........Las fuentes 2020....Los 35 términos...Los 25 términos 2020....Programa Hª de España Selectividad en Navarra 2021..Todos los temas Hª 2021..Selectividad en Navarra 2021.....Hª de España 2º Bchto.....INDEX

18. Creación del estado liberal durante el reinado de Isabel II: transformaciones políticas

 

 

Tema 6. La conflictiva construcción del Estado liberal (1833-1874)

18.1. Etapas del reinado de Isabel II (1833-1868)

La Regencia de la Reina Gobernadora M.ª Cristina de Borbón (1833-1840)

La Regencia de Espartero (1840-43)

La Década Moderada (1844-1854): se suceden 13 gobiernos del partido moderado. El general Narváez es el hombre fuerte de la situación.

La Revolución de 1854 y el Bienio Progresista (1854-1856)

El Bienio Moderado (1856-1858): Isabel II, descontenta por haberse visto obligada a firmar la desamortización que la hacía incurrir en la excomunión por la Iglesia, prescinde de los progresistas en cuanto puede y llama a Narváez para que ponga orden, restaure lo alterado en el sistema constitucional y restablezca el Concordato.
Pero de forma transitoria, para dar el poder, como recambio de los moderados, a O'Donnell al frente de su "nueva" formación, llamada desde 1856 la Unión Liberal, formada por antiguos moderados y progresistas afines entre sí y con el caudillaje de este general.
En 1857, se crea el Banco de España.

El Gobierno de O'Donnell y de la Unión Liberal continuamente de 1858 a 1863 y en 1865-66 en alternancia con los moderados, (en el poder estos en 1863-1865)
Desarrollismo en la política interior e intervencionismo en la política exterior, a imitación y a remolque de la Francia del II Imperio de Napoleón III, que en esta época llega a la industrialización, cosa que en España queda en un intento frustrado.

De 1866 a 1868, gobiernan ya sólo los viejos moderados.

Cada partido liberal, el moderado, el progresista y la Unión Liberal, cuando estaba en el poder, lo monopolizaba mediante el fraude electoral y con la fuerza de sus caudillos militares; y, cuando estaba en la oposición, conspiraba, organizando golpes de estado militares con el sistema del pronunciamiento militar en torno al consabido manifiesto.
Desde 1849, existía el pequeño Partido Demócrata que propugnaba el sufragio universal. En este partido aparece ya una fracción de republicanos, subdivididos a su vez en unitarios y federales, que se consideran los más revolucionarios. Otra fracción es la de los "cimbrios", que decían estar dispuestos a estar en el gobierno con monarquía o con república.
Isabel II era totalmente proclive a los moderados, como antes la Reina Gobernadora, María Cristina de Borbón, ahora reina madre. Los caudillos de los demás partidos llegan a la conclusión del destronamiento para derribar a los moderados. El Pacto es en Ostende (Bélgica), porque muchos de esos caudillos estaban en el exilio a raíz del fracaso de sus intentonas golpistas anteriores.

El Pacto de Ostende (1866) y el destronamiento de Isabel II en la revolución de 1868.

El Pacto de Ostende de 1866 es entre los progresistas, los demócratas y, al año siguiente, tras la muerte de O'Donnell, los unionistas. Y establece como objetivos:

La crisis financiera de 1864-1868, causada por la euforia especulativa del desarrollismo de O'Donnell y por el afán de enriquecerse de las nuevas hornadas de liberales llegados al poder con la revolución de 1854, se agrava extraordinariamente con la crisis de subsistencias de 1868-1871 producida por las malas cosechas de 1867-68.
El hambre subsiguiente se extiende en las clases populares, ya masivamente empobrecidas y despojadas por las desamortizaciones promovidas en beneficio propio por esos liberales. Ya era factible la utilización de los exasperados por la miseria, con las habituales promesas liberales de convertir al Pueblo en Soberano. Ahora se añadirán las promesas de los militares golpistas de 1868 de acabar con el servicio militar ("abajo las quintas") y de suprimir el odioso impuesto que gravaba los productos del campo a la entrada de las ciudades ("abajo los consumos").

