá delante de ellos; abrirán brecha, pasarán la puerta, y por ella saldrán; su rey pasará delante de ellos, y Yahveh a su cabeza.
(Mi 2,12-13).

 

Yo dije: Escuchad, pues, jefes de Jacob, y dirigentes de la casa de Israel: ¿No es cosa vuestra conocer el derecho (Mi 3,1).

 

Así dice Yahveh contra los profetas que extravían a mi pueblo, los que, mientras mascan con sus dientes, gritan: «¡Paz!», mas a quien no pone nada en su boca le declaran guerra santa (Mi 3,5).

 

Sucederá en días futuros que el monte de la Casa de Yahveh será asentado en la cima de los montes, y se alzará por encima de las colinas. Y afluirán a él los pueblos, acudirán naciones numerosas y dirán: «Venid, subamos al monte de Yahveh, a la Casa del Dios de Jacob, para que él nos enseñe sus caminos, y nosotros sigamos sus senderos». Pues de Sión saldrá la Ley, y de Jerusalén la palabra de Yahveh.

El juzgará entre pueblos numerosos, y corregirá a naciones poderosas; forjarán ellas sus espadas en azadones, y sus lanzas en podaderas. No blandirá más la espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra.
Se sentará cada cual bajo su parra, y bajo su higuera, sin que nadie le inquiete, ¡la boca de Yahveh Sebaot ha hablado!
(Mi 4,1-4 = Is 2,2-4).

 

Aquel día - oráculo de Yahveh - yo recogeré a la oveja coja, reuniré a la perseguida, y a la que yo había maltratado.
De las cojas haré un Resto, de las alejadas una nación fuerte. Entonces reinará Yahveh sobre ellos en el monte Sión, desde ahora y por siempre.(Mi 4,6-7 ).

 

Mas tú, Belén Efratá, aunque eres la menor entre las familias de Judá, de ti me ha de salir aquel que ha de dominar en Israel, y cuyos orígenes son de antigüedad, desde los días de antaño.
Por eso él los abandonará hasta el tiempo en que dé a luz la que ha de dar a luz. Entonces el resto de sus hermanos volverá a los hijos de Israel.
El se alzará y pastoreará con el poder de Yahveh, con la majestad del nombre de Yahveh su Dios. Se asentarán bien, porque entonces se hará él grande hasta los confines de la tierra. El será la Paz.
(Mi 5,1-4 ).

 

Y será el Resto de Jacob, en medio de pueblos numerosos, como rocío que viene de Yahveh, como lluvia sobre la hierba, él, que no espera en el hombre ni aguarda nada de los hijos de hombre.
Será entonces el Resto de Jacob entre las naciones, en medio de pueblos numerosos, como león entre las bestias de la selva, como leoncillo entre los rebaños de ganado menor, que si pasa, pisotea, y si desgarra, no hay quien libre.
¡Que tu mano se alce contra los adversarios y todos tus enemigos sean extirpados!
Y sucederá aquel día - oráculo de Yahveh - que yo extirparé de en medio de ti tus caballos, y haré desaparecer tus carros;
extirparé las ciudades de tu tierra, y demoleré todas tus fortalezas;
extirparé de tu mano las hechicerías, y no habrá para ti más adivinos;
extirparé tus estatuas y tus estelas de en medio de ti, y ya no podrás postrarte más ante la obra de tus manos,
arrancaré de en medio de ti tus cipos y aniquilaré tus ídolos.
¡Venganza tomaré con cólera y furor de las naciones que no escucharon!
(Mi 5,6-14).

 

Escuchad ahora lo que dice Yahveh: «¡Levántate, pleitea con los montes y oigan las colinas tu voz!».
¡Escuchad, montes, el pleito de Yahveh, prestad oído, cimientos de la tierra, pues Yahveh tiene pleito con su pueblo, se querella contra Israel:
«Pueblo mío, ¿qué te he hecho? ¿En qué te he molestado? Respóndeme.
¿En que te hice subir del país de Egipto, y de la casa de servidumbre te rescaté, y mandé delante de ti a Moisés, Aarón y María?
Pueblo mío, recuerda, por favor ..., para que conozcas las justicias de Yahveh».
(Mi 6,1-5).

 

«Se te ha declarado, hombre, lo que es bueno, lo que Yahveh de ti reclama: tan sólo practicar la equidad, amar la piedad y caminar humildemente con tu Dios» (Mi 6,8).

 

El hijo ultraja al padre, la hija se alza contra su madre, la nuera contra su suegra, y enemigos de cada cual son los de su casa (Mi 7,6).

 

¿Qué Dios hay como tú, que quite la culpa y pase por alto el delito del Resto de tu heredad? No mantendrá su cólera por siempre pues se complace en el amor; volverá a compadecerse de nosotros, pisoteará nuestras culpas. ¡Tú arrojarás al fondo del mar todos nuestros pecados!
(Mi 7,18-19).


