Las marcas electorales de la ETA desde 1978
La negociación de Zapatero con la ETA de 2005 a 2007 y la siguiente

Interior dice en agosto de 2014 que en IBIL hay exmiembros de la ETA que apoyan volver al terrorismo y que discrepan de los dirigentes de Batasuna

Ibil (caminar) es una corriente etarra partidaria de seguir con la lucha armada tras la autodisolución de EKIN en octubre de 2011 y de Segi en junio de 2012

DN E.PRESS. MADRID 6/05/2014

Ibil (caminar) es una corriente favorable a seguir con la lucha armada encabezada por el excondenado etarra y exconcejal de Herri Batasuna en Ansoáin (Navarra) Fermín Sánchez Agurruza.

Para esta facción, la actual estrategia de la izquierda abertzale supone una humillación y consideran que lo que se ha hecho ha sido "ponerse de rodillas" ante el Estado. Además critican también que los actuales dirigentes de Sortu han dejado de lado las raíces marxistas-leninistas de la Batasuna original.

Este no es el único movimiento dentro de la izquierda abertzale que aboga por volver a la esencia ideológica del movimiento. Hay más colectivos que protestan, entre otras cosas, por la desaparición de la tradicional organización participativa y asamblearia que se ha perdido tras la creación de Sortu, un partido de estructura tradicional con estatutos, cuotas y afiliados.

El pasado 26 de abril, el histórico portavoz de Batasuna y actualmente en Sortu Pernando Barrena afirmó sobre una posible escisión en torno a Ibil que "en absoluto tiene nada que ver con la Izquierda Abertzale". "Tenemos por costumbre no hacer declaraciones políticas sobre informaciones policiales, pensamos que no es bueno, no lo hacemos nunca y hoy vamos a romper esa costumbre", ha afirmado Barrena a preguntas de los periodistas. El dirigente de Sortu ha añadido que Ibil, en todo caso, "sería algo fuera de la izquierda abertzale y en absoluto tiene nada que ver con la izquierda abertzale".

El jefe del movimiento 'Ibil', Fermín Sánchez Agurruza, está en paradero desconocido desde el 25 de febrero de 2014

Fermín Sánchez Agurruza, profesor en un colegio de Urdax (Navarra) y líder de un movimiento crítico en la izquierda abertzale llamado 'Ibil' que aboga por continuar con la lucha armada en contra de la línea oficial, no avisó a nadie de su desaparición, que ya está siendo investigada por el Gobierno de Navarra y las fuerzas de seguridad. Según informaron fuentes de la lucha antiterrorista, tan sólo dejó una nota de despedida a sus alumnos: una dedicatoria en un ejemplar de 'El Señor de los Anillos', escrita por él en euskera y en élfico, uno de los idiomas inventados por J.R.R. Tolkien para su novela.

Estas mismas fuentes precisaron que en esa nota manifestaba su deseo de volver a encontrarse con ellos. La última vez que asistió a su clase fue el 25 de febrero, fecha desde la que se encuentra en paradero desconocido. Por ello, el Gobierno navarro le ha abierto un expediente por falta grave debido a la ausencia de su puesto de trabajo sin justificar en el colegio público de Urdax durante más de un mes.

Sánchez Agurruza, exconcejal de Herri Batasuna en Ansoáin (Navarra) y quien cumplió una condena de diez años en Francia por pertenencia a la ETA hasta 2003, ni siquiera avisó a su mujer de la escapada que, a juicio de las fuerzas de seguridad, llevaba meses preparando. Su esposa llegó incluso a denunciar su desaparición a la Policía Foral. Residentes en la localidad de Berriozar (a unos 60 kilómetros de Urdax) la mujer temió que hubiese sufrido algún accidente. No obstante, su coche apareció y la familia procedió a retirar la denuncia de su desaparición.

Las fuerzas de seguridad que se encargan de la investigación tienen constancia de que este profesor mantuvo contacto con algún dirigente de Bildu durante su estancia en paradero desconocido. Antes ya había mantenido contactos con otros sectores dentro de la izquierda abertzale críticos con la actual estrategia de apuesta por las vías exclusivamente políticas. Especialmente Sánchez Agurruza mantenía contacto con ex integrantes de Segi y ahora en Ernai, que no están de acuerdo con la ausencia de las acciones violentas.