La revolución de 1868, "la Gloriosa", según sus artífices. Es una nueva revolución liberal basada en el golpismo militar.

A enorme diferencia del centenario de Isabel la Católica, fallecida en 1504, el centenario de Isabel II, fallecida en 1904, no fue conmemorado en 2004.
Proclamada reina en 1833 en cumplimiento de la decisión más absolutista de Fernando VII, Isabel II fue utilizada por los liberales para desplazar a Carlos V de Borbón y hacerse ellos con el poder. El pacto entre el trono y la revolución la asentó sobre las incómodas bayonetas que impusieron el liberalismo en España. Destronada en 1868, cuando era ya un indecoroso estorbo para los que antes la habían utilizado, el pueblo vio su partida "con indiferencia y sin lástima".

----------------------

Los partidos políticos en el reinado de Isabel II

Antecedentes

En la Guerra de la Independencia (1808-1814). Los realistas son los de ideas tradicionales: católicas, patrióticas y monárquicas

Consecuencias de la Gª de la Independencia (1808-1814):

En el reinado de Fernando VII (1813-1833)

Absolutismo (1814-1820).
En el plano de la historia universal es la época de la
Restauración del Antiguo Régimen, que no es de ideas tradicionales como los realistas,
sino que es la vuelta a la Ilustración de los monarcas absolutos, reforzada con sus pactos para mantener a raya los estallidos revolucionarios con el intervencionismo militar.
Esto es el sistema Metternich, que es la instrumentalización política de la Santa Alianza. Porque la revolución, después de Waterloo, no ha sido eliminada, ni los liberales tampoco. (En Hispanoamérica prosiguen su revolución. En los EUA (USA) están en el poder. Y en Inglaterra impera el parlamentarismo desde 1689).

Fernando VII firma en 1817 secretamente su adhesión a la Santa Alianza, que era una declaración en pro de la paz de los monarcas de la Restauración , basada en una fraternidad pseudocristiana al margen de la Iglesia , y que fue instrumentalizada por el canciller de Austria Metternich como un sistema de intervención, con tropas aportadas por los monarcas aliados, para cortar cualquier estallido revolucionario, sin esperar a que se propagase dando origen a guerras, como las que acababan de superar en Waterloo.

En el Trienio Constitucional o Liberal (1820-1823) se porduce la subdivisión de los liberales en exaltados y doceañistas (moderados); porque los exaltados no le dejan ejercer al rey el poder ejecutivo, que le encomienda la Constitución de Cádiz impuesta en el trienio, sino que pretenden controlar desde el parlamento (las Cortes) el nombramiento de los ministros del gobierno, superponiendo el parlamentarismo a la división de poderes, que es anulada así desde esta segunda fase decimonónica del liberalismo.

Los realistas se sublevan y se lanzan a la guerra de guerrillas.

La sublevación de los realistas cristaliza en 1822, dando lugar a una guerra civil, precedente de las guerras carlistas.

Los realistas son de ideas tradicionales:
Las ideas tradicionales parten de que la libertad y de la justicia sólo se pueden conseguir si se basan en la religión, en la Iglesia Católica; mientras que los liberales, aunque son católicos, lo basan todo en el poder del Parlamento en nombre del Pueblo Soberano, de la Nación, como poder supremo.
Los realistas defienden los fueros frente al centralismo de los liberales, que han reducido a Navarra de reino a provincia.
Los liberales les llaman absolutistas, pero los liberales suprimen las Cortes de Navarra y todos sus fueros. También los de las Vascongadas.
Mientras que los realistas proclaman la defensa de los fueros de Navarra, de Vascongadas e incluso los de Cataluña, suprimidos desde los decretos de Nueva Planta del XVIII.

Durante la Ominosa Década (1823-1833), va cristalizando el partido moderado: los liberales moderados son los antiguos doceañistas reforzados con antiguos ilustrados y con antiguos afrancesados que van siendo repescados y rehabilitados en gran parte por el gobierno absolutista de Fernando VII.