Profecía de Isaías

Lo que vio Isaías, hijo de Amós, tocante a Judá y Jerusalén.
Sucederá en días futuros que el monte de la Casa de Yahveh será asentado en la cima de los montes y se alzará por encima de las colinas. Confluirán a él todas las naciones, y acudirán pueblos numerosos. Dirán:
«Venid, subamos al monte de Yahveh, a la Casa del Dios de Jacob, para que él nos enseñe sus caminos y nosotros sigamos sus senderos». Pues de Sión saldrá la Ley, y de Jerusalén la palabra de Yahveh.

Juzgará entre las gentes, será árbitro de pueblos numerosos. Forjarán de sus espadas azadones, y de sus lanzas podaderas. No levantará espada nación contra nación, ni se ejercitarán más en la guerra.
Casa de Jacob, andando, y vayamos, caminemos a la luz de Yahveh.
(Is 2,1-5 = Mi 4,1-4).


18 de diciembre, san Malaquías, profeta

Yahveh es testigo entre tú y la esposa de tu juventud, a la que tú traicionaste, siendo así que ella era tu compañera y la mujer de tu alianza. ¿No ha hecho él un solo ser, que tiene carne y espíritu? Y este uno ¿qué busca? ¡Una posteridad dada por Dios! Guardad, pues, vuestro espíritu; no traiciones a la esposa de tu juventud. Pues yo odio el repudio, dice Yahveh Dios de Israel, y al que encubre con su vestido la violencia, dice Yahveh Sebaot. Guardad, pues, vuestro espíritu y no cometáis tal traición.
(Ml 2,14-16).

Vosotros cansáis a Yahveh con vuestras palabras. - Y decís: ¿En qué le cansamos? - Cuando decís: Todo el que hace el mal es bueno a los ojos de Yahveh, y él le acepta complacido; o también: ¿Dónde está el Dios del juicio?
(Ml 2,17).

He aquí que yo envío a mi mensajero a allanar el camino delante de mí, y enseguida vendrá a su Templo el Señor a quien vosotros buscáis; y el Angel de la alianza, que vosotros deseáis, he aquí que viene, dice Yahveh Sebaot.
¿Quién podrá soportar el Día de su venida? ¿Quién se tendrá en pie cuando aparezca? Porque es él como fuego de fundidor y como lejía de lavandero. Se sentará para fundir y purgar. Purificará a los hijos de Leví y los acrisolará como el oro y la plata; y serán para Yahveh los que presentan la oblación en justicia. Entonces será grata a Yahveh la oblación de Judá y de Jerusalén, como en los días de antaño, como en los años antiguos.
(Ml 3,1-4)

 

Los que temen a Yahveh se hablaron unos a otros. Y puso atención Yahveh y oyó; y se escribió ante él un libro memorial en favor de los que temen a Yahveh y piensan en su Nombre.
Serán ellos para mí, dice Yahveh Sebaot, en el día que yo preparo, propiedad personal; y yo seré indulgente con ellos como es indulgente un padre con el hijo que le sirve.
Entonces vosotros volveréis a distinguir entre el justo y el impío, entre quien sirve a Dios y quien no le sirve.
Pues he aquí que viene el Día, abrasador como un horno; todos los arrogantes y los que cometen impiedad serán como paja; y los consumirá el Día que viene, dice Yahveh Sebaot, hasta no dejarles raíz ni rama.
Pero para vosotros, los que teméis mi Nombre, brillará el sol de justicia con la salud en sus rayos, y saldréis brincando como becerros bien cebados fuera del establo.
Y pisotearéis a los impíos, porque serán ellos ceniza bajo la planta de vuestros pies, el día que yo preparo, dice Yahveh Sebaot.
Acordaos de la Ley de Moisés, mi siervo, a quien yo prescribí en el Horeb preceptos y normas para todo Israel.
He aquí que yo os envío al profeta Elías antes que llegue el Día de Yahveh, grande y terrible. El hará volver el corazón de los padres a los hijos, y el corazón de los hijos a los padres; no sea que venga yo a herir la tierra de anatema.
(Ml 3,16-24)


3 de diciembre, san Sofonías, profeta

Palabra de Yahveh que fue dirigida a Sofonías... en tiempo de Josías, hijo de Amón, rey de Judá (So 1,1).

Yo entonces volveré puro el labio de los pueblos, para que invoquen todos el nombre de Yahveh, y le sirvan bajo un mismo yugo.
Desde allende los ríos de Etiopía, mis suplicantes, mi Dispersión, me traerán mi ofrenda.
Aquel día no tendrás ya que avergonzarte de todos los delitos que cometiste contra mí, porque entonces quitaré yo de tu seno a tus alegres orgullosos, y no volverás a engreírte en mi santo monte.
Yo dejaré en medio de ti un pueblo humilde y pobre, y en el nombre de Yahveh se cobijará el Resto de Israel. No cometerán más injusticia, no dirán mentiras, y no más se encontrará en su boca lengua embustera. Se apacentarán y reposarán, sin que nadie los turbe.
¡Lanza gritos de gozo, hija de Sión, lanza clamores, Israel, alégrate y exulta de todo corazón, hija de Jerusalén!
Ha retirado Yahveh las sentencias contra ti, ha alejado a tu enemigo. ¡Yahveh, Rey de Israel, está en medio de ti, no temerás ya ningún mal!
Aquel día se dirá a Jerusalén: ¡No tengas miedo, Sión, no desmayen tus manos! Yahveh tu Dios está en medio de ti, ¡un poderoso salvador! El exulta de gozo por ti, te renueva por su amor; danza por ti con gritos de júbilo, como en los días de fiesta. Yo quitaré de tu lado la desgracia, el oprobio que pesa sobre ti.
He aquí que yo haré exterminio de todos tus opresores, en el tiempo aquel; y salvaré a la coja y recogeré a la descarriada, y haré que tengan alabanza y renombre en todos los países donde fueron confundidas.
En aquel tiempo os haré venir, en aquel tiempo os congregaré. Entonces os daré renombre y alabanza entre todos los pueblos de la tierra, cuando yo vuelva a vuestros cautivos a vuestros propios ojos, dice Yahveh.
(So 3,9-20).