----------------------------------

El jefe de Ibil, Fermín Sánchez, acusa a Sortu de "liquidar la estrategia político-militar", denuncia "el rechazo de la 'violencia' y reconocer 'el daño' causado a las víctimas" y reivindica "los ideales de siempre"

DN E.PRESS. MADRID 10/05/2014

Fermín Sánchez Agurruza, líder de Ibil, la facción abertzale contraria al abandono de la violencia, cuenta con varios escritos en los que critica con dureza la actual estrategia de los herederos de Batasuna y reivindica "los ideales y objetivos de siempre" para culminar la "Revolución vasca". En sus textos este profesor de colegio en Urdax (Navarra) denuncia que la Izquierda Abertzale "dejó de creer" y ha "liquidado la estrategia revolucionaria política-militar": "se ha cumplido, como un niño bueno, con el desarme teórico-ideológico que exigían los Estados opresores capitalistas".

Estas reflexiones están escritas este mismo año y en ellas dice textualmente que "hace tiempo que la dirección política de la Izquierda Abertzale dejó de creer en la posibilidad de materializar la Revolución Vasca, y, por lo tanto, decidió integrarse en el actual Sistema Capitalista e Imperialista, a través de algunas negociaciones, en las mejores condiciones posibles".

El líder de Ibil sitúa este cambio en la Izquierda Abertzale tradicional durante el proceso de negociación entre la ETA y el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (2006-2007), "quizás antes en el caso de algunos militantes". Sin dar nombres concretos critica que "la praxis (contra)revolucionaria que llegó como consecuencia de esa decisión no liquidó tan sólo la estrategia revolucionaria política-militar, sino también la de las organizaciones que, de una manera u otra, trataban de mantener la línea revolucionaria dentro del MNLV, como EKIN, SEGI, Askatasuna..."

Tanto EKIN, los guardianes de la ortodoxia etarra en el entorno radical, como Segi, la cantera de la ETA en cuyas manos recaían los actos de 'kale borroka', anunciaron su autodisolución en octubre de 2011 y en junio de 2012, respectivamente. Ambas organizaciones habían sufrido numerosos golpes policiales.

"Y junto a eso, se ha cumplido, como un niño bueno, con el desarme teórico-ideológico que exigían los Estados opresores capitalistas: la condena y el rechazo de la 'violencia', el electoralismo e institucionalismo barato, reconocer 'el daño' causado a las víctimas, etc", lamenta. Él mismo en sus escritos aplica las comillas a conceptos como violencia o daño para referirse a los atentados de la ETA y sus consecuencias.

Reivindica "los ideales y objetivos de siempre"

A la hora de analizar las razones de este cambio, Sánchez Agurruza usa metáforas y expresiones como "virus informáticos de las dudas" o se refiere a cuando "la resignación se adueñan del interior". "Cuando perdemos la esperanza roja de la Revolución, empezamos a buscar soluciones 'posibilistas', a proponer estrategias 'eficaces', a realizar planteamientos "realistas", y poco a poco y casi sin darnos cuenta, nos acunamos dulcemente en el regazo de este maligno sistema opresor, abandonando los objetivos e ideales de siempre, como si fueran 'cosas del pasado'.

"Para reavivar la lucha por los cuatro objetivos históricos de la Revolución de la Euskal Herria Trabajadora, para volver a empezar a luchar con fuerza y ánimo por la Euskal Herria independiente, socialista y euskaldun, lo primero que hay que hacer es expulsar de nuestros cerebros, de una u otra manera y cueste lo que cueste, el pensamiento tóxico y contrarrevolucionario que nos han inyectado el Imperialismo y sus siervos. Si no lo hacemos, estamos perdidos", zanja.

En su particular análisis de lo que ha sido la evolución de la ETA y su entorno, Ibil establece una cronología que empieza con "El fracaso de la estrategia negociadora 1984-1989", sigue con "La caída del bloque socialista 1989-1992" y "Los límites del soberanismo (burgués) 1993-1997". A partir de ahí destaca lo que llama "errores del militarismo 1997-2003 y la ruptura táctico-estratégica 2004-2006".