También el futuro partido progresista va cuajando a base de los exaltados del interior y sobre todo del exilio, cuyo jefe es Espoz y Mina desde Inglaterra, masones y hombres de negocios, futuros desamortizadores

Así, en la época de Isabel II (1833-1868):

Carlistas

Moderados y progresistas.

La Constitución de 1837 es la constitución del Partido Progresista, aunque es aprobada con el consenso de los moderados.

Los Ayacuchos. Espartero al final de su Regencia (1840-43) sólo se apoya en este sector y no en el resto del partido progresista.

La Constitución de 1845 es la del Partido Moderado:

Desde la gran revolución internacional de 1848, los moderados se van transformando en conservadores. Mantienen las ideas liberales, pero están a la defensiva frente a las consecuencias violentas o radicales contra ellos. Su objetivo es disfrutar de lo conseguido con la revolución: el poder y la riqueza. Consolidar la revolución. Institucionalizarla. Los conservadores son "conservadores de la revolución". Balmes les denomina "conservaduros".

El general Leopoldo O'Donnell toma el poder en 1854 al frente de una fusión de antiguos moderados y antiguos progresistas: la Unión Liberal, se llamará desde 1856.

Desde 1849, existía el pequeño Partido Demócrata que propugnaba el sufragio universal. Pero el sufragio universal, que había figurado en la Constitución de Cádiz, no se reimplanta, porque los liberales argumentaban que "su puesta en práctica daría el poder a los carlistas". Pacheco -uno de los jefes liberales- calculaba en la época de la revolución de 1854 que "si pudieran votar todos los españoles, el carlismo obtendría el 50 % de los sufragios, los demócratas y republicanos un 25 %, y otro tanto 'los verdaderos liberales', esto es los progresistas y los puritanos -o'donnellistas-, ya que con los moderados puros no se podía contar" (José Luis Comellas, Isabel II, 4ª ed 2004, págs. 223-4, y V. G. Kiernan, La revolución de 1854, pág. 117).

En el pequeño Partido Demócrata aparece ya una fracción de republicanos, subdivididos a su vez en unitarios y federales, que se consideran los más revolucionarios. Otra fracción es la de los "cimbrios", que decían estar dispuestos a estar en el gobierno con monarquía o con república.

En 1855, la huelga general en Barcelona significa la ruptura con el Partido Progresista de los sectores populares que han apoyado la revolución de 1854 y que han comprobado una vez más que su situación económica y social es desatendida y empeora. Entonces será el Partido Demócrata y dentro de él los republicanos los que explotarán ese malestar que no deja de crecer.

 

-----------------------------------------------------

........Las fuentes 2020....Los 35 términos...Los 25 términos 2020....Programa Hª de España Selectividad en Navarra 2021..Todos los temas Hª 2021..Selectividad en Navarra 2021.....Hª de España 2º Bchto.....INDEX

.............CINCUENTA PREGUNTAS......25 PREGUNTAS.........25 respuestas resumidas....EL COMENTARIO DE TEXTOS HISTÓRICOS ......Textos en su contexto histórico.....GRÁFICAS Y TABLAS

......Programa reducido Hª Selectividad Navarra 2020.......Todos los temas 2020 Hª....Programa de Historia de España Selectividad en Navarra 2020...Temario antiguo. ..Temario 2017....La Prueba Final 2017...

Historia Universal Contemporánea para Bachillerato... Historia para Bachillerato.
...Navarra desde 1975.......HISTORIA DE NAVARRA....HISTORIA DE ESPAÑA...HISTORIA UNIVERSAL....Artículos...Textos..

... ...Aprovechan el Covid 19 para explicar la crisis constatada en 2019........Aprovechan el coronavirus en 2020.....La crisis iniciada en 2007...Política y ética...Normas objetivas de moralidad.....Lo que aporta la Iglesia....
....El prusés...Las marcas electorales de la ETA ...Las 194 personas asesinadas el 11 M.. ASESINADOS POR LA ETA ...Elecciones en la pseudodemocracia que impera en España..