El Día del Señor, el Día de la Parusía, aquel día, significa en esta terminología bíblica, el tiempo, la época de la liberación, de una duración indeterminada, que puede ser de varias docenas de siglos; época en la que todos los pueblos invocarán el nombre de Yahveh, y todos le servirán, le obedecerán obrando consecuentemente. Como dice el versículo 9 de este capítulo 3 de Sofonías, que es el versículo que cita el Concilio Vaticano II en Nostra Aetate 4, al mismo tiempo que cita también la profecía de san Pablo sobre la conversión de los judíos:

"La Iglesia, juntamente con los profetas y con el mismo Apóstol, espera el día, que sólo Dios conoce, en que todos los pueblos invocarán al Señor con voz unánime y le servirán hombro con hombro (So 3,9)"
(Concilio Vaticano II. Nostra aetate, 4).

Lo que es anunciar con plena seguridad que se producirá la confesionalidad de todos los pueblos y que todos ellos obrarán en consecuencia en el futuro, obedeciendo la ley de Dios.


2 de diciembre, san Habacuc, profeta

Oráculo que tuvo en visión el profeta Habacuc (Ha 1,1).

Por haber saqueado a naciones numerosas, te saqueará a ti todo el resto de los pueblos (Ha 2,8).

Es una advertencia a los países que se han constituido en imperios sobre otros. En la época de los Austrias, ya se dieron cuenta nuestros antepasados cuando decían que España eran las Indias de los demás reinos de Europa.

Siguen las advertencias de Yahveh por medio del profeta Habacuc:

¡Vergüenza para tu casa has sentenciado: al derribar a muchos pueblos, contra ti mismo pecas! (Ha 2,10)

¡Ay de quien edifica una ciudad con sangre, y funda un pueblo en la injusticia! ¿No viene de Yahveh Sebaot que los pueblos se fatiguen para el fuego y las gentes se agoten para nada? (Ha 2,12-13)

Y, sobre todo, la promesa del gran día de la venida de Dios liberadora, la Parusía que inicia la época de la liberación:

Viene Dios... Su majestad cubre los cielos, de su gloria está llena la tierra. Su fulgor es como la luz, rayos tiene que saltan de su mano, allí se oculta su poder. (Ha 3,3,4).
¡He oído y mis entrañas se estremecen, a esa voz titubean mis labios, penetra la caries en mis huesos, bajo mí tiemblan mis pasos! Tranquilo espero el día de la angustia, que va a subir sobre el pueblo que nos asalta. ¡Mas yo en Yahveh exultaré, jubilaré en el Dios de mi salvación! Yahveh mi señor es mi fuerza, él me da pies como los de ciervas, y por las alturas me hace caminar.
(Ha 3,16,18-19).


Profecía de Joel

 

¡Tiemblen todos los habitantes del país, porque llega el Día de Yahveh, porque está cerca! ¡Día de tinieblas y de oscuridad, día de nublado y densa niebla! (Jl 2,1-2).

Es grande el Día de Yahveh, y muy terrible: ¿quién lo soportará?
«Mas ahora todavía - oráculo de Yahveh - volved a mí de todo corazón, con ayuno, con llantos, con lamentos».
Desgarrad vuestro corazón y no vuestros vestidos, volved a Yahveh vuestro Dios, porque él es clemente y compasivo, tardo a la cólera, rico en amor, y se ablanda ante la desgracia. ¡Quién sabe si volverá y se ablandará! (Jl 2,11-14).

¡Promulgad un ayuno! (Jl 2,15).
Entre el vestíbulo y el altar lloren los sacerdotes, ministros de Yahveh, y digan: «¡Perdona, Yahveh, a tu pueblo, y no entregues tu heredad al oprobio a la irrisión de las naciones! ¿Por qué se ha de decir entre los pueblos: ¿Dónde está su Dios?»
Y Yahveh se llenó de celo por su tierra, y tuvo piedad de su pueblo.
Respondió Yahveh y dijo a su pueblo: «No os entregaré más al oprobio de las naciones». (Jl 2,17-19).

No temas, suelo, jubila y regocíjate, porque Yahveh hace grandezas (Jl 2,21).

¡Hijos de Sión, jubilad, alegraos en Yahveh vuestro Dios! (Jl 2,23).