"Golpe de estado en la izquierda abertzale"

A su juicio, entre los años 2007 y 2009, el mundo abertzale se preguntó si se encontraba en "¿una situación sin salida?". En ese momento el brazo político de la ETA se encontraba ilegalizado y tanto la banda como sus organizaciones satélites sufrían el acoso policial y judicial. Sánchez Agurruza denuncia que lo que sucedió a continuación entre los años 2009 y 2011 fue "un golpe de estado en la izquierda abertzale" y que desde entonces, entre 2011 y 2014, los actuales dirigentes abertzales se encuentran "vendiendo humo continuamente".

Esta cronología continúa con "la liquidación del MNLV por capítulos", "arrastrándose, sin estrategia revolucionaria", "la crisis del 'Basque Peace Process (proceso de paz vasco)'" y finaliza con optimismo apelando al "camino de la República Socialista Vasca".

A la hora de definirse ideológicamente, afirma situarse "en la línea de la crítica al pensamiento de Lenin (desde posturas enormemente respetuosas para él) que hizo la Oposición Obrera de A. Kollontai y A. Shiliapnikov, y las reflexiones de Korsch, Mattick, Pannekoek, Bloch, etc... En su última etapa, en pleno combate contra el Imperialismo, el CHE inició una crítica a Lenin y la NEP que me recuerda a las posiciones de la Oposición Obrera".

CONTACTOS CON OTRAS FACCIONES CRÍTICAS

Así se comunicaba el líder de Ibil con otro sector de la izquierda abertzale que también se ha mostrado crítico con el cambio de estrategia y con los que pedía tener un encuentro "para debatir de todo esto". "Creo que merece la pena verse y hacer un planteamiento de mínimos conjunto, más allá de mis posiciones personales, que son muy discutibles, pues mis pensamientos de referencia son la Teología de la Praxis de Liberación (Askagintzaren teologia) y el Materialismo Utopista".

El logotipo de Ibil (caminar) consiste en un lauburu negro sobre una estrella roja comunista y en él se puede leer las palabras Iraultzaileen Bilguneak Euskal Errepublika Sozialistaren Alde. (Juntas Revolucionarias. Por la Republica socialista vasca).

Con motivo del pasado Día del Trabajo, el 1 de mayo de 2014, escribió lo siguiente: "En este Día del Trabajador, no podemos olvidar a los militantes revolucionarios que se encuentran en las cárceles y en el exilio. Mientras mantengan a tan sólo uno de ellos bajo llave, la Clase Obrera Vasca no va a ser libre, y por eso reivindicamos la Amnistía Total, en el camino a la victoria de la República Socialista Vasca. Y recordamos especialmente a Anjel Figueroa y Xabier López Peña, asesinados por los que son nuestros mayores enemigos, los estados español y francés".

Aministía total

La reivindicación de aministía total es una figura ya superada por la izquierda abertzale y por los propios presos, que el pasado 28 de diciembre de 2013 emitieron un comunicado en el que afirmaban su voluntad de acogerse a los beneficios penitenciarios que recoge la Ley y que desde marzo de 2014 están rellenando escritos en ese sentido.

Sánchez Agurruza, ex concejal de HB y ex militante de la ETA (por lo que cumplió condena en Francia), ahora tenía un puesto como profesor de un colegio de Urdax (Navarra). No obstante, lleva sin acudir a clase desde el martes 25 de febrero de 2014, una ausencia sin justificar que le ha costado la apertura de un expediente por falta grave por parte del Gobierno de Navarra.

Su propia mujer denunció su desaparición, pero la retiró al aparecer su coche. Tan sólo se despidió de sus alumnos por medio de una nota en un ejemplar de 'El Señor de los Anillos' escrita en euskera y en élfico (idioma inventado por J.R.R. Tolkien para su novela).

Fuentes de la lucha antiterrorista consideran que esta persona no supone por el momento un riesgo potencial para la seguridad ni creen que pueda dar el paso de encabezar una escisión en el mundo de la ETA para retomar las armas, al menos a corto plazo. Asimismo, los expertos en la lucha antiterrorista ponen en duda sus facultades mentales.