Alabaréis el nombre de Yahveh vuestro Dios, que hizo con vosotros maravillas. (¡Mi pueblo no será confundido jamás!).
«Y sabréis que en medio de Israel estoy yo, ¡yo, Yahveh, vuestro Dios, y no hay otro! ¡Y mi pueblo no será confundido jamás!» (Jl 2,26-27).

 

«Porque he aquí que en aquellos días, en el tiempo aquel, cuando yo cambie la suerte de Judá y Jerusalén, congregaré a todas las naciones y las haré bajar al Valle de Josafat: allí entraré en juicio con ellas, acerca de mi pueblo y mi heredad, Israel. Porque lo dispersaron entre las naciones, y mi tierra se repartieron.
Y echaron suertes sobre mi pueblo, cambiaron el niño por la prostituta, y a la niña la vendieron por vino para beber.»

«Y vosotros también, ¿qué sois para mí, Tiro y Sidón, y distritos todos de Filistea? ¿Queréis exigir paga de mí? Mas, si queréis cobrar de mí, ¡bien pronto he de volver sobre vuestra cabeza vuestra paga! Vosotros que arrebatasteis mi plata y mi oro, que llevasteis a vuestros templos mis mejores alhajas, y a los hijos de Judá y Jerusalén los vendisteis a los hijos de Yaván, para alejarlos de su término.

He aquí que yo los voy a reclamar del lugar donde los vendisteis, y volveré sobre vuestra cabeza vuestra paga: venderé vuestros hijos y vuestras hijas en manos de los hijos de Judá, y ellos los venderán a los sabeos, a una nación lejana, ¡porque ha hablado Yahveh!»
Publicad esto entre las naciones: ¡Proclamad la guerra, incitad a los bravos! ¡Que avancen y suban todos los hombres de guerra!

Forjad espadas de vuestros azadones y lanzas de vuestras podaderas; y diga el débil: «¡Soy un bravo!»
¡Daos prisa, venid, naciones todas circundantes, y congregaos allá! (¡Haz bajar, Yahveh, a tus bravos!)
«¡Despiértense y suban las naciones al Valle de Josafat! Que allí me sentaré yo para juzgar a todas las naciones circundantes.
Meted la hoz, porque la mies está madura; venid, pisad, que el lagar está lleno, y las cavas rebosan, tan grande es su maldad.»

¡Multitudes y multitudes en el Valle de la Decisión! Porque está cerca el Día de Yahveh, en el Valle de la Decisión.
El sol y la luna se oscurecen, las estrellas retraen su fulgor.
Ruge Yahveh desde Sión, desde Jerusalén da su voz: ¡el cielo y la tierra se estremecen! Mas Yahveh será un refugio para su pueblo, una fortaleza para los hijos de Israel.
«Sabréis entonces que yo soy Yahveh vuestro Dios, que habito en Sión, mi monte santo. Santa será Jerusalén, y los extranjeros no pasarán más por ella».

Sucederá aquel día que los montes destilarán vino y las colinas fluirán leche; por todas las torrenteras de Judá fluirán las aguas; y una fuente manará de la Casa de Yahveh que regará el valle de las Acacias.
Egipto quedará hecho una desolación, Edom un desierto desolado, por su violencia contra los hijos de Judá, por haber derramado sangre inocente en su tierra.
Pero Judá será habitada para siempre, y Jerusalén de edad en edad.

«Yo vengaré su sangre, no la dejaré impune», y Yahveh morará en Sión.
(Jl 4,1-21).

 

 


15 de junio, san Amós, «yo no soy profeta ni hijo de profeta, yo soy vaquero y picador de sicómoros. Pero Yahveh me tomó de detrás del rebaño, y Yahveh me dijo: "Ve y profetiza a mi pueblo Israel"».

Profecía de Amós

¡Ay de los que ansían el Día de Yahveh! ¿Qué créeis que es ese Día de Yahveh? ¡Es tinieblas, que no luz!
Como cuando uno huye del león y se topa con un oso, o, al entrar en casa, apoya una mano en la pared y le muerde una culebra...
¿No es tinieblas el Día de Yahveh, y no luz, lóbrego y sin claridad?
Yo detesto, desprecio vuestras fiestas, no me gusta el olor de vuestras reuniones solemnes.
Si me ofrecéis holocaustos... no me complazco en vuestras oblaciones, ni miro a vuestros sacrificios de comunión de novillos cebados.
¡Aparta de mi lado la multitud de tus canciones, no quiero oír la salmodia de tus arpas!
¡Que fluya, sí, el juicio como agua y la justicia como arroyo perenne!
(Am 5,18-24)

Esto me dio a ver el Señor Yahveh: He aquí que él formaba langostas, cuando empieza a crecer el retoño, el retoño que sale después de la siega del rey.
Y cuando acababan de devorar la hierba de la tierra, yo dije: «¡Perdona, por favor, Señor Yahveh! ¿cómo va a resistir Jacob, que es tan pequeño?»
Y se arrepintió Yahveh de ello: «No será», dijo Yahveh.
Esto me dio a ver el Señor Yahveh: He aquí que el Señor Yahveh convocaba al juicio por el fuego: éste devoró el gran abismo, y devoró la campiña.
Y yo dije: «¡Señor Yahveh, cesa, por favor! ¿cómo va a resistir Jacob, que es tan pequeño?»
Y se arrepintió Yahveh de ello: «Tampoco esto será», dijo el Señor Yahveh.
Esto me dio a ver el Señor Yahveh: He aquí que el Señor estaba junto a una pared con una plomada en la mano.
Y me dijo Yahveh: «¿Qué ves, Amós?» Yo respondí: «Una plomada.» El Señor dijo: «¡He aquí que yo voy a poner plomada en medio de mi pueblo Israel, ni una más le volveré a pasar!
Serán devastados los altos de Isaac, asolados los santuarios de Israel, y yo me alzaré con espada contra la casa de Jeroboam.»
El sacerdote de Betel, Amasías, mandó a decir a Jeroboam, rey de Israel: «Amós conspira contra ti en medio de la casa de Israel; ya no puede la tierra soportar todas sus palabras.
Porque Amós anda diciendo: "A espada morirá Jeroboam, e Israel será deportado de su suelo."»
Y Amasías dijo a Amós: «Vete, vidente; huye a la tierra de Judá; come allí tu pan y profetiza allí.
Pero en Betel no has de seguir profetizando, porque es el santuario del rey y la Casa del reino.»
Respondió Amós y dijo a Amasías: «Yo no soy profeta ni hijo de profeta, yo soy vaquero y picador de sicómoros».
»Pero Yahveh me tomó de detrás del rebaño, y Yahveh me dijo: "Ve y profetiza a mi pueblo Israel".
»Y ahora escucha tú la palabra de Yahveh. Tú dices: "No profetices contra Israel, no vaticines contra la casa de Isaac".
»Por eso, así dice Yahveh: "Tu mujer se prostituirá en la ciudad, tus hijos y tus hijas caerán a espada, tu suelo será repartido a cordel, tú mismo en un suelo impuro morirás, e Israel será deportado de su suelo"».
(Am 7,1-17)

He aquí que vienen días - oráculo del Señor Yahveh - en que yo mandaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra de Yahveh.
Entonces vagarán de mar a mar, de norte a levante andarán errantes en busca de la Palabra de Yahveh, pero no la encontrarán.
Aquel día desfallecerán de sed las muchachas hermosas y los jóvenes.
(Am 8,11-13).

He aquí que los ojos del Señor Yahveh están sobre el reino pecador; voy a exterminarlo de la haz de la tierra, aunque no exterminaré del todo a la casa de Jacob - oráculo de Yahveh.
Pues he aquí que yo doy orden, y zarandearé a la casa de Israel entre todas las naciones, como se zarandea con la criba sin que ni un grano caiga en tierra.
A espada morirán todos los pecadores de mi pueblo, esos que dicen: «¡No se acercará, no nos alcanzará la desgracia!»
Aquel día levantaré la cabaña de David ruinosa, repararé sus brechas y restauraré sus ruinas; la reconstruiré como en los días de antaño,
para que posean lo que queda de Edom y de todas las naciones sobre las que se ha invocado mi nombre, oráculo de Yahveh, el que hace esto.
He aquí que vienen días - oráculo de Yahveh - en que el arador empalmará con el segador y el pisador de la uva con el sembrador; destilarán vino los montes y todas las colinas se derretirán.
Entonces haré volver a los deportados de mi pueblo Israel; reconstruirán las ciudades devastadas, y habitarán en ellas, plantarán viñas y beberán su vino, harán huertas y comerán sus frutos.
Yo los plantaré en su suelo y no serán arrancados nunca más del suelo que yo les di, dice Yahveh, tu Dios.
(Am 9,8-15).

6 de septiembre, san Zacarías, profeta


21 de septiembre, san Jonás, profeta, hijo de Amitay (2Re 14, 25), cuyo nombre lleva un libro del Antiguo Testamento, y su conocida expulsión del vientre del cetáceo es presentada en el propio Evangelio como signo de la Resurrección del Señor (Mt 12, 40).



El templo del cielo

Había cuatro vivientes... Día y noche cantan sin pausa:

«Santo, Santo, Santo es el Señor Dios, el todopoderoso; el que era y es y ha de venir» (Ap 4,8).

-------------

Vi al Señor sentado en un trono excelso y elevado, y sus haldas llenaban el templo. Unos serafines se mantenían erguidos por encima de él... Y se gritaban el uno al otro:

«Santo, santo, santo, Yahveh Sebaot: llena está toda la tierra de su gloria».

Se conmovieron los quicios y los dinteles a la voz de los que clamaban, y la Casa se llenó de humo... Voló hacia mí uno de los serafines con una brasa en la mano, que con las tenazas había tomado de sobre el altar, y tocó mi boca... (Is 6, 1-7).

-----------------------------

"Santo, Santo, Santo es el Señor, / Dios del universo. / Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria" (Liturgia de la Misa).

Santo, Santo, Santo es el Señor Dios, el todopoderoso (Salmo responsorial de la misa del 16.11.2016).

----------------------

Catequesis del papa san Juan Pablo II, 11.12.1985: https://w2.vatican.va/content/john-paul-ii/es/audiences/1985/documents/hf_jp-ii_aud_19851211.html

-----------------------------

“Si tan sólo llegáramos al cielo, qué cosa más dulce y sencilla que estar allí para siempre diciendo con los ángeles y los santos, Sanctus, sanctus, sanctus” (San Felipe Neri).

-----------------------------

Salió otro ángel del santuario... Otro ángel salió del santuario del cielo... (Ap 14,15; 14,17).

----------------------------

La gloria de Yahveh salió de sobre el umbral de la Casa y se posó sobre los querubines. Los querubines desplegaron sus alas y se elevaron del suelo ante mis ojos, al salir... Y se detuvieron a la entrada del pórtico oriental de la Casa de Yahveh; la gloria del Dios de Israel estaba encima de ellos. Era el ser que yo había visto debajo del Dios de Israel... y supe que eran querubines. (Ez 10,18-20)

--------------------------

Todos los Angeles que estaban en pie alrededor del trono de los Ancianos y de los cuatro Vivientes, se postraron delante del trono, rostro en tierra, y adoraron a Dios diciendo:

«Amén. Alabanza, gloria, sabiduría, acción de gracias, honor, poder y fuerza, a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén» (Ap 7,11-12).

Caí en éxtasis. Vi que un trono estaba erigido en el cielo, y Uno sentado en el trono.
El que estaba sentado era de aspecto semejante al jaspe y a la cornalina; y un arcoiris alrededor del trono, de aspecto semejante a la esmeralda.
Vi veinticuatro tronos alrededor del trono, y sentados en los tronos, a veinticuatro Ancianos con vestiduras blancas y coronas de oro sobre sus cabezas.
Del trono salen relámpagos y fragor y truenos; delante del trono arden siete antorchas de fuego, que son los siete Espíritus de Dios.
Delante del trono como un mar transparente semejante al cristal. En medio del trono, y en torno al trono, cuatro Vivientes llenos de ojos por delante y por detrás.
El primer Viviente, como un león; el segundo Viviente, como un novillo; el tercer Viviente tiene un rostro como de hombre; el cuarto viviente es como un águila en vuelo.
Los cuatro Vivientes tienen cada uno seis alas, están llenos de ojos todo alrededor y por dentro, y repiten sin descanso día y noche:

«Santo, Santo, Santo, Señor, Dios Todopoderoso, "Aquel que era, que es y que va a venir"».

Y cada vez que los Vivientes dan gloria, honor y acción de gracias al que está sentado en el trono y vive por los siglos de los siglos, los veinticuatro Ancianos se postran ante el que está sentado en el trono y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y arrojan sus coronas delante del trono diciendo:

«Eres digno, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria, el honor y el poder, porque tú has creado el universo; por tu voluntad, no existía y fue creado» (Ap 4,2-11).

Vi, de pie, en medio del trono y de los cuatro Vivientes y de los Ancianos, un Cordero, como degollado; tenía siete cuernos y siete ojos, que son los siete Espíritus de Dios, enviados a toda la tierra. Y se acercó y tomó el libro de la mano derecha del que está sentado en el trono.
Cuando lo tomó, los cuatro Vivientes y los veinticuatro Ancianos se postraron delante del Cordero. Tenía cada uno una cítara y copas de oro llenas de perfumes, que son las oraciones de los santos.
Y cantan un cántico nuevo diciendo:

«Eres digno de tomar el libro y abrir sus sellos porque fuiste degollado y compraste para Dios con tu sangre hombres de toda raza, lengua, pueblo y nación; y has hecho de ellos para nuestro Dios un Reino de Sacerdotes, y reinan sobre la tierra».

Y en la visión oí la voz de una multitud de Ángeles alrededor del trono, de los Vivientes y de los Ancianos. Su número era miríadas de miríadas y millares de millares,
y decían con fuerte voz:

«Digno es el Cordero degollado de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría, la fuerza, el honor, la gloria y la alabanza».

Y toda criatura, del cielo, de la tierra, de debajo de la tierra y del mar, y todo lo que hay en ellos, oí que respondían:

«Al que está sentado en el trono y al Cordero, alabanza, honor, gloria y potencia por los siglos de los siglos».

Y los cuatro Vivientes decían: «Amén»; y los Ancianos se postraron para adorar (Ap 5,6-14).

Miré y había una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, razas, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos. Y gritan con fuerte voz:

«La salvación es de nuestro Dios, que está sentado en el trono, y del Cordero».

Y todos los Ángeles que estaban en pie alrededor del trono de los Ancianos y de los cuatro Vivientes, se postraron delante del trono, rostro en tierra, y adoraron a Dios diciendo:

«Amén. Alabanza, gloria, sabiduría, acción de gracias, honor, poder y fuerza, a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén».

Uno de los Ancianos tomó la palabra y me dijo:

«Esos que están vestidos con vestiduras blancas ¿quiénes son y de dónde han venido?»

Yo le respondí:

«Señor mío, tú lo sabrás».

Me respondió:

«Esos son los que vienen de la gran tribulación; han lavado sus vestiduras y las han blanqueado con la sangre del Cordero. Por esto están delante del trono de Dios, dándole culto día y noche en su Santuario; y el que está sentado en el trono extenderá su tienda sobre ellos. Ya no tendrán hambre ni sed; ya nos les molestará el sol ni bochorno alguno. Porque el Cordero que está en medio del trono los apacentará y los guiará a los manantiales de las aguas de la vida. Y Dios enjugará toda lágrima de sus ojos» (Ap 7,9-17).

El Ángel que había visto yo de pie sobre el mar y la tierra, levantó al cielo su mano derecha y juró por el que vive por los siglos de los siglos, el que creó el cielo y cuanto hay en él, la tierra y cuanto hay en ella, el mar y cuanto hay en él:

«¡Ya no habrá dilación! sino que en los días en que se oiga la voz del séptimo Angel, cuando se ponga a tocar la trompeta, se habrá consumado el Misterio de Dios, según lo había anunciado como buena nueva a sus siervos los profetas» (Ap 10,5-7).

Tocó el séptimo Angel... Entonces sonaron en el cielo fuertes voces que decían:

«Ha llegado el reinado sobre el mundo de nuestro Señor y de su Cristo; y reinará por los siglos de los siglos».

Y los veinticuatro Ancianos que estaban sentados en sus tronos delante de Dios, se postraron rostro en tierra y adoraron a Dios diciendo:

«Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, "Aquel que es y que era" porque has asumido tu inmenso poder para establecer tu reinado. Las naciones se habían encolerizado; pero ha llegado tu cólera y el tiempo de que los muertos sean juzgados, el tiempo de dar la recompensa a tus siervos los profetas, a los santos y a los que temen tu nombre, pequeños y grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra». (Ap 11,15-18).

Luego vi en el cielo otra señal grande y maravillosa: siete Angeles, que llevaban siete plagas, las últimas, porque con ellas se consuma el furor de Dios.
Y vi también como un mar de cristal mezclado de fuego, y a los que habían triunfado de la Bestia y de su imagen y de la cifra de su nombre, de pie junto al mar de cristal, llevando las cítaras de Dios. Y cantan el cántico de Moisés, siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo:

«Grandes y maravillosas son tus obras, Señor, Dios Todopoderoso; justos y verdaderos tus caminos, ¡oh Rey de las naciones! ¿Quién no temerá, Señor, y no glorificará tu nombre? Porque sólo tú eres santo, y todas las naciones vendrán y se postrarán ante ti, porque han quedado de manifiesto tus justos designios».

Después de esto vi que se abría en el cielo el Santuario de la Tienda del Testimonio, y salieron del Santuario los siete Ángeles que llevaban las siete plagas, vestidos de lino puro, resplandeciente, ceñido el talle con cinturones de oro.
Luego, uno de los cuatro Vivientes entregó a los siete Ángeles siete copas de oro llenas del furor de Dios, que vive por los siglos de los siglos.
Y el Santuario se llenó del humo de la gloria de Dios y de su poder, y nadie podía entrar en el Santuario hasta que se consumaran las siete plagas de los siete Angeles. (Ap 15,1-8).

Después oí en el cielo como un gran ruido de muchedumbre inmensa que decía:

«¡Aleluya! La salvación y la gloria y el poder son de nuestro Dios, porque sus juicios son verdaderos y justos; porque ha juzgado a la Gran Ramera que corrompía la tierra con su prostitución, y ha vengado en ella la sangre de sus siervos».

Y por segunda vez dijeron:

«¡Aleluya! La humareda de la Ramera se eleva por los siglos de los siglos».

Entonces los veinticuatro Ancianos y los cuatro Vivientes se postraron y adoraron a Dios, que está sentado en el trono, diciendo:

«¡Amén! ¡Aleluya!»

Y salió una voz del trono, que decía:

«Alabad a nuestro Dios, todos sus siervos y los que le teméis, pequeños y grandes».

Y oí el ruido de muchedumbre inmensa y como el ruido de grandes aguas y como el fragor de fuertes truenos. Y decían:

«¡Aleluya! Porque ha establecido su reinado el Señor, nuestro Dios Todopoderoso. Alegrémonos y regocijémonos y démosle gloria, porque han llegado las bodas del Cordero, y su Esposa se ha engalanado y se le ha concedido vestirse de lino deslumbrante de blancura -el lino son las buenas acciones de los santos-».

Luego me dice:

«Escribe: "Dichosos los invitados al banquete de bodas del Cordero"».

Me dijo además:

«Estas son palabras verdaderas de Dios» (Ap 19,1-9).

-------------

El Cordero se acercó, y el que estaba sentado en el trono le dio el libro con la mano derecha. Cuando tomó el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron ante él; tenían cítaras y copas de oro llenas de perfume - son las oraciones de los santos -. Y entonaron un cántico nuevo: «Eres digno de tomar el libro y abrir sus sellos, porque fuiste degollado y con tu sangre compraste para Dios hombres de toda raza, lengua, pueblo y nación; y has hecho de ellos para nuestro Dios un reino de sacerdotes, y reinan sobre la tierra» (Ap 5,8-10).

-----------------------
Jesús a santa Margarita Mª Alacoque le suplicaba que le queramos:

Le refería el exceso de su amor a los hombres y que a cambio no recibía de ellos más que ingratitudes «lo que me es mucho más sensible --se lamentaba Jesús-- que todo lo que he sufrido en mi pasión: tanto que si me rindiesen algún retorno de amor, yo estimaría poco todo lo que he hecho por ellos, y querría, si ello se pudiera, hacer aún más; pero no tienen más que frialdades y rechazo hacia todos mis apremios».
(Bougaud: Histoire de la Bienheureuse Marguerite-Marie, pág. 243).

«Reinará por fin el divino Corazón, a pesar de los que a ello querrán oponerse. Satanás quedará confuso con todos sus partidarios. ¡Dichosos aquellos de quienes será servido para establecer su imperio! Paréceme que Él es semejante a un rey que no piensa en dar sus recompensas mientras va haciendo sus conquistas y triunfando de sus enemigos, pero sí cuando reine victorioso en su trono. El adorable Corazón de Jesús quiere establecer su reinado de amor en todos los corazones y destruir y arruinar el de Satanás». (Carta de Santa Margarita de 1690).

“Nada temas, Yo reinaré a pesar de Mis enemigos y de todos aquellos que quieran oponerse
(Santa Margarita Mª de Alacoque: Autobiografía, 92).

«Yo creo que se cumplirán aquellas palabras que hacía oír de continuo al oído del corazón de su indigna esclava, entre las dificultades y oposiciones que fueron grandes en los principios de esta devoción: “¡Reinaré, a pesar de mis enemigos y de todos aquellos que se opondrán a ello!"» (Carta de Santa Margarita de 1689 al Padre Croisset).

«Él me fortificaba con estas palabras, que oía yo en lo más íntimo de mi corazón con un regocijo inconcebible: “¡Reinaré, a pesar de mis enemigos y de todos los que a ello querrán oponerse!”» (Otra carta de Santa Margarita al Padre Croisset).

«Reinaré en España y con más veneración que en otras partes».
(Jesús al beato Bernardo de Hoyos en la acción de gracias de la misa del jueves, 14 de mayo de 1733, fiesta solemne de la Ascensión).

--------------------

Cristo constituyó a los Apóstoles y a sus sucesores «intérpretes auténticos de toda ley moral, es decir, no sólo de la ley evangélica, sino también de la natural»
(Beato Pablo VI, enc. Humanæ vitae 25-VII-1968, 4).

"La civilización del Amor es el Reino del Corazón de Cristo"

"Sobre las ruinas acumuladas por el odio y la violencia, podrá levantarse la civilización del Amor, el Reino del Corazón de Cristo"
(San Juan Pablo II, 5.10.1986. Carta al General de la Compañía de Jesús. Insegnamenti, vol. IX/2, 1986, p. 843)

"La civilización del Corazón de Cristo"

"Sobre las ruinas acumuladas por el odio y la violencia podrá edificarse la civilización del Corazón de Cristo"
(Benedicto XVI, 15.05.2006, Carta sobre el culto al Corazón de Jesús, repitiendo las palabras de Juan Pablo II de 5.10.1986, Insegnamenti, vol. IX/2, 1986, p. 843).

"La civilización del Amor punto de llegada de la historia humana"

"La civilización del amor debe ser el verdadero punto de llegada de la historia humana"
(San Juan Pablo II, 3.11.1991. Homilía en la Parroquia de San Romualdo de Roma. L'Oss. 21.11.91).

------------------------

Es rico el que no necesita todo lo que tiene (Elena Fortún, 26.09.1948)

Señor, perdónanos, que no sabemos lo que hacemos
Esta es la oración apropiada para nosotros. La de Jesús es: "Padre perdónales porque no saben lo que hacen".

La medalla de la Cruz de San Benito

La Iglesia del siglo XXI celebra la fiesta solemne de Cristo Rey

La Iglesia de la época del Concilio Vaticano II y del siglo XXI tiene como festividades con categoría de solemnidad tanto la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, como la fiesta de Cristo Rey. Esta última, además ha sido situada después de dicho Concilio en el último domingo del año litúrgico, porque cuando fue instituida en 1925 se situó en el último domingo de octubre. Es escandaloso que haya eclesiásticos que se nieguen a difundir el significado de ambas solemnidades.

LEER MÁS

------------------------------------------

El Reinado de Jesucristo consumado en cada alma y en el mundo por la acción misericordiosa de su Sagrado Corazón

La plena implantación del reinado de Jesucristo en el mundo

La segunda venida de Jesucristo tendrá como consecuencia, entre otras, el triunfo de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Y no al revés. No es a consecuencia de un triunfo debido a un proceso de crecimiento de la Iglesia como se producirá la consumación en la Tierra del Reinado Social de Jesucristo por su misericordia y la consiguiente época profetizada de paz y prosperidad en la Iglesia (CIC 677, 673, 672, 675, 674). Este Reinado ha de venir ciertamente. Y será consecuencia de la segunda venida de Jesucristo que producirá con su manifestación gloriosa la liquidación de la apostasía y el hundimiento del régimen anticristiano, que ahora ya domina y que aún llegará a imperar de forma total.

La segunda venida de Cristo, en gloria y poder, la Parusía, no será precedida, sino seguida por la conversión de Israel, porque será consecuencia suya. Aunque